CHILE DESCLASIFICADO


CHILE DESCLASIFICADO

(Vol. I)

Ernesto Carmona Editor

Septiembre, 1999

Los facsímiles de estos documentos públicos fueron obtenidos en Referencias Bibliográficas de la Biblioteca Nacional y en el website del Archivo de Seguridad Nacional.

Las notas explicativas que anteceden la versión en castellano de cada documento fueron escritas por Ernesto Carmona.

Portada:
Peli

Traducción
Valentina Montiel, Carmen Herrera y Ernesto Carmona.

Revisión de los textos
Doris Jiménez

Impresión
J&C Productores Gráficos Ltda.
Michelson 511, teléfono 553 93 53
Santiago, Chile

Permitida la reproducción citando la fuente.

Ernesto Carmona Editor
Manuel de Salas 29, Plaza Ñuñoa, Santiago, Chile
carmonau@entelchile.net


Contenido


Prólogo

A veinticinco años del violento golpe de estado que cambio el curso de la historia de Chile y sus habitantes, resulta interesante dar una mirada en profundidad a los archivos desclasificados de los Servicios de Inteligencia de los Estados Unidos, aunque tengan parte de la información borrada y jamás sepamos los nombres de quienes espiaron, sus informantes y colaboradores.

Este libro, "Chile Desclasificado", nos introduce en el laberinto de parte de los secretos de Estado del país más poderoso de la tierra en relación con Chile. No sólo traduce los informes, cables y conversaciones que se consignan en los documentos delicadamente seleccionados, sino que los acompaña de amenos comentarios que contextualizan y enriquecen la lectura, permitiendo entender parte de nuestro pasado reciente.

El primer impacto para el lector es el informe de la CIA distribuido el 10 de septiembre de 1973 donde informa que el día 11 se iniciará el "golpe de estado" y hace una descripción de quienes participarán incluyendo que será la radio Agricultura la que emitirá el comunicado a las 7 A.M. Sin duda este informe es clave porque cambia por completo la historia construida por la derecha política y las fuerzas militares, quienes se han justificado frente a la historia diciendo que lo ocurrido el 11 de septiembre fue un "pronunciamiento militar".

La importancia de estos documentos no radica tanto en su novedad como en el hecho que los defensores de la dictadura no pueden desmentirlos o desconocerlos. Son documentos escritos por funcionarios del gobierno de los EE.UU., de su Embajada en Chile, de su Departamento de Estado, de su Departamento de Defensa, de su CIA, de su FBI, de su Consejo de Seguridad Nacional. Es decir, son documentos escritos por quienes financiaron el asesinato de Schneider, conspiraron contra el gobierno de Allende, financiaron a las organizaciones sociales y políticas de derecha, proveyeron fondos generosos para "El Mercurio" y otros medios periodísticos golpistas, financiaron profesionales de la prensa, planificaron el golpe militar, entrenaron a las fuerzas armadas para torturar, asesinar y desaparecer ciudadanos.

En esa medida puede que, con la excepción de hechos muy puntuales que sólo interesan a los especialistas, no se consigne en estos documentos grandes novedades. Ya antes del golpe se supo de las andanzas de la CIA y la ITT para impedir la asunción al gobierno de Salvador Allende; ya desde fines de los setenta comenzaron a aparecer cadáveres y se comenzó a saber parte de la verdad tan cuidadosamente oculta por la historia oficial (Lonquén).

Pero esta verdad que se develaba tan dificultosamente era desacreditada por la dictadura militar y cuestionada por los timoratos y cómplices que querían posar de "objetivos". No podía ser verdad lo que pregonaban los excluidos, los torturados, el sector progresista de la Iglesia. Seguramente era una maniobra internacional, una vil mentira. Los desaparecidos andaban por el mundo, fugados de sus casas y con otras mujeres; los torturados mentían; los muertos habrían hecho algo que les mereciera su suerte.

Con el término de la dictadura y el informe de la Comisión Rettig, la verdad siguió recuperándose, pero tampoco fue reconocida por la ultraderecha (esa que sé autodenomina centro derecha), las fuerzas armadas y la policía.

El informe Rettig fue cuestionado aunque en él participó, sin vergüenza ni remordimiento, un connotado personero de la dictadura: "don" Gonzalo Vial. El mismo que escribió el "Libro Blanco del cambio de gobierno en Chile", el que ayudó a perfilar la historia oficial, el que sigue mes a mes contando la historia a su manera.

Frente a la indesmentible verdad establecida en el Informe Rettig, los defensores de la dictadura dieron con otros argumentos. Se sacan las cosas del contexto -decían- pues no se juzga la acción de la izquierda que hizo necesario el golpe de Estado. Tal vez es cierto parte de lo que el Informe dice, pero se trata de lamentables excesos individuales que no empañan la labor del gobierno de Pinochet. Tal vez en parte se diga allí la verdad -añadían-, pero se hace por motivos políticos de la Concertación para conformar a sus sectores más duros.

Ningún argumento de este tipo, sin embargo, es válido cuando lo que se devela son los informes de los agentes yanquis que estuvieron organizando el golpe de estado y ayudando a la dictadura y a sus órganos del terror, como lo vemos en este libro. ¿Cuál ha sido la reacción de la derecha?, ayudada esta vez por las debilidades del Gobierno. Decir que estos documentos no dicen nada nuevo, que no hay que hacer tanto escándalo por cosas que todos conocían, que hay alguna oscura intencionalidad política en dar publicidad a algo tan conocido.

Pero al cerrar el círculo se abre la espiral. Lo que estos documentos dicen es verdad ya conocida, antes negada y vilipendiada. Sobre esta verdad conocida, ahora re conocida, aunque sea de la menor importancia, será posible seguir construyendo la verdad histórica, esa que duele precisamente porque pone de relieve la mentira y el engaño.

Nancy Guzmán


Nota del Editor

Estos documentos secretos ofrecen las claves para entender lo ocurrido en la historia política chilena de los últimos 30 años, incluido el presente. Apenas una veintena de memorándums, telexs, resúmenes y otros formatos secretos desclasificados por el gobierno de EE.UU. revelan cómo el presidente del país más poderoso de la tierra, Richard Nixon, se propuso impedir el acceso al poder, o derrocar una vez instalado en el cargo, al presidente de un remoto país, en el otro extremo del planeta: Salvador Allende en el Chile de 1970.

Con un presupuesto inicial de 10 millones de dólares de los contribuyentes norteamericanos, Estados Unidos comenzó a corromper la cúpula militar chilena, a las dirigencias de las derechas política y económica, a diarios encabezados por El Mercurio, a un sector del periodismo y, en general, a todos los interesados en impedir que el presidente electo Salvador Allende llegara a la presidencia en 1970 o en derrocarlo, si llegaba a acceder a La Moneda.

El proyecto de golpe de 1970 fracasó. En el camino quedó el asesinato del general René Schneider, comandante en jefe del Ejército, crimen considerado indispensable para iniciar la subversión desde la cúpula del Ejército. La semilla golpista quedó sembrada para 1973. Faltaba sacar de la escena a su sucesor, el general Carlos Prats, objetivo logrado el 9 de agosto de 1973. Y hubo golpe a los 32 días, el 11 de septiembre.

Los documentos revelan que Augusto Pinochet visitaba frecuentemente la Zona del Canal Panamá, centro continental del Pentágono para los lavados de cerebro de oficiales latinoamericanos en la llamada Doctrina de Seguridad Nacional y sede de los «Cursos de Contrainsurgencia» que entronizaron la tortura en América Latina.

La desclasificación parcial de documentos secretos norteamericanos relacionados con Chile es una gota en el océano. Todavía no se desclasifican masivamente los documentos directamente vinculados al golpe militar de 1973. Además, grandes porciones de los papeles están borradas o tachadas para impedir su lectura. Así, la desclasificación tan publicitada por EE.UU. parece una burla. Apenas muestra la punta del glaciar.

Muchos años antes de la desclasificación masiva de 5.800 documentos (más de 20.000 páginas) efectuada por EE.UU. en junio de 1999 (Proyecto Chile del Departamento de Estado), hubo documentos liberados para la investigación de la Comisión Church del Senado norteamericano, en la década de los '70, y posteriormente se desclasificaron otros, a solicitud de numerosos investigadores y ciudadanos privados que impetraron el Acta de Libertad de Información de EE.UU., entre ellos el abogado español Joan Garcés y la organización de derechos humanos Archivo de Seguridad Nacional.

La desclasificación no sólo comienza a destapar la Caja de Pandora de los secretos entre Chile y Estados Unidos. Una extensa carta dirigida a Pinochet por Patricio Aylwin y Osvaldo Olguín, en octubre de 1973, muestra cómo el partido Demócrata Cristiano comenzó a distanciarse, suavemente, del régimen militar. La lista de vínculos de Michael Townley salpica a más de una persona. Son retazos de una historia oculta, recuerdos dramáticos y pinceladas sobre hechos que algunos prefieren olvidar, otros optaron por ignorarlos pero muchos desean conocerlos.

Hay documentos tan amenos como una crónica. Otros resultan ríspidos y chocantes. Todos evocan los dramáticos eventos ocurridos en Chile antes y después del 11 de septiembre de 1973. Aportan claves para entender episodios relacionados con la elección de Salvador Allende el 4 de septiembre de 1970, el suspenso previo a su ratificación por las dos ramas del Congreso el 24 de octubre del mismo año, el golpe del 11 de septiembre de 1973 y los primeros años del régimen militar. Cada papel contribuye a dilucidar la responsabilidad de Washington en el ciclo de nuestra historia que inauguró el año crucial de 1970.

Ernesto Carmona


La CIA anunció el golpe el 10 de septiembre

Documento de la Dirección de Operaciones de la CIA
Fecha de distribución: 10 de septiembre de 1973

En este documento de 3 páginas (aunque la última fue denegada en su totalidad) la CIA anuncia que el golpe militar en Chile se producirá el 11 de septiembre y que en la acción están involucradas las tres ramas de las Fuerzas Armadas. Añade que a las 7 de la mañana del día 11 se leerá un comunicado por radio Agricultura.

En la versión desclasificada falta completa la página 3 y, además, fueron censurados los dos primeros párrafos del encabezamiento habitual de estos "reportes de información, no de inteligencia finalmente evaluada", elaborados por la Dirección de Operaciones de la CIA. En el primer párrafo suelen aparecer las identidades de autores y destinatarios. El segundo párrafo generalmente está reservado a explicar los métodos con que se obtuvo la información, las fuentes y la identidad de los informantes, todos datos "sagrados" para la CIA.

En los 5.800 documentos (unas 20.000 páginas) sobre Chile desclasificados el 30 de junio por el gobierno de Estados Unidos (Proyecto Chile del Departamentode Estado), se aprecian los diferentes "criterios de desclasificación" que aplican las distintas reparticiones públicas de ese país (Pentágono, Departamento de Estado, FBI, etc.). La CIA se caracteriza por filtrar al máximo la información que saca a la luz pública, tanto filtra que muchas veces la "desclasificación" parece una burla.

Texto del documento

CIA - Dirección de Operaciones
Secreto
3 páginas
Distribución: 10 de septiembre de 1073

Fecha de desclasificación: 11 de junio de 1999

(Censurados los dos primeros párrafos).

1. (Línea censurada)... que un intento de un golpe se iniciará el 11 de septiembre. Las tres ramas de las Fuerzas Armadas y Carabineros están todas involucradas en esta acción. A las 7 de la mañana del 11 de septiembre se leerá una declaración por radio Agricultura (palabra tachada) ...que Carabineros tiene la responsabilidad de apresar al Presidente Salvador Allende.

2. (Tachado el nombre del informante) comentó: (tachadas las líneas siguiente) ...el golpe programado para el 10 de septiembre fue postergado y... (el resto del párrafo está censurado, unas 3 líneas).

3. (Tachado el nombre del informante) ...comentó: Podría ser que las Fuerzas Armadas pospusieran el golpe programado para el 10 de septiembre para mejorar la coordinación táctica, mientras la Armada aparezca resueltamente decidida a deponer a Allende. Se asume que el Presidente está trabajando diligentemente en resolver esta crisis. A este respecto, tiene programado un discurso nacional para la tarde del 10 de septiembre. El Presidente podría usar esta ocasión para anunciar alguna propuesta dramática, como sería llamar a un plebiscito, que nuevamente haría vacilar a los conspiradores.

La tercera página fue completamente denegada por el "desclasificador". Sin embargo, burócrata al fin, la sustituyó por una hoja en blanco con la leyenda "Deny in toto", más el sello correspondiente a la nomenclatura del tipo de censura aplicado: 1.5(c).

Biografía de Augusto Pinochet Ugarte

DIA: Datos biográficos preparados por la Agencia de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos (Pentágono) en agosto de 1973.

Esta biografía sumaria de la Agencia de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos fue elaborada en agosto de 1973 como resumen de la carrera militar del entonces futuro jefe del golpe. La DIA, que es la rama de inteligencia de las fuerzas armadas norteamericanas, colecciona rutinariamente «los datos biográficos» de todos los altos oficiales militares alrededor del mundo. Evidentemente, ya en agosto de 1973 los norteamericanos tenían mucha información reservada sobre la personalidad del futuro dictador. No se explican tantos párrafos censurados en una simple biografía.

El documento revela sus frecuentes viajes a la Zona del Canal de Panamá, sede de la Escuela de las Américas y del centro que impartía a los oficiales latinoamericanos la llamada "Doctrina de Seguridad Nacional", promovida entonces por el Pentágono y asimilada por la Junta Interamericana de Defensa. Los cursillos de adoctrinamiento político, virtuales "lavados de cerebro", no excluyeron métodos de tortura al "enemigo" ideológico del interior de las fronteras de cada país y prepararon a las elites militares que encabezaron las dictaduras latinoamericanas durante las álgidas décadas de la "guerra fría".

Los borrones negros de la censura probablemente ocultan fuentes chilenas que proporcionaron información sobre Pinochet, sus contactos con oficiales norteamericanos y comentarios sobre su carácter, reputación, orientación política y acciones durante su carrera.

Este documento de 4 páginas, mecanografiado en un formulario especial (Biographic Data), tiene más de la mitad de su texto tachado por la censura de la DIA, como ocurre con la mayoría de los documentos desclasificados, que continúan ocultando información. Curiosamente, fue preparado en agosto de 1973, es decir, apenas antes del golpe.

Texto del documento

BIOGRAPHIC DATA
Chile
Maj. Gen. Augusto PINOCHET Ugarte
Agosto 1973
Desclasificado a solicitud del NSA (Archivo de Seguridad Nacional)

Nombre: Mayor General Augusto Pinochet Ugarte (pea-non-CHET), Ejército.

Posición: Jefe de Estado mayor del Ejército desde el 1 de enero, 1972, y Comandante en jefe del Ejército desde el 9 de agosto, 1973.

(El resto de la página está tachado, dejando sólo una línea: la fecha de nacimiento)

Nacimiento: 25 de noviembre, 1915, Valparaíso, Chile.

(Sigue otra página cuyo primer tercio esta censurado)

Idiomas: Español materno, algo de francés e inglés.

Religión: Católica, apostólica, romana.

Condecoraciones: Orden colombiana al mérito general José María Córdoba; estrella de oro ecuatoriana Abdón Calderón; estrella militar chilena de las Fuerzas Armadas (estrella militar, estrella al mérito militar y gran estrella al mérito militar); Diosa Minerva; Medalla Minerva.

Educación civil: Liceo secundario. Asistió a un curso de ciencias sociales y jurídicas en la Universidad de Chile, en fechas no conocidas.

Carrera militar:

1933-1936 Cadete en la Escuela Militar, Santiago. Asignado a la Infantería.

1937-1938 Asignado al 6º Regimiento de Infantería "Chacabuco". Promovido a Teniente 2º; y a Teniente 1º, 1938.

1939 Asignado al 2º Regimiento de Infantería "Maipo".

1940-1941 Estudiante en la Escuela de Infantería de San Bernardo.

1942-1946 Instructor en la Academia de Guerra, Santiago. Promovido a capitán, 1946.

1947 Asignado al 5º Regimiento de Infantería "Carampangue", Iquique (Nota: cerca de Pisagua, entonces Campo de Concentración).

1948 Delegado del gobierno en la mina de carbón de Schwager (fusionada con la mina de Lota en 1963), situadas cerca de Concepción (Nota: esta es la época de la gran huelga del carbón bajo el gobierno de Gabriel González Videla).

1948 Asignado al 9º Regimiento de Infantería.

1949-1951 Estudiante del curso de comando general y estado mayor en la Academia de Guerra del Ejército.

1952 Asignado a la Academia Militar. Promovido a mayor, 1952.

1953 Oficial de operaciones, 4º Regimiento de Infantería "Rancagua", en Arica.

1954 Instructor de la Academia de Guerra del Ejército.

1955 Agregado a la Subsecretaria de Guerra del ministerio de Defensa.

1956-1959 Instructor de geografía militar en la Academia de Guerra del Ejército de Ecuador, Quito.

1960 Oficial de estado mayor, cuartel general, Primera División de Infantería, Antofagasta. Promovido a teniente coronel, 23 de enero, 1966.

1961-1963 Comandante del 7º Regimiento de Infantería "Esmeralda", Antofagasta.

1964-1968 Segundo comandante de la Academia de Guerra del Ejército, desde enero 1964. Integra una visita de orientación a EE.UU. y a la Zona del Canal, enero - febrero 1965. Promovido a coronel, 23 enero, 1966

1968-1969 Jefe de estado mayor de la segunda división del Ejército, desde enero 1968. Participa en una gira oficial a EE.UU. que incluyó la Zona del Canal, enero - febrero 1968. Promovido a general de brigada, diciembre 1968.

1969-1971 Comandante de la sexta División del Ejército, Iquique. Promovido a mayor general, 30 de diciembre, 1970.

1971-1972 Comandante de la Guarnición de Santiago, marzo 1971 - enero 1972.

1972-1973 Jefe de estado mayor del Ejército desde el 1º de enero de 1972. Subroga al comandante en jefe del Ejército (Nota: Gral. Carlos Prats) desde el 9 de agosto, 1973. Comandante en jefe suplente del Ejército noviembre 1972 - marzo 1973, y abril - junio 1973. Visita la Zona del Canal y México, en septiembre 1972.

Adendum: El 11 de septiembre 1973 un golpe militar conjunto depuso al gobierno del Presidente Allende. El general Pinochet es ahora el presidente de la gobernante junta militar desde el 11 de septiembre de 1973 y, concurrentemente, comandante en jefe del Ejército desde el 24 de agosto, 1973 (fue promovido a Comandante en Jefe el 24 de agosto de 1973).


«Hacer gritar la economía»

CIA: Notas de Richard Helms: reunión sobre Chile con el Presidente Richard Nixon, a las 15:25 horas del 15 de septiembre de 1970. Estuvieron presentes John Mitchell (Fiscal de EE.UU.) y Henry Kissinger (Consejero de Seguridad Nacional).

Estas pocas líneas, escritas a mano por el entonces director de la CIA Richard Helms, registran las órdenes impartidas personalmente por el Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, para armar rápidamente un golpe militar en Chile. La orden presidencial inicia una gigantesca operación encubierta de la CIA para bloquear la ascensión de Salvador Allende a su cargo de Presidente, desestabilizar el país y promover el golpe, ocultando la información a la Embajada en Santiago, al Departamento de Estado y al resto del gobierno de EE.UU. : un proyecto de golpe personal de Richard Nixon, financiado por los contribuyentes norteamericanos.

Las órdenes de Nixon fueron precisas e implacables: 1 en 10 oportunidades quizás, pero ¡salvar a Chile!; gastar lo necesario; no involucrar a la Embajada; 10 millones de dólares disponibles, más si es necesario; trabajo a tiempo completo con nuestros mejores hombres; hacer gritar la economía; 48 horas para un plan de acción.

Texto del documento

SECRETO
Desclasificado 14/10/1993
Encuentro con el Presidente sobre Chile, a las 15:25 del 15 de septiembre, ' 70.
Presentes: John Mitchell y Henry Kissinger

la chance es de 1 en 10, pero ¡salvar a Chile! ;

gastar lo necesario;

no interesado (palabra ilegible);

no involucrar a la Embajada;

$10,000,000 disponibles, más sí necesario;

trabajo a tiempo completo con nuestros mejores hombres;

plan del juego;

hacer gritar la economía;

48 horas para un plan de acción.

Kissinger «hace gritar la economía»


Consejo de Seguridad Nacional / Decisión de Seguridad Nacional

Memorándum de Henry Kissinger

Este memorándum, redactado por Henry Kissinger en su carácter de Consejero presidencial de Seguridad Nacional, resume las decisiones del presidente Richard Nixon, convertidas en política oficial del estado norteamericano, orientadas a aislar y asfixiar económicamente a Chile inmediatamente después de la elección de Salvador Allende, el 4 de septiembre de 1970. Simultáneamente, la CIA trabajaba en su estilo para "detener a Allende", cumpliendo otras órdenes presidenciales vigiladas también por Kissinger.

El documento, enviado a los secretarios de Estado y de Defensa, al Director de la Oficina de Preparación de Emergencias y al Director de la Agencia Central de Inteligencia, recomienda a las principales agencias norteamericanas adoptar una postura fría hacia el gobierno de Allende "para impedir su consolidación en el poder y limitar su capacidad de llevar a cabo políticas contrarias a los intereses de EE.UU. y del hemisferio".

El memorándum ordena reducir o eliminar los programas existentes de ayuda norteamericana y de nuevas inversiones en Chile, a la vez que prohibe contraer nuevos compromisos. Además, Kissinger dispone establecer y mantener «estrechas relaciones» con los líderes militares de América Latina, para facilitar la coordinación de presiones y otros esfuerzos de oposición al gobierno de Salvador Allende.

Texto del documento

(3 páginas)

Consejo de Seguridad Nacional:

Decisión de Seguridad Nacional

Memorándum de Henry Kissinger:

Memorándum 93

Política hacia Chile

9 de noviembre de 1970

Consejo de Seguridad Nacional Washington DC 20506

TOP SECRET / SENSITIVE / EYES ONLY

Decisión de Seguridad Nacional, Memorándum 93

A: Secretaría de Estado

Secretaría de Defensa Director

Oficina de Preparaciones de Emergencia

Director de la Agencia Central de Inteligencia

Asunto: Política hacia Chile

Siguiendo lo tratado en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional del 6 de noviembre de 1970, el Presidente decidió que la base para nuestra política hacia Chile será el concepto entendido como "Opción C" en el documento ínter agencias sometido el 3 de noviembre de 1970 a la consideración del Consejo de Seguridad Nacional por el Departamento de Estado, adoptado en adelante como pauta general.

El Presidente decidió que (1) la postura pública de los Estados Unidos será correcta pero fría, para evitar darle bases al gobierno de Allende que le permitan concitar apoyo interno e internacional para la consolidación del régimen; (2) simultáneamente, los Estados Unidos buscarán aumentar al máximo las presiones sobre el gobierno de Allende para impedir su consolidación y limitar su capacidad de llevar a cabo políticas contrarias a los intereses de Estados Unidos y del hemisferio.

Específicamente, el Presidente ha ordenado esto en el contexto de una postura públicamente fría y correcta hacia Chile:

--- deben emprenderse esfuerzos vigorosos para asegurar que otros gobiernos de América Latina entiendan la oposición de EE.UU. a la consolidación de un estado comunista en Chile, hostil a los intereses de los Estados Unidos y de otras naciones del hemisferio, animándolos a que ellos adopten una postura similar.

--- establecer consultas íntimas con gobiernos importantes de América Latina, particularmente Brasil y Argentina, para coordinar esfuerzos en contra de iniciativas de Chile que pueden ser contrarias a nuestros intereses mutuos; en la prosecución de este objetivo, deben incrementarse los esfuerzos por establecer y mantener estrechas relaciones con líderes militares amistosos en el hemisferio.

-Deben adoptarse acciones necesarias para:

a. excluir, en toda la magnitud posible, futura ayuda financiera o garantías para la inversión privada norteamericana en Chile, incluyendo aquellas relacionadas al Programa de Garantía de Inversión u operaciones del Banco de Exportación Importación;

b. determinar la magnitud de garantías existentes y acuerdos de financiamiento que pueden terminarse o reducirse;

c. ejercer máxima influencia posible en instituciones financieras internacionales para limitar créditos u otras ayudas de financiamiento a Chile (en este sentido, deben hacerse esfuerzos de coordinación para obtener todo el apoyo a esta política en otras naciones amigas, particularmente aquellas de América Latina, con el objetivo de no exponer una postura norteamericana unilateral); y

d. asegurar que los negocios e intereses privados de EE.UU. que tengan inversiones en Chile estén conscientes de la preocupación gubernamental norteamericana frente al gobierno de Chile y de la naturaleza restrictiva de las políticas que el gobierno norteamericano piensa aplicar.

- no deberá emprenderse ningún nuevo acuerdo bilateral de ayuda con el Gobierno de Chile (los programas humanitarios o propios de agencias sociales privadas serán analizados caso por caso). Los compromisos existentes se cumplirán de manera coherente con los deseos norteamericanos, pudiendo reducirse, tardarse o terminarse.

El Presidente decidió que el Director de la Oficina de Preparaciones de Emergencia haga un estudio sobre las implicancias de los posibles desarrollos en los mercados de cobre del mundo, acciones sobre existencias reservas de cobre y otros factores que puedan afectar la comercialización del cobre chileno y nuestras relaciones con Chile.

El Presidente también ordenó que el "grupo de revisión de alto nivel" se reuna mensualmente, o con mayor frecuencia si es necesario, para considerar las políticas específicas acordadas en el marco de esta posición general, informe de las acciones que se hayan tomado y exponga los desarrollos de acciones políticas específicas que puedan requerir decisiones. Para facilitar este proceso el Presidente ordenó el establecimiento de un Grupo de Trabajo Ad Hoc Inter Agencias, integrado por representantes de las Secretarías de Estado y Defensa, el Director de la Agencia Central de Inteligencia y el Asistente del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional, y coordinado por el representante del Secretario de Estado, para preparar opciones de cursos de acción específicos y planes de acción relacionados, para la consideración del Grupo de Trabajo Ad Hoc Inter Agencias y, además, coordinar la implementación de los cursos de acción aceptados.

Firmado:

Henry Kissinger

c.c.p. : Secretaría de la Tesorería

Administrador, A.I.D.

Director, Oficina de Dirección y Presupuesto,

Presidente, Jefes del Staff Conjunto


Kissinger supervisa el proyecto de golpe

CIA: Memorándum de una reunión en la Casa Blanca

15 de octubre de 1970.

Este memorándum reseña la grabación de una reunión secreta en la Casa Blanca entre el Dr. Henry Kissinger (Consejero de Seguridad Nacional del Presidente), Mr. Thomas Karamessines (Comisionado de la CIA para el golpe en Chile) y el general Alexander Haig (Comisionado Asistente del Presidente para Asuntos de Seguridad Nacional), quienes conversaron sobre cómo promover un golpe en Chile, operación encubierta para bloquear a Salvador Allende conocida como "Track II". Los tres altos funcionarios norteamericanos analizaron las posibilidades de éxito de un complot del ex general del Ejército chileno Roberto Viaux Marambio y concluyeron que podría fracasar con «repercusiones infortunadas» para los objetivos norteamericanos. Kissinger pidió a la CIA «continuar ejerciendo presión ante cualquier punto débil de Allende que salte a la vista". La reunión desestimó los planes golpistas de Roberto Viaux por sus pocas probabilidades de éxito.

Texto del documento

NLF MR Caso No. 89-38 - Documento No. 12 - 15 de octubre de 1970
Desclasificado por la CIA "con porciones exceptuadas" el 16/02/1995
MEMORÁNDUM DE CONVERSACIÓN / Dr. Kissinger, Sr. Karamessines, General Haig.

En la Casa Blanca - 15 octubre 1970

l. Todo el primer párrafo constituye una "portion exempted". Tachado

2. Entonces, Mr. Karamessines entregó un informe detallado sobre Viaux1 y sobre el encuentro entre Canales2 y Tirado3 y expuso la nueva posición de este último (después que Porta4 fuera relevado del comando "por razones de salud") y explica en detalle la situación general en Chile desde el punto de vista de la posibilidad de un golpe.

3. Disponemos de cierta información sobre el supuesto apoyo militar de Viaux. Sin embargo, hemos evaluado cuidadosamente las demandas de Viaux, basando nuestro análisis en inteligencia proveniente de numerosas fuentes. Nuestra conclusión fue clara: Viaux no tenía más de una posibilidad en veinte -y quizás menos- de lanzar un golpe exitoso.

4. Se discutieron las infortunadas repercusiones, tanto en Chile como internacionalmente, de un golpe infructuoso. El Dr. Kissinger marcó en su lista con una raya estas posibilidades negativas. Todas eran notablemente similares a las que había preparado Mr. Karamessines.

5. Todos los presentes decidieron que la CIA debía enviar una clara señal a Viaux advirtiéndolo contra cualquier acción precipitada. En esencia, nuestro mensaje debe decir: "Nosotros hemos evaluado sus planes y, basándonos en su información y en la nuestra, llegamos a la conclusión que sus planes para un golpe, en este momento no pueden tener éxito. Con un fracaso, pueden reducir sus capacidades para el futuro. Conserve sus recursos. Nosotros nos mantendremos en contacto. Llegará el momento en que usted, con todos sus otros amigos, pueda hacer algo. Usted continuará teniendo nuestro apoyo".

6. Después de la decisión de desahuciar la conspiración de golpe de Viaux, por lo menos temporalmente, el Dr. Kissinger instruyó a Mr. Karamessines para que conservara los recursos de la CIA en Chile, trabajando clandestinamente y bajo seguridad, para mantener las capacidades de la Agencia en futuras operaciones contra Allende.

7. El Dr. Kissinger planteó su deseo de mantener en el máximo secreto posible nuestras palabras de aliento al Ejército chileno formuladas en semanas recientes. Mr. Karamessines declaró enfáticamente que en ese sentido hemos estado haciendo todo lo posible, incluyendo la utilización de «falsos almirantes» (en el original "false flag officers", alguien que simula ser un alto oficial naval, equivalente al "palo blanco" del lenguaje chileno vulgar), reuniones en automóviles en movimiento y toda precaución posible. Pero nosotros, y otros, ya hemos tenido recientemente numerosas conversaciones con variadas personas. Por ejemplo, "no pueden volverse a poner dentro de la botella" las extensas disertaciones del Embajador Korry con numerosa gente que urge por un golpe (Siguen 3 líneas tachadas). (El Dr. Kissinger pidió copia del mensaje enviado a él con fecha 16 de octubre.)

8. La reunión concluyó con la recomendación del Dr. Kissinger a la CIA de continuar ejerciendo presión ante cualquier punto débil de Allende que salte a la vista: ahora, después del 24 de octubre, después del 3 de noviembre, y en el futuro, hasta que llegue el momento en que se den nuevas órdenes para su puesta en marcha. Mr. Karamessines declaró que la Agencia cumpliría.

NOTAS:

(1) General de Ejército, cabecilla de un fallido golpe contra Frei Montalva, el 21 de octubre de 1969.

(2) General de Brigada (Ejército) Alfredo Canales, llamado "El Macho".

(3) Almirante Hugo Tirado Barrios, comandante de la Escuadra ascendido a comandante en jefe de la Armada.

(4) Almirante Carlos Porta Angulo, comandante en jefe de la Armada, destituido por el presidente Eduardo Frei Montalva.


Guía para el golpe de 1970 (Track II)

CIA: Cable de la CIA Central (Langley, Virginia) a la Estación CIA en Santiago / 16 de octubre de 1970

En este cable confidencial, el entonces director de planificación de la CIA, Thomas Karamessines, explica las órdenes de Henry Kissinger y del gobierno norteamericano, al jefe de la Estación CIA de Santiago, Henry Hecksher. «Esta es una firme y continua política para que Allende sea derrocado por un golpe». La "guía operacional" aclara que las acciones deberán ser dirigidas por la CIA pero procurando "ocultar la mano norteamericana" y ordena que deberá ignorarse cualquier orden en contrario proveniente del embajador Edward Korry, quien no ha sido informado de la operación llamada "Track II". También señala pautas para bajar el perfil a la relación entre la CIA y el veterano golpista general (r) Roberto Viaux Marambio. El "correo especial" ("special courier") para el transporte de gases y máscaras aludido en estos mensajes no fue otro que la valija diplomática.

Texto del documento

4 páginas

MANEJO RESTRINGIDO

16 de octubre, 1970

Mensaje clasificado

(Desclasificado por la CIA 09/01/1994)

SECRETO - ESNA - ENABLIN - DOCUMENTO 422

CITE OFICINA PRINCIPAL 802

INMEDIATO A SANTIAGO

(Sólo para leer - tachado)

1.- La tarde del 15 de octubre se revisaron los cambios de planes, objetivos y acciones al mas alto nivel del gobierno de EE.UU. Las conclusiones siguientes serán su guía operacional.

2. Esta es una política firme, constante y permanente para derrocar a Allende mediante un golpe. Lo más deseable es que ocurra antes del 24 de octubre, pero los esfuerzos en esa dirección deberán continuar vigorosamente más allá de esa fecha. Estamos generando continuamente el máximo de presión para ese fin, utilizando todos los recursos apropiados. Es imperativo que estas acciones se implementen clandestinamente y en seguridad, manteniendo escondida la mano del gobierno de EE.UU. Todo esto les impone un alto grado de selectividad para establecer contactos con militares y dictar las órdenes a esos contactos de la manera más segura. Definitivamente, no se descartarán contactos, tales como los informados en el mensaje "Santiago 544", que fue una obra maestra.

3. Después de un estudio cuidadoso, se ha determinado que el proyecto de golpe perseguido por Viaux fallaría, por contar solamente con el apoyo de las fuerzas que ahora tiene a su disposición. Así, sería productivamente opuesto a nuestro (tachado)... objetivos. Se decidió que (tachado)... la CIA envíe a Viaux un mensaje de advertencia contra una acción precipitada. En esencia, nuestro mensaje debe declarar: "Hemos estudiado sus planes y basándonos en su propia información y la nuestra, hemos llegado a la conclusión que sus proyectos para un golpe, en este momento no pueden tener éxito. Un fracaso puede reducir sus capacidades para el futuro. Conserve sus recursos. Nos mantendremos en contacto. Llegará el momento en que usted, junto con todos sus otros amigos, pueda hacer algo. Usted continuará teniendo nuestro apoyo". Usted deberá hacer saber esencialmente a Viaux lo dicho anteriormente.

Nuestros objetivos son los siguientes:

(A) Aconsejar a Viaux con nuestra opinión y desanimarlo de actuar exclusivamente solo;

(B) Continuar animándolo para que agrande su planificación;

(C) Alentarlo a que una sus fuerzas a los otros proyectos de golpe para que todos ellos puedan actuar concertadamente, antes o después del 24 de octubre. (N.B. Están llevándose a Santiago seis máscaras de gas y seis latas de gas CS ("cannisters") por correo especial (tachado)... ETD Washington, l100 horas, 16 de octubre).

4. Existe un gran y continuo interés en las actividades de Tirado, Canales, Valenzuela y todos los demás; les deseamos la mejor de la suerte.

5. Lo anterior es su guía operacional. No puede usted recibir ninguna otra orientación política de (tachado) Estado o su máximo exponente en Santiago (Nota: se refiere al embajador Edward Korry), a su retorno, para variar su curso de acción.

6. Por favor, revise todo su quehacer presente y posibles actividades nuevas, para incluir propaganda, operaciones negras, que aparezcan desinformación o inteligencia, contactos personales, o cualquier otra cosa que su imaginación pueda concebir y que le permita a Ud. continuar presionando y avanzando hacia nuestro (palabra tachada) objetivo de manera segura.

FIN DEL MENSAJE


La CIA entra en acción contra Allende

CIA: Génesis del Proyecto FUBELT
16 de septiembre de 1970:

Este documento de William V. Broe, Jefe de la División Hemisferio Occidental de la CIA, resume la grabación de la primera reunión en que el director de la CIA, Richard Helms, y altos funcionarios de la agencia debatieron "FUBELT", nombre en código de la operación encubierta contra el gobierno de Salvador Allende. Se estableció una Fuerza de Operaciones Especiales ("task force") bajo la vigilancia del comisionado Thomas Karamessines, Director de Proyectos de la CIA. La "task force" estuvo a cargo del veterano agente David Atlee Phillips. Kissinger ordenó que en 48 horas la CIA preparara un plan de acción para someterlo al Consejo de Seguridad Nacional.

Texto del documento

2 páginas

NLF MR Caso N' 89-38

Documento No. 40

16 de septiembre, 1970

SECRET/SENSITIVE/EYES ONLY

Desclasificado por la CIA el 09/11/1994

Fotocopiado en la Biblioteca Gerald Ford

MEMORÁNDUM PARA EL REGISTRO

ASUNTO: Génesis Proyecto FUBELT

1. En esta fecha, el Director llamó a una reunión en relación con la situación chilena. Además del Director, estuvieron presentes el General Cushman DDCI; el Coronel White, ex Dir-Compt; Thomas Karamessines, DDP; Cord Meyer, ADDP; William V. Broe, Jefe de la División WH; (nombre tachado), Comisionado Jefe División WH; (Más nombres tachados) Jefe de Acciones Encubiertas, División WH; y (tachado) Jefe WH/4.

2. El Director dijo al grupo que el Presidente Nixon había decidido que el régimen de Allende en Chile no era aceptable para los Estados Unidos. El Presidente pidió a la Agencia impedirle a Allende su acceso al poder o derribarlo. El Presidente autorizó diez millones de dólares para este propósito, si se necesitan. Adicionalmente, la CIA llevará a cabo esta misión sin coordinación con los Departamentos de Estado o de Defensa.

3. Durante la reunión se decidió que Mr. Thomas Karamessines, DDP, tendrá la responsabilidad global de este proyecto, pudiendo ser asistido por una fuerza de operaciones especiales preparada para este propósito en la División Hemisferio Occidental. (Siguen 4 líneas tachadas).

4. El Coronel White fue requerido por el Director para hacer todos los arreglos de apoyo necesarios en relación con el proyecto.

5. El Director dijo que había sido requerido por el Dr. Henry Kissinger, Asistente del Presidente para los Asuntos de Seguridad Nacional, para encontrarse con él el viernes 18 de septiembre y entregarle la visión de la Agencia de cómo llevar adelante esta misión para que pueda lograrse.

Firmado:
William V. Broe, Jefe,
División del Hemisferio Occidental


Los mensajes del Embajador Korry

Departamento de Estado

Cables del embajador norteamericano sobre la elección de Salvador Allende y las tácticas para bloquear su asunción a la Presidencia / 5-10 de septiembre de 1970

Esta serie de ocho cables, escritos por el embajador norteamericano en Chile Edward Korry, registra la reacción y actividades de su embajada después de la elección de Salvador Allende. Los Korrygramas contienen las más cándidas y, al mismo tiempo, anti diplomáticas opiniones y observaciones jamás ofrecidas por un embajador norteamericano.

Con títulos como Ninguna esperanza para Chile y Una, y sólo una, esperanza para Chile, Korry proporciona detalles sobre los esfuerzos norteamericanos para impedir la ratificación de Allende en el Congreso, informa de actividades de las organizaciones políticas de Chile opuestas a la elección de Allende y opina sobre el carácter de importantes líderes chilenos, particularmente de Radomiro Tomic y del presidente saliente, Eduardo Frei Montalva.

Las erráticas y cambiantes opiniones de Korry suelen mostrarlo enojado, derrochando duras palabras sobre Frei Montalva, el PDC, la derecha y, en general, todos los chilenos. En otras ocasiones se deshace en elogios, hace evaluaciones golpistas, se muestra conciliador o frontalmente intervencionista. A veces su escritura se pierde en divagaciones tan crípticas que sugiere la sabrosa compañía inspiradora de algún "black label drink". Sin embargo, nunca modificó su contrariedad ante la fortaleza económica del estado chileno, todavía administrado por Frei Montalva.

Mientras Korry escribía obsesivamente sus "análisis", también jugaba sus propias cartas diplomáticas para bloquear a Allende en la votación del Congreso del 24 de octubre, pedía paciencia y tranquilidad a los hombres de negocios norteamericanos, pero ignoraba que se estaba instalando secretamente en Santiago una "fuerza de operaciones especiales" (task force) de la CIA con el propósito de promover un golpe militar, en una operación super secreta, independiente, compartimentada y obediente únicamente al más alto nivel del gobierno de Estados Unidos, por encima del Departamento de Estado y del Pentágono: a Richard Nixon, Presidente, y a Henry Kissinger, Consejero del Presidente para la Seguridad Nacional.

Texto de los documentos

Telegrama 3499
Confidencial
Liberado en parte con censura B1, A5
Parte 1 de 2

5 de septiembre, 1970
De: Embajada de EE.UU. en Santiago.
Para: Secretario de Estado, Washington DC
Copias: (prácticamente a todas las embajadas de EE.UU. en América Latina)

Tema: Allende vence

1. Chile votó en un ambiente tranquilo para tener un estado marxista leninista, la primera nación del mundo en tomar esta decisión libre y conscientemente. El Dr. Salvador Allende demostró la sabiduría de la política soviética en América Latina, promoviendo la táctica revolucionaria de su modelo, Fidel Castro, de seguir un camino electoral al poder. Su margen es de sólo un uno por ciento, pero es lo suficientemente amplio dentro del marco constitucional chileno como para considerar su triunfo como definitivo. No hay razones para creer que las Fuerzas Armadas chilenas desaten una guerra civil o que ningún otro milagro impida su victoria. Es un hecho lamentable que Chile haya tomado el camino hacia el comunismo con sólo un poco más de un tercio (36%) del país que aprueba esta opción, pero es un hecho definitivo. Tendrá efectos profundos sobre América Latina y en otros lados; para nosotros es una gran derrota; las consecuencias serán internas e internacionales; las repercusiones tendrán un impacto inmediato en algunos países y un efecto retrasado en otros.

2. Párrafo completo borrado (Censura Bl, A5).

3. Un análisis preliminar de los resultados (escribo esto cuando aún faltan 300 mil votos por ser computados, pero el hedor de la derrota es evidente y el creciente clamor de los allendistas festejando su victoria ya surge en las calles) muestra que Allende no sólo obtuvo cada pedacito del 35% que temíamos, sino además el de muchas mujeres de los barrios más pobres. También se benefició en Santiago con el vuelco de las mujeres de clase media, desde un Alessandri envejecido a un Tomic locuaz. En su mayoría, las mujeres optaban por la ley y el orden, representados por Alessandri, pero muchas pensaron que no perdían nada con Allende y a otras las sedujo el atractivo del centro representado por Tomic.

4. Allende no alcanzó su porcentaje del 39% de 1964. No estuvo ni cerca del 46 por ciento que fue el de la suma de los partidos que forman la Unidad Popular. Es obvio que la clientela del partido Radical lo abandonó en masa. Pero es igualmente evidente que, como lo escribí en vísperas de las elecciones, el 65% de Chile es anti derechista y Alessandri estaba tan identificado con esa postura que sólo podía obtener el mínimo predecible del 35%, y no más.

5. Aunque no hubo ninguna sorpresa en el largo año de campaña, ni ocurrió ningún evento súbito que afectara la decisión de voto, erramos en 1% nuestra predicción sobre los votos de Allende, los sufragios de Tomic y en sólo 2,5% la predicción de Alessandri, pero el partido Comunista, cuyo liderazgo está a la altura de la frialdad de sus cálculos, había hablado de un 36% de los votos para Allende y un 34% para Alessandri. Dieron prácticamente en el blanco. Si alguien cree que un partido de este tipo no explotará a fondo la presidencia de Allende para imponer una estructura comunista en Chile, sugiero que tomen en cuenta el cálculo exacto de estos fríos adversarios. También recomendaría tener presente la facilidad con que tomaron el control absoluto de casi el 80%, o más, de los 8.000 comités de Unidad Popular que se formaron en el país para la campaña electoral; la facilidad con que manejaron la formación de una farsa de frente popular y la habilidad con que impusieron su opción Allende en la nominación presidencial de la heterogénea coalición.

6. El poder del partido Comunista y la pobreza del partido Demócrata Cristiano (PDC) se advierten mejor en lo que respecta a Cuba. El PCCH convenció a Castro de jugar en su cancha al pedirle la intervención de las turbas extremistas socialistas conocidas como el MIR para privar a Alessandri de gran parte de la ley y el orden en que se basaba su campaña. El PDC, a través del sepulturero número uno de la democracia chilena, el ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Valdés, optó por apaciguar a Castro, mientras discutía con nosotros que la manera de contenerlo era tendiéndole una mano libre y "asimilar" a Cuba, de la misma forma en que él y el PDC le entregaron las palas para cavar sus propias tumbas a la izquierda chilena. Este año cedieron en cada uno de los aspectos frente al PCCH y a los socialistas. Jugaron a una postura anti norteamericana y legitimaron a Castro y a la izquierda. Me consideraron ingenuo e inculto por advertirles que no estaban dañando a los Estados Unidos, sino destruyéndose a sí mismos. No se merecen que les tengamos lástima ni que los salvemos. La desconfianza es ciertamente "la madre de la seguridad" y no me puedo imaginar a la sabiduría sin ella.

7. A través de estas comunicaciones he manifestado en repetidas ocasiones mi similar desconfianza hacia una derecha que perseguía, ciega y vorazmente, sus propios intereses, deambulando en una miopía de arrogante estupidez. Desdeñaban la organización y deliberadamente despreciaban al único elemento dentro de sus fuerzas que tenía algo semejante a una estructura, el partido Nacional. Predicaban la venganza contra los demócratacristianos, a quienes consideraban como un enemigo más justificable por su traición que a su enemigo de clase, los comunistas. Fueron en contra de la primera ley de la naturaleza, la del cambio, e insolentemente pensaron que el tiempo se detendría. Sólo toleraron a unos pocos de pensamiento más moderno en su medio, hombres que ciertamente no eran menos adinerados, ni menos interesados en su propio provecho, pero que al menos advirtieron el torrente al cual todos somos arrastrados.

Segunda Parte del Telegrama Confidencial

Parte 2 de 2

8. Allende fue más astuto. Los comunistas lo convencieron de que se mantuviera en los problemas de la subsistencia, que proyectara una personalidad con un atractivo más llegador que el de un doctrinario rígido y cínico. Con 60% de Chile todavía pobre, con la inflación y el desempleo tocando a fondo los problemas electorales, es verdaderamente sorprendente que en ese escenario sólo el 36% votara por él.

9. Aquí anduvieron bastante errados con las votaciones y a menudo hubo mofas. Gallup, y mucho más el Cesec, fallaron cuando predijeron 41.5% para Alessandri, aunque la Embajada le calculó un voto real de 36.5%. Influido por estas encuestas tontas estuve tentado a aumentar la proyección a un 38% de votantes porque en una sociedad con una alta tasa de alfabetización los votantes no son ingenuos suicidas, aunque pueden ser realmente obstinados cuando les afectan sus intereses. Y cuando el candidato del partido del gobierno predica que el sistema en que viven está podrido y con tantos problemas como para llamar a la revolución, no es sorprendente que decidan poner su fe al servicio de esa atractiva oferta.

10. Hace unos días expliqué a la prensa americana por qué me convencí, más allá de cualquiera duda, que sólo en el mundo occidental y democrático Chile ha tenido las condiciones objetivas para permitirse una única transición constitucional a un estado comunista con un gobierno Allende. Sin las asperezas usuales, existen diez razones para ello:

I. Allende, su partido socialista y los comunistas tienen un programa revolucionario que es producto de una larga evolución en el país. Ellos tienen la convicción, la organización y el poder de las bases.

II. La Presidencia de Chile tiene poderes casi únicos y con la última reforma constitucional que entrará en vigor con el nuevo gobierno, ese poder se fortalecerá todavía más.

III. En Chile, la burocracia es estatista y la mayoría del Congreso parece predispuesta a más control estatal. Nunca ha existido verdadera empresa privada en Chile y los grandes negocios también dependen del favor del gobierno, tanto para sus ganancias, como para su capital inicial, para su protección ante las propuestas de nacionalizar empresas extranjeras y para no encontrar dificultades serias en el crítico sector bancario y de seguros.

IV. El sector de grandes empresas es frágil en Chile y sus precarias bases pueden eliminarse con mayor facilidad, dicen, que en Francia e Italia.

V. La derecha política depende de la derecha económica. La eliminación de la última destruye a la primera. Y si este proceso continúa, el PDC terminará disgregado como rebanadas de salchichón, con método ya utilizado por los comunistas en estos últimos 6 años, en una sociedad totalmente libre, para destruir a ese otro soporte principal del centro político, que era el partido Radical.

VI. La prensa libre en Chile está representada primordialmente por el grupo de El Mercurio. Esta empresa, perteneciente a Agustín Edwards, ha apoyado a Frei desde 1964 hasta la fecha. En esta ocasión se ha lanzado por completo en contra de los comunistas y se ha convertido en el gran portavoz de Alessandri. Está condenado, y es el único diario respetable del país junto con una gran cantidad de diarios satélites en Santiago y en el resto del país. Mi predicción es que será eliminado, no debido a la nacionalización sino por la presión y control del gobierno sobre el suministro de papel y sus precios, el uso de la publicidad del gobierno y la desaparición de toda empresa libre de cierta importancia. La democracia depende finalmente de la libertad de expresión. Acallar la voz más fuerte es acallar la disidencia. De los tres canales de TV de Santiago, en una sociedad aún libre, uno está totalmente controlado por los marxistas leninistas de la Universidad de Chile; otro por una combinación de marxistas y demócratacristianos de extrema izquierda de la Universidad Católica y el tercero le pertenece al Estado.

VII. Chile tiene un sistema casi único para designar a los mandos militares. No sólo el Presidente tiene la mayor influencia en la selección de los jefes de las tres ramas de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, sino que lo más significativo es que, una vez ascendidos los nuevos mandos, automáticamente pasan a retiro todos aquéllos altos oficiales que están por encima en la lista de antigüedad. No existe otro instrumento mejor para eliminar así de fácil y por métodos legales y tradicionales una enorme porción de oposición.

VIII. Económicamente, Chile está en la mejor forma. Tiene 500 millones de dólares en reservas de moneda dura, más que el per cápita de EE.UU. Comenzando el próximo año será el segundo productor de cobre más grande del mundo y superará a la Unión Soviética, gracias a la enorme inversión de compañías norteamericanas. A Chile no le faltarán mercados porque sus principales clientes son Europa Occidental y Japón, naciones mercantilistas que se mostrarán contentas de almacenar gangas de cobre. Un régimen de Allende también ahorrará una gran salida de moneda dura en ganancias, amortizaciones, pagos de licencia e incluso puede postergar 750 millones de dólares que debe a la Agencia Internacional de Desarrollo y al Eximbank. El punto es que no necesita ningún apretón económico durante algún tiempo.

IX. Chile realmente es una isla. Sus tres vecinos tienen suficientes problemas como para evitar cualquier presión sobre este país.

X. No hay ningún país en la Tierra que esté tan lejos de los dos super poderes y de China roja. No es Polonia, ni es México.

11. En suma, no requerirá de ningún compromiso masivo de nadie y la Unión Soviética deberá moverse con cautela para extender su base. No tendrá riesgo muy pronto. Chile no es otro drenaje cubano para los recursos de Moscú. Pasarán años antes que el peso muerto del nuevo sistema aplaste la economía del país.

12. Es lamentable que EE.UU. tenga que moverse más rápidamente. Mañana informaremos de las medidas que tomamos preparándonos para la nueva era.

13. Nuestro liderazgo dependerá, si puedo expresarme en español, de que tengamos cabeza, corazón y cojones. (En castellano en el original). En Chile esto es cháchara..., charla.

Korry
Telegrama 3537
Página(s) Perdida(s)
Ref. Santiago 3499

Santiago, 8 de septiembre, 1970
De: Embajada Santiago
Para: Secretario de Estado, Washington DC

Tema: Ninguna esperanza para Chile (Parte 1 de 2)

1. Mi pesimismo de la noche electoral aumenta a medida que se van incrementando hora a hora las posibilidades de que Allende sea confirmado como Presidente. Ni las fuerzas políticas ni las militares opuestas al acceso de Allende tienen el más mínimo asomo de esperanza. Por lo tanto, aunque sea con reticencias, Estados Unidos debe comenzar a planificar desde ahora cómo enfrentarse a la realidad de un régimen allendista.

2. En lo que ahora parecen años luz atrás, escribí el mes pasado que la cortesía es la característica predominante de la vida chilena. La cortesía es lo que controla la agresividad, y la cortesía es lo que hace casi seguro el triunfo del muy descortés Allende. Ni el Presidente ni las FF.AA. tienen agallas para la violencia que temen sería la consecuencia de cualquier intervención. Cada uno quiere que el otro actúe para asumir la responsabilidad histórica del derramamiento de sangre que, en su opinión, se produciría y que podría alcanzar las proporciones de una guerra civil.

3. Así como en las elecciones, las fuerzas de la Unidad Popular están plenamente preparadas para todas las contingencias, incluyendo las de la victoria. Como en la campaña, sus opositores son tan torpes, desorganizados, ingenuos e impotentes como siempre. Los militares hablan y hablan, el Presidente y sus amigos hablan y hablan, pero los comunistas, que se han preparado tan eficazmente para esta oportunidad, actúan y actúan con habilidad, determinación y el temor que inspiran. El editorial del "New York Times" de ayer llamaba al candidato de la Democracia Cristiana, Radomiro Tomic, "el arquitecto del triunfo de Allende en las urnas". Podrían haber añadido qué también diseñó su ascenso a la Presidencia.

4. Tomic reconoció casi de inmediato la victoria de Allende el sábado pasado. Su vocabulario durante el último año legitimó las metas marxistas. El sábado le dio vida a sus palabras al abrazar a Allende ante las cámaras de TV. Ya que su única contribución a la Democracia Cristiana en la campaña fue mantener la unidad del partido y ya que sus hombres están a cargo del partido, él dio el ímpetu inicial que inevitablemente llevará a Allende a la primera magistratura. Tomic está trabajando de facto para eliminar cualquier oposición que se produzca en la votación del Congreso, fijada el 24 de octubre.

El hecho es que el PDC intentará celebrar una reunión del Partido en octubre para determinar su táctica política, incluyendo la postura frente a la votación en el Congreso. Entre tanto, el PDC está buscando una postura "negociadora", declarando que el proceso electoral aún no ha terminado. Como equipo negociador, han nombrado a tres acérrimos partidarios de Tomic, liderados por el diputado Luis Maira. Las cuatro "condiciones" que le han planteado a las fuerzas de la Unidad Popular son, a mi juicio, completamente aceptables para los marxistas y dicha aceptación proporcionará el módulo de escape que desea el PDC y que los comunistas creen que sellará el destino de Chile. Las condiciones incluyen autonomía para las universidades (un eslogan comunista favorito), continuar con el profesionalismo de las fuerzas armadas (como el propio Allende ha enfatizado), la libertad de prensa, interpretada como la libertad de cada periodista para informar objetivamente pero excluyendo el control de los grandes intereses económicos (una formulación de Allende) y finalmente, una garantía de elección democrática (como la Unidad Popular insiste en que habrá).

5. Igualmente significativo es que Tomic esté consolidando su control del PDC, aislando al Presidente Frei del partido que fundó y llevó al poder. Mientras se pasea por su oficina lamentándose de su suerte, Frei está descubriendo que tiene sólo unos pocos ministros con los que puede contar, unos pocos senadores y diputados que estén dispuestos a pensar en alternativas y algunas figuras del pasado. Ellos han reflexionado sobre las alternativas políticas de derrocar a Allende y las opciones militares. Ambas, aparentemente, están construidas sobre arena.

6. Las opciones políticas dependen de que una mayoría del Congreso vote por Alessandri, quien, a su vez, nombraría un gabinete militar y renunciaría tras ser elegido. Los militares convocarían a nuevas elecciones en una votación popular contra Allende. En sus conversaciones con los políticos chilenos, Frei ha evitado mencionarse a sí mismo como la alternativa, proponiendo a figuras tan poco elegibles como sus ex ministros del Interior Bernardo Leighton o Edmundo Pérez Zujovic. Todos saben que tiene que ser Frei, pero él no quiere quemar sus naves ni admitir lo obvio porque sabe que no tiene poder sobre su partido y porque quiere mantener el máximo de flexibilidad como el Presidente inmaculado de todos los chilenos. Su precaución ha permitido que Tomic, un eterno perdedor, le haya ganado. Un hombre sin pantalones no siente cuando le quitan la camisa.

7. Las fuerzas alessandristas están de acuerdo con este esquema que hace algunas semanas describí como rebuscado y que cada día se asemeja más a un aparato de Rube Goldberg. Alessandri ha mantenido silencio. En la oficina del partido se dice que ellos no reconocerían a Allende como presidente electo. Han organizado unas pocas demostraciones que no han impresionado a nadie.

Korry

Segunda Parte

Telegrama 3538
Liberado en parte con Censura B l, A3

9 de septiembre, 1970
De: Embajada Santiago
Para: Secretario de Estado, Washington DC

Tema: Ninguna esperanza para Chile (parte 2 de 2 partes)

1. Almorzando hoy con los embajadores de... (Censura B1, A3), mis colegas sienten que prácticamente no existe ninguna posibilidad de impedir que Allende asuma la Presidencia. (Censura B1, A3) ... fue más lejos que la línea de Tomic. Dijo tener una duda considerable de que Chile, bajo Allende, se convierta en un estado comunista y por consiguiente era esencial que todos los chilenos trabajen en mantener la prosperidad del país y permitirle al PDC salvar la democracia. (Censura Bl, A3) ... fue considerablemente más lejos, mientras que (Censura Bl, A3) apoyó mi punto de vista y los otros dos no comprometieron opinión en el tema que tanto afecta al futuro de la política de EE.UU. y las recomendaciones que nosotros estaremos enviando mañana. Creo de interés profundizar los contenidos de la discusión.

2. Esencialmente, ... (Censura Bl, A3) argumentó con extensos puntos de vista históricos. En un momento dado dijo que Castro colapsaría. En otro punto dijo que toda América Latina necesitaría transitar el comunismo durante unos veinte años para eliminar las claras injusticias y entonces las cosas podrían arreglarse. En cuanto a Chile, estaba de acuerdo con mi visión de que EE.UU. y las compañías norteamericanas serían el primer blanco de Allende, junto con los grandes empresarios chilenos. Allende buscaría separar a EE.UU. de Europa y Japón y después de varios años de ese juego se endurecería. Ambos estuvimos de acuerdo en que la URSS no tenía ya cómo resistir otro drenaje cubano de sus recursos. Estuvimos de acuerdo en que Allende se movería prudentemente dentro de Chile y buscaría mantener las pequeñas empresas que continuaran funcionando para utilizar a sus profesionales y gerentes que se mantuvieran al margen de la política.

3. Su conclusión fue que, comercialmente, sería muy beneficioso en el periodo inicial usar sonrisas para negociar tratos mejores. Admitió que estas negociaciones podrían implicar créditos frescos pero sólo condicionados y en términos de corto plazo. También dijo que cualquier cosa que hiciera Occidente para mantener el país a flote sería beneficiosa a largo plazo.

4. Mi conclusión es que si el régimen allendista desea moverse con lentitud para consolidar su poder político y devorarse a gusto al PDC y a las instituciones chilenas, ¿qué interés hay para nosotros en seguir su ritmo y programa? El mundo occidental y los EE.UU. tienen una cantidad considerable de problemas de mayor prioridad que éste. Nuestras relaciones con la Unión Soviética son primordiales para evaluar esta situación. ¿No sería mejor que el gobierno de Allende acelerara sus medidas más duras que probablemente provocarían una reacción popular en el primer año de la nueva era? ¿No seria mejor empujar a la URSS para que preste con mayor rapidez un apoyo costoso (y disperse sus esfuerzos) a un régimen que se enfrentaría a problemas económicos increíblemente difíciles, incluyendo una alta tasa de inflación, problemas de producción debido a las nacionalizaciones, un descenso en la producción agrícola causado por las expropiaciones, etc.? ¿No sería preferible que la mano soviética asomara de inmediato y de esta manera advertir al resto de América Latina de la realidad de dicho lugar? ¿No sería mejor camino aumentar obstáculos para que el comunismo no pueda manejarlos si se le acortara el tiempo para actuar? Afirmé que EE.UU., mantendría relaciones correctas, que nosotros (al igual que todos mis colegas) esperaríamos las iniciativas del gobierno de Allende en materias contra EE.UU., en vez de provocar cualquier confrontación y que cierta presencia norteamericana se mantenga tranquilamente hasta que él haga su próximo movimiento.

5. (Nombre borrado) me apoyó totalmente y creo que hice... (Nombre borrado, B1 A3) reflexionó lúgubremente, incluso él... (Nombre censurado B1, A3) ... pueda reconsiderar. Usted tiene ahora el sabor de las cosas por venir.

(Fin de la parte II)

Korry

Telegrama 3548
SECRETO
Descabezado

Santiago, 9 de Septiembre, 1970

De: Embajada Santiago
Para: Secretario de Estado, Washington DC
Ref.: Santiago 3537

Tema: Una, y solamente una, esperanza para Chile

1. El telegrama enviado anoche refleja verazmente la opinión de mis colegas más antiguos en esta misión: racionalmente, no hay "ninguna esperanza para Chile". La única opinión disidente a mi cable es la mía. Escribí esta frase extraña que reconozco producirá una inevitable reacción. Pero antes que se contacte a Santa Elizabeth, escúchenme hasta el final. Como el Presidente Frei, a veces tengo que actuar como el personaje de una obra francesa que dice "si mis manos estuvieran llenas de verdades, no las daría a otros".

2. Saqué ayer la conclusión que ni la derecha política, ni los militares merecen nuestra esperanza de cambiar el triunfo de Allende. Cada uno puede jugar un rol de apoyo pero no pueden actuar eficazmente.

3. También concluí que nuestros contactos con estas fuerzas están volviéndose demasiado arriesgados y que tendríamos que desengancharnos. Tal separación, apropiadamente ejecutada, podría sostener las esperanzas prudentes pero realistas que aún retengo.

4. Siempre he creído -y ahora soy el único- que el futuro de Chile sólo un hombre puede decidirlo: Frei. Creo que está jugando sus cartas con astucia extraordinaria, dadas las circunstancias. Pienso que sabe que puede contar con mi apoyo cuando lo necesite ante cualquier proposición dudosa. Estoy convencido que nadie, dentro y fuera de Chile, entiende la situación política como él, cuando piensa con serenidad y con un objetivo. De cierto modo, creo haberlo ayudado a salir del pesimismo y a pensar positivamente.

5. Estoy convencido que es necesario crear un modo para continuar trabajando como de costumbre, en parte por mi preocupación por los intereses norteamericanos a largo plazo, cualquiera sea el resultado del 24 de octubre, en la votación del Congreso, y también por mi deseo de contribuir a aumentar el sentido de confianza entre las jubilosas fuerzas de Allende. Sé que la disposición de ánimo de una Embajada, a pesar de las muchas precauciones que pueden tomarse, se transmite rápidamente a muchos. Ya he tenido dolorosas experiencias en estos últimos ocho años al filtrarse asuntos sensitivos procedentes de Washington. Para materializar esta esperanza, estoy de acuerdo con el éxodo creciente de periodistas norteamericanos que piensan que la historia terminó, que EE.UU. verdaderamente no está involucrado y que están planeando regresar a la votación del Congreso.

6. Finalmente, necesité una justificación bajo la forma de un cable que se difundirá a través de la misión, en la medida en que empuje la adopción de medidas racionales para rastrillar la reducción de algunas de nuestras actividades. Cuando enviemos nuestras recomendaciones, deberán leerlas a la luz de lo anterior y los destinatarios no deberán dudar en preguntarnos si ellas realmente cuestionan mi optimismo y nuestra necesidad oficial de prepararnos para lo peor. Apreciaría que todos los mensajes que traten este asunto, junto con este cable, sean clasificados "eyes only" (Nota: Código que se entiende "sólo para leer").

7. Todos los políticos saben que "nosotros tenemos dos tipos de amigos: los que quieren a EE.UU. y quienes nos aborrecen". Así estamos en Chile. Frei está en esa posición. Sus demócratas cristianos sienten eso. El juego es cómo conciliar estas dos variedades, y también a los enemigos abiertos, y hacerlas contribuir a nuestros propósitos.

8. Los comunistas están poniendo sus ojos en el Ejército; también les he dado bastante señuelo con un perfume cuyo olor los llevará directamente hacia los hombres uniformados. Ellos se preocupan mucho por la derecha política y económica y están haciendo lo mejor por tranquilizar a todos los alessandristas, excepto a los más adinerados y a los más militantes. No pueden permitirse el lujo de distraerse frente a estos representantes de lo que consideran sus enemigos inevitables. Pero también están prestando más atención a lo que está ocurriendo en el PDC, el partido más grande de Chile y la fuerza que determinará el futuro del país.

9. Hay dos tendencias políticas entre los demócratacristianos: una cree que la sociedad puede estructurarse para crear el paraíso en la tierra y estos son dogmáticos y escatológicos. La otra, es más realista sobre el hombre, más pragmática sobre lo que es posible, más política. La primera está tipificada por Tomic, la otra, por Frei. El primer grupo fue genuinamente sorprendido por los resultados de la elección y tiende a creer que la votación confirma su concepción de sociedad; consideran el triunfo de Allende como una prueba de sus propias ilusiones. El shock del otro no se debió a la derrota de Tomic sino a la mayoría relativa de Allende y a la importancia de esto para Chile y para ellos. En la derrota, los partidos políticos son embestidos por las fuerzas de la desunión pero surge un atrasado pero no menos fuerte sentido para sobrevivir.

10. Desde anoche, el PDC -ahora en manos de Tomic- y el gobierno -todavía en las manos de Frei- sobrevivió al primer susto sin mucho daño. Tácticamente, su posición ha mejorado considerablemente desde el desafortunado abrazo de Tomic a Allende, acto imitado por su estrecho círculo de consejeros. Pero lo que podría ser fatal no ocurrió: que el PDC reconociera formalmente a Allende presidente electo. El Consejo Nacional del partido, en su reunión de la noche del lunes, evitó ese mal paso gracias a las tardías presiones del freísmo y gracias a otros, como Fuentealba, mi viejo senador protagonista de un anti norteamericanismo que forma parte de su concepción fuertemente nacionalista. El hecho es que nosotros no intervinimos de manera alguna en ayudar a que el partido pudiera mantener su postura independiente y posponer la decisión que levantará el PDC para el 24 de octubre. Al mismo tiempo, Alessandri cooperó no reconociendo a Allende y retirándose en silencio, guardando vivas, así, las posibilidades para las futuras transacciones políticas que los chilenos desean favorecer.

11. El lunes Frei también se negó personalmente a la demanda de Allende para reconocerlo como futuro presidente: lo trató fríamente. Y ayer el Presidente se reunió con los jefes de las tres ramas de las FF.AA. para debatir su situación económica. La acción del Presidente es para mantener a Chile en una posición económica lo más saludable posible y alejarlo de la marea de pánico que está arrollando a muchos. También entiendo que se ha movido para mantener la independencia de los medios de opinión que controla o puede influir. Como resultado, descubro un cambio: hay un nuevo énfasis en el PDC, siente que el juego todavía está en desarrollo, que no ha soplado el silbato final y que todavía faltan 45 días para el 24 de octubre.

12. Los líderes de las FF.AA. saben ahora, tanto como yo, que deben confiar en sus propias fuerzas y que son totalmente dependientes del Presidente. Pienso que el reconocimiento de esta realidad es una ventaja adicional; coloca al mando militar en las manos de Frei; es una carta valiosa para jugarla en el momento adecuado. Igualmente, creo que el Cardenal, ante toda la impotencia de la Iglesia en Chile, responderá al PDC y a Frei si llega el momento oportuno. La única pregunta que tengo es si la derecha, la derecha política y económica, entenderá que el pánico es destructivo y que su única esperanza es Frei, aún cuando finalmente un nuevo gobierno suyo será todavía más reformista. Haré lo que pueda y creo que he dado pautas a la comunidad comercial norteamericana (telegramas de septiembre, hoy con distribución más amplia) para jugar un papel importante. A propósito, esa comunidad está desplegando un muy alto grado de madurez y de sentido común, con una o dos únicas excepciones de los representantes más ruidosos, pero menores. Me considero afortunado de tener su plena confianza.

13. La meta inmediata importante es crear igual sentido de madurez en el PDC y entre la derecha. El PDC tiene más latente y activo ese poderoso impulso: el deseo de quedarse en el poder. También tienen medios -que en el telegrama de referencia llamé una "Rube Goldberg contraption" (intraducible). Esta invención política es la mejor, de hecho es el único camino. Pueden realizar una aspiración que satisfaga sus intereses individuales, los requerimientos del partido y el sentimiento de hacer algo por el país. Mi duda es el problema del recíproco desagrado humano entre Tomic y Frei, por la propensión de Tomic de hacer lo contrario de Frei, por el refuerzo de esta proclividad proporcionado por su derrota electoral y las inevitables comparaciones con Frei. (Estas materias las discutiré por otra vía).

14. Perdone una analogía algo cruda como la del final de este mensaje. He intentado ponerme yo mismo en "la posición del otro" -de Chile y de Frei- pero estoy dolorosamente consciente que sólo en los actos del placer sensual se mide la gloria que asume el hombre "poniéndose en el lugar del otro". Quizás yo deba mantenerme en esas actividades, porque confieso que mis esperanzas, aunque modestas y suavemente vigorizadas, por el momento son un buen sustituto.

Korry

Telegrama Confidencial

9 de septiembre, 1970

Santiago 3580

Tema: Encuentro del Embajador con hombres de negocios norteamericanos

1. En una reunión con hombres de negocios norteamericanos en la residencia (tachado) el 9 de septiembre, el Embajador enfatizó la intención del gobierno de EE.UU. de seguir actuando en los negocios de la manera habitual. Habló de cambios en algunos programas que de todas modos se habrían hecho y que llevarían a una reducción gradual del personal de confianza, pero sin ningún despido apresurado, ni sin razón. Las grandes reducciones, como la eliminación de los Cuerpos de Paz o las actividades del Milgroup (Grupo Militar de EE.UU.), sólo ocurrirán si son solicitadas por el nuevo gobierno. Es falso el rumor de que la Embajada norteamericana está haciendo las maletas.

2. El Embajador reiteró que el proceso de la elección no terminará hasta la votación del Congreso. Entretanto, debe recordarse que Chile es un país de "transacciones". El Presidente Frei es un político experimentado, totalmente consciente de lo que está en juego. Otros sectores también conocen los resultados potenciales de una administración Allende. Los chilenos discuten estas posibilidades y "transan" las posibles soluciones. El Embajador puso énfasis en que en forma alguna desea despertar esperanzas, pero afirmó que nadie puede predecir el resultado final.

3. El Embajador recalcó que no puede recomendar decisiones comerciales. Una de sus funciones, precisamente, es ayudar a proteger la libertad de los hombres de negocios para tomar decisiones. Insistió, sin embargo, en que procedan de manera tranquila para continuar operando hasta donde sea posible. Por sobre todo, fueron exhortados a no involucrarse en el proceso político, ni a hacer tratos ahora con las fuerzas de Allende con la esperanza de lograr ventajas después. Ninguna de tales ventajas, afirmó, serían viables. Más aún, el intento de cualquier hombre de negocios por afectar el proceso político sería fútil y se reflejaría negativamente en el resto de la comunidad

norteamericana. La solución de la "amenaza Allende" es mejor dejársela a las fuerzas democráticas chilenas, que entienden la situación mucho mejor que cualquier norteamericano. La comunidad norteamericana debe proyectar una imagen de tranquilo desinterés, continuar así hasta donde sea posible y esperar resultados. Si ocurren nacionalizaciones a gran escala, el gobierno de EE.UU. ayudará hasta donde pueda. Determinadas compañías deben considerar individualmente qué capacidad de negociación tienen, aunque sea limitada, para abordar el tema.

4. De los hombres de negocios que hablaron, todos menos uno estuvieron de acuerdo con el análisis del Embajador. Haldeman de la Kennecott, Cyr de la Anaconda y Mertin del Bank of América reconocieron que sus empresas están en el primer lugar de la lista de expropiaciones de Allende, pero declararon que continuarían sus negocios y no ofrecerían a Allende ningún pretexto para atacarlos.

5. Lindberg, socio mayoritario de Arthur Anderson R. & Co. y presidente de la Cámara Norteamericana de Comercio en Chile, fue el único disidente entre estos hombres de negocios. Quiso que otros se unieran a una campaña para presionar a los parlamentarios chilenos amigos en torno a los problemas en juego e instarlos a oponerse a la elección de Allende en el Congreso. Después de concluida la reunión y cuando la mayoría de los hombres de negocios partió, el Embajador supo que Lindberg hizo previamente una declaración a la cadena de televisión NBC. El Embajador espera que Lindberg sea persuadido de retirar su declaración.

6. Los hombres de negocios expusieron una serie de problemas secundarios que afectan operaciones de las compañías y expresaron preocupaciones relacionadas con la familia. La actitud general, sin embargo, parece significativamente más tranquila que durante el fin de semana pasado.

7. En nombre de la comunidad comercial norteamericana, Haldeman expresó su aprecio por una reunión altamente útil.

GP3

Korry


La CIA reporta su fracaso en Chile en 1970

CIA: Informe de la "Fuerza de Operaciones Especiales" en Chile

Actividades del 15 de septiembre al 3 de noviembre de 1970

Fecha de emisión: 18 de noviembre de 1970

La CIA resumió en este informe sus esfuerzos por impedir la ratificación de Allende como Presidente en el Congreso y, simultáneamente, por fomentar un golpe en Chile -las operaciones encubiertas Track I y Track II.

El documento describe la composición de la Fuerza de Operaciones Especiales ("Task Force"), encabezada por el veterano agente David Atlee Phillips, la inserción individual en Chile del equipo operativo clandestino y sus contactos con el coronel Paul Winert, agregado militar norteamericano designado por la CIA como enlace para esta operación.

El informe narra las operaciones de inteligencia y propaganda diseñadas para inducir al presidente chileno Eduardo Frei Montalva a apoyar «un golpe militar que le impediría a Allende hacerse cargo de la Presidencia el 3 de noviembre» y cómo el mandatario saliente terminó desestimando múltiples presiones.

Su lectura revela por qué la "Fuerza de Operaciones Especiales" creada por el gobierno de EE.UU. para promover un golpe en Chile fracasó en 1970. También relata cómo un omnímodo poder extranjero inició en un lejano país un descarado proceso de corrupción golpista entre la alta oficialidad de las Fuerzas Armadas, en un sector de la clase política, ciertos periodistas y medios de comunicación, algunas organizaciones políticas y otros estratos de la sociedad, a un costo de millones de dólares de fondos públicos aportados por los contribuyentes norteamericanos. El resultado de esta perversa siembra dio frutos tres años después, en el cruento golpe de 1973.

Al escribir su texto secreto, destinado a la lectura de un par de jefes y luego, a la gaveta de un archivo también secreto, los autores derrocharon pretensiones de "estilo", "ingenio" y "lenguaje". Resultan chocantes la arbitrariedad de sus juicios y la puerilidad del "análisis de inteligencia" sobre la situación política de la época, todo esto expresado en una pretenciosa y delirante jerga pseudo sociológica, probablemente empleada con el propósito de impresionar a Washington y justificar el fracaso. Las presuntuosas "operaciones encubiertas" de propaganda y manejo de medios de comunicación no alcanzan el nivel del más modesto manual de relaciones públicas. Aunque su lectura no resulte grata, y a pesar de las importantes porciones del texto censuradas, el contenido es revelador y 29 años después de escrito todavía conserva vigencia porque entrega claves que permiten comprender el devenir político de Chile durante las últimas tres décadas.

Texto del documento

18 de noviembre, 1970

ASUNTO: Informe de la CIA sobre actividades de la Fuerza de Operaciones Especiales en Chile

15 de septiembre al 3 de noviembre de 1970

1. General

a. El 15 de septiembre de 1970, la CIA fue instruida para intentar impedir el acceso a la presidencia de Chile el 3 de noviembre al marxista Salvador Allende. Este esfuerzo tuvo que ser independiente de los esfuerzos coexistentes emprendidos a través, o con el conocimiento, del Comité de los 40, el Departamento de Estado y el Embajador Korry.

b. Brevemente, la situación en ese periodo fue la siguiente:

-Allende había logrado una mayoría de sólo unas 40.000 preferencias en el voto popular chileno para presidente. Jorge Alessandri, un conservador que ocupó el segundo lugar, enfrentaría a Allende en la votación final en el Congreso el 24 de octubre. El segundo se invertiría como el ganador para convertirse en presidente el 3 de noviembre.

-La designación de Allende como presidente por el Congreso era muy probable debido a todos los factores conocidos del equilibrio de la política chilena.

-Dada las tristes perspectivas de una fórmula política que comenzara a trabajar para impedir la designación de Allende como presidente en el Congreso, las alternativas restantes se centraron en revertir el apoliticismo y la inercia de la orientación constitucional del Ejército chileno.

-Las intenciones del gobierno de Estados Unidos fueron altamente sospechadas, particularmente por Allende y ciertos sectores del gobierno. Las sospechas se extendieron a todos los norteamericanos en Chile para cualquier propósito declarado. Además, el Ejército chileno estaba empezando a ser estrechamente monitoreado por las fuerzas de Allende, alertadas por señales de peligro ante cualquier proclividad al intervencionismo.

2. Organización especial

a. La Fuerza de Operaciones Especiales fue montada en Chile y estaba funcionando tres días después que se le asignara la misión a la CIA. Encabezada por (nombre tachado) y el altamente calificado agente CIA (nombre tachado) traído desde su sede en (tachado) específicamente para este propósito. Se puso en funcionamiento un canal especial de comunicaciones simultáneas entre Santiago, Chile, y Buenos Aires, Argentina, para manejar el delicado tráfico de cables de la Fuerza de Operaciones Especiales.

b. (Línea tachada) consistió en cuatro funcionarios de la CIA con la apariencia, idioma, y experiencia como para mantener la ficción de varias nacionalidades extranjeras. Fueron llamados a Washington desde sus locaciones de trabajo en el extranjero, se informaron y luego se insertaron individualmente en Chile (nombres borroneados) nativos. En Santiago, su único contacto norteamericano fue un funcionario de la CIA residente en Santiago (línea tachada) para establecer contactos con intermediarios chilenos o los principales interesados en promover un golpe militar.

c. Por un arreglo especial (y único) solicitado por la CIA, el Agregado Militar norteamericano en Santiago se puso bajo la dirección operacional del jefe de la Estación CIA. Su colaboración y sus contactos con militares chilenos fueron inestimables para este programa.

(FALTA COMPLETA LA PAGINA 4 DEL INFORME)

...elegido para la presidencia por el Congreso, Alessandri renunciaría. La acometida de los esfuerzos de la CIA consistía entonces en utilizar toda presión posible, combinada con estímulos, para inclinar a Frei por este camino. Con este propósito, de un día para otro la CIA movilizó una acción política, engranada con una campaña de propaganda diseñada para llevar y atraer a Frei hacia la derecha y fortalecerlo para desarrollar la acción del gambito de la reelección (Enroque Alessandri/Frei).

d. Al mismo tiempo, reconociendo la falibilidad de Frei, la CIA se concentró en provocar un golpe militar. Esta tarea se separó de la maniobra del gambito de la reelección de Frei, con la intención de continuar adelante, independientemente de Frei si fuese necesario, pero con su aquiescencia, si esto era posible. (Siguen 4 líneas tachadas).

1. La campaña de propaganda

a. La campaña de propaganda fue hecha a la medida, centrándola en generar preocupación sobre el futuro de Chile en términos que condicionarían el pensamiento y las acciones de los tres elementos clave del equilibrio político chileno: el mismo Frei, la elite política criolla y el Ejército chileno (cartas que permitían colateralmente ejercer presión sobre Frei). Cada uno de estos elementos precipitaban la aceptación racional de Allende en la Presidencia, con un paliativo inherente al control y equilibrio del respeto de Chile por la democracia y la constitucionalidad, suavizado por la promesa de Allende de honrar estas tradiciones.

b. Después de la votación popular del 4 septiembre, la prensa mundial tendía a tratar la perspectiva de dar testimonio sobre el acceso al poder del primer jefe de estado marxista libremente elegido, presentado esto como un curioso desliz de la democracia, en lugar de un evento políticamente significativo. El interés de la prensa y su cobertura fueron relativamente indulgentes hasta que las fuerzas de Allende fortuitamente entregaron un tema atractivo que podría explotarse. El 15 septiembre, se puso en claro que Allende estaba dirigiendo una campaña bastante descarada para intimidar a los medios de comunicación y de información chilenos a través de amenazas de asesinato y violencia, "tomas" por parte de las llamadas organizaciones de trabajadores y un emplazamiento a la dirección de los periódicos y estaciones de la radio. El propósito de Allende era sofocar cualquier oposición a su elección por el Congreso y aprovecharse de las particularidades latinas, muy pronunciadas en el chileno, propenso a subirse al carro, contrariando los ideales y el bienestar del país. El blanco mayor de Allende era "El Mercurio", el periódico más prestigioso de Chile y la más importante voz de oposición a Allende en ese tiempo. La CIA montó una campaña de propaganda centrada alrededor de "El Mercurio", mostrando duramente en sus ediciones que Allende daba el primer paso en la "comunización" de Chile atacando la libertad de prensa y, peor aún, con una elección aún sin definirse. Entonces, se lanzaron los recursos de "acción encubierta":

Cables de protesta y de apoyo a "El Mercurio" en los principales periódicos a lo largo de América Latina.

Una declaración de protesta de la Asociación Internacional de Prensa (siguen 4 líneas borroneadas). "Las fuerzas comunistas y marxistas, y sus aliados, están estrangulando la libertad de prensa en Chile".

Con gran cobertura, la Asociación Internacional de la Prensa entregó detalles en sus protestas sobre los esfuerzos comunistas para apoderarse de la prensa chilena.

Se puso en marcha un programa para que un equipo de periodistas -con agentes efectivos y otros elementos- viajara a Chile para reportear desde el lugar de los acontecimientos (entre el 8 y el 28 de septiembre, la CIA colocó en ruta a Chile a 15 agentes periodistas desde 10 países diferentes. Este armazón fue complementado más tarde por otros 8 periodistas más de 5 países, quienes trabajaron bajo de la dirección de agentes de alto nivel, capacitados en su mayoría en manejo de medios de comunicación).

Como resultado del escándalo resultante, Allende -muy sensible a la opinión mundial e intentando proyectar la imagen de un moderado socialista no dogmático- decidió hacerse más circunspecto. Para el 25 septiembre, la intimidación pesada ejercida sobre la prensa virtualmente había cesado.

c. La demostración de fuerza que Allende había hecho, sin embargo, surtió algún efecto; la prensa chilena, incluyendo a "El Mercurio", nunca se recuperó y permaneció en sordina al punto de quedarse completamente fuera. Faltando el foro usual para la generación espontánea y multiplicadora de propaganda dentro de Chile, la CIA tuvo que incrementar sus propios recursos:

-una prensa subterránea, dependiente directamente de la distribución por el servicio del correo ordinario;

-la colocación de noticias a través de agentes (periodistas) desafiando la resistencia de las atemorizadas direcciones de los medios;

-financiamiento de un nuevo, aunque pequeño, periódico1;

-subsidio a un grupo político anti Allende, a sus programas de radio, a sus anuncios políticos y a sus concentraciones públicas; y

-el envío directo por correo de artículos y noticias extranjeras al Presidente Frei, a la Señora Frei, a líderes militares seleccionados y a la prensa interna chilena.

Este esfuerzo no hizo, ni pudo reemplazar a una prensa chilena totalmente operativa y libre de trabas. Virtualmente en solitario, mantuvo viva dentro de Chile la voz de una oposición pública, con el propósito del golpe planteado durante las semanas finales de este periodo.

d. La magnitud de la campaña de propaganda montada durante este periodo de seis semana en los medios de comunicación de Latinoamérica y Europa, aparte de EE.UU., lejanos pero con gran influencia en Chile, resulta evidente del hecho de que un retorno sólo parcial muestra 726 artículos, transmisiones, editoriales y notas similares cuyas repeticiones no se conocieron (siguen dos líneas censuradas). Ni tiene la CIA idea alguna del efecto multiplicador inmensurable, esto es, cuántas de sus «noticias inducidas» focalizadas hacia los medios de comunicación interesados en los problemas chilenos estimularon una cobertura adicional del tema; excepto que, incluso para normas conservadoras, esta contribución debió haber sido sustancial y significativa.

e. Se ofrecieron "sesiones de inteligencia especial" e información "desde dentro" a periodistas norteamericanos, en deferencia a la influencia internacional de los medios de comunicación de EE.UU. Particularmente notable en esta conexión fue la historia de portada de la revista Time ("cover story"), basada mayoritariamente en materiales escritos e informaciones proporcionadas por la CIA. El corresponsal2 de Time en Chile, quien estuvo proveyendo mucho del material de fondo para la historia, aparentemente daba un significado literal a los alegatos de moderación y constitucionalidad de Allende. De acuerdo a las sesiones de información de la CIA en Washington (sigue una línea censurada) cambiaron el empujón básico de la historia en las fases finales con otro corresponsal de Time. Esto dio motivos a Allende para quejarse el 13 octubre: "Estamos sufriendo la presión más brutal y horrible, interna e internacional", singularizando que Time, en particular, "llamó abiertamente" a una invasión de Chile.

5. Acción política

a. El programa de acción política tenía sólo un propósito: inducir al Presidente Frei a impedir la elección de Allende por el Congreso el 24 de octubre y, fracasando esto, apoyar -a lo menos por neutralidad benévola y a lo más, por una débil bendición conspirativa- un golpe militar que le impediría a Allende acceder a la Presidencia el 3 de noviembre. Realísticamente, la "tarea" era intentar lanzar de nuevo a Frei, como una personalidad política, para un papel que exigía resolución y un "machismo" a un grado que hasta ahí éste lo había eludido. Las presiones de aquéllos cuya opinión y/o aprobación en su momento Frei valoró -en combinación con adecuadas orquestaciones de propaganda- representaban la única esperanza de convertir a Frei.

b. (Sigue un párrafo tachado de 5 líneas)

- Allende como presidente sería un desastre sin paralelo para Chile (Frei estaba de acuerdo).

- Frei tenía el poder y obligación de impedir esto.

- (Siguen 2 párrafos tachados: 5 líneas).

- Ante la posibilidad de una jugada exitosa del gambito de la reelección de Frei, el gobierno norteamericano estaría preparado para entregar un apoyo sustancial a la campaña presidencial de Frei.

c. (Sigue otro párrafo de 6 líneas censuradas)

d. En Europa y América Latina, miembros prominentes e influyentes del movimiento demócrata cristiano, así como la Iglesia Católica, fueron alentados a visitar a Frei o a enviarle mensajes personales urgiéndolo a salvar a Chile. Algunos de estos esfuerzos fueron los siguientes:

- (Párrafo de 6 líneas tachado)

- El Partido Demócrata Cristiano germano occidental -que disfrutó una especial cercanía con Frei, en virtud del apoyo generoso otorgado a los democristianos de Chile durante muchos años- mandó a varios emisarios de alto nivel, quienes tomaron contacto con Frei y otros líderes del partido Demócrata Cristiano (los nombres al final de la línea están tachados). -(Siguen tres párrafos censurados, más de la mitad de la página).

- (Nombre tachado), una de las figuras internacionales del catolicismo más respetada por Frei, le envió un mensaje personal indicándole que él y su partido debían oponerse al marxismo.

- (Nombre censurado), del partido Demócrata Cristiano italiano -que tenía buenas relaciones fraternales con Frei y su partido- se negó a intervenir. (Dijo que era una situación desesperada y no veía por qué arriesgar su reputación en una causa perdida).

Se hicieron esfuerzos colaterales para influir en Frei o en su entorno, tales como:

- los católicos laicos influyentes enviaron mensajes o visitaron El Vaticano.

- (Nombre censurado), luego de una serie de presiones clericales de otros países, accedió a no reconocer previamente la victoria de Allende, antes de la elección que tendría lugar en el Congreso. (Nota: se refiere al Cardenal R. Silva).

- Grupos de mujeres de otros países latinoamericanos enviaron telegramas a la Señora Frei.

- Por correo se mandaron artículos de la prensa extranjera directamente a Frei, a la Señora Frei y a los parlamentarios del partido Demócrata Cristiano en Chile.

- Se practicó "inteligencia de superficie", haciendo emerger información sosteniendo que, una vez en el poder, los comunistas pensaban denigrar a Frei como primer paso en la disolución de su partido.

e. A pesar de todo, Frei nunca se comprometió. De hecho, no asistió ni influyó en el Congreso de su partido, realizado el 3 y 4 de octubre que, en ese tiempo, decidió por un margen sustancial hacer un trato con Allende. Con esa decisión, el gambito de la reelección de Frei murió y se agotaron las alternativas constitucionales. Seguidamente, Frei se las arregló para confidenciarle a varios oficiales militares de alta jerarquía que no se opondría a un golpe, que incluso le daría la bienvenida a uno, protegiéndose de sus repercusiones. Sin embargo, cuando se presentaron tanto la oportunidad como la situación de golpe, con el asesinato del comandante en jefe del Ejército René Schneider (Nota: 22 de octubre), Frei se separó rápidamente.

6. Golpe militar

a. Después de comienzos de octubre -ausente cualquier evidencia de una respuesta de Frei a la respiración artificial, políticamente hablando- crecientemente se comenzó a pensar, cada vez más, en un golpe militar como la única posible solución al problema Allende. Existían corrientes anti Allende en el Ejército y en Carabineros, pero inmovilizadas por:

- la tradición de respeto militar hacia la Constitución;

- la posición pública y privada del general Schneider, Comandante en Jefe del Ejército, quien defendió una adhesión estricta a la Constitución;

- el temor a la reacción de oficiales de rango inferior que tendían a albergar simpatías pro Allende; y,

- una fuerte propensión a admitir los halagos de Allende en el sentido que el Ejército poco tenía para temerle.

Aunque había oficiales en la cúpula del Ejército y de Carabineros predispuestos individualmente para entrar en acción, sentían que el Ejército era el mando natural para un golpe exitoso, y mientras el general Schneider se mantuviera como comandante en jefe, no podría contarse con el Ejército. La actitud del general Schneider sólo podría cambiarse a través de la intervención personal del Presidente Frei y una poderosa defensa suya en favor de un golpe; algo que, como llegó a ser obvio, fue muy improbable que se decidiera a hacerlo.

NOTAS

(1) El vespertino Tribuna.

(2) Se refiere a Mario Planet, antiguo corresponsal de Times y prestigiado maestro de periodistas.


El jefe de la CIA explica el fracaso del golpe

CIA: Informe de Richard Helms, director de la Agencia Central de Inteligencia, al Consejo de Seguridad Nacional

Tema: Chile

5 de noviembre de 1970,

Este documento informa al Consejo de Seguridad Nacional sobre la situación en Chile desde el enfoque particular del director de la CIA, Richard Helms. El informe contiene detalles del esfuerzo desplegado en el fallido golpe del 22 de octubre, pero no reconoce el papel de la CIA en el asesinato del general René Schneider.

Helms también evalúa el carácter "tenaz" de Allende y la política soviética hacia Chile. La agencia de inteligencia sugiere al Consejo de Seguridad Nacional que el presidente socialista de Chile "se mostrará moderado al promover lazos más íntimos con Rusia". A este documento le faltan las páginas finales.

Texto del documento

SECRETO
No distribuir en el extranjero
Informe de RICHARD HELMS,
DIRECTOR DE LA AGENCIA CENTRAL DE INTELIGENCIA
Para: CONSEJO NACIONAL DE SEGURIDAD, reunión del 6 noviembre, 1970

CHILE
Preparado el 5 de noviembre para la reunión del CSN del 6 de noviembre

(Desclasificado)

CHILE

I. El marxista chileno Salvador Allende ha tomado posesión ahora como Presidente de ese país, virtualmente sin ninguna oposición significativa como para controlarlo y con un gabinete dominado por los comunistas y su propio partido Socialista, aún más extremista.

II. Allende fue un ganador estrecho en las elecciones presidenciales realizadas a tres bandas el 4 de septiembre, cuando su coalición de Unidad Popular obtuvo el 36,6 por ciento de los votos.

A. El ortodoxo y pro moscovita Partido Comunista de Chile reunió la alianza de Unidad Popular, escogió a Allende como el candidato, y proveyó la base organizativa para su elección.

B. El propio Allende pertenece al Partido Socialista, un partido marxista, nacionalista con una fuerte facción comprometida con la revolución violenta, en lugar del camino parlamentario para alcanzar el poder favorecido por la línea del pro moscovita partido Comunista chileno.

1. A comienzos de este año, en efecto los socialistas parecían estar listos para deshacerse de Allende. Ha sido el candidato marxista perenne, pero el ala de extrema izquierda del Partido Socialista le tiene desconfianza. Esta ala radical siente que Allende no ha sido un partidario firme de la revolución violenta, pero ha favorecido alianzas con los comunistas con vistas a la victoria parlamentaria.

2. El ala moderada-que podría ganar el control del Partido Socialista en meses entrantes- siente que Allende, bajo tutela comunista, se movería cautamente para llevar a Chile a un estado comunista. En contraste, el ala radical cree que la actual situación favorece una consolidación de poder, maciza, radical, y violenta.

III. La ley electoral chilena establece que cuando ningún candidato presidencial obtiene una mayoría absoluta, el Presidente deberá escogerse en una reunión conjunta de ambas ramas del Congreso.

A. Las fuerzas que pudieron oponerse en el Congreso a la elección de Allende, el 24 de octubre, no sólo se fragmentaron, sino que quedaron sin conducción antes de la reunión del Parlamento.

1. Radomiro Tomic, candidato a Presidente por el partido democristiano del Presidente saliente Eduardo Frei, reconoció a Allende como presidente electo en las cédulas del voto popular, debido a su pluralidad.

2. En un congreso especial de los demócrata cristianos, Tomic y otros líderes del ala izquierda atropellaron a elementos moderados y votaron por apoyar a Allende.

3. El ex presidente conservador Jorge Alessandri, que perdió la votación popular sólo por 40.000 sufragios, al principio planeó dar una lucha fuerte en la votación final del Congreso. Pero el 9 de octubre, después que el comité del partido demócrata cristiano decidió apoyar a Allende, Alessandri pidió a sus seguidores que no votaran por él.

IV. Las fuerzas de Allende, incluso desde antes de la carrera final, estuvieron moviéndose enérgicamente para asegurar su inauguración y consolidar el control.

A. Se usaron eficazmente métodos que iban de una persuasión tranquilizadora a amenazas terroristas, para hacer aparecer su presidencia como agradable e inevitable.

1. Sus partidarios ejercieron la mayor influencia en los medios de comunicación, ya sea obstaculizando su camino o, simplemente, declarando su autoridad en el nombre del régimen venidero.

2. Allende y su entorno cercano contactaron a muchos chilenos importantes en el campo político, económico y profesional, como en educación por ejemplo, para garantizarles que su cooperación sería retribuida.

3. El apoyo de origen popular a Allende se consiguió con unos 8.000 Comités de Unidad Popular en las fábricas y barrios, organizados originalmente como fuerzas de la campaña para la elección popular de Allende. Estos grupos, principalmente controlados por el partido Comunista, al parecer se conservarán y se extenderán para proporcionar propaganda local, control e inteligencia.

B. El 24 de octubre, se presentaron 195 de los 200 legisladores en la votación de las dos ramas del Congreso. (El propio Allende no votó y otros cuatro estaban enfermos).

1. Allende consiguió 153 votos -74 de ellos de los demócratacristianos. Sus 19 senadores y 55 diputados que siguieron la orden de partido de votar por Allende.

2. Alessandri recibió 35 votos del partido Nacional.

3. Siete miembros del Congreso se abstuvieron.

V Aún antes de la elección se especuló que, como último recurso, el Ejército chileno no permitiría el acceso al poder a un gobierno marxista.

A. Muchos oficiales de alta jerarquía habían expresado oposición a Allende, y algunos le habían dicho a Estados Unidos que por su condición de marxista no se le permitiría acceder a la Presidencia si llegara a ganar.

B. Cuando Allende ganó su elección, varios altos oficiales, incluyendo comandantes de tropa y la cabeza de la Fuerza Aérea, ya estaban sondeando maneras, medios y apoyo para impedir un gobierno marxista.

1. Este grupo incluyó al general Vicente Huerta, comandante en jefe de Carabineros que ahora ha sido reemplazado.

2. Varios de ellos todavía expresaron optimismo en que Allende sería derrotado en la votación final del Congreso.

C. Para resumir la situación entre la elección del 4 de septiembre y la toma de posesión del 3 de noviembre, había varios elementos importantes tanto en los ámbitos militares y políticos que percibieron que a Allende no se le debería permitir instalar un régimen marxista en La Moneda. También estaba presente una serie de factores de poder que si hubieran estado unidos y totalmente comprometidos se pudo haber impedido la asunción de Allende a la Presidencia.

1. Como se desarrolló la situación, sin embargo, la facción que controló al partido Demócrata Cristiano fue determinante para alcanzar una cohabitación con Allende, y no se consideró ninguna alianza política ad hoc con el partido Nacional para detenerlo.

2. El Ejército, por su parte, estaba obligado a apoyar al presidente constitucionalmente elegido, tanto por su tradición apolítica, como por la convicción firme y la posición explícita del comandante en jefe del Ejército, general René Schneider.

3. Esos diversos grupos de políticos y de líderes del Ejército que desearon impedir a un Allende en la presidencia, de ninguna manera actuaron concertados, ni demostraron valor para actuar.

D. Este inmovilismo puede atribuirse en un grado considerable al clima de opinión pública existente. Los ciudadanos chilenos ya se habían ablandado y se habían condicionado durante seis años para aceptar el idioma revolucionario que no sólo venía de los partidos Comunista y Socialista, sino que también era generado por los demócratacristianos gobernantes.

1. El gobierno chileno había permitido a los soviéticos y a los marxistas locales continuar sin estorbos su acción política y sus actividades de propaganda.

2. Como resultado, los chilenos vieron la venida de Allende con aprensión e inquietud, pero no con aversión y no hubo agallas como para llevarlos a la acción.

E. Esencialmente, cada elemento de la estructura de poder -el político y el Ejército- esperaba que el otro proporcionara dirección, pero ningún líder con influencia para llevar a cabo un golpe dio un paso al frente.

1. Entre los militares, la actitud negativa del comandante en jefe del Ejército, general Schneider, era un factor bloqueador, sea que proviniera de su respeto a la constitución, o una rumoreada preferencia por Allende. Influyó en el general Carlos Prats, quien se convirtió en comandante del Ejército cuando Schneider fue asesinado. En fases tempranas, algunos oficiales habían considerado a Prats como el mejor líder potencial contra Allende.

A. El general en retiro de Ejército Roberto Viaux, quien encabezó anteriormente una abortada revuelta militar para mejorar la posición y asignaciones del Ejército, venía buscando activamente apoyo para un intento de golpe.

G. La mayoría de altos oficiales activos, sin embargo, temió los riesgos involucrados en la comunicación y coordinación, esenciales para escoger a un líder y asegurar el apoyo de sus compañeros oficiales y de la tropa.

1. Aunque se acercaba la fecha tope para una acción, no se aseguró la cooperación de comandantes de tropa en el área de Santiago, considerada indispensable. Divisiones entre los principales oficiales se volvieron más evidentes, por ejemplo, cuando varios almirantes visitaron a Allende.

H. El asesinato de Schneider unificó al Ejército, pero el impacto lo unificó contra cualquier probabilidad de un golpe para alejar a Allende de La Moneda. Además, el asesinato sirvió a muchos como excusa para no tomar ninguna acción.

VI Allende anunció su gabinete días antes de su toma de posesión.

A. Allende -y probablemente el partido Comunista- preferiría de momento proyectar una imagen no radical.

B. No nos equivoquemos, sin embargo: Este es un gabinete militante de línea dura que refleja la determinación de los socialistas por afirmar su política más radical desde la partida. Los comunistas afirman su influencia política ofreciéndose para los ministerios claves de la economía. Satisfaciendo a ambos, Allende ha optado claramente por un gabinete dominado por estos dos partidos, en detrimento de los otros miembros de la coalición.

VII Al lograr Allende la presidencia con sólo, aproximadamente, un tercio de los votos del país, llega al clímax de una exitosa carrera política de casi 35 años.

F. El hombre sabe controlar sus extremos. Conoce las fuerzas políticas del país por dentro y por fuera. Está completamente familiarizado con las estructuras gubernamentales y económicas que planea cambiar, en el camino a la edificación del socialismo, que él cree permitirá a Chile resolver muchos de sus serios problemas.

1. Es tenaz y concentrado en un solo propósito, pero sabe disimular su determinación con un estilo especial para maniobrar, ingenio rápido y un instinto para saber cuándo tranquilizar y cuándo desafiar.

2. También ha demostrado en el pasado que está capacitado para mantenerse al frente de una conflictiva coalición, donde los rivales juegan a dejar fuera las fuerzas del otro. Tendrá que confiar en su capacidad de equilibrio para imponer su propio ritmo para el cambio cuando los socialistas quieran proceder de lleno a la proclamación de un Chile marxista, mientras los comunistas llamen a una construcción más reflexiva de las bases.

B. No esperamos una avalancha inmediata de revisiones constitucionales radicales para consolidar su control político y económico. La Constitución ya otorga al Presidente poderes para dictar decretos ejecutivos con fuerza de ley, recientemente ampliados por el gobierno de Frei. Con las próximas elecciones del Congreso dispuestas para 1973, tiene tiempo suficiente para obtener la legislación que pueda necesitar sin activar oposición por demandas apresuradas y alarmantes.

C. Esperamos que sus primeros movimientos económicos apuntarán al control de la gran minería, las empresas industriales y financieras que considera esenciales para sus planes.

1. Estos recursos, combinados con una considerable reserva de moneda extranjera que hereda del gobierno saliente, pondrá a su régimen en buen camino financiero desde el inicio.

2. El reciente alto precio del cobre y la extensa inversión norteamericana para aumentar su producción en Chile, es una ayuda adicional extraordinaria para el nuevo régimen. Aunque los precios mundiales del cobre han estado decayendo, hay indicios de que la oferta está acercándose a la demanda.

3. Allende y sus principales consejeros económicos están preocupados, sin embargo, por el deterioro de la economía interna desde su elección.

D. Ha descrito la inflación como el problema más urgente del momento.

E. Su programa para el socialismo se facilitará por el ya preponderante papel del estado chileno en casi todos los campos de la actividad económica. El sistema de empresa privada ha sido torcido por 30 años de inflación e intervención del gobierno.

VIII En el campo económico internacional, esperamos que Allende, por lo menos al comienzo, se moverá con cautela y mucho apego a la realidad. Ya afirmó su interés en el capital y tecnología extranjeras con tal que «los beneficios sean mutuos».

A. Comprensiblemente, los inversores extranjeros serán cautos con un régimen manifiestamente marxista y los nuevos créditos extranjeros serán más difíciles de conseguir.

B. Allende y sus representantes han reiterado en público y en privado sus esperanzas de retener para su cobre, hierro y otras exportaciones, los tradicionales mercados chilenos de divisas en Europa Occidental, Japón y otros países, así como los planes de expansión en los mercados comunistas.

1. Sabemos que Fidel Castro ha aconsejado a Allende que asegure las ventas de cobre de Chile en moneda dura.

C. Las inversiones privadas de EE.UU. en Chile, en total alcanzan, aproximadamente, 1.500 millones de dólares, donde casi la mitad consiste en bonos del estado chileno emitidos para financiar la nacionalización y obligaciones públicas a largo y corto plazo.

1. Estimamos el valor de libro de la inversión norteamericana directa en US$ 800 millones, aunque su reposición sería considerablemente más alta. Más de la mitad -US$ 480 millones- están invertidos en minas y fundiciones.

2. A partir del 10 de septiembre, los inversionistas norteamericanos tienen un seguro contra expropiación de la Agencia Internacional de Desarrollo (AID) por US$ 293 millones y fondos de reserva por otros US$ 335 millones.

IX. En cuanto a las relaciones exteriores, muchos gobiernos son escépticos de los objetivos de Allende, pero se preocupan por evitar mostrarse prejuzgándolo.

A. Las súplicas formuladas hasta ahora a la comprensión internacional aparecen contradictorias con la designación del radicalizado Clodomiro Almeyda como ministro de Relaciones Exteriores.

1. Almeyda está tan a la izquierda que su admiración por los comunistas chinos y cubanos en el pasado lo colocó en contra de Moscú.

B. Varios gobiernos latinoamericanos, incluyendo en particular Argentina, están profundamente preocupados por el posible efecto del gobierno de Allende en la estabilidad política dentro de sus propios países.

1. Una fuente clandestina confiable informa que a fines de octubre Allende prometió a representantes de grupos guerrilleros revolucionarios de América Latina que Chile se convertiría en un centro de apoyo en cuanto estuviera firmemente en el mando.

C. Hay cada indicación y cada razón para esperar -más allá de lo que Allende diga o piense- que las fuerzas de su entorno usarán cada oportunidad para exacerbar las relaciones con los Estados Unidos.

1. El emisario personal que Allende envió a nuestra Embajada en Santiago dijo que había... (hasta aquí llega la versión disponible de este documento).


Armas para asesinar al general Schneider

CIA: Intercambio de cables entre la sede de la CIA, en Langley, Virginia (EE.UU.) y la Estación CIA en Santiago, Chile

18 de octubre de 1970

Tres cables intercambiados entre la oficina principal de la CIA en Langley, Virginia, y la "CIA Station" en Santiago, describen entretelones de un embarque clandestino, por valija diplomática, de armas, municiones, gases y máscaras destinadas a utilizarse en la acción contra el comandante en jefe del Ejército chileno, general René Schneider. «Neutralizar» a Schneider era un requisito previo indispensable para un golpe militar, debido a su oposición a cualquier intervención de las Fuerzas Armadas orientada a bloquear en el Congreso la ratificación constitucional de Salvador Allende como Presidente.

La CIA proporcionó ametralladoras, municiones, gases y máscaras a un grupo de oficiales chilenos liderados por el general Camilo Valenzuela1 quienes pensaban montar una provocación que inculparía a partidarios de Salvador Allende e incitaría a un golpe militar. Sin embargo, el 22 de octubre de 1970 el general Schneider fue asesinado por otro grupo de conspiradores, apoyado también por la CIA, conducido por el general en retiro Roberto Viaux Marambio2, despedido del Ejército en una anterior tentativa de golpe contra Eduardo Frei Montalva, el "Tacnazo", acaecida el 21 de octubre de 1969. En lugar de producirse un golpe, el Ejército y el país apoyaron la ratificación de Allende en el Congreso, el 24 de octubre.

Texto de los documentos

18 1443z OCT 70
SECRETO 181443
Oct. 70 Cite
Santiago 562
(3 páginas)

(DESCLASIFICADO por la CIA el 26/06/1995)
DE INMEDIATO A OFICINA PRINCIPAL (Línea tachada)
REF: A SANTIAGO 551
B SANTIAGO 558

1. La reunión clandestina del Cooptee (Nota: esta palabra «cooptee» sustituye tachaduras en todo el documento) de la Estación CIA Santiago con dos oficiales chilenos de las Fuerzas Armadas (Nota: los nombres fueron tachados), en la tarde del 17 de octubre, dijeron que sus planes estaban saliendo mejor de lo que habían creído posible. Para la tarde del 18 de octubre (palabra tachada, sustituida por otra ilegible) ellos preguntaron si podía dotárseles con ocho a diez granadas de gas lacrimógeno. Dentro de 48 horas necesitan tres ametralladoras del calibre 45 ("grease guns") con 500 tandas de municiones para cada una. Un oficial comentó que tenía 3 ametralladoras pero podían identificarse por los números de serie, ya que le habían sido asignadas con anterioridad; por lo tanto, no podía utilizarlas.

2. Los oficiales (nombres tachados) dijeron que tienen que moverse porque creen estar ahora bajo sospecha y vigilados por los partidarios de Allende. Nuestro oficial (tachado el nombre) llegó tarde a la reunión por haber tenido que realizar una acción evasiva contra la posible vigilancia de uno o dos taxis con antenas duales que él creyó eran de los allendistas.

3. El Cooptee preguntó si (tachado) los oficiales tenían contactos con la Fuerza Aérea. Contestaron que no pero que aceptarían con agrado a uno. El Cooptee, separadamente, ha tratado de contactarse con (nombre tachado) un general de la Fuerza Aérea chilena y continuará intentándolo. Presionó para que (tachado), el general de la Fuerza Aérea, se reúna con el general (tachado) u otros dos oficiales tan pronto como sea posible. El Cooptee comentó a la Estación Santiago que (tachado) el general de la Fuerza Aérea no ha intentado contactarlo desde que rechazó conversar.

4. Comentario del Cooptee: No sabe quién es el líder de este movimiento, pero sospecha que es el almirante (tachado) por sus contactos y presuntas sospechas de Allende hacia todos ellos; si no actúan ahora están perdidos. Intentaremos reunir más información sobre ellos y el apoyo que creen tener, en la tarde del 18 de octubre.

5. Los planes de la Estación CIA Santiago consisten en darle al Cooptee seis granadas de gas lacrimógeno (están llegando al mediodía del 18 de octubre por correo especial) para que las entregue a (tachado), oficial de las Fuerzas Armadas, en lugar de tener (tachado) ... un pseudo almirante ("false flag officer") que las entregará al grupo de Viaux. (Nota: la expresión "false flag officer" -literalmente "pseudo almirante"- reemplaza en todos los casos un nombre tachado y en la jerga de la CIA significaría un "falso oficial infiltrado", "palo blanco", alguien que verdaderamente no es lo que simula). Nuestro pensamiento es que el Cooptee negocie con oficiales en servicio activo. También el "pseudo almirante" abandonaría en la tarde del 18 octubre y no será reemplazado, sino que el Cooptee se queda aquí. Para que la credibilidad del Cooptee con los oficiales de las Fuerzas Armada (nombres tachados) sea fortalecida es importante la rápida entrega de lo que ellos piden. Se solicita aprobación de la oficina principal para que a las 15:00, hora local, del 18 de octubre, se tome la decisión de entregar el gas lacrimógeno al vice Cooptee pseudo almirante.

6. Requerimos pronto embarque de tres ametralladoras estériles (Nota: probablemente sin seriales de identificación) del calibre 45 y las municiones mencionadas, por correo especial si es necesario. (Nota: el "special courier" fue simplemente la valija diplomática). Por favor confirme para las 20:00 horas, hora local, del 18 de octubre, que esto puede hacerse para que Cooptee pueda informar a sus contactos como corresponde. GP-A

RESPUESTA 1

(1 página)

SECRETO
MANEJO RESTRINGIDO / MENSAJE CLASIFICADO
SECRETO 431
18 octubre 1979
18 23 l lz Oct. 70

Cite Oficina Principal - 856
De Inmediato a Santiago
EYES ONLY (sólo mirar) (Siguen varias tachaduras)
REF: Santiago 562

Las sub ametralladoras y municiones se envían por (tachado) correo regular que abandona Washington a las 07:00 horas del 19 de octubre, debiendo llegar a Santiago la tarde del 20 de octubre o en la mañana temprana del 21 de octubre. Se prefirió usar (tachado) correo regular para evitar atraer atención indebida a la operación.

Fin del Mensaje

DESCLASIFICADO 16/02/1995
SECRETO - Varias firmas ilegibles (C/WHD)

¡Este formulario es para uso autorizado y manejo restringido sólo para los usuarios del mensaje!
3205

RESPUESTA 2

(1 página)

MANEJO RESTRINGIDO
MENSAJE CLASIFICADO
SECRETO 430

18 octubre 1970 / 18 16 l lz Oct. 70
Cite Oficina Principal - 854
De inmediato a Santiago 430
EYES ONLY (sólo mirar) (Siguen varias tachaduras)
REF: Santiago 562

1. Dependiendo de cómo Cooptee (Nota: la palabra Cooptee reemplaza siempre una tachadura) la conversación va el 18 de octubre en la tarde; usted puede someter el informe intel (Nota: "inteligencia" en la jerga de la CIA) (tachadas varias palabras) para que nosotros podamos decidir si debe ser difundida.

2. Nuevo asunto: Si los planes de Cooptee llevan al golpe que lideraría, o en el que se involucraría activa y públicamente, nos confunde que se preocupe porque las ametralladoras pudieran descubrirlo. ¿Podemos saber la razón de por qué las armas deben ser estériles? Continuaremos haciendo esfuerzos para proporcionarles apoyo pero encontramos difícil creer en un oficial de la Armada (tachado) liderando sus tropas con armas estériles? ¿Cuál es el propósito especial de estas armas? Nosotros intentaremos enviarlas siempre que usted pueda o no proporcionar explicación.

Fin de Mensaje

DESCLASIFICADO 16/02/1995
SECRETO

Varias firmas ilegibles
¡Esta forma es para uso autorizado, restringido el manejo sólo a los usuarios del mensaje!
3205

NOTAS

(1) El general de Ejército Camilo Valenzuela Godoy fue jefe de la guarnición militar de Santiago.

(2) Previamente, en septiembre de 1970, Kissinger y la CIA descartaron un proyecto de golpe de Roberto Viaux por considerarlo improvisado y sin posibilidades de éxito.


La participación norteamericana en el golpe: Informe del Agregado Naval, Patrick Ryan

Departamento de Defensa: Reporte del "Milgroup"

Informe de Situación #2 1 de octubre de 1973

En su "informe de situación", el Agregado Naval Patrick Ryan deja muy clara la cooperación de Estados Unidos en el golpe militar. Caracteriza el 11 de septiembre como «nuestro día D» y afirma que «el golpe de estado en Chile fue casi perfecto». Su reporte proporciona detalles de operaciones del Ejército chileno durante y después del golpe, así como comentarios resplandecientes sobre el carácter del nuevo régimen.

La "batalla" de La Moneda descrita por Ryan duró casi hasta el fin del día: sólo una veintena de GAPs situados en los edificios de Morandé mantuvieron en jaque a todo un ejército, según el testimonio de los sobrevivientes de la guardia personal del Presidente Salvador Allende contenido, entre otros testimonios, en el documental del periodista chileno Patricio Henríquez (residente en Canadá) y del periodista francés Pierre Kalfon, titulado "El último combate de Salvador Allende" (57 minutos), 1998.

El joven periodista norteamericano Charles Horman (el personaje de la película "Missing", de Costa Gavras) tuvo la mala suerte de conocer a Patrick Ryan y a Ray Davis, enlace de la CIA y jefe del Grupo Militar de EE. UU., en el Hotel Miramar de Viña del Mar, cuando fue convertido «cuartel general» de los norteamericanos de la Operación Unitas que asesoraron a la Armada chilena en el golpe. Davis, después que trasladó a Horman en su automóvil a Santiago cuando se levantó el toque de queda, informó a la inteligencia militar chilena que Charles Horman "sabía mucho" por lo que observó en los días que estuvo recluido a la fuerza en el Hotel Miramar.

Según Thomas Hauser, autor de The execution of Charles Horman, base del guión de Missing, el general Augusto Lutz, jefe del Servicio de Inteligencia Militar y vecino de oficina con Davis en el ministerio de Defensa, ordenó el asesinato (18/9/1970) de Horman en el Estadio Nacional, semanas antes que Ryan redactara su vanidoso "informe". Al jubilarse, Ray Davis se trasladó a vivir a Chile. Lutz murió (28/11/1974) víctima de un extraño «error médico» en el Hospital Militar.

El caso Charles Horman, junto al de los demás periodistas asesinados o desaparecidos, está relatado en Morir es la Noticia: http://www.logos/users/ carmona/index.html

Texto del documento

Sección de la Marina
Grupo Militar de los EE.UU., Chile
Casilla 141-V.
Valparaíso
Chile.

1 de octubre de 1973

SITREP Nº 2

En el SITREP Nº 1, de fecha 26 de febrero de 1973, informé: "Chile es una revolución en busca de un lugar para que ocurra... el elástico de la paciencia de la gente se cortará con una explosión" La predicción se convierte en realidad el 11 de septiembre. Aquel día del destino de Chile, las Fuerzas Armadas y Carabineros, actuando en cercana colaboración, perpetraron un golpe de Estado contra el gobierno marxista del Presidente Allende. Menos de ocho horas después del inicio del golpe, Allende estaba muerto y un experimento de tres años de marxismo lo siguió a la tumba. Hoy en Chile hay poca gente lamentándose visiblemente por Allende o por el marxismo.

Callejón sin salida

La decisión de las Fuerzas Armadas de derrocar por la fuerza al Gobierno de Allende se tomó con extrema reticencia y sólo después que todos los involucrados buscaran todos los medios posibles de solución.

Incluso para nosotros, observadores marginales, era evidente que los militares chilenos eran extremadamente reticentes a destruir más de cien años de orgullosa tradición apoyando la Constitución de su patria, sin antes haber agotado todas las alternativas de arreglo. Desgraciadamente, no había otras. Chile estaba en un callejón sin salida. Su tasa de inflación era la peor de toda la historia mundial; los cubanos introducían ilegalmente a Chile terroristas y armamentos para ser usados contra los chilenos; los recursos alimenticios estaban prácticamente agotados; un paro del transporte a nivel nacional tenía paralizado al país; muchas otras profesiones se adherían al paro simpatizando con los transportistas; las Fuerzas Armadas habían sido sistemáticamente infiltradas por saboteadores que no sentían en sus corazones patriotismo por Chile, sino más bien fidelidad al marxismo mundial; los niños chilenos habían dejado de ir al colegio por más de dos meses ... y así continúa la increíble letanía de tragedias que era Chile bajo el marxismo de Allende. Lo que tal vez la historia se pregunte retrospectivamente no será: ¿Por qué el Gobierno de Allende fue derrocado por las Fuerzas Armadas?, sino más bien, ¿Por qué se demoraron tanto en hacerlo?

Día D: 11 de septiembre; Hora H: 06.00

Nuestro «Día D» comenzó a las 06:30 con cuatro golpes ominosos en la puerta de Ignacio Martínez, un oficial de la Armada en retiro y amigo muy cercano, que fue identificado más adelante como uno de los principales organizadores del golpe de Estado. Su llegada a las 06:30 era dedicada en sí misma, ya que los chilenos por lo general comienzan su día laboral "más o menos" (en castellano en el original) a las 09:00, generalmente "más" que "menos". Ignacio proclamó con orgullo que había llegado el largamente esperado Día D y que esa hora H había comenzado a las 06:00 en todo el país. Luego se pudo verificar que su informe era absolutamente correcto, con una sola excepción crucial: la capital, Santiago. Ignacio le recomendó a todo el personal de los EE.UU. que se mantuviera a resguardo, pidió nuestras oraciones y salió apresuradamente para cumplir con sus deberes. Eran las 06:35.

Nuestra primera responsabilidad era advertirle a otras familias norteamericanas de Viña que permanecieran en sus casas y, en segundo lugar, dentro de lo posible, tratar de enviar un mensaje por radio al Canal de Panamá de donde provendría la ayuda, en caso de evacuación del personal de los Estados Unidos si el Embajador lo consideraba necesario. Trasladarse por la ciudad, incluso con uniforme militar, auto diplomático y tarjeta de identificación de la Armada chilena, no fue fácil. En todas las intersecciones clave se habían colocado barreras. La mayoría estaban custodiadas por nerviosos jóvenes soldados/marineros, provistos de armas semiautomáticas sin seguro. Habían recibido instrucciones de esperar una violenta contraofensiva de las fuerzas marxistas y los dedos inquietos sobre el gatillo eran más bien la regla que la excepción. Para hacer mi ronda me metí, en lo posible, por calles laterales y secundarias; cuando esto no fue posible, usé la máxima discreción, junto con un "buenos días" extremadamente amistoso y con mi mejor acento irlandés. Logré llegar a todas, menos a una de las familias americanas antes que el juego de la ruleta rusa de las barreras llegara a su fin. Aparentemente, en la barrera final no entendieron mi español irlandés. Sin embargo, yo sí pude comprender claramente las señales de sus pistolas "Greuse", que en cualquier lenguaje se podía traducir como: "Andando, gringo". Eran las 07:10.

Comienzo del fin

Con el jefe de señales Paul Eppley a cargo de la radio y el teniente Roger Frauenfelder redactando el mensaje, pudimos comunicar nuestra crisis local a las oficinas centrales de la Zona del Canal de Panamá. Se evitó específicamente cualquier referencia a la situación en Santiago, ya que cualquier estimación sólo podría haber sido conjetura. Un tanto irónicamente nuestro SITREP (informe) llegó a Panamá aproximadamente a la misma hora en que se alertó al Presidente Allende en Santiago. Para las autoridades militares norteamericanas en Panamá fue un informe extremadamente interesante desde su eterno punto conflictivo en Sudamérica. Para el Presidente Allende fue el comienzo del fin de su vida. Eran las 07:30.

Resultado dudoso

Aunque el golpe de estado chileno fue prácticamente perfecto, desafortunadamente se presentaron problemas. Se había establecido la hora H indefectiblemente para las 06:00, pero como a menudo sucede en operaciones de este tipo, controladas por personas, alguien no sigue el libreto. Por razones demasiado complejas como para explicarlas acá, la Hora H se corrió en Santiago para las 08:30.

El plan original contemplaba mantener al Presidente Allende incomunicado en su casa hasta que el golpe fuera un hecho. El atraso de la Hora H en Santiago permitió que Allende fuera alertado a las 07:30. Allende de inmediato se dirigió a La Moneda escoltado por una fuerza de seguridad fuertemente armada, de su Grupo de Amigos Personales (GAP). En La Moneda tenía acceso a comunicaciones radiales que le permitieron implorar personalmente "a los obreros y estudiantes, acudir a La Moneda a defender a su Gobierno contra las Fuerzas Armadas". Eran las 08:30.

Allende confiaba poder rodear La Moneda con miles de estudiantes y obreros chilenos, suponiendo que las Fuerzas Armadas no se abrirían camino disparándoles a civiles desarmados. Un juego algo similar había surtido efecto durante el "ensayo" del golpe de estado del 29 de junio de 1973. Esta vez no resultó. Los militares habían bloqueado todas las vías a Santiago. La gente que circulaba por las calles con un color de chaleco no apropiado gozaba la excelente oportunidad de obtener un balazo.

Allende logró transmitir personalmente dos mensajes radiales tipo SOS. El primero sonó fuerte y decidido a las 08:30, cuando convocó a los obreros y estudiantes. El segundo, a las 09:45, fue de tono más sombrío, casi como si hubiera estado preparando el panegírico para su gobierno agonizante. Fue su última transmisión radial, ya que la Fuerza Aérea pronto localizó y aisló las antenas. Eran las 10:15.

La Moneda sitiada

Con la voz de Allende silenciada por los rockets de la Fuerza Aérea, el éxito del golpe de estado estaba asegurado en un 95%. Tomando en cuenta que los militares tenían el absoluto control de todo Santiago y La Moneda estaba rodeada por tropas y tanques, capturar al restante 5% debió haber sido una tarea fácil. No lo fue. Las tropas que trataban de rodear La Moneda eran repelidas por los francotiradores GAP y el fuego de armas semiautomáticas. Para los GAPs no había futuro y peleaban como corresponde en ese caso. Durante esta fase, Allende trató en dos ocasiones de ponerse físicamente en contacto y negociar la rendición del Gobierno con el comandante de las tropas atacantes. ¡Cada vez le dispararon sus propios francotiradores! Es difícil saber si intentaban matarlo por tratar de negociar o simplemente para impedir que negociara. Eran las 11:15.

Frente a la tenaz resistencia de los aguerridos GAP que disparaban desde los parapetos de La Moneda, semejantes a los de una fortaleza, las Fuerzas Armadas reticentemente pidieron apoyo. Pronto acudieron tanques, disparando artillería pesada y acallaron todo, salvo las posiciones más protegidas. Un bombardeo preciso de la Fuerza Aérea dio por terminado el trabajo. Las tropas del Ejército entraron rápidamente protegidas por el fuego de los tanques y aseguraron el perímetro externo de La Moneda. Eran las 12:00.

El siguiente objetivo más importante era el patio interior principal que una vez tomado proporcionaría el acceso a todas las oficinas del lugar, sobre todo a la del Presidente. La resistencia aún era tenaz dentro de La Moneda, mientras las tropas y el GAP luchaban de sala en sala y de pasillo en pasillo. A las 13:30 se ordenó un bombardeo aéreo del patio interior. Nuevamente los cohetes dieron en el blanco preciso. El patio interior quedaba asegurado. Eran las 13:35.

De Fidel con amor

Allende fue encontrado solo y muerto en su oficina al lado del patio interior. Se había suicidado colocando una sub ametralladora bajo su mentón y tirado del gatillo. Un trabajo sucio pero eficiente. El arma fue encontrada cerca de su cuerpo. Una placa de oro incrustada en la culata llevaba la inscripción: "A mi buen amigo Salvador Allende, de Fidel Castro". Obviamente la Cuba comunista había enviado demasiadas armas a Chile para su propio bien. Eran las 13:45.

Ley marcial

A pesar de que ya han pasado tres semanas desde el golpe, aún estamos bajo leyes marciales, ya que las Fuerzas Armadas continúan persiguiendo grupos terroristas y buscando escondites con armas. El toque de queda es desde las 19:00 hasta las 07:00, sin excepción. El 11 de septiembre, en Viña del Mar, las cosas estuvieron relativamente tranquilas, dentro de lo que pueden estar en un golpe; sin embargo, el 15 de septiembre a las 23:00 nos tocó el turno a nosotros en la línea de fuego. Un grupo terrorista con uniformes que habían robado de la Armada chilena realizó ataques sorpresivos en un cuartel policial, un hospital y en cuarteles del Ejército. Nuestra casa está situada entre el cuartel de la policía y el hospital; por lo tanto, recibimos una ración doble de acción. Hubo el suficiente tiroteo y disparos de granadas de mano en las calles aledañas durante la batalla de 45 minutos como para satisfacer hasta el más entusiasta de los fans de John Wayne. Los últimos días todo ha estado muy tranquilo, pero la verdadera prueba de fuego será cuando se levante el toque de queda. Tenemos los dedos cruzados.

El futuro

Las Fuerzas Armadas chilenas están muy conscientes de que sus responsabilidades no finalizaron con la caída del gobierno marxista, sino que recién están comenzando. El camino de regreso para Chile será largo y difícil. La lastimosa herencia del marxismo incluye, entre otras cosas, una tesorería prácticamente en quiebra y una desastrosa falta de alimentos y demás productos que tardarán años en normalizarse. Pero se normalizarán, pues a pesar de que la gente quedó sin objetivos ni dinero, no perdió su espíritu. Durante los tres años del experimento marxista en Chile el grito de batalla constante de todos los antimarxistas era: "Chile es y será un país en libertad". Ahora que ya, de hecho, es nuevamente un "país en libertad" ningún obstáculo es insalvable, ningún problema demasiado difícil como para no poder resolverlo. Tal vez su avance sea lento, pero será como país libre que aspira a metas que benefician a Chile y no al servicio del marxismo mundial.

Semper Fidelis, Patrick J. Ryan, Teniente Coronel, US-N

La CIA también se equivoca:

muerte de Allende y de un venezolano

CIA: Informe de la Dirección de Operaciones

Fecha de distribución: 28 de septiembre de 1970

La CIA especula sobre la muerte de Salvador Allende en términos de sí fue suicidio o asesinato. El frívolo informante, probablemente de nacionalidad venezolana y quizás miembro de esa representación diplomática, entrega «datos» sobre «armas cubanas para 6.000 hombres» y el asesinato de Enrique Antonio Maza Carvajal, estudiante venezolano de 24 años asesinado el 12 de septiembre de 1973, a quien hace aparecer como trabajador de una fábrica no identificada. Según el Vol. 1 del Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (pág. 140) «su cadáver fue encontrado en la vía pública y remitido por Carabineros al Instituto Médico Legal. El informe de autopsia expresa que la causa de muerte es una «herida de bala cérvico raquidio medular». La fecha de muerte es el 12 de septiembre de 1973. Sus restos fueron repatriados a su país de origen». El «Informe Rettig» afirma que no se pudo determinar los autores ni la circunstancia del crimen, concluyendo que Maza Carvajal «cayó víctima de la violencia política imperante en el país a la fecha de los hechos»

El informante da a conocer la filiación política de algunos venezolanos asilados en la Embajada de su país, entre ellos Oswaldo Barreto Miliani, poeta y profesor universitario, y Baltazar Ojeda Negretti, dirigente juvenil del Movimiento al Socialismo (MAS). Una década después ambos, y otros, protagonizaron un espectacular robo de dinero transportado por la desaparecida Línea Aeropostal Venezolana, forzando el aterrizaje del avión con pasajeros en Higuerote, Venezuela.

Los datos habituales en este tipo de documentos (autores, destinatarios, informantes fuentes, etc.) aparecen tachados por la censura del gobierno de EE.UU. En el proceso de «desclasificación» no existe un criterio unánime entre los burócratas de las distintas agencias que liberan al público sus secretos. Los papeles de la CIA exhiben más tachaduras que los documentos de las otras reparticiones públicas norteamericanas. También ocultan el lugar del planeta en que se produjo la conversación con el informante venezolano, lo que da una idea de la gigantesca capacidad de recoger información que posee la CIA. Sin embargo, a menudo se equivoca, como en este inverosímil informe del asesinato del Dr. Salvador Allende por parte de un miembro del GAP y un desembarco de armas cubanas para un regimiento de 6.000 hombres.

El formulario en que están redactados estos informes de la CIA contiene esta aclaración: Reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluad.

Agencia Central de Inteligencia
Dirección de Operaciones
Fecha de Distribución: 28 de septiembre de 1973
(Este es un reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluada).

Secreto
4 páginas
Fecha de desclasificación: 11 de junio de 1999

1.- Discutiendo la situación chilena con (el nombre del informante y las siguientes cinco líneas aparecen censuradas)... dijo que de acuerdo a lo que él había averiguado el último presidente chileno Salvador Allende Gossens no se suicidó sino que fue asesinado por un miembro del grupo de amigos personales del Presidente (GAP) entrenado en Cuba. La razón de su asesinato, dijo (nombre tachado) fue que su muerte podría ser usada como una causa política en la medida en que la Junta Militar fuera inculpada. (Nombre tachado) dijo que en Santiago se han encontrado armas soviéticas suficientes como para armar a un regimiento de 6.000 hombres y que las armas habrían sido introducidas en Chile por el gobierno cubano. Más aún, dijo que el barco cubano que fue atacado por la Armada chilena fue interceptado mientras descargaba armas y que fue el personal de este barco quien avisó a Allende que estaba empezando el golpe de estado, cuando vieron a las naves chilenas dirigiéndose al puerto. (Nombre tachado) dijo que la Junta originalmente planeó el golpe de estado para una fecha posterior, sin embargo, la fecha fue adelantada cuando el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) descubrió que Allende iba a montar una estrategia en el día de la Independencia (18 de septiembre) durante el cual los líderes de la oposición política y los líderes militares serían muertos.

2.- (Nombre tachado)... dijo que la muerte de Enrique Maza Carvajal, un venezolano que fue muerto por los militares chilenos, fue un accidente. Dijo que Maza era el único extranjero que trabajaba en una fábrica que fue tomada por Carabineros y que resistió una orden de darse prisa dictada por un uniformado que sobre reaccionó matándolo con fuego de ametralladora.

3.- (Nombre tachado) estimó que hay aproximadamente 2.000 venezolanos en Chile. También dijo que entre los venezolanos que han solicitado asilo en la Embajada de Venezuela se encuentran Orlando Bottini Marín, Oswaldo Barreto Miliani y Baltazar Ojeda Negretti, ninguno de los cuales quiere regresar a Venezuela. (Nombre tachado)... comenta que Bottini está conectado con el "Punto Cero" y los otros, con el Movimiento de Salvación Nacional (MOSAN), organización terrorista venezolana. Dijo que uno de los asilados trató de efectuar una huelga de hambre en protesta por el nuevo gobierno militar (siguen cuatro líneas tachadas).

4.- (Nombre borrado)... comenta: La posibilidad de que los oficiales del GAP mataran a Allende ha sido objeto de rumores en Santiago desde el 11 de septiembre (sigue media línea tachada)... Sin embargo, parece indicar que sí Allende se suicidó. La información sobre armas encontradas a través del país parece razonable y consistente con los informes de la prensa. También la información sobre el comentado contra golpe ha sido objeto de mucha cobertura de prensa, pero no ha sido confirmado.

5.- (Párrafo tachado)

Fin del documento


La DINA existía antes de su «legalización»: Capturó y mató al Dr. Bautista Van Showen

CIA: Dirección de Operaciones
Informe sobre la detención ejecución de Bautista Van Schowen
Fecha: 31 de enero de 1974

La CIA supo que la DINA operaba mucho antes de finalizar 1973. Este informe de la Dirección de Operaciones de la CIA, distribuido el 31 de enero de 1974, señala que un informante no identificado (su nombre fue cubierto con tinta negra) reveló «durante la primera mitad de enero de 1974» que el Ejército «capturó y ejecutó» al Dr. Bautista Van Schowen, médico cirujano perteneciente a la dirección nacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), «muerte que se mantuvo en el más riguroso secreto».

Una frase trunca del informante cita a otro personaje (su identidad también fue ocultada con tinta negra) «involucrado en la operación Van Schowen que fue conducida por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA)». Nunca otro documento admitió que la DINA existía de facto como organización ilegal, actuando clandestinamente desde más de medio año antes que su existencia se consagrara oficialmente mediante el decreto 521, del 14 de junio de 1974, publicado parcialmente en el Diario Oficial el 18 de junio.

Su detención se produjo el 13 de diciembre de 1973, en la Iglesia Los Capuchinos de Santiago, donde se encontraba alojado, según el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Vol. I, pág. 217). El cadáver de uno de sus 3 acompañantes, Patricio Munita Castillo, fue inhumado ilegalmente en el Patio 29 por militares ante numerosos testigos. Hasta hoy se ignora la suerte y el destino de los restos del desaparecido médico de 30 años, por cuya captura o cualquier dato que condujera a su detención se ofrecía una recompensa de 500.000 escudos, la moneda de entonces, según una lista de personas buscadas muy difundida en la prensa de la época.

Hubo testigos que presenciaron cómo Carabineros y civiles aprehendieron sin resistencia a las 4 personas y cómo las subieron a un bus de Carabineros que las trasladó a un lugar desconocido. Un sacerdote también detenido fue liberado 8 días después. La identidad de la cuarta persona nunca se conoció.

La investigación de la periodista Nancy Guzmán1 sostiene que la presencia de Carabineros en la detención de Van Schowen se debe a que en esa época la DINA todavía no tenía su propio personal y operaba con elementos «prestados» por el Ejército, Carabineros y otras ramas de las Fuerzas Armadas. El uso de tropas requería el conocimiento y autorización del general Sergio Arellano Stark, comandante en jefe de la Guarnición de Santiago y de la Segunda División del Ejército. En el proceso por la desaparición de Van Schowen, que la justicia militar sobreseyó por amnistía en agosto de 1999, aparece constantemente el nombre del entonces mayor de Ejército Marcelo Morén Brito, relevante miembro de la DINA involucrado en múltiples asesinatos y desapariciones.

El Mercurio se prestó a una campaña de desinformación sobre la suerte de Van Schowen afirmando el 21 de agosto de 1974 que «...se encuentra recluido en un recinto carcelario del país» por «graves delitos que están suficientemente configurados en el proceso que se le sigue...». Ese mismo mes, en la investigación judicial iniciada por su desaparición, el ministerio del Interior aseguró que Van Schowen «se encuentra a disposición de la Primera Fiscalía Militar de Santiago». Al mes siguiente afirmó que en la información entregada hubo «un involuntario error», una «confusión» con su hermano Roberto Fernando Van Schowen Vasey, arrestado en la Cárcel Pública. En febrero de 1978, requerida por la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, la Junta Militar respondió que Van Schowen «...viajó a Cuba el 2 de febrero de 1973 con pasaporte chileno No. 2743, sin que exista constancia de que haya reingresado al territorio nacional». Una mentira tras otra.

El informante de la CIA advierte que la misma suerte de Van Schowen correrían todos los dirigentes del MIR que lograran ser capturados. El documento analiza supuestas críticas de Carabineros y de algunos sectores del Ejército al maltrato a civiles y violaciones de los derechos humanos por parte de la tropa durante los patrullajes militares, principalmente en Concepción y Temuco.

Como en todos los papeles de la CIA desclasificados en junio de 1999 se omiten los párrafos habituales de encabezamiento, donde figuran los autores, destinatarios, fuentes e informantes. La censura, clasificada como "1.5(c)", afecta a un tercio del documento.

Texto del documento

Agencia Central de Inteligencia
Dirección de Operaciones
Fecha de Distribución: 31 de enero de 1974
(Este es un reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluada).
Rutina
Secreto
4 páginas

Fecha de desclasificación: 11 de junio de 1999

1.- (Párrafo completo censurado).

2.- (Línea censurada)..., durante la primera quincena de enero de 1974 (Nota: esta es la fecha en que se obtuvo la declaración del informante), el Ejército capturó y ejecutó a Bautista Van Schowen, líder de alto nivel del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). La muerte de Van Schowen ha sido guardada muy en secreto y cuando la Cruz Roja Internacional preguntó, el gobierno negó tener conocimiento de su paradero o situación. (Media línea censurada)... Si es capturado algún otro líder del MIR, como Miguel Enríquez y Víctor Toro, también será ejecutado. (Nombre tachado)... comenta: a mediados de enero (nombre «protegido»)... involucrado en la operación Van Schowen que fue conducida por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA). (Palabras censuradas)... cuando el asunto se haga público, aparecerá como que Van Schowen fue capturado y sucesivamente fusilado al tratar de escapar. (Palabras censuradas)... y que similares destinos esperan a otros líderes del MIR si son capturados.

3.- (Párrafo de tres líneas censurado).

4.- Hay sospechas ampliamente generalizadas entre las tropas de Carabineros y algunas del Ejército sobre abusos cometidos por las tropas del Ejército en el trato con la población civil. Los oficiales de Carabineros sostienen que las tropas del Ejército no están adecuadamente entrenadas en métodos para tratar y mantener el control de la población. En el área de Concepción, por ejemplo, oficiales de Carabineros han testificado abusos contra civiles y han recibido informes confirmados de asaltos, robos y violaciones cometidas por las tropas del Ejército durante actividades de patrullaje militar.

5.- A pesar de que los oficiales han informado los abusos a través de sus comandos internos, no han visto evidencia de que los comandos de Carabineros de alto nivel del área de Concepción hayan confrontado a los comandos de las Fuerzas Armadas con el problema. Estos abusos son cometidos en su mayoría por el personal militar reclutado. En algunos casos, personal de Carabineros ha tenido que intervenir para detener las palizas a los civiles por parte de tropas militares. (Nombre tachado)... comenta (siguen varias palabras censuradas) ... siente por los Carabineros en el área de Santiago contra lo que ellos consideran un tratamiento de mano dura con los civiles. (Sigue un nombre censurado)... un problema similar existe en Temuco, provincia de Cautín. En este último caso, sin embargo, la Junta ordenó que se reúnan para resolver el problema los generales Manuel Torres de la Cruz, del Ejército, Gabriel Van Schowen2, de la Fuerza Aérea, y Eduardo Gordon, de Carabineros. (Nombre censurado)... informó que como resultado de una decisión de la Junta sobre el tema de los Derechos Humanos, el ministro de Defensa despachó una circular el 17 de enero dando instrucciones para el arresto y el manejo de los prisioneros.

6.- (Párrafo de 9 líneas censurado).

Fin del documento

NOTAS

(1) Un grito desde el silencio, Nancy Guzmán, Editorial LOM, 1998.

(2) Hermano del padre de Bautista Van Schowen: permaneció activo hasta que le llegó el tiempo de jubilar, después ocupó cargos burocráticos de confianza como retirado, pero jamás colaboró con la familia en esclarecer la suerte de su sobrino.


Fortalecimiento y poder de la DINA

Departamento de Defensa (Pentágono):

Informe: "La DINA expande sus operaciones y medios"

10 de abril de 1975

Este informe de inteligencia, pesadamente censurado por los "desclasificadores" norteamericanos pese a que fue escrito en 1975 por el Agregado de Defensa de la embajada de EE.UU. en Santiago, Chile, describe el crecimiento de la DINA, brazo de inteligencia del gobierno chileno y «la única agencia responsable para las materias subversivas internas».

Las porciones extirpadas al documento proporcionaban mayores detalles sobre las tirantes relaciones entre la DINA y las Fuerzas Armadas. Afirma que los informes oficiales proporcionados al Estado chileno por el jefe de la DINA, el coronel Manuel Contreras, «eran reportados exclusivamente al Presidente Pinochet, y sólo recibía órdenes suyas».

Prácticamente la mitad de este documento está censurado por quienes lo desclasificaron, lo que significa que todavía EE.UU. guarda secretos. Llama la atención que este reporte, como la mayoría de los informes norteamericanos de inteligencia, esté mecanografiado en un formulario ad hoc especialmente impreso: indicio de las dimensiones burocráticas del inmenso aparato de la llamada "inteligencia" y espionaje norteamericano. El paso del tiempo ha hecho ilegible algunas expresiones.

Hace un cuarto de siglo, los norteamericanos tenían mucho más información que la ciudadanía chilena sobre la naturaleza, funciones y organización de la DINA. Lo que resulta increíble es que exactamente 25 años después sigan ocultando esa información al desclasificar un documento secreto del Pentágono para darlo a conocer a la opinión pública norteamericana, chilena y a la humanidad en general... pero mutilado en un 50 por ciento. Parece una burla.

Las tres casas del cuartel general de la DINA de calle Belgrado, descritas en el documento, corresponden hoy a la sede de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, despojada de su antiguo edificio de calle Los Aromos (detrás del Pedagógico) durante la dictadura. Desde 1997, Belgrado se denomina «Calle Periodista José Carrasco Tapia».

Texto del documento

País: CHILE

Asunto: La Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) expande operaciones y medios
Fecha de la información: 10 de abril de 1975
Lugar y fecha: Santiago, Chile, 10 de abril de 1975
Evaluación: Fuente A Información 2
Fuentes: Tachadas
Fecha de (ilegible): 15 del abril de 1975
Rec'd DS-4D/24APR 75

Santiago, Chile, 10 de abril de 1975

(Nota: La mitad del texto, datos y nombres de este mensaje aparecen tachados en el original desclasificado)

Este documento analiza el desarrollo de la relaciones entre las varias ramas de las Fuerzas Armadas chilenas y la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA); la relación entre los miembros de la Junta gobernante y la DINA; comentarios generales sobre la fuerza del creciente personal de la DINA; y su nueva sede de 24 pisos, actualmente en construcción. NOTA: Esta entrega actualiza los datos proporcionados en el párrafo D de referencia (a).

1. (Línea tachada)... Se tuvo una conversación con respecto a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y sus actividades (2 líneas tachadas)...

El Presidente Pinochet ha establecido a la DINA como la única agencia responsable en los asuntos subversivos internos. En ese carácter, las agencias y servicios de inteligencia y de policía tienen la obligación de informar inmediatamente a la DINA cuando sus servicios descubren actividades subversivas, junto con entregar a los detenidos. Sin embargo, cuando por parte de la DINA se descubre información subversiva en los servicios individuales, sólo se le exige que informe a los servicios que está en marcha una investigación, sin transferir... (ilegible). (Continúan dos párrafos tachados).

2. Adicionalmente, el personal de DINA, que originalmente llegaba a un nivel de 1.500 personas, ha florecido a aproximadamente 2.000 miembros regulares, en su gran mayoría personal militar en servicio activo, aumentados por unos 2.100 civiles adicionales distribuidos por todo el país, quienes trabajan en su mayoría a base de turnos, pero algunos lo hacen a tiempo completo. Los 2.100 civiles (sólo a algunos se les paga por sus servicios) constituyen una unidad subordinada a la DINA llamada Brigada de Inteligencia Ciudadana. Durante las operaciones, los miembros de esta unidad civil trabajan junto a los operativos regulares de la DINA si se realizan arrestos... (Siguen 4 líneas tachadas)

La DINA solicitó a la Armada proporcionar un personal adicional de 40 mujeres, personal de secretaría con cargo a su planta, pero cuando alegó falta de recursos para financiar personal, la DINA contrató por su cuenta a 40 mujeres civiles para trabajar asignadas a su organización, y seguidamente, según informes recibidos, obtuvo la aprobación del Presidente Pinochet y la Armada tuvo que aceptar la situación (Sigue un extenso párrafo tachado). Como resultado, la DINA ahora tiene un Director y dos Directores Delegados.

3. La relación entre la DINA y las distintas ramas de las Fuerzas Armadas varía considerablemente. La ARMADA adoptó una actitud más bien pragmática reconociendo sus limitaciones monetarias, de material (ilegible) los recursos de personal para dirigir las extendidas actividades de anti subversión que caracterizan las operaciones de la DINA. Como resultado, los marinos solucionan los conflictos de intereses "vis a vis" con la DINA (la discusión anterior sobre personal representa una excepción). Normalmente, cuando la DINA descubre actividades subversivas dentro de la comunidad naval, mantiene a la Inteligencia de la Armada informada de las operaciones. Los CARABINEROS tienen una relación de trabajo con la DINA muy similar a la de la Armada por las mismas razones. Sin embargo, las relaciones EJERCITO/ DINA han sido considerablemente menos cordiales. La Inteligencia del Ejército, que encabeza un oficial con grado de general1 y opera con un presupuesto impresionante, ha sido muy renuente a "bajar el moño" ante los deseos "de pasarla por el aro" de la DINA, dirigida por un coronel del Ejército2. (Siguen 5 líneas tachadas). Muchos de los reproches se atribuyen al escaso entrenamiento de los agentes de la DINA que operan sin supervisión adecuada. La FUERZA AEREA, como el Ejército, ha deteriorado sus relaciones con la DINA. (Siguen 3 líneas tachadas). El centro de las actividades anti subversivas de la Fuerza Aérea, localizado en la Academia de la Fuerza Aérea, fue desestabilizado y todas las tareas que estaban antes bajo su conocimiento fueron transferidas a la DINA. (Sigue línea tachada).

4. Las relaciones de la Junta con la DlNA han cambiado considerablemente desde los días tempranos del establecimiento de las organizaciones de inteligencia. (Siguen 6 líneas tachadas)... desde la promulgación del Decreto Ley No. 521, estableciendo oficialmente a la DINA3 como el brazo de la inteligencia nacional del gobierno (ref. (b) refers), el coronel CONTRERAS ha informado exclusivamente al Presidente PINOCHET y sólo recibe órdenes suyas. (Siguen 6 líneas censuradas).

5. Cuando la DINA empezó a montar sus operaciones, su oficina central se localizó en tres casas de la calle Belgrado (cerca de la intersección de Vicuña Mackenna y Rancagua). Al presente, sin embargo, ellos (sigue línea tachada) están construyendo un edificio de 24 pisos al final de la calle Belgrado, donde instalará su cuartel general nacional. La fecha exacta en que estará lista esta nueva oficina principal no se conoce aún.

(Todo el párrafo final está censurado: unas 10 líneas).

NOTAS:

(1) El jefe del Servicio de Inteligencia Militar (del Ejército) a la fecha del golpe, general Augusto Lutz, se enfrentó al jefe de la DINA y murió en extrañas circunstancias en el Hospital Militar, el 28 de noviembre de 1974. Su familia denunció su deceso como asesinato ante el tribunal español del juez Baltasar Garzón.

(2) Coronel Manuel Contreras

(3) La DINA, que comenzó a operar desde los primeros días del régimen militar, fue "consagrada" el 14 de junio de 1974 por el Decreto 521 de la Junta, publicado incompleto (se omitieron disposiciones secretas) en el Diario Oficial del 18 de junio del mismo año.


El FBI colaboró con la Operación Cóndor

FBI: Carta de Robert W. Scherrer, agente del FBI para América del Sur con sede en Argentina, al general Ernesto Baeza Michelsen, Director General de Investigaciones de Chile

6 de junio de 1975

Esta correspondencia oficial entre Robert W. Scherrer, agente del FBI para Sudamérica, y el jefe de la policía civil de Chile, general Ernesto Baeza, revela que el sociólogo chileno Jorge Isaac Fuentes, dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) con residencia en Buenos Aires, Argentina, fue prácticamente la primera víctima de la Operación Cóndor. Además, testimonia que el FBI colaboraba eficazmente con Investigaciones de Chile.

La detención de Fuentes, a quien sus amigos llamaban "El Trotzco", se produjo el 17 de mayo de 1975 en Asunción, Paraguay, mientras portaba un pasaporte costarricense a nombre de Auriel Nodarse Ledezma. Con él también fue apresado Amílcar Santucho, hermano de Mario Roberto Santucho, dirigente máximo del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Después de estar un par de meses preso en Asunción, en pésimas condiciones sanitarias e inmovilizado en un camastro de hormigón, siempre atado con grilletes a un tubo adherido al muro de la prisión, Fuentes fue trasladado secretamente por la DINA a Villa Grimaldi, en Santiago de Chile, donde conversó por última vez con otro detenido sobreviviente en el mes de noviembre. La Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación concluyó en 1991 que su desaparición fue causada por agentes del estado que violaron sus derechos humanos.

En la detención de Fuentes participaron los servicios de inteligencia de los tres países miembros de la Operación Cóndor, además de la colaboración del FBI. La DINA encargó su captura a los servicios de inteligencia de Argentina tras conocer las tareas que cumplía en Buenos Aires en las comunicaciones del MIR con el exterior y como encargado de las relaciones con otras organizaciones, tales como el ERP y Tupamaros, de Uruguay. Los servicios argentinos establecieron su falsa identidad costarricense. Los paraguayos se encargaron de su detención después que arribó a ese país en autobús.

Y el FBI informó los pormenores a Chile, incluso las identidades y direcciones de ciudadanos norteamericanos que portaba en su libreta de direcciones. Fuentes viajaba con frecuencia a Asunción para utilizar un contacto que le servía como correo directo con Chile para enviar y recibir información de la dirección del MIR en Santiago.

Robert W. Scherrer es la misma persona que el 29 de septiembre de 1976 informó a sus superiores en Washington sobre el funcionamiento de la Operación Cóndor (ver el tema siguiente sobre la Operación Cóndor) por su posible conexión con el asesinato de Orlando Letelier. Y fue el funcionario norteamericano encargado de custodiar desde Chile a Estados Unidos al principal inculpado, el agente norteamericano de la DINA Michael Townley, a quien interrogó reiteradamente en Washington (ver el último capítulo, sobre la correspondencia de Townley). Scherrer tuvo la cortesía de escribir en castellano la carta dirigida a Baeza.

Texto del documento

Embajada de los Estados Unidos de América / Buenos Aires, Argentina
Oficina del Agregado de Asuntos Legales
6 de junio de 1975 / Ref.: "Mi Carta No. 3"

General Ernesto Baeza Michelsen
Dirección General de Investigaciones
Santiago de Chile

Atención: Inspector Jaime Vásquez Alcaíno
Asunto: Jorge Isaac Fuentes (a) Auriel Nodarse Ledezma

De mi mayor consideración:

Me he enterado que el sujeto citado es ciudadano chileno y miembro del MIR. El fue detenido el día 17 de mayo de 1975 en Asunción, Paraguay, luego de entrar al país ilegalmente de Argentina portando un pasaporte costarricense número 142302/74 bajo la identidad de Auriel Nodarse Ledezma. El sujeto fue acompañado por Amílcar Santucho, hermano del máximo líder del ERP, Mario Roberto Santucho.

Según información suministrada por el sujeto durante varios interrogatorios por parte de la policía de la capital en Asunción, él admitió que es miembro de la Junta Coordinadora y estuvo actuando como correo para dicha agrupación. En su libro de direcciones, el sujeto tenía las siguientes anotaciones de individuos y direcciones en los EE.UU.:

1. Nombre denegado para proteger privacidad New York, New York 10024

2. Nombre denegado para proteger privacidad Dallas, Texas 75227

3. Calle Padre Colón Nº 250 Río Piedras, Puerto Rico

Se informó que (nombre tachado) es la hermana del sujeto. El FBI inició una investigación en los Estados Unidos concerniente a las personas y direcciones mencionadas arriba. Le informaré los resultados de la misma tan pronto los tenga en mi poder.

Aprovecho esta ocasión para saludarle muy atentamente,

Robert W. Scherrer
Agregado de Asuntos Legales


El FBI «descubre» la "Operación Cóndor"

FBI: Cable de Buenos Aires sobre la "Operación Cóndor"

28 de septiembre de 1976

El agente del FBI para Sudamérica con sede en Buenos Aires. Robert W. Scherrer (fallecido), reportó el 28 de septiembre de 1976 información de inteligencia de «una fuente confidencial en el extranjero» sobre el funcionamiento de la "Operación Cóndor", acuerdo de inteligencia entre las dictaduras militares de América del Sur para «eliminar actividades terroristas marxistas en el área».

Scherrer pudo enterarse antes de la existencia de esa organización, tanto por sus excelentes contactos con los servicios de inteligencia de los países sudamericanos, como por su participación activa en el proyecto: el 6 de junio de 1975 le informó al general Ernesto Baeza, director general de Investigaciones de Chile, la captura y las amistades norteamericanas de la libreta de direcciones del sociólogo chileno Jorge Isaac Fuentes (ver tema anterior), residente en Argentina, detenido en Paraguay y desaparecido en Chile, la primera víctima chilena de la «Operación Cóndor». Quizás su «descubrimiento» un año más tarde se debió al asesinato de Orlando Letelier, acaecido en Washington el 21 de septiembre, 7 días antes de su informe. El crimen de Letelier puso inesperadamente a Scherrer «al otro lado» y tuvo que investigar en Sudamérica, Chile incluido, bajo las órdenes de Eugene Propper, el Fiscal Asistente del Distrito Columbia (Washington DC). Como lo hubiera hecho cualquier funcionario judicial norteamericano, Propper tuvo que recurrir al FBI para esclarecer el crimen.

El cable de Scherrer informa que Chile es el centro de la "Operación Cóndor" y proporciona información sobre «equipos especiales» capaces de viajar «a cualquier parte del mundo... para aplicar sanciones o asesinatos contra terroristas o partidarios de organizaciones terroristas». El "desclasificador" del texto extirpó varias secciones relacionadas con estos equipos especiales. El cable sugiere que el asesinato del ex embajador chileno en los Estados Unidos, denominado en código como «Chilbom», pudo llevarse a cabo como una acción de la "Operación Cóndor". Scherrer, que trabajó arduamente con el Fiscal Eugene Propper en el esclarecimiento del asesinato, fue responsable de la custodia física desde Chile a Estados Unidos del principal inculpado, el norteamericano Michael Townley, una vez que el régimen militar chileno decidió «expulsarlo» del país el 9 de abril de 1978 como una forma de entregarlo a la justicia norteamericana.

Texto del documento

CHILBOM/CONDOR
Telex de 4 páginas escrito por Robert W. Scherrer (fallecido), agente del FBI para Sudamérica.
Clasificado y extendido por... (firmas no legibles)

Fecha de revisión para desclasificación: 28/09/1996

(NOTA: El original contiene numerosos sellos, firmas, notas, subrayados y líneas tachadas que censuran parte del contenido "desclasificado").

P281030 SKP 76
DE BUENOS AIRES AL DIRECTOR
SECRETO

Materia política extranjera - Argentina
Materia política extranjera - Chile

El 28 de septiembre, 1976, una fuente confidencial en el extranjero (tachado el nombre) proporcionó la siguiente información:

"Operación Cóndor" es el nombre en clave de un acuerdo de cooperación para recopilación, intercambio y almacenamiento de datos de inteligencias concernientes a los llamados "izquierdistas", comunistas y marxistas, establecido recientemente en cooperación entre los servicios de inteligencias de América del Sur para eliminar las actividades terroristas marxistas en el área. Adicionalmente, la "Operación Cóndor" mantiene operaciones conjuntas contra blancos terroristas en los países miembros de la "Operación Cóndor". Chile es el centro para la "Operación Cóndor" y, además de Chile, incluye como miembros a Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Brasil también está de acuerdo, tentativamente, en proporcionar inteligencia para la "Operación Cóndor". Los países miembros de la "Operación Cóndor" que demuestran mayor entusiasmo a esta fecha son Argentina, Uruguay y Chile. Los últimos tres países se han comprometido a operar en conjunto, principalmente en Argentina, contra blancos terroristas. Durante la semana del 20 de septiembre de 1976, el... (dos líneas tachadas) con respecto a la "Operación Cóndor".

La tercera fase, la más confidencial de la "Operación Cóndor", incluye la formación de equipos especiales de los países miembros, preparados para trasladarse a cualquier parte del mundo, a países no miembros del acuerdo, para llevar a cabo sanciones y hasta asesinatos contra terroristas o partidarios de organizaciones terroristas de los países miembros de la "Operación Cóndor". Por ejemplo, si en un país europeo se ha detectado a un terrorista o a un partidario de una organización terrorista de un país miembro de la "Operación Cóndor", un equipo especial de la "Operación Cóndor" sería enviado a localizar y reconocer el blanco. Cuando la operación de vigilancia haya terminado, un segundo equipo de la "Operación Cóndor" viajaría a llevar a cabo la sanción real contra el blanco. Equipos especiales, que usarían documentación falsa de los países miembros de la "Operación Cóndor", podrían estar formados exclusivamente de individuos de una sola nación miembro o pueden ser compuestos por un grupo mixto proveniente de varios países miembro de la "Operación Cóndor".

Países europeos específicamente mencionados como posibles escenarios para la tercera fase de la "Operación Cóndor" fueron Francia y Portugal. Se ha organizado un equipo especial ... (siguen 3 líneas tachadas) que comenzó a prepararse para posibles acciones futuras bajo la tercera fase de la "Operación Cóndor".

(Siguen 3 líneas tachadas) coordinados localmente.

Cabe destacar que no hay información indicando que las sanciones bajo la tercera fase de la "Operación Cóndor" se hayan planeado para ser ejecutadas en territorio de los Estados Unidos. Sin embargo, no está más allá de la esfera de posibilidades que el asesinato reciente de Orlando Letelier en Washington DC pudo ser realizado como una acción de la tercera fase de la "Operación Cóndor." Como se señala anteriormente, la información disponible de la fuente indicó que se puso énfasis particular en las acciones de esta tercera fase de la "Operación Cóndor" en Europa, específicamente en Francia y Portugal. Esta oficina permanecerá alerta ante cualquier información que indique que el asesinato de Orlando Letelier sería una acción de la "Operación Cóndor".


Las primeras ejecuciones sumarias

Departamento de Estado: Informe sobre las ejecuciones chilenas
16 de noviembre de 1973

En este memorándum al Secretario de Estado, Henry Kissinger, su Asistente Jack B. Kubisch explica que las ejecuciones sumarias efectuadas en Chile en los 19 días que siguieron al golpe ascendieron a 320, tres veces más que la cifra públicamente reconocida. Al mismo tiempo, Kubisch simplemente informa de la nueva ayuda económica autorizada por la Administración Nixon.

El memorándum justifica las continuas ejecuciones con la misma argumentación del Ejército chileno. También incluye un informe de la situación de facto de los derechos humanos en Chile y se refiere a las ejecuciones de dos ciudadanos norteamericanos, el periodista Charles Horman y el estudiante Frank Teruggi, hecho que conmocionó al Congreso, a la prensa y a la opinión pública norteamericana.

Texto del documento

DEPARTAMENTO DE ESTADO / BRIEFING MEMORANDUM
SECRETO - NODIS (No distribuir a otras agencias)

Para: Secretario de Estado
De: ARA - Jack B. Kubisch
Tema: Ejecuciones en Chile

Ante su requerimiento por cable desde Tokio, un informe sobre este asunto:

El 24 de octubre la Junta anunció que no se llevarían a cabo más ejecuciones sumarias "in situ" y que las personas sorprendidas en actos de resistencia al gobierno de aquí en adelante serían sometidas a la justicia militar. Desde esa fecha, se han anunciado 17 ejecuciones sentenciadas en juicios militares. Las ejecuciones públicamente reconocidas, entre sumarias y en cumplimiento de fallos de cortes marciales, ahora suman aproximadamente 100, con 40 prisioneros adicionales muertos mientras "intentaban escapar". Un informe interno y confidencial, preparado para la Junta, sitúa el número de ejecuciones para el periodo 11/30 de septiembre en 320. La última cifra probablemente es una indicación más exacta de la magnitud de esta práctica.

Nuestra mejor estimación es que las unidades militares y policíacas generalmente obedecen en terreno la orden de desistirse de las ejecuciones inmediatas. Por lo menos el uso más bien frecuente de violencia al azar, que marcó las operaciones de estas unidades en los días tempranos del post golpe, ha disminuido claramente por ahora. No hay todavía, sin embargo, indicaciones de una disposición a privarse de las ejecuciones después de un juicio militar.

Los líderes chilenos justifican estas ejecuciones como totalmente legales en la aplicación de la ley marcial bajo la cual ellos han declarado un "estado de sitio en tiempos de guerra". Su código de justicia militar permite la muerte por fusilamiento por una variedad de delitos que incluye la traición, resistencia armada, posesión ilegal de armas y robo de automóviles. Las sentencias emitidas por tribunales militares bajo el estado de sitio no son revisables por cortes civiles.

En parte, el propósito de las ejecuciones es desanimar con ejemplos a quienes buscan organizar una oposición armada a la Junta. El Ejército chileno, persuadido hasta cierto punto por años de propaganda del partido Comunista, esperaba ser confrontado por una resistencia pesada cuando derrocó a Allende. El miedo a la guerra civil fue un factor importante en su decisión de emplear mano dura desde el comienzo. También está presente un puritano espíritu de cruzada, una determinación de limpiar y rejuvenecer a Chile. (Varios de aquellos ejecutados parecen haber sido delincuentes insignificantes).

La Junta tiene más confianza ahora en la situación de seguridad y más conciencia de la presión de la opinión pública internacional. Puede ser una señal esperanzadora que la Junta continúe empeñándose en llevar a juicio a los ministros del gabinete anterior y a otros prominentes marxistas, personas que el Ejército tuvo al comienzo todas la intención de pararlas frente al pelotón de fusilamiento. Cómo procederán los líderes militares de hoy en adelante en esta área será influido, hasta cierto punto, por la opinión externa y, particularmente, por la nuestra, pero la consideración mayor continuará siendo su valoración de la situación de seguridad.

La Lengüeta A es un "Informe de Situación en Chile" y la Lengüeta B, un cuadro de hechos sobre derechos humanos en Chile.

Anexos:

Etiqueta A - Informe de Situación

Etiqueta B - Tabla de Hechos

Informe de situación: Chile

En este momento el país está tranquilo y es pequeño el desafío al firme control militar. Siete izquierdistas murieron a comienzos de esta semana, según informes recibidos, en un ataque a un puesto militar en una ciudad del sur. Ésta, sin embargo, sería la primera iniciativa izquierdista de ese tipo desde mediados de septiembre. La impresión general es que la izquierda marxista ha dado prioridad a la sobrevivencia subterránea, ante la implacable presión.

La Junta ha anunciado que la medida de estado de sitio permanecerá en vigor por lo menos por otros ocho meses, pero ha relajado de algún modo el toque de queda, revocó las ejecuciones "ahí en el mismo sitio", puso algunas restricciones a los allanamientos y prometió que las personas acusadas de delitos civiles cometidos antes del golpe serán juzgadas bajo normas de la justicia civil. Aunque los partidos tradicionales están bien representados en la comisión encargada de bosquejar una nueva Constitución, hay entre ellos una creciente aprensión de que la orientación "anti política" que sustenta la Junta clausurará la actividad política normal durante mucho tiempo. Descartando cualquier itinerario para que Chile regrese a los civiles, el Presidente de la Junta, Pinochet, ha reforzado estos miedos reprochando a los políticos por el estado presente del país.

La seguridad y las preocupaciones políticas están retrocediendo de algún modo ante los problemas económicos. En octubre, el costo de vida subió en 88% y llevó el total acumulado para 1973 a 528%; según informes recibidos, es el más alto en el mundo. Aunque se previó el aumento del costo de vida, permitiendo precios artificialmente controlados para buscar sus verdaderos niveles, el sufrimiento económico resultante ha provocado un serio impacto en los grupos de ingreso bajo y medio. Como resultado, la política dura de estabilización del gobierno está siendo atacada desde varios sectores. A pesar de los subsidios para los asalariados, la caída de la liquidez y el aumento creciente del desempleo amenazan con una recesión. El FMI y las misiones CIAP están actualmente en Chile estudiando planes de estabilización económica del gobierno.

El FMI proyectó tentativamente una posible balanza de pagos para 1973 con un déficit US$ 800 millones. Suponiendo ayuda a la deuda del orden de los US$ 350 millones por gestiones ante el Club de París y otros acreedores, la diferencia del comercio exterior se podría reducir a US$ 450 millones. Según los chilenos, el sector privado de EE.UU. y los bancos canadienses han prometido ya US$ 171 millones en un nuevo financiamiento, donde US$ 70 millones corresponden a aceptaciones en dólares de alta liquidez. También es probable que el INF proporcione al menos un crédito de enlace por US$ 43 millones para fines de año. Se espera que estos créditos disminuyan la diferencia, pero se espera que permanezca al final del año un considerable déficit en la balanza de pagos. Créditos adicionales pueden llegar desde Europa Occidental, Japón, Brasil y Argentina, aunque es probable que muchos de estos se materialicen después del primer día del año.

Internacionalmente, la imagen represiva de la Junta continúa acosándola. Italia todavía se abstiene del reconocimiento diplomático, y continúa la reacción fuertemente adversa entre los gobiernos socialistas europeo occidentales. Esta actitud quedó de manifiesto en el atascamiento de los préstamos del BIRF a Chile, a pesar de que la Junta hizo un buen alegato ante el BIRF por los atrasos en los pagos del gobierno de Allende y la continua suspensión de las líneas bilaterales de crédito.

El embajador chileno Heitmann presentó credenciales al Presidente Nixon el 9 de noviembre. El 14 de noviembre nosotros anunciamos nuestro segundo crédito CCC a Chile -US$ 24 millones para trigo y granos. Nuestro antiguo compromiso de vender dos destructores excedentes a la Armada chilena ha encontrado una respuesta bastante positiva en las consultas al Senado. Los chilenos, entretanto, nos han enviado varias demandas nuevas de equipo militar polémico.

La crítica de los medios de comunicación y las preguntas del Congreso sobre las muertes de dos ciudadanos norteamericanos -Frank Teruggi y Charles Horman- continúan duras. La única línea negativa de preguntas durante la comparecencia del embajador Davis ante el Subcomité Latinoamericano del Senado se refirió a Horman. Un colaborador del equipo de Jack Anderson ya ha telefoneado a nuestro Consulado en Santiago y también esperamos una cobertura en profundidad del New York Times, que ya está investigando. Nosotros hemos instruido a la Embajada en Santiago para que entregue una nota subrayando nuestro deseo de una investigación completa de las circunstancias de las muertes y respuestas específicas a las preguntas hasta ahora sin contestar y a las discrepancias en las explicaciones del COC. Nuestro encargado ya exhortó al ministerio extranjero para esta gestión y lo sensibilizó en la necesidad de dar rápido respuestas especificas.

Hoja de Hechos - Derechos Humanos en Chile

(Preparada el 15 de noviembre de 1973)

Los datos sin asterisco son de fuentes públicas

Total de arrestos en Chile desde el 11 de septiembre 13.500*

Arrestos originales y detención en el Estadio Nacional de Santiago 7-8.000

Liberados desde el Estadio 6.500

Actuales detenidos en el Estadio 0

Detenidos en cárceles de Santiago 550

Detenidos fuera de Santiago 2.000

Número estimado de condenados o en espera de juicios 1.500*

Ejecuciones reconocidas 100 (aprox.)

Ejecuciones según la fuente de inteligencia 320

Número de muertos en intentos de fuga 40

Ciudadanos norteamericanos detenidos 0

(27 detenidos fueron soltados el 17 de octubre)

Ciudadanos norteamericanos muertos desde el golpe 2

Salvoconductos emitidos para asilados en embajadas 1.791

Salvoconductos emitidos a otros 3.100

Salvoconductos solicitados no emitidos todavía 408

Partidas desde Chile (chilenos y extranjeros) 2.000 (aprox.)

Extranjeros registrados ante el ACNUR para reubicación permanente

En asilos seguros (refugios, campos, etc.) 820

En casa (posiblemente bajo algún arresto domiciliario) 824

En misiones diplomáticas 172

En centros de detención COC 203

Número total todavía en embajadas extranjeras NA 368 a/o mediados oct.

Total de muertos:

Según las autoridades chilenas 600 (aprox.)

Según el artículo de Barnes en Newsweek del 8 de octubre 2.796

Según el articulo del Washington Post del 21 de octubre,

sobre la declaración de Colby, director de la CIA, al Comité del Congreso 2-3.000

Según estimación reciente de fuente SKF 1.500 *


Resumen de presos a finales de 1973

CIA: Reporte de la Dirección de Operaciones

20 de diciembre de 1973

La Dirección de Operaciones de la CIA preparó este resumen de los presos chilenos y extranjeros que pasaron por el Estadio Nacional según los informes oficiales de la dictadura chilena. El documento está censurado parcialmente de acuerdo a la frecuente modalidad CIA 1.5 (c).

Texto del documento

Agencia Central de Inteligencia
Dirección de Operaciones
Fecha de distribución: 20 de diciembre de 1973

(Este es un reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluada).
Secreto
2 páginas

Fecha de desclasificación: 11 de junio de 1999

1.- De acuerdo con el listado oficial de personas formalmente registradas en el Estadio Nacional desde el golpe militar del 11 de septiembre, 6.981 chilenos fueron detenidos y procesados entre el 11 de septiembre y el 9 de noviembre, fecha en que el Estadio fue oficialmente desalojado. De ese total, 5.529 fueron liberados o sometidos a arresto domiciliario; 734 fueron enviados a Chacabuco por avión o barco; 103 fueron enviados al Estadio Chile; 191 a la cárcel pública; 53 a la Dirección General de Investigaciones (no hay información más amplia); 86 a escuelas reformatorias; 278 a la Penitenciaria; y 7 a guarniciones militares.

2.- De los 552 extranjeros que también pasaron por el Estadio Nacional, 124 fueron bolivianos; 75 uruguayos; 72 brasileños; 50 argentinos, 31 colombianos, 25 mexicanos, 25 peruanos, 24 venezolanos, 13 ecuatorianos, 11 norteamericanos; y 10 provenientes de Francia, España y República Dominicana. El remanente de 72 procedía de 25 diferentes países. Otros 7 extranjeros adicionales fueron enviados a la Penitenciaría y 7 al Estadio Chile.

3.- (Párrafo tachado). Fin del documento


Los fusilamientos de Horman y Teruggi: Un problema de bajo perfil

Departamento de Estado: Telegrama del embajador en Chile

Tema: Reunión Kubisch - Ismael Huerta

Pedido de respuestas específicas a preguntas anteriores sobre los Casos Horman y Teruggi

11 de febrero de 1974

Este telegrama, escrito por el embajador David Popper y dirigido al Secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, comenta una reunión entre Jack B. Kubisch, Asistente del Secretario de Estado norteamericano, y el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, almirante Ismael Huerta, sobre el controvertido caso de dos ciudadanos norteamericanos ejecutados por el Ejército después del golpe: el periodista Charles Horman y el estudiante Frank Teruggi.

Las notas de Popper afirman que Kubisch "colocó este tema dentro de la necesidad de ser cuidadoso para mantener reducidos los problemas de nuestra relación que pudieran hacer más difícil nuestra cooperación".

Los fusilamientos de Charles Horman y de Frank Teruggi, ocurridos en septiembre de 1973 en el Estadio Nacional, se atribuyen a una decisión del entonces jefe del Servicio de Inteligencia Militar (Ejército), general Augusto Lutz, inducida por el enlace de la CIA y jefe del Grupo Militar de EE. UU (Milgroup) Ray Davis. (Ver Informe de Ryan).

Charles Horman era un joven periodista norteamericano residente en Santiago, mientras Frank Teruggi estudiaba ciencias políticas en la Universidad de Chile. La desaparición y asesinato de ambos es el tema de la película Missing de Costa Gavras. La historia de Charles Horman está relatada en el libro Morir es la Noticia.

La persona clave en la suerte corrida por Horman fue Ray Davis, a quien conoció casualmente durante el golpe militar en el Hotel Miramar de Viña del Mar, convertido en sede del comando de las operaciones navales norteamericano chilenas encubiertas por la Operación Unitas. Augusto Lutz, por su parte, murió después en el Hospital Militar, en circunstancias que indujeron a su familia a presentar una denuncia por asesinato ante el tribunal español del juez Baltasar Garzón.

Texto del documento

III / Departamento de Estado
Apéndice 2 - Telegrama

CONFIDENCIAL / CLASIFICADO 852 / PAGE 01 SANTIA 00679 11 21482
INFO OCT-01 ISO-00 RSC-01 DRC-01 7013w / F 1120207 FEB 74

DE: Embajada Santiago
A: Secretario de Estado, Washington DC 7436

CONFIDENCIAL - Santiago 679 / 20 11 652: GDS
TAGS: CI, CDES (HORMAN, CHARLES; TERUGGI, FRANK)

ASUNTO: Reunión Kubisch - Huerta: Requerimiento por repuestas específicas a las cuestiones previas sobre los casos Horman y Teruggi.

REFS: Santiago 0661 (y otros); Santiago 0514

1. Este borrador sobre el tema mencionado en el título del "Asunto" no ha sido visto por el Asistente del Secretario de Estado, Kubisch; no debe distribuirse hasta no ser aprobado por él.

2. Kubisch colocó este tema dentro de la necesidad de ser cuidadoso para mantener reducidos los problemas de nuestra relación que pudieran hacer más difícil nuestra cooperación.

2. Al ministro extranjero se le explicaron muchas de las preguntas originalmente formuladas con respecto a estos casos, en los que la Embajada insistió con otra nota enviada el 22 de enero pidiendo respuestas específicas, y se le informo que los casos fueron tratados por miembros del Congreso, así como por familiares de los difuntos y otras partes interesadas; todos éstos, y otros miembros del Congreso cuyas actitudes son importantes para la cooperación norteamericano chilena, han expresado gran preocupación sobre estos casos.

3. El ministro dijo que el gobierno de Chile era el más interesado por remover, en lo posible, este problema de nuestra relación y que contestaría la más reciente nota de la embajada lo mejor posible. Sin embargo, no había sido posible obtener algunas informaciones en detalle requeridas, relacionadas con eventos que ocurrieron durante el golpe.


POPPER

Un mal recuerdo: los más buscados

Departamento de Estado: Telegrama del Embajador N. Davis

11 de septiembre de 1973

Este telegrama del Embajador Nathanael Davis al Secretario de Estado, describiendo la primera nómina de personas convocadas a "rendirse" en el ministerio de Defensa, el Bando No. 10, radiodifundido a las 14:30 horas del 11 de septiembre de 1973, evoca las primeras horas del terror provocado por la subversión militar.

A esa hora, varios de los "solicitados" ya estaban muertos, como el periodista Augusto Olivares. Otros estaban entre los prisioneros de La Moneda (Eduardo Paredes) y muchos serían asesinados posteriormente (Orlando Letelier, Luis Espinoza, Bautista Van Schowen, Miguel Enríquez, Edgardo Enríquez, entre otros). Algunos nombres están mal escritos, como el apellido Van Schowen; otros, aparecen repetidos (el diputado Joel Marambio).

Entre las personas solicitadas en las primeras horas del golpe militar se encuentra el abogado español Joan Garcés, asesor del presidente Salvador Allende, quien no sólo logró sobrevivir, sino que, además, 24 años después, en 1997, introdujo la causa de la justicia española que provocó la detención de Augusto Pinochet en el Reino Unido de Gran Bretaña, el 16 de octubre de 1998..

Telegrama

11 de septiembre de 1973
Acción: ARA-20

De: Embajada de Estados Unidos en Santiago
Para: Secretario de Estado, Washington
Inmediato 5498
DOD/DIA / USCINCSO
UNCLAS SANTIAGO 4120

Materia: Levantamiento militar chileno - Edicto No. 10

El edicto militar No. 10, transmitido por las radioemisoras a las 14:40 horas, requiere a las siguientes personas que se rindan antes de las 16:30 horas de hoy, en el ministerio de Defensa:

Carmen Gloria Aguayo, Carlos Altamirano, Clodomiro Almeyda, Laura Allende, Jorge Arrate, Vladimir Arellano, Pascual Barraza, Orlando Budnevic, David Baytelman Silva, Mireya Baltra, María Elena Carrera, Julieta Campusano, Luis Corvalán, Vladimir Chávez, Jacques Chonchol, Manuel Cabieses, Jaime Concha, Naúm Castro, Lisandro Cruz Ponce, José Cademártori, Miguel Enríquez, Edgardo Enríquez, Luis Espinoza, Jaime Faivovich, Luis Figueroa, Fernando Flores, Luis Godoy, Luis Guastavino, Jorge (Oscar) Guillermo Garretón, Jorge (César) Godoy Urrutia, Nelson Gutiérrez, Jaime Gazmuri, Carlos Jorquera, Juan Ibáñez, Jorge Insunza, Alfredo Joignant, Ignacio Lagno, Orlando Letelier, Joel Marambio, Mario Melo, Gladys Marín, Augusto Olivares, Andrés Pascal Allende, Mario Palestro, Julio Palestro, Tito Palestro, Eduardo Paredes, Gastón Pascal Lyon, Alejandro Rojas, Jaime Suárez, Víctor Toro, Jaime (Julio) Stuardo, Daniel Vergara, Alejandro Villalobos, Américo Zorrilla, René Olivares, Silvio Garcés, Edgardo Enríquez Frodden, Miriam Rupert, Bruno García Morales, Joan Garcés, Aquiles Lomberg, Joel Marambio (nombre repetido), Litre Quiroga, Bautista Von Schowen, Sergio Poblete, Eric Schnake, Gonzalo Martner, FNU (first name unidentified / primer nombre no identificado) Jorquera.

(Firma) Davis
Fecha de (re) impresión: 16/01/1999


Los juicios de la FACH

Departamento de Estado: Telegrama del Embajador Popper
26 de abril de 1974

La situación de los juicios de la Fuerza Aérea contra altos oficiales del arma que se mostraron leales a la Constitución y al estado de derecho que sustentaba al gobierno del Dr. Salvador Allende, es el tema de este mensaje dirigido al Secretario de Estado por el Embajador Popper.

La información se basa en una conversación que alguien sostuvo con el prominente abogado Hernán Montealegre, defensor de los procesados de la FACH. La charla se produjo en un lugar distinto a la Embajada (Emboff) con un interlocutor no identificado.

Montealegre emite juicios lapidarios sobre la legalidad y racionalidad de las acusaciones. Califica los juicios de ridículos, incluso perjudiciales para la imagen de los nuevos gobernantes de facto y concluye que nunca debieron iniciarse.

Texto del documento

Documento Santia 02281 / 26 de abril de 1974

De: Embajada de EE.UU.. Santiago
Para: Secretario de Estado, Washington DC 8375

Información para Misión de EE.UU. en NN.UU. New York y Misión en Ginebra
Santiago 2281

Documento desclasificado por el "Proyecto Chile" del Departamento de Estado

Fecha de impresión de la copia: 17 de enero de 1999

3 páginas (reconstruidas del original)

Materia: Juicios

1.- Resumen: El destacado abogado, defensor en el juicio en desarrollo en la FACH, alegó torturas en el tratamiento del "enemigo" y argumenta que las bases subyacentes del juicio son estrictamente políticas. Dijo que habrá una segunda fase en el juicio de la FACH que involucrará a nuevos demandados, incluyendo a Almeyda, y que el Ejército (no así la Armada y Carabineros) está preparando juicios similares. El abogado ignora los cargos y la fecha del juicio para el grupo de Isla Dawson (Fin del resumen).

2.- En conversación con "EMBOFF" el 26 de abril, Hernán Montealegre, uno de los más prominentes abogados defensores en el juicio de la Fuerza Aérea, formuló los siguientes alcances:

3.- Procedimiento judicial: Se mostró conforme con las garantías legales del juicio de la Fuerza Aérea hasta la fecha, pero está en desacuerdo con las reglas del tribunal que prohibe declarar a los acusados que defiende en el juicio.

4.- Tortura: Los abogados defensores acordaron tocar el tema cuando se presente un caso "mejor", de acuerdo al alcance de sus puntos de vista. Recalcó que reglas de procedimiento judicial largamente establecidas proporcionan una sola vez al tribunal las normas que necesita en una materia dada y que la reglamentación es limitante para la defensa de todos los demandados en el proceso. En consecuencia, la defensa está "guardando municiones" para más estruendosas torturas y violaciones. Montealegre dijo que personalmente planea presentar cargos de tortura en beneficio de dos de sus clientes y pedir una sesión cerrada en que los miembros del tribunal puedan interrogar a sus defendidos sobre esta materia. Otros abogados están buscando estrategias similares. Argumentación original, sin embargo, puede esgrimirse en una corte abierta. Agregó que dos o tres de sus defendidos muertos (con exclusión de Bachelet) fallecieron en torturas y que un defendido cuyo acusador lo admitió, está ahora mentalmente enfermo.

5.- El "enemigo": Argumentó que a lo largo del proceso existe la decisión de acusar a los procesados de los más serios cargos, tales como pasar secretos al "enemigo". Como oponerse al uso impropio de documentos clasificados es un serio error del gobierno, todo el proceso se expone al ridículo. Destacó que en ninguna parte del proceso define en qué punto el gobierno de Allende perdió legitimidad y cuándo los partidos que lo apoyaban se convirtieron en "el enemigo". Planea refutar al acusador en este punto, pero estima que no puede desgastarse hasta que los cargos se vuelvan más serios (Para 4, Santiago 1936). Tiene optimismo en que el tribunal le dará audiencia completa y adecuada en este tema, además porque tiende a favorecer su argumentación el hecho de que el tribunal esté reglamentado por un estado de guerra que comenzó el 11 de septiembre (mensaje Santiago 2172).

6.- Bases de los juicios: Montealegre argumentó que los juicios son eminentemente políticos, aparte de lo poco claro de los procesos, y que, en primer lugar, nunca debieron efectuarse. Apeló a la imagen de los altos oficiales militares, quienes obviamente "deliberaron" sobre los méritos del gobierno de Allende y ahora resulta ridículo juzgar a otros por el mismo "crimen", simplemente porque pertenecen al lado perdedor. Si el gobierno no confiaba plenamente en los "perdedores", éstos simplemente debieron haber sido exiliados, en este caso a alguna parte de América Latina, o despedidos de sus cargos. Dijo que así ocurrió en Carabineros, servicio que consecuentemente no tiene problemas, ni tribunales similares a los que puso en marcha la FACH. Explicó que la Junta levanta estos juicios para justificarse ante sí misma y ante la opinión pública chilena, por su acción de derrocar al gobierno elegido y la ruptura de una larga y permanente tradición. Alegó que él y otros abogados involucrados, a pesar de las cuestionables bases legales y morales del juicio de la FACH, están empeñados en salvar vidas y reducir el sufrimiento humano. "La pena de muerte es irremediable", dijo.

7.- Futuros juicios: Montealegre dijo que habrá una segunda ronda de juicios en la FACH, que están caminando con la toma de testimonios y búsqueda de evidencias (sumario). No sabe cuántas personas serán acusadas y cuándo estará lista la parte pública del proceso, pero advirtió que en este momento tiene tres clientes militares involucrados en la segunda fase. Está seguro que Clodomiro Almeyda está también involucrado y quizás otros civiles lo estén en la fase actual, como Schnake y Lazo, pero no está seguro si realmente llegarán a ser enjuiciados.

8.- El Ejército también tiene un proceso en marcha, pero todavía en etapa de sumario, sin que aún se haya formulado ninguna acusación. Opina que el Ejército esperará el desarrollo completo del proceso de la FACH. No tiene conocimiento de que la Armada haya iniciado ningún nuevo proceso desde el 11 de septiembre, pero recalcó que el juicio por subversión interna en la Marina comenzó antes que se activara el golpe. Carabineros no juzgará a ninguno de sus ex funcionarios y ya despidió a todos aquellos que eran políticamente dudosos.

9.- Dijo que en su conocimiento no hay cargos archivados, ni mucho menos que haya empezado algún sumario contra los "notables" prisioneros de Isla Dawson, excepto aquellos ligados a los juicios militares. Atribuyó un eventual movimiento de prisioneros desde Dawson al Chile central a las inclemencias del invierno más que a la inminencia de nuevos juicios, independiente de las afirmaciones del General Leigh (mensaje Santiago 2255).

(Firmado) Popper


Situación interna del PDC

CIA: Reporte de la Dirección de Operaciones

Fecha de distribución: 23 de noviembre de 1973

Este reporte secreto de la Dirección de Operaciones de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, distribuido en noviembre de 1973, recoge información interna del PDC de una fuente cuyo nombre aparece tachado en la versión desclasificada entregada a la opinión pública mundial por el Departamento de Estado el 30 de junio de 1999.

El mensaje revela también la frustración de los militares por no haber encontrado armas ni extremistas en la operación rastrillo realizada en el complejo maderero de Panguipulli, pero no aporta ningún dato sobre los centenares de personas asesinadas en la zona.

Todos los datos del encabezado habitual de este tipo de documentos (autores, destinatarios, fuentes, informantes, etc.) fueron ocultados con tinta negra por la censura informativa del gobierno de EE.UU. Sólo se "desclasificaron" algunas líneas.

El formulario en que está redactado el informe tiene impresa la siguiente leyenda: Este es un reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluada

Texto del documento

Agencia Central de Inteligencia
Dirección de Operaciones

Fecha de Distribución: 23 de noviembre de 1973
(Este es un reporte de información, no de inteligencia finalmente evaluada).

Secreto
2 páginas

1.- (Nombre tachado) ... noviembre de 1973... (dos líneas tachadas) ...por el PDC sobre la situación de seguridad de Chile. (Nombre tachado) ... que la situación no estaba definitivamente bajo control y que esa era la razón para continuar con el toque de queda, la búsqueda de armas y otras medidas de seguridad tomadas por las fuerzas del gobierno.

2.- (Nombre tachado) ... las Fuerzas Armadas y la policía estaban llevando a cabo una extensiva operación de barrido en el área sur del país, desde Valdivia a Llanquihue, pero la operación no ha producido los resultados esperados. (Nombre tachado) ... comenta (dos líneas censuradas) se efectuó durante el período del 21 de octubre al 13 de noviembre y fue comandado por (Nombre tachado)... sin embargo, en ningún momento las unidades enfrentaron ninguna resistencia organizada. El área cubierta incluyó las provincias de Concepción, Bío Bío, Arauco y parte de Valdivia, aunque la búsqueda incluyó el complejo maderero "Panguipulli", que durante mucho tiempo había sido considerado un bastión de la extrema izquierda, donde muy pocas armas y más aún, muy pocos extremistas fueron encontrados.

3.- Con respecto al sector del ala izquierda del PDC, (Nombre tachado) ... que las Fuerzas Armadas no tienen confianza en varios líderes demócratas cristianos y mencionaron a Radomiro Tomic, Bernardo Leighton y Renán Fuentealba... (nombre tachado) ... comenta (siguen tres líneas censuradas) que el Servicio de Inteligencia de Carabineros (SICAR) estaba controlando las actividades del ala izquierda del PDC, conducida por Tomic y Leighton.

4.- (Línea tachada)

Fin del documento


El PDC toma distancia de Pinochet

Carta de Patricio Aylwin y de Osvaldo Olguín

Enero de 1974

Esta carta sin fecha escrita en enero de 1974 por los jefes del Partido Demócrata Cristiano (Patricio Aylwin Azócar, Presidente, y Osvaldo Olguín Zapata, Vicepresidente) al "Presidente de la H. Junta de Gobierno", Augusto Pinochet, apareció entre los 5.800 documentos norteamericanos secretos relacionados con Chile desclasificados por Estados Unidos en junio de 1999.

Sus autores escribieron la carta, dicen, "con el propósito de cooperar constructivamente al mejor éxito de la difícil tarea de reconstrucción nacional en que, con patriotismo y honestidad, está empeñada la H. Junta de Gobierno". Una copia de esta pieza epistolar de 11 páginas tamaño carta, redactada originalmente en castellano, se encuentra entre los documentos desclasificados que posee la Biblioteca Nacional, aunque en el facsímil no aparecen las firmas de ninguno de los dos remitentes. Se ignora si los autores enviaron una copia a la Embajada de EE.UU. o si la fotocopia fue obtenida por la CIA.

A cuatro meses del golpe militar, los demócrata cristianos chilenos exhiben un "apoyo crítico" a la dictadura, se quejan de discriminación, comparan favorablemente el período con el "de Portales o el primer mandato del Presidente Ibáñez" y levantan severas objeciones a las violaciones de los derechos humanos, la sobreexplotación de los trabajadores y "el silencio político" que afecta al PDC.

También afirman que el golpe militar incrementó las fortunas del sector propietario y colocó a los trabajadores en situación de hambre, a la vez que formulan dos novedosas propuestas: un gravamen al mayor valor adquirido, gracias al golpe, por el patrimonio del sector propietario y "algún sistema de capitalización nacional que reconozca a los trabajadores la propiedad de los ahorros que se forman con el sacrificio de sus remuneraciones".

Comprensivos ante «la necesidad de una labor de saneamiento moral, económico y político frente a la crisis a que el país había llegado», alegan que les resultaría «mucho más cómodo guardar silencio» para dedicarse a sus asuntos privados, «pero nuestras conciencias de chilenos nos dicen que sería una irresponsabilidad imperdonable».

Texto del documento

F740010-1871 / 11 páginas / Encl- No. 1 / A-35 from Santiago / ARA / Unclassified

Señor General
Don Augusto Pinochet
Presidente de la H. Junta de Gobierno

Presente.-

Sus palabras en su reciente Mensaje de Año Nuevo sobre el respeto que profesa el Gobierno "a los ideales de cada uno" y su deseo de lograr "la participación de todos en los objetivos nacionales", nos incita a dirigirle la presente.

Queremos exponer francamente al Gobierno en forma privada pero oficial, el pensamiento de los demócrata cristianos en la actual etapa histórica de Chile. Lo hacemos con el propósito de cooperar constructivamente al mejor éxito de la difícil tarea de reconstrucción nacional en que, con patriotismo y honestidad, está empeñada la H. Junta de Gobierno.

Aspiramos, también, a que esta exposición sirva para esclarecer equívocos derivados de suposiciones o interpretaciones antojadizas e interesadas que sólo pueden perjudicar la buena convivencia entre los chilenos.

Existe una campaña sistemática y malévola contra los demócrata cristianos. Toda clase de rumores tendenciosos y falsos, destinados a desprestigiarnos, se lanzan contra nosotros, circulan en sectores de Gobierno o vinculados a él y llegan hasta los mismos cuarteles.

Esa campaña, que no se compadece en absoluto con los propósitos de "unidad nacional" y "paz entre los chilenos", reiteradamente proclamados por la H. Junta de Gobierno, carece de toda base seria.

Los demócrata cristianos somos chilenos como el que más. Nuestro amor a Chile, nuestro dolor de Chile y el sentido de nuestra responsabilidad social, nos movió a incorporarnos a la acción política. Actuamos en la vida pública impelidos por la conciencia de nuestro deber frente al destino de Chile; no para defender intereses, satisfacer apetitos ni buscar poder.

Constituimos un movimiento nacional y pluriclasista, fiel expresión de la realidad social chilena, en el que hombres y mujeres de todas las condiciones luchamos juntos por el ideal común de una patria libre y justa, fraternal y próspera.

Unidos por nuestra concepción del hombre y de la sociedad, que nace de las enseñanzas del Humanismo Cristiano, creemos en la Democracia y en la Justicia Social.

Fieles a las tradiciones culturales e institucionales de nuestra Patria, buscamos en el consenso y las vías del derecho los mejores caminos para el progreso de Chile. Repudiamos los extremismos, la violencia y el odio.

Creemos firmemente que para lograr el bien común hay que impulsar al mismo tiempo el desarrollo económico y el desarrollo social, incorporando a todo el pueblo a participar en el esfuerzo nacional y en sus resultados.

Estamos convencidos que el desarrollo no puede alcanzarse sobre la base del enriquecimiento egoísta de los menos y la pobreza de los más.

Estamos igualmente convencidos que el señuelo colectivista del marxismo-leninismo conduce a la tiranía y no resuelve los problemas sociales. Combatimos al comunismo proponiendo al pueblo soluciones diferentes, humanistas y democráticas.

Consecuentemente con estos criterios, hemos procurado el desarrollo económico y social de Chile sobre la base de la participación popular.

Nuestros mejores esfuerzos han estado siempre destinados a incorporar cada vez más a nuestro pueblo a un rol activo y protagónico en la marcha política, económica social y cultural de Chile.

No es el caso rememorar aquí lo que hemos hecho, ni la lucha que dimos durante los últimos tres años, junto a muchos otros chilenos -algunos de los cuales ahora nos denigran- en defensa de la libertad de nuestra Patria y contra la amenaza totalitaria comunista.

Baste señalar que la concordancia de nuestra conducta con nuestros principios, y la lealtad con que hemos servido a Chile durante más de cuarenta años, nos convirtieron en el primer partido político del país, con firme arraigo popular y juvenil, situación que hemos conservado durante todo el último decenio.

Nuestros ideales inspiraron el pensamiento y la acción de varios millones de chilenos y, cualesquiera que sean las circunstancias, ellos seguirán viviendo en nuestros corazones y orientando nuestra conducta.

A la luz de ellos apreciamos la situación actual de nuestra patria.

Hemos reconocido pública y privadamente el apoyo que merecen los patrióticos fines de unidad nacional y reconstrucción de Chile que persiguen las Fuerzas Armadas. Tenemos derecho a ser críticos cuando hemos dicho que queremos para el actual Gobierno el mayor éxito en su dura y difícil tarea de restaurar la institucionalidad democrática.

Comprendemos la necesidad de una labor de saneamiento moral, económico y político frente a la crisis a que el país había llegado. Hay vicios, abusos y desviaciones de que los chilenos debemos liberarnos para que nuestra patria pueda volver a la normalidad. Tal labor, aunque por su naturaleza no puede prolongarse indefinidamente, necesita tiempo. Sería un error grave pretender constreñirla a un plazo muy breve. Debe durar el lapso necesario para crear las condiciones de seguridad, orden, respeto mutuo y estabilidad indispensable para una convivencia normal. Nuestra historia muestra otros períodos análogos al actual, como el de Portales o el primer mandato del Presidente Ibáñez, que permitieron a Chile reencontrar el camino de su institucionalidad democrática y de su progreso.

Sabemos que esta tarea de saneamiento exige sacrificios, limitaciones y restricciones que deben ser aceptadas como aporte necesario con que todos los chilenos contribuimos a la recuperación de nuestra patria. Para que este aporte sea fecundo, creemos esencial la prudencia, sentido de justicia y respeto a los derechos humanos con que las autoridades ejerzan los poderes extraordinarios inherentes al régimen de emergencia que vivimos.

No sería franco de nuestra parte que ocultáramos al Gobierno la preocupación que nos embarga en relación algunos aspectos a nuestro juicio fundamentales para el logro de los fines de unidad de la familia chilena y reconstrucción nacional que el Gobierno ha propuesto al país.

Estamos convencidos de que no habrá paz mientras subsista el odio, como tampoco la habrá si el egoísmo prevalece sobre la justicia y la solidaridad.

De aquí que nos preocupan esencialmente las siguientes materias:

1) Discriminaciones Injustas: Como ha sido señalado en varias ocasiones por miembros del Gobierno la unidad nacional no significa borrar las diferencias de opiniones. Por el contrario, sólo puede construirse sobre la base del respeto mutuo, única manera de reconocer en la práctica la dignidad de cada persona.

Contrariando los propósitos enunciados por la Honorable Junta muchos chilenos han sido o están siendo privados de su trabajo, postergados en su carrera funcionaria, detenidos, vejados, amenazados o presionados en diversas formas, sin que se justifique en su contra ningún cargo concreto, salvo las ideas u opiniones que profesan o se le suponen.

La historia prueba que no es posible crear un orden duradero fundado en la represión. Intentarlo significaría llegar hasta el aniquilamiento de todos los que sostienen ideas discrepantes, lo que a la postre sólo generaría violencia y un quiebre aún mayor de la unidad nacional

2) Justicia y derechos humanos: La necesidad social de hacer efectivas las responsabilidades sancionando a los culpables de delitos, no legitima ningún género de persecuciones ni autoriza para privar a nadie de los derechos que la ley natural reconoce a todo ser humano.

La culpabilidad es personal e intransferible. Supone la participación voluntaria del individuo incriminado en la acción u omisión punible de que se le acusa.

Son normas elementales de Justicia que nadie puede ser condenado mientras no se acredite la existencia de un hecho delictivo y su participación culpable en ese hecho, que ellos debe hacerse con arreglo a la ley preexistente y por el Tribunal previamente establecido y que debe reconocerse al inculpado la posibilidad efectiva de defenderse.

El castigo de conductas no definidas como delitos por la ley vigente al tiempo en que tuvieron lugar, la aplicación de penas por hechos no probados o a individuos cuya participación personal en un delito no está acreditada, el ejercicio de funciones judiciales por funcionarios u órganos distintos de los tribunales previamente establecidos, la privación a los acusados de la posibilidad real de defenderse adecuadamente, la prisión preventiva por tiempo indefinido de personas que no son puestas a disposición del tribunal competente, el empleo de presiones morales o físicas para lograr confesiones, son hechos que importan denegación de justicia y grave violación de derechos humanos.

Pensamos que estos no son los mejores caminos para restablecer la concordia y la unidad del pueblo chileno. Como toda injusticia, sólo pueden generar sufrimiento indebido, víctimas inocentes y, por consiguiente, resentimiento, división y odio.

Hay quienes parecen no comprender estas verdades, comprobadas reiteradamente a lo largo de la historia. Impulsados por repentino celo, andan a caza de culpables y encuentran por todas partes sospechosos a quienes acusar. Procuran así hacer méritos para lograr mayor consideración o influencia ante las autoridades, a las que de ese modo prestan el peor servicio, puesto que les inducen a injusticias que deterioran la autoridad del gobierno y dañan su imagen ante el pueblo.

3) Situación de los trabajadores: Algo análogo ocurre con la aplicación de la política económico-social, en cuanto una distribución injusta de los sacrificios puede generar conflictos de imprevisible gravedad.

Tenemos clara conciencia de las condiciones económicas caóticas que la Honorable Junta heredó del Gobierno anterior, como también de los difíciles y complejos problemas que es preciso superar para la recuperación del país. Concordamos plenamente con el criterio expresado por las autoridades militares en orden a que sólo con patriotismo, trabajo, disciplina, inteligencia, capacidad técnica, honestidad y sacrificio, podrá Chile volver a la senda de su progreso social y económico. Compartimos muchas de las políticas y medidas singulares adoptadas en estos cuatro meses.

Pensamos que para el éxito de la reconstrucción económica es esencial que todos los sectores económico-sociales concurran a los sacrificios en proporción a sus fuerzas y todos sean debidamente tomados en cuenta. El hecho de que estas condiciones no se están cumpliendo nos causa verdadera alarma.

Es innegable que en vista del nivel que están alcanzando los precios, las remuneraciones de los trabajadores difícilmente les alcanzan para alimentarse y en muchos casos no les permiten atender necesidades vitales de sus familias. No creemos exagerar al decir que son muchos los que están pasando hambre. Entretanto, hay empresas cuyas utilidades superan toda expectativa. A nadie puede pasar inadvertida la injusticia de esta situación y los peligros que ella entraña.

A pesar de las claras advertencias de la Honorable Junta, pequeñas minorías parecen creer que todo lo sucedido en Chile tiene por objeto restablecer sus privilegios y devolverles el poder económico, social y aún político que en el proceso de democratización de nuestro país habían perdido. Tratan así de poner a su servicio y utilizar en su propio provecho el sacrificio de los soldados y demás chilenos que ofrendaron o expusieron sus vidas y entregaron o están entregando sus mejores esfuerzos por servir a Chile y a su pueblo. Con su egoísmo traicionan a la Patria, puesto que anteponen su interés particular al bien común de Chile. Y de ese modo no sólo generan nuevos resentimientos, nuevos odios, que se atraviesan como los peores obstáculos a los más sanos propósitos de unidad nacional, sino que además ponen en serio peligro el éxito de la tarea de reconstrucción.

Es claro que la reconstrucción nacional requiere un gran esfuerzo de capitalización. No hay desarrollo sin ahorro. Pero no es justo que el ahorro que se extrae del sacrificio de los trabajadores sea acumulado en el patrimonio de los capitalistas. Urge poner en práctica algún sistema de capitalización nacional que reconozca a los trabajadores la propiedad de los ahorros que se forman con el sacrificio de sus remuneraciones.

Por otra parte, es evidente que el 11 de Septiembre, que significó una liberación para la gran mayoría de los chilenos, determinó para el sector propietario, como beneficio adicional, un notable incremento de su patrimonio, sea por el aumento del valor que experimentaron sus bienes, sea por la recuperación de algunos que ya daban por perdidos. En estas circunstancias la justicia exige que si para reconstruir el país se está imponiendo a los trabajadores un sacrificio intenso en su nivel de vida, se imponga a esos propietarios un gravamen sobre el mayor valor experimentado por su patrimonio.

Del mismo modo, creemos indispensable dar efectiva oportunidad a los sectores laborales para hacer valer sus puntos de vista en el estudio de los problemas que los afectan. No ignoramos las medidas que el Gobierno está adoptando para el efecto, pero tampoco podemos ocultar la sensación que los trabajadores tienen de que su parecer está siendo subestimado frente a la consideración que se otorga a los organismos representativos de los sectores patronales.

4) El receso político: Finalmente, queremos reiterar lo que expresamos en octubre último a la H. Junta a propósito del receso de los partidos políticos.

Estamos convencidos que la inactividad absoluta de los sectores democráticos facilita la acción clandestina de los grupos marxistas. Sin orientación emanada de sus dirigentes, nuestras bases militantes y simpatizantes quedan a merced de los rumores, engaños y aún infiltraciones de que puedan ser objeto.

Pensamos que el "silencio político" transitorio que el receso significa, no debiera en ningún caso impedir la acción interna de organización, información y orientación que cada partido realice en sus locales, o en reuniones o comunicaciones privadas

Estamos ciertos que el Reglamento anunciado, cuya dictación, esperamos, reconocerá adecuadamente esta necesidad.

Señor Presidente:

Hemos procurado expresarle, con claridad y franqueza, nuestro pensamiento y principales inquietudes, que sabemos compartidos por muchos chilenos a lo largo y ancho del país.

Escribimos esta carta, luego de largo meditar, impulsados únicamente por lo que creemos un deber patriótico de leal cooperación. Esperamos que la Honorable Junta así lo comprenda y no vea en ella segundas intenciones.

Las observaciones aquí planteadas, aunque algunas puedan parecer ingratas, no envuelven propósitos de mezquina crítica, sino que expresan la verdad cual honestamente la entendemos. Nos angustia por Chile la gravedad que tendría el hecho de que el Gobierno se contentara con versiones más halagadoras y no valorizara estos puntos de vista.

Sería para nosotros mucho más cómodo guardar silencio y dedicarnos a nuestros intereses particulares. Pero nuestras conciencias de chilenos nos dicen que eso sería una irresponsabilidad imperdonable.

Quedando a disposición del señor Presidente para esclarecer cualquier duda o malentendido, lo saludan atenta y respetuosamente sus compatriotas

Osvaldo Olguín Zapata Patricio Aylwin Azócar
Primer Vicepresidente Presidente Nacional
P.D.C. P.D.C.


Incoherencia de las políticas hacia Pinochet

Consejo de Seguridad Nacional

Memorándum: Desarreglos en la política hacia Chile

1 de julio de 1975

Este memorándum de Stephen Low al Consejero de Seguridad Nacional del Presidente Gerald Ford, general Brent Scowcroft, expresa preocupación sobre la vacilante política norteamericana hacia Chile, a la luz de crecientes informes sobre violaciones a los derechos humanas.

El memorándum revela una división dentro de la embajada norteamericana en Santiago entre quienes negocian y tratan con Chile y otros funcionarios que ahora creen que debe terminarse con la asistencia militar y la ayuda económica hasta que mejore el registro del régimen sobre derechos humanos. Según Low, reduciendo ayuda y enviando «señales mixtas» a los chilenos, Estados Unidos arriesga precipitar una situación de crisis económica en Chile.

Por su parte, Pinochet presionaba hábilmente por más créditos en armamento para enfrentar el «peligro peruano» de "los tanques soviéticos y otros equipamientos militares, a 150 millas de la frontera chilena". Low concluye su memorándum recomendando que Scowcroft fije una reunión especial con el Secretario de Estado en donde las diferentes agencias norteamericanas puedan «clarificar pautas para la política futura».

Texto del documento

3 páginas / Confidencial - GDS - 4534 / Desclasificado 27/08/1996

Consejo de Seguridad Nacional / Washington DC 20906

ACCIÓN - Julio 1, 1975,

Memorándum para: General Scowcroft
De: Stephen Low
Tema: Desorganización en política hacia Chile

Durante el último año y medio nosotros hemos hecho lo que pudimos en apoyar al gobierno chileno en sus esfuerzos por controlar su economía y defenderse contra la posibilidad de una agresión peruana desde el norte. Al mismo tiempo, hemos dejado en claro al GOC de los problemas que se crean para EE.UU. por las continuas críticas e informes sobre la negación allí de los derechos humanos. El Presidente y el Secretario de Estado han expresado al representante del gobierno chileno el apoyo y simpatía de EE.UU. por sus esfuerzos en reconstruir la nación. Nosotros hicimos un gran y exitoso esfuerzo, junto con nuestros aliados europeos, por conseguir una nueva reprogramación de la deuda chilena, aprobada por el Club de París. Tenemos un enorme PL de 480 programas y hemos instado al BIRF a que apoye los proyectos de préstamos. Hemos prometido vender repuestos militares tan pronto como sea posible.

Por todo esto, enfrentamos una fuerte crítica a esta política en el Congreso y desde dentro del gobierno norteamericano. Abogados de derechos humanos de las dos cámaras nos obligaron a que interrumpiéramos ventas militares y créditos. Varios funcionarios de la Embajada en Santiago han escrito su desacuerdo a la propuesta del CASP que fue considerada en una reunión pre IG en el D. de Estado. Su propuesta, apoyada fuertemente por la Oficina de Planificación Política en ARA, llamó a interrumpir toda la ayuda económica y militar a Chile hasta que mejore la situación de los derechos humanos. Todas las otras agencias apoyaron la recomendación del Embajador que pidió apoyo continuado, junto con intensificar las representaciones en derechos humanos.

Uno de los principales elementos de ayuda norteamericana a Chile ha sido un préstamo de garantía por US$ 55 millones. El préstamo había sido aceptado por el Comité Chile de Coordinación Inter Agencias y el Comité de Préstamos de Desarrollo. Se había informado al Congreso, que no tenía objeciones, y a los chilenos, quienes se mostraron muy entusiasmados. En el último minuto, unos días antes del término del año fiscal y sin consulta alguna, ARA tomó la decisión de reducir ese préstamo a US$ 30 millones, abierta la posibilidad de completar la diferencia durante la segunda mitad del año. Los chilenos no fueron informados, pero otras agencias gubernamentales se molestaron intensamente.

Las ventas militares las postergamos hasta el 1 de julio, como resultado del Párrafo 25 del Acta de Asistencia Extranjera, el cual restringió transacciones de FMS con Chile. El CRA no tiene tal restricción, ni la implicancia de que varios Senadores (Kennedy, Brooke, MacClellan) creen que está vigente. Sin embargo, los abogados del Departamento de Estado, así como los de Defensa, están de acuerdo en que la restricción prescribió con el Acta. Los Senadores se equivocaron al entender que esto no crea ningún obstáculo legal. ISA está dirigiendo un memorándum al Secretario Schlesinger pidiendo su aprobación para continuar con US$ 5 millones ya aprobados por HAK (y el Presidente) compuesta de repuestos navales, "sidewinders" y para cambiar de F-SB de entrenamiento a F-SE de combate. También se planea escribirle al Secretario sobre un remanente cercano a los US$ 50 millones de títulos contractuales válidos firmados con los chilenos, pero suspendidos debido al Párrafo 25. Carl Maw aparentemente cree que tiene un acuerdo con Defensa para no autorizar ventas a Chile sin verificar antes con él. Mi impresión es que Defensa podría proseguir con sus US$ 5 millones previamente autorizados por el Departamento de Estado (y nosotros) si no hay nada en el CRA para prohibirlo. ARA quiere que se mantenga todo en secreto, incluso en los US$ 5 millones, hasta que el asunto pueda revisarse.

El presidente chileno Pinochet llamó a nuestro Embajador el lunes para protestar por las respuestas evasivas dadas a su representante en Washington en cuanto a las ventas de armas. También expresó su continua preocupación por la amenaza de Perú, ahora que se habrían completado las instalaciones para los tanques soviéticos y otros equipamientos militares, a 150 millas de la frontera chilena. Los chilenos se sentirán muy disgustados cuando sepan de la reducción sustancial en el préstamo de garantía. Si nosotros autorizamos ahora los US$ 5 millones de ventas militares, se confundirán las señales que les hemos transmitido. Si no hacemos nada, las señales serán claras, ¿pero se ajustan ellas a la política que quiere seguir el Secretario de Estado?

La Tesorería está molesta por la decisión del préstamo de garantía que considera como una desviación de política. Quiere orientación en lo que debe hacer en respuesta a las preguntas que está recibiendo desde Nueva York sobre un préstamo comercial flotante por US$ 200 millones, y en cómo manejar las presiones para instar al BIRF a procesar más proyectos de préstamos. Todos están de acuerdo en que la economía chilena está en verdaderos problemas como resultado del constante declive del precio del cobre. Una indicación de que EE.UU. está retirando su apoyo económico podría agotar las fuentes externas de capital y precipitar una crisis económica.

Para arreglar esto, podría haber algún punto para hacer que el SRG de una oportunidad a otras agencias para expresar sus puntos de vista y clarificar pautas para la política futura.

RECOMENDACIÓN:

Que Usted discuta este tema con el Secretario de Estado y éste programe pronto un SRG sobre el asunto. (Con el concurso de Clint Granger).


Gerald Ford no quiso ver a Pinochet

Consejo de Seguridad Nacional
Informe sobre probable visita del Presidente chileno a EE.UU.
8 de agosto de 1975

Este memorándum, escrito por Stephen Low, Asistente del Consejo de Seguridad Nacional, llama la atención del General Scowcroft sobre los planes de Pinochet de visitar los Estados Unidos, habiendo sondeado antes la posibilidad de encontrarse con el presidente norteamericano Gerald Ford. El viajero se proponía de todas maneras una visita privada para hablar con la gente de Naciones Unidas.

El memorándum explica que el NSC le manifestó al embajador norteamericano en Chile, David Popper, que desanimara los propósitos de tal reunión, diciéndoles a los gobernantes chilenos que los horarios del Presidente Ford estaban copados. Temiendo que semejante visita «estimule críticas» y fomente perturbación, Low sugiere como sucedáneo una «charla informal» del Secretario de Estado, William Rogers, con el embajador chileno Manuel Trucco.

Texto del documento

(1 Página)
CONFIDENCIAL / DESCLASIFICADO 29/08/1996

MEMORÁNDUM CONSEJO DE SEGURIDAD NACIONAL INFORMACIÓN

8 de agosto de 1975

MEMORÁNDUM PARA: GENERAL SCOWCROFT
DE: STEPHEN LOW
TEMA: La visita del Presidente chileno a EE.UU.

Como usted sabe, nosotros teníamos un sondeo de Pinochet sobre la posibilidad de un encuentro con el Presidente Ford si el chileno viniera a Nueva York al final de este mes. Nosotros le pedimos al Embajador Popper que lo desanime diciendo que la agenda del Presidente ya estaba llena para este período. Un informe reciente de inteligencia indica que Pinochet puede estar planeando venir de todas maneras en una visita privada a Nueva York, hacia fines de agosto, para hacer contactos privados y hablar con la gente en la ONU.

Si Pinochet pasara a ser el primer jefe de estado latinoamericano en ser recibido por el Presidente Ford en la Casa Blanca (no contando a Williams de Trinidad y Tobago) estimularía críticas dentro de los EE.UU. y en América Latina. Por otro lado, si alguien quisiera hacer un problema de esto, la negativa del Presidente Ford para verlo podría ser igualmente vergonzante en esta etapa.

Yo discutí esto con Bill Rogers, quien está de acuerdo con este potencial de perturbación y está considerando qué pasos él pueda tomar para desanimar aún más la posibilidad de semejante visita. Un paso podría ser una charla informal con el Embajador Trucco.

Quise llamar su atención sobre esto como un asunto de posible dificultad futura.

Documento del la Biblioteca Gerald Ford


Las cartas de Michael Townley

FBI: Informe sobre la correspondencia de Michael Townley con la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA)

21 de enero de 1982:

Este documento proporciona un análisis de la información obtenida de las cartas escritas en la prisión de Estados Unidos por Michael Townley, el agente norteamericano de la DINA responsable del asesinato de Orlando Letelier.

Se incluye mucha información que no fue proporcionada por Townley directamente al FBI, pero del análisis de la correspondencia con su destinatario de la DINA los norteamericanos obtuvieron detalles sobre reuniones entre Augusto Pinochet y terroristas italianos y espías.

Con nombres en código ("chapas"), se registran variadas actividades de miembros de la DINA, intrigas internas, colaboración entre la DINA y los cubanos anticastristas, la creación de una falsa organización terrorista para exculpar a la DINA por secuestros planeados en Argentina y actividades de la DINA en Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Townley expresa temor de aparecer involucrado, si se llegara a escarbar mayor información hacia atrás, en los secuestros y asesinatos de críticos prominentes de Pinochet.

Al parecer, varias páginas del original de este documento fueron censuradas o no fueron desclasificadas. Los nombres, seudónimos y apelativos que aparecen en el análisis de la correspondencia, 9 páginas tamaño carta, se explican en el Index, 4 páginas del final del documento. Se trata de un pequeño diccionario que identifica nombres, apodos y "chapas" de los protagonistas mencionados en la correspondencia.

Sin embargo, muchos nombres que figuran en el Index no aparecen mencionados en el análisis del epistolario. Por ejemplo, en el Index figura "Honorato" como "persona no identificada". Presumiblemente se trata del periodista del Canal 13 de Televisión de la Universidad Católica de Chile de nombre Pablo Honorato, todavía en actividad en esa estación y vinculado a la DINA/CNI por diversas fuentes informativas. Pero en el análisis desclasificado de esta correspondencia proporcionado por el FBI se omitió describir y relacionar la carta en que Townley menciona su nombre. Aparece en el Index, pero no en la descripción de la correspondencia.

Texto del documento

Enero 21, 1982,

Dirección de Inteligencia Nacional (DINA)

DINA era el nombre del servicio de inteligencia chileno hasta 1977, cuando se cambio el nombre a Central Nacional de Informaciones (CNI).

Eugene M. Propper, ex Asistente del Fiscal de Estados Unidos y principal fiscal en el caso del asesinato de Orlando Letelier, y el escritor Taylor Branch, están escribiendo un libro en conjunto donde se detalla la investigación de Estados Unidos del asesinato de Orlando Letelier, el ex embajador chileno en los Estados Unidos, muerto el 21 de septiembre de 1976, en Washington DC. Durante su investigación, Propper y Branch obtuvieron varias cartas enviadas desde los Estados Unidos por el autor, reconocido como el agente de la DINA Michael Vernon Townley, y dirigidas a Gustavo Etchepare (Ver el Index, al final), su destinatario en la DINA/CNI en Chile. Copias de estas cartas fueron proporcionadas al Bureau Federal de Investigación (FBI) en septiembre de 1981. En muchos casos las cartas eran sumamente crípticas, debido a que Townley utilizó palabras y nombres en código en toda su correspondencia. La materia de las cartas, entre otros tópicos, cubren actividades de la DINA entre 1974-1976.

El siguiente informe constituye un sumario de temas e informaciones contenidas en las cartas de Townley. Este documento no contiene recomendaciones ni conclusiones del FBI. Pertenece al FBI y fue prestado a su agencia; el documento y sus contenidos no son para distribución fuera de su agencia.

I Desinformación remitida a Chile por Townley

En sus cartas, Townley proporcionó a sus destinatarios numerosos temas de desinformación, generalmente en su propio beneficio. Obviamente, intentó minimizar daños a sí mismo y a sus intereses familiares como resultado de la información que proporcionó él mismo al gobierno de Estados Unidos en relación a operaciones de la DINA. En algunos casos, parece que Townley pudo haber mentido a sabiendas.

II Documentos oficiales de EE.UU. trasmitidos por Townley a la CNI

En varias cartas, Townley hizo referencias veladas a documentos no especificados que él aparentemente sustrajo desde la Oficina del Fiscal norteamericano, en Washington DC, y remitió a Chile. Los ejemplos específicos de tales comunicaciones son una carta sin fecha de Townley al presidente chileno Augusto Pinochet y otra a Gustavo Etchepare fechada el 24/6/ 78. Entrevistado en el cuartel general del FBI, el 20 de octubre de 1981, por los agentes L. Carter Cornick, Hijo, y Robert W. Scherrer, Townley fue conminado a identificar los documentos que sacó de la oficina del Fiscal de EE.UU. en Washington DC y que remitiera a la CNI en Chile. Townley esgrimió que no recordaba qué documentos había enviado a Chile. Sin embargo, admitió que remitió el texto de una declaración evacuada a la CNI por el embajador norteamericano en Chile George N. Landau. La declaración del embajador Landau estaba incorporada a la demanda de extradición del gobierno norteamericano ante el gobierno chileno para juzgar al general Manuel Contreras, al coronel Pedro Espinoza y al capitán Armando Fernández Larios. Por lo tanto, el documento formaba parte del archivo público de los tribunales chilenos.

III Visita de Virgilio Paz a Chile durante 1976

Además de información previamente proporcionada por Townley en 1978 sobre la visita a Chile de Virgilio Paz, en una entrevista del 20 de octubre de 1981 reveló que cuando Paz llegó a Chile, en la primavera de 1976, trajo consigo una pistola automática Colt, calibre .45, de un modelo de competición especial. Townley afirmó que Paz aseguró que esta arma había sido utilizada recientemente por el Movimiento Nacionalista Cubano en un "golpe" y que su propósito, al traerla a Chile, fue para deshacerse de ella. Townley informó que fue testigo cuando Paz destruyó el arma a martillazos y dispuso después de los trozos. Afirmó no haber proporcionado previamente esta información, ya que había olvidado por completo el incidente.

IV Townley retiene evidencia potencial

En una carta dirigida al General Orozco en Chile, el 24 de noviembre de 1978 Townley relató que, cuando su abogado Seymour Glanzer entregó a funcionarios del gobierno de EE.UU. en Washington DC su falso pasaporte norteamericano a nombre de Kenneth Enyart, en agosto de 1978, su esposa lo había llevado de Chile a los Estados Unidos junto a otra documentación. Así Townley pudo sustraer como evidencia ante la justicia estadounidense un segundo pasaporte sin identificar y evitar su entrega al gobierno de EE.UU. como evidencia.

V Intercepción de cartas de Townley en Chile

En varias de sus cartas, Townley expresó preocupación porque alguien interceptaba su correo en Chile. Referencia específica al tema se encuentra en la carta a su esposa fechada el 18 de junio de 1978 y las cartas del 17 de marzo y 29 de junio de 1979 dirigidas a Gustavo Etchepare. En las comunicaciones, Townley le informó a Etchepare que, según su abogado chileno Manuel Acuña que, el General Contreras era responsable de la intercepciones de su correspondencia en Chile porque Contreras aún tenía contactos en el correo chileno que le permitían continuar incautando sus cartas. Las cartas de Townley interceptadas por Contreras, y seguidamente utilizadas por su defensa en el juicio de extradición solicitado por la justicia norteamericana, son las siguientes: 25/5/78 carta a su esposa, 15/6/78 y 18/6/78 cartas a Etchepare.

VI Preocupación de Townley respecto a Prosin Limited

Verificación de cheques en la cuenta del Southeast First National Bank, Miami, Florida

La cuenta del Southeast First National Bank fue mantenida por Townley para realizar negocios de la DINA. En las siguientes cartas a sus contactos en Chile, Townley expresa preocupación porque el gobierno norteamericano revele información perjudicial (no especifica por qué) en contra suya y de la DINA: 14/12/78 carta a Manuel Acuña, sus cartas del 29/6/1979, 23/8/79, 7/9/79 y 10/9/79 dirigidas a Gustavo Etchepare.

En su carta a Acuña (14/12/1978), Townley sugirió que alguien en Chile fuera nombrado oficialmente como agente de Prosin Limited. Townley agregó "que sería mejor si esta persona aparece un día y después desaparece para siempre". El motivo de Townley para la sugerencia anterior no fue claro.

En las otras cartas a Etchepare, Townley indicó que en la cuenta bancaria de Prosin Limited se descubrirían cheques pagados a la esposa del fugitivo Virgilio Paz. Además, también señaló que la información contenida en la cuenta de Prosin Limited podría llevar a descubrir los paraderos de los fugitivos Virgilio Paz y José Dionisio Suárez y expresó preocupación porque la información en la cuenta de Prosin Limited condujera a descubrir aspectos del Proyecto Andrea.

Los registros de la cuenta bancaria de Prosin Limited fueron obtenidos por el Fiscal de Estados Unidos en Washington DC, en septiembre de 1979. La revisión a conciencia de las transacciones en la cuenta no reveló información que indique pagos a la esposa de Paz o cualquier otra información que condujera a establecer el paradero de los fugitivos Paz y Suárez. La cuenta no arrojó información relacionada al Proyecto Andrea.

VII Visita de Augusto Pinochet a España, en noviembre de 1975, en compañía del general Manuel Contreras, y su encuentro con "ALFA", terrorista italiano.

De acuerdo con el ex Fiscal Asistente de Estados Unidos, Eugene M. Propper, y el escritor Taylor Branch, ALFA es el mismo terrorista italiano cuyo verdadero nombre es Stefano Delle Chiaie.

Townley hizo referencia a ALFA, aunque no reveló su verdadera identidad, en las siguientes comunicaciones a Gustavo Etchepare:

Las cartas fechadas 26/4/79, 11/6/79, 16/6/79, 23/8/79, 29/8/79 y 2/9/79.

En su carta a Etchepare del 23 de agosto de 1979, Townley declaró: "Yo no he hablado sobre los italianos. ¡Yo no tengo idea donde están, dónde has estado, ni me intereso por saber! ALFA se mezcló con varias personas en negocios en Argentina. Algunos tenían muy malos antecedentes, a quienes las agencias legales argentinas estaban buscando. Entre otras cosas, ellos intentaron cobrar un cheque de Luis Felipe por US$ 25.000, también deben varios miles de dólares incluyendo una deuda de US$ 40.000 a Daniel; también él estaba enredado en tratos sucios en España..." "El problema con los italianos es serio, muy serio: Mamo se casó con ellos hace algún tiempo y se casó de manera mucho más indisoluble que con los cubanos. Para tu información, Pinochet tuvo una reunión con Mamo (Ver el Index, al final) y ALFA en España hace algún tiempo. Quizás con el tiempo, ALFA pueda ser mucho más embarazoso para Mamo y el gobierno que los cubanos. Una cosa obvia es que ALFA no tiene dónde ir y tú lo sabes tan bien como yo. Pregúntale a Chico o a Don Cristián qué hicieron con ALFA".

Propper y Branch identificaron a "Daniel" como Albert Spaggiari, un experto criminal francés miembro de la OAS y también protagonista de actividades fascistas en Francia. Según Propper y Branch, Spaggiari fue arrestado en julio de 1976 por el robo de $10 millones al Sociéte Generale Bank en Niza, Francia.

En su carta a Etchepare del 29/8/1979, Townley indicó que anexaba un recorte del diario local de Denver, Colorado; el recorte no se incluyó en la copia de la carta de Townley proporcionada por Propper y Branch al FBI. En su carta, Townley comentó: "¿Yo pregunto si es o no es? Éste es el estilo de Daniel..." "Yo lo siento mucho por ALFA, cualquier cosa pasada pasó y las cosas que le trajeron problemas. Hace un tiempo él me dijo cuánto quiso salir de todo. Él quería encontrar una isla o algún otro santuario, sin tener que preocuparse por sus responsabilidades hacia su gente".

Propper y Branch proporcionaron copia de un artículo del "Rocky Mountain News" del 21 de agosto de 1979, titulado "Pillados Constructores del Túnel de Rich Paul en Francia", que sería el artículo incluido en la carta de Townley del 29/8/1979. El artículo describió el arresto por autoridades de la ley francesas de un grupo de ladrones de banco que estaban excavando un túnel en el lado izquierdo de la sucursal del Banco de la Sociéte Generale en Francia. El artículo compara este intento con el robo de la filial Niza del Banco de la Sociéte Generale en 1976, dirigido por Alberto Spaggiari.

Townley hizo referencia a "Daniel" en una comunicación adicional, probablemente a Etchepare, sin fecha y bajo el título "SIGO CON COMPUTACION". En esta comunicación, Townley pregunta qué pasó con "Daniel".

En otra comunicación, Townley informa a Etchepare que Enrique Arancibia (Nota: Enrique Arancibia Clavel, actualmente preso en Argentina por el asesinato del general Carlos Prats) viajó desde Buenos Aires, Argentina, a California durante el otoño de 1977 por negocios bancarios para ALFA.

De acuerdo con Propper y Branch, ALFA y "Daniel" capitanearon operaciones por cuenta de la DINA.

VIII Intrigas internas de la DINA

Por el contenido de varias de las cartas de Townley, parece que la CNI solicitó a Townley y a su esposa proporcionar cualquier información peyorativa que pudiera usarse contra el general Contreras. Townley expresó su renuencia a proporcionar tal información y entregó a Etchepare las identidades de ex miembros de la DINA en conocimiento de irregularidades e ilegalidades cometidas por Contreras y otros oficiales de la DINA. En su carta a Etchepare del 26 de abril de 1979, Townley proporcionó las siguientes identidades de tales individuos:

Lima I Garza Hermes Claudio Halcón

En la carta anterior, Townley informa a Etchepare que el coronel Valdivieso (Ver el Index, al final) robó dinero de las cuentas de la DINA. También informó a Etchepare que Sonia (no mencionó el apellido) la secretaria de Valdivieso en la DINA, lo ayudó a organizar una red de secretarias de la DINA que informaban de cuanto ocurría en la DINA a Valdivieso. En la misma comunicación a Etchepare, Townley sugirió también que Valdivieso y Contreras estaban involucrados en extorsión de dinero a la ITT en Chile, así como a la Racal Company de Inglaterra con relación a sus contactos y la participación de esas compañías en la compra de equipos en el "Bloqueo de Maipú."

IX Preocupación de Townley en relación al asesinato del general Carlos Prats, del Ejército chileno, y de su esposa, Carmen, en Buenos Aires, Argentina, el 30 de septiembre de 1974, y en el intento de asesinato del ex vicepresidente chileno Bernardo Leighton y de su esposa, Anita Fresno, en Roma, Italia, el 6 de octubre de 1975.

El general de Ejército chileno retirado Carlos Prats González y su esposa, Carmen, fueron asesinados en Buenos Aires el 30 de septiembre de 1974, cuando se detonó una bomba debajo de su automóvil, cerca de su residencia. En el momento de su asesinato, el general Carlos Prats se mostraba crítico del régimen de Pinochet por haber interferido el proceso constitucional chileno y supuestamente estaba escribiendo sus documentadas críticas en un libro. (Nota: Memorias, Testimonio de un Soldado, Editorial Pehuén, Chile, 1985).

El ex vicepresidente chileno Bernardo Leighton y su esposa, Anita, fueron atacados a balazos en una calle del centro de la ciudad de Roma (Nota: Vía Aurelia, a pocas cuadras del Vaticano) el 6 de octubre de 1975, cuando se acercaban a pie a su residencia. Leighton era un miembro prominente del Partido Demócrata Cristiano chileno y en el momento de su intento de asesinato, era claramente crítico del régimen de Pinochet.

En numerosas comunicaciones que se listan más abajo, Townley expresó preocupación porque a los "italianos" y a los "argentinos" les presentaran Cartas Rogatorias en procura de información de él acerca de los asesinatos de los Prats y del intento de asesinato de los Leighton. Expresó temer que los "italianos", específicamente ALFA, y el general Contreras proporcionaran información acerca del intento de asesinato de los Leighton que podría contradecir lo que Townley podría decir en respuesta a las Cartas Rogatorias del gobierno italiano. Townley temía que lo pusieran en situación de perjurio. Expresó también una preocupación similar por elementos no identificados de uno de los servicios de seguridad argentinos y por Enrique Arancibia, quienes proporcionarían información sobre el asesinato de los Prats contradiciendo lo que Townley podría decir respondiendo a las Cartas Rogatorias del gobierno argentino y podrían ponerlo, por eso, en posición de perjurio. Townley concluyó que la solución a su dilema seria acogerse a la Quinta Enmienda al responder a las Cartas Rogatorias de los gobiernos italiano y argentino. Sin embargo, Townley advirtió que aún acogiéndose a la Quinta Enmienda, su culpa lo implicaría.

Las cartas en que Townley mencionó su preocupación sobre las Cartas Rogatorias de los gobiernos italiano y argentino, con relación a los Leighton y al caso Prats, son las siguientes:

Las cartas a Gustavo Etchepare fechadas el 23/ 6/78, 25/11/78, 18/4/79, 26/4/79, 4/6/79, 16/6/79, 22/6/79, 5/7/79, 13/8/79 y 26/8/79, además de la Carta al general Héctor Orozco fechada el 24/11/78.

Con respecto a Enrique Arancibia, este individuo es un ex agente de la DINA que vivió un destierro extraoficial en Buenos Aires como resultado de su participación en el asesinato del comandante en jefe del Ejército chileno general René Schneider (ocurrido en octubre de 1970). Fue arrestado brevemente por miembros del Servicio de Inteligencia de Argentina después de la expulsión de Townley de Chile a los Estados Unidos en 1978 y se le formularon cargos de espionaje contra el gobierno argentino.

X Proyecto Andrea

Las referencias están en la carta del FBI al Administrador, la Administración Federal de Aviación (FAA), de fecha 9/12/81, y el memorándum acompañado para mayores detalles. Los datos suplementarios son los siguientes:

En sus cartas, Townley sugirió a Etchepare que los cilindros de almacenamiento de gas alquilados por la DINA a una compañía de los Estados Unidos se compraran de inmediato para evitar problemas adicionales que involucraran el pago de gastos de arriendo a la compañía de los Estados Unidos. Townley le pidió a Etchepare que se asegurara de los números de serie de los cilindros de almacenamiento de gas en Chile para que la compañía arrendadora de los Estados Unidos pudiera procurarse esta información que estaba solicitando. Townley pidió a Etchepare que proporcionaran a su padre, J. Vernon Townley, los números de serie de los cilindros de almacenamiento de gas para que éste, a su vez, proporcionara la información a la compañía arrendadora en Estados Unidos.

Townley menciona el "Proyecto Andrea" y materias relacionadas en las comunicaciones siguientes:

La carta a Gustavo Etchepare de fecha 26/4/79, 9/4/79, 29/5/79, 4/6/79, 29/6/79, 13/8/ 79 y 2/9/79.

XI Actividades de Virgilio Paz en Irlanda del Norte durante 1975

En una carta sin fecha dirigida a Augusto Pinochet, Townley informó que Virgilio Paz tomó fotografías de los campos de concentración británicos de Irlanda del Norte como parte de su asignación de tareas en la DlNA.

Según Propper y Branch, las fotografías tomadas por Paz en 1975 eran para ser utilizadas por el gobierno chileno en las Naciones Unidas, en los Estados Unidos, para desacreditar al gobierno británico por su supuesta violación de derechos humanos en Irlanda del Norte. Propper y Branch informan que las fotografías tomadas por Paz llegaron demasiado tarde para ser utilizadas por el gobierno chileno en las Naciones Unidas y sólo sirvieron para ilustrar un artículo de "El Mercurio", diario en idioma español que se publica en Santiago, Chile.

XII Visita de Guillermo Novo Sampol a Chile en 1976

Según información proporcionada por Propper y Branch, respecto a un supuesto secuestro que sería llevado a cabo en Buenos Aires, Argentina, durante el verano de 1976, y en el que el Movimiento Nacionalista Cubano jugaría un papel, Townley fue entrevistado sobre el tema el 20 de octubre de 1981 por Cornick y Scherrer. Previamente, en 1978, Townley entregó esta información indicando que Novo Sampol había visitado Chile durante el verano de 1976; sin embargo, Townley declaró que esa visita de Novo no se relacionó con el asesinato de Letelier y no involucró una violación de la ley de Estados Unidos.

Durante esa entrevista del 20 de octubre de 1981, Townley informó que Novo Sampol visitó Santiago mientras Virgilio Paz estaba en Chile, durante junio o julio de 1976. Townley dijo que Novo Sampol estaba de acuerdo en comprometer al Movimiento Nacionalista Cubano para participar en el secuestro del Presidente de un conocido banco holandés de Buenos Aires, Argentina. Según Townley, miembros civiles de la Secretaría de Información del Estado (SIDE), uno de los servicios de las inteligencias argentinas, habían convertido a la secretaria del banquero holandés como fuente para su secuestro, ocultamiento y posterior pago de rescate. Explicó Townley que el banquero holandés y su secretaria estaban involucrados sentimentalmente y que habitualmente pasaban juntos varias horas de la tarde, siempre en el mismo hotel. Así, los miembros civiles del SIDE obtuvieron una locación definida para secuestrar al banquero holandés. Informa Townley que los miembros civiles del SIDE creyeron que seria necesario asesinar al chófer del banquero holandés que habitualmente esperaba por su patrón en el hotel donde se reunían habitualmente. Townley aseguró que Novo Sampol proporcionó US$ 6.000 del Movimiento Nacionalista Cubano que se entregaron a los miembros civiles del SIDE argentino como la cuota del Movimiento Nacionalista Cubano en los gastos operacionales de la ejecución del secuestro. Townley informó que Novo Sampol, después de volver a los Estados Unidos, le envió un cargamento de papel que utilizó en Chile para imprimir panfletos en nombre del "Grupo Rojo", una inexistente organización marxista y terrorista argentina, inventada por los civiles del SIDE para atribuirle la autoría del secuestro del banquero holandés. Townley informó que los panfletos del "Grupo Rojo" fueron impresos en Chile y remitidos a Argentina a los miembros civiles del SIDE para su distribución posterior en Mendoza y Córdoba en conexión con bombazos llevados a cabo por los miembros civiles del SIDE. Townley hizo notar que atribuyendo el crédito del "Grupo Rojo" a los bombazos en Mendoza y Córdoba se creaba la impresión que era una organización marxista y terrorista viable. Townley declaró que Novo Sampol estaba de acuerdo en que los miembros del Movimiento Nacionalista Cubano establecieran los contactos necesarios en Europa a fin de recoger allá el rescate y envió a dos miembros no identificados del Movimiento Nacionalista Cubano para establecer los contactos necesarios. Townley recordó que el rescate por el banquero holandés sería pagado en diamantes y que los miembros civiles del SIDE aplazaron una y otra vez el secuestro que nunca tuvo lugar. Townley dijo que Novo Sampol viajó a Chile en un vuelo de Braniff International Airways y retornó a los Estados Unidos vía LAN Chile, utilizando su verdadero nombre para realizar este viaje. Sin embargo, Townley se las ingenió en Chile para que la entrada y salida de Novo Sampol no quedara registrada en los archivos de la Policía Internacional chilena y evitar, así, la existencia de documentación del viaje de Novo Sampol.

XIII Entrevista a Michael Vernon Townley por Agentes especiales de la

Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Washington, DC, el 20/10/81

Durante la entrevista con agentes especiales del FBI del 20 de octubre de 1981 en Washington DC, Townley se negó a proporcionar cualquier información acerca de operaciones de la DINA, fuentes o métodos mencionados en sus cartas proporcionadas por Propper y Branch. Townley citó su acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, fechado el 17 de abril de 1978, donde se establece que sólo proporcionará información vinculada a violaciones de la ley de Estados Unidos o delitos cometidos en jurisdicción de Estados Unidos. Townley se negó a contestar cualquier pregunta acerca de operaciones de la DINA, fuentes o métodos, durante el juicio a los tres acusados cubanos en el asesinato de Letelier en los tribunales de Washington, DC, a comienzos de 1979, amparándose en su acuerdo con el gobierno de Estados Unidos. Townley hizo notar que su posición fue acogida por el Juez que presidió el juicio y que no fue requerido para proporcionar tal información.

INDEX

El Gerente: General Odlanier Mena, Director General de la CNI.

El Indio: Coronel Jerónimo Pantoja Enríquez, alto oficial de la CNI.

Garza: José Fernández Schilling, ex agente de la DINA.

GAT: Grupo de Amigos de Townley (nombre en código para el apoyo financiero de la CNI a Townley y a su familia).

Caballero: General Juan Manuel Contreras Sepúlveda, ex director de la DINA.

Andrea: Palabra en clave para el proyecto del gobierno chileno de fabricación del "gas nervio" (gas sarín).

Frank G.: Francisco (Frank) Gutay, ciudadano norteamericano de origen uruguayo, propietario de la American Business System Company, en Georgia. Tuvo una sociedad de computadoras con Townley.

Mamo: General Contreras.

Tavo: Gustavo Etchepare.

Víctor-Víctor: Coronel Vianel Valdivieso, alto oficial de la DINA.

Los Picas/El Pica: Abogados

Contacto Regular: Gustavo Etchepare, vínculo epistolar Townley/DINA.

Ximena o Jimena: Secretaria de Seymour Glanzer, abogado de Townley.

Roxana: María Rosa Alejandra Damiani Serrano, secretaria de Townley en la DINA.

Walter: Amante o marido de Damiani.

El Chico: Coronel Raúl Iturriaga Neuman, alto oficial DINA.

Franco: Francisco Franco, dictador español muerto en 1975.

Sam: Perro de Townley.

Luis Felipe: Enrique Arancibia Clavel, agente DINA en Argentina.

Pato: Yerno de Townley.

Susie: Susan Earnst, hijastra de Townley.

La Flaca: Esposa de Etchepare.

ALFA: Stefano Delle Chiaie o Alfredo di Stefano, terrorista italiano.

Daniel: Albert Spaggiari, terrorista córcego y miembro de OAS.

Esteban: Asistente y chofer de Townley en la DINA.

Hermes o H.: Eugenio Berríos, ingeniero químico que trabajó con Townley en el Proyecto Andrea y también en otro proyecto de gas sarín paralelo del Ejército. (Fue secuestrado y asesinado por la "Operación Cóndor: su cadáver apareció en una playa del Uruguay en abril de 1994).

Cuviches o Miembros del Movimiento Nacionalista Cubano.

Cubiches:

Ciudad de Martín: Buenos Aires, Argentina.

Ches: Argentinos.

Los Viudos: Isabel Margarita Letelier, viuda de Orlando Letelier; y Michael Moffitt, viudo de Ronnie Moffitt.

El Fiscal: Eugene M. Propper, fiscal norteamericano que investigó el asesinato de Orlando Letelier.

Manuel/Manuel A: Manuel Acuña, abogado chileno de Townley.

Javier: Virgilio Paz Romero.

Pinocho: Augusto Pinochet.

Cacho Acevedo: Posible identidad del capitán Hugo Acevedo Godoy, oficial de la DINA.

Sonia: Secretaria del coronel Vianel Valdivieso en la DINA. Aparente- mente manejaba una red de secretarias para asistir a Valdivieso con información sobre otros oficiales de la DINA.

Miranda C.: Sergio Miranda Carrington, abogado de M. Contreras.

La pelota del Calvin C. Clegg, anterior abogado, Buenos Aires.

otro lado

Fernando: Fernando Cruchaga, gerente de la Estación LAN Chile en Nueva York.

Los vecinos: El gobierno argentino.

Café rojo punto Apoyo secreto de fondos para la familia de Townley en

Verde kilo o café Chile.

Rojo verde kilo

(CR VR):

Chris: Hijo de Townley.

Brian: Hijo de Townley.

Armando: Capitán Armando Fernández Larios, oficial de DINA.

Enrique A: Enrique Arancibia Clavel, agente DINA en Argentina, actual- mente preso por el asesinato de Carlos Prats.

Weck: James Weck, abogado amigo de la familia Townley.

Pros o Pro.: Cuenta de Prosin Limited mantenida por Townley en el First National Bank, Miami, Florida.

Ken: Kenneth Enyart, alias de Townley.

Andrés W.: Andrés Wilson, alias de Townley.

Los Gringos: Los americanos.

Alfa echo: Alfredo Etcheberry, abogado chileno que represento al gobierno de Estados Unidos en Chile durante el juicio de extradición del general Manuel Contreras

La identidad de las siguientes personas y el significado de los nombres en código

o palabras claves que siguen no fueron descifradas por Propper y Branch. Se agregan sólo para propósitos de referencia.

Canario: Identidad desconocida. Aparentemente estuvo involucrado con Townley en un negocio de computadoras con la Universidad de Chile.

Gaviota: Identidad desconocida. Aparentemente estuvo involucrado con Townley en un negocio de computadoras con la Universidad de Chile.

Lobo: Identidad desconocida. Aparentemente un agente de la DINA que tuvo contactos con Anita Lipthay y otros agentes DINA.

Roberto Smith o Identidad desconocida. Aparentemente estaba conectado a la CNI.

Roberto S.: Se contactaba telefónicamente con la hermana de Townley en Westchester County, Nueva York, durante 1979.

Honorato: Identidad desconocida. Posiblemente fue un reportero de televisión.

DAS: Identidad desconocida. Posiblemente fue un agente DINA.

Eugenio: Agente DINA que fue contacto de ALFA.

Freddy: Identidad desconocida. Agente DINA que aparentemente tuvo conocimiento en detalle de las cuentas bancarias que mantenía en Estados Unidos el general Contreras.

Don Cristián: Identidad desconocida. Fue un agente de control del cuartel general de la DINA que manejaba a ALFA.

Lima I: Identidad desconocida. Agente DINA que conoció las irregularidades (financieras) cometidas por el General Contreras en operaciones de la DINA.

Claudio: Identidad desconocida. Agente DINA que conoció las irregularidades (financieras) cometidas por el General Contreras en operaciones de la DINA.

Halcón: Identidad desconocida. Agente DINA que conoció las irregularidades (financieras) cometidas por el General Contreras en operaciones de la DINA.

Elías: Identidad desconocida. Posiblemente fue un agente DINA afectado por la investigación