La Iglesia al asalto de la Educación


Denuncias

LA IGLESIA AL ASALTO DE LA EDUCACIÓN

LA IGLESIA Católica está dando nuevos pasos para apoderarse d e 1 control ideológico de las Universidades chilenas. Una maniobra de orfebrería política, realizada en combinación con el Gobierno democristiano, fue controlada a tiempo por el Rector de la "U", Eugenio González Rojas, al negarse éste a aceptar que una comisión planificadora de la enseñanza superior funcionara adscrita al Consejo de Rectores. En el Consejo tienen mayo, ria las Universidades privadas, entre ellas las de tipo confesional que han crecido en forma abultada en los últimos años. El Rector Eugenio González, respaldado por el Consejo de la "U", suscribió una carta reclamando para el Estado, y en consecuencia para su Universidad, la orientación y conducción de la enseñanza superior. La carta pública del Rector de la "U" causó escozor en el Gobierno y particularmente en la alta Jerarquía de la Iglesia. Ambos, el Gobierno y la Iglesia, están empeñados conjuntamente en controlar ideológicamente la educación. Uno de esos pasos se dio con el decreto que estableció clases de religión en los cursos inferiores de la enseñanza primarla fiscal.

Entretanto, en Concepción ha provocado revuelo público el conocimiento de un documento que se mantenía en secreto desde abril de 1965. Fundada en 1919, la Universidad de Concepción es un bocado apetitoso para la Iglesia. Según ese documento, la Universidad penquista "ha tenido, desde su fundación, tres rectores, todos ellos arreligiosos, los dos últimos con alto grado en la masonería y el último con francas ideas de avanzada izquierdista".

AL ASALTO DE LA "U"

Esta situación en el plano directivo docente de la "U" de Concepción, y la tendencia francamente izquierdista del alumnado, preocupa en alto grado a la Iglesia. Por eso, un grupo de "laicos Interiorizados" (así se presentan), elaboran un documento proponiendo a la jerarquía un plan completo de penetración católica en la "U" penquista. Programas similares se están aplicando en otras Universidades, incluyendo al principal plantel educacional del país, la Universidad de Chile.

El documento fue logrado por dirigentes de los estudiantes penquistas que lo mimeografiaron e hicieron circular profusamente. Su divulgación causó escándalo político en Concepción.

 Tomando el toro por las astas, en vista de lo irremediable de la situación, el diario democristiano "El Sur" lo publicó íntegro en su edición del 13 de octubre. Tres días después dio a conocer una entrevista al párroco de la "U", Pedro Azocar Chávez, (de la Orden de los Sagrados Corazones).

El P. Azocar admitió que él participó en la redacción del documento junto con "un grupo de profesionales católicos de diversas posiciones políticas". Señaló que en los aspectos teológicos, el documento contó con la asesoría de un sacerdote de Santiago. Modestamente dijo que él sólo fue un "buzón" para recibir sugerencias de los redactores. El informe se dirigió "a personalidades de la Iglesia y a personas vinculadas con la labor universitaria". Agregó el Padre Azocar (asesor de la Acción Católica desde 1941) que el informe surtió efectos. "Se les puso remedio (a los problemas) y los planes de acción, o se están cambiando, o están en pleno desarrollo". Entre lo que ya se ha hecho, figura la "Parroquia Universitaria" que se inauguró el le de abril del año pasado junto con la aparición del documento.

El P. Azocar reconoció que el plan concreto de la Iglesia es penetrar en las Universidades. "Nadie se puede extrañar —dijo— que una ideología tenga interés en penetrar en una universidad". Y señaló que "no es misterio que la Universidad ha estado dominada por la masonería y que en los últimos años la influencia masónica ha sido reemplazada por la influencia marxista". "No puedo aceptar —dijo Azocar— el monopolio que el pensamiento marxista está consiguiendo en la Universidad".

EL PLAN

El informe secreto en referencia comienza por constatar que América Latina "vive un momento crucial en su trayectoria ideológica; Chile no se escapa a este dilema". Agrega que la Iglesia en Concepción tiene dos "problemas": el universitario y el obrero. Dispone para su tarea de captación de 66 sacerdotes seculares y 60 regulares (el año pasado). Agrega enseguida que la "U" de Concepción, con 4.500 alumnos, tiene gran influencia en el centro y sur del país. El 50 por ciento del alumnado, según encuesta, se declara arreligioso, o sea, indiferente o ateo. El otro cincuenta se reparte en 12 ramas cristianas: católicos, adventistas, bautistas, etc. Señala a continuación que la "U" es la "representación más fidedigna de los grandes movimientos ideológicos que se obran en nuestro pueblo".

Establecida esta premisa, que coloca en su justo plano la importancia que la Iglesia atribuye a la "U", el documento plantea la "cristianización de la Universidad". Indica que debe hacerse "apostolado ambiental y por lo tanto, según las "reglas del arte". Más adelante especifica que "la punta de lanza de la penetración debe ser la orientación ideológica y la consagración de la profesión científica". Para realizar el trábalo, el documento plantea una labor en equipo del clero y de los laicos católicos. A estos últimos los define cómo "laicos militantes de otras regiones, importados aquí por su competencia en la docencia o en la profesión; y la de algunos sacerdotes especializados en la función pastoral universitaria y contratados ad-hoc aunque sea momentáneamente para que trabajen a full-time".

Como puede verse, la Iglesia programa fría v objetivamente su trabajo de penetración ideológica. A fin de estructurar su acción en la "U" penquista. describe ese centro de estudios. Señala eme uno de sus ingresos regulares es la Lotería y que posee un barrio universitario de 286 hectáreas. Consta que "suenan como futuros rectores, connotados profesores, pero todos ¡irreligiosos, masones y algunos cédula (sic) del Partido Comunista". Asegura que la "U" fue fundada por masones, "hoy es dirigida por la masonería y es usufructuada por la alianza comunista-masónica". Indica que el 25 por ciento de la masonería chilena está en Concepción y que son de "gran agresividad" y de "buena calidad intelectual". Pero agrega que el comunismo es la ideología "que está mejor organizada y estructurada. Se agrupa en los siguientes movimientos: Espartaco - Trotsklstas, Mov. Castrista, Vanguardia Revolucionaria Marxista, etc. Posee elementos bien preparados que mueven grandes masas de opinión pública. Agitadores universitarios profesionales". Describe a continuación la actividad de los marxistas en la Universidad señalando que "siguen las tácticas del comunismo internacional, especialmente del grupo Pekín".

ÓRGANOS DE PENETRACIÓN

En seguida el documento detalla los organismos con que cuenta la Iglesia para su penetración en la "U" de Concepción: el Instituto de Educación Familiar (40 alumnas, aporte de la UC de Santiago), Fundación de Cultura de Concepción (círculos de estudios para profesionales), Escuela Normal Femenina (52 alumnas de las monjas de la Inmaculada Concepción), Academia Médica San Lucas (para médicos católicos en "función pastoral"), Instituto de Humanismo Cristiano (acción apostólica indirecta a través . de la Unión Social de Empresarios Cristianos, Comunidad Secular de los SS. CC., Movimiento Familiar Cristiano y Movimiento Apostólico de Schaenstatt).

Para el año pasado, según indica el documento, "la influencia de la Iglesia en la Universidad de Concepción" era "prácticamente nula". Pero eso se ha corregido como declaró el P. Azocar al diario "El Sur". Al parecer se ha logrado en alguna medida lo que proponía el documento secreto: "promover un cambio ideológico que sea capaz de reestructurar el sistema de vida universitaria".

LOS YANQUIS

Examina luego las reformas en marcha en la "U" penquista. Señala que una comisión elaboró un programa de creación de institutos humanísticos con asesoría técnica de la Universidad de Minnesota, y 782.000 dólares de la fundación Ford. Examina meticulosamente los ingresos de la Universidad señalando que la Facultad de Ingeniería ha recibido 850.000 dólares de la ONU, la Fundación Ford donó 500 mil dólares, la Rockefeller aportó 85.000, la Cruz Roja Norteamericana 125.000. Además la "U" tiene convenios permanentes con las fundaciones Ford Rockefeller, Kellog, CARE e Iberoamericana de Hamburgo.

Revisa enseguida la composición de la dirección docente, señalando que hay mayoría de masones. "El profesorado —agrega— está en su gran mayoría fuera de la órbita de la Iglesia". Se refiere, también, a la Federación de Estudiantes, indicando que en 1965 la directiva fue "ganada por corto margen" por la DC. Respecto al personal auxiliar y técnico: "vive en población vecinal "Andalién", carece de iglesia y de asistencia religiosa. Sus directivas están infiltradas de marxistas". Revisa la actividad del Departamento de Extensión Cultural de "tendencias marcadamente marxistas". Respecto al Teatro Universitario observa: "Lamentablemente, casi todos sus integrantes eran células comunistas. Últimamente habían presentado obras con carácter marcadamente tendencioso: "Canción Rota". Trataba del problema agrícola con enfoque marxista". De la prestigiosa revista "Atenea" dice que en sus páginas "se ve una falta absoluta de temas cristianos".

Para conseguir el propósito de conquistar la "U" de Concepción, el documento propone a la Jerarquía promover un "estudio socio-celestial" (sic) para tener datos precisos del ambiente; incrementar las instituciones cristianas y aumentar la asesoría de eclesiásticos ("necesitamos clero dedicado enteramente a las labores universitarias, contratado full-time, de acuerdo al concepto moderno de pastoralización"), abrir residencias universitarias católicas, constituir "núcleos de acción y orientación", que las universidades católicas creen cursos de extensión en Concepción, etc. Todo está encaminado, dice el documento, "a la construcción del hombre ideal, el segundo Adán, Cristo Jesús resucitado, Señor del Cosmos y adorador del Padre en el Espíritu".


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02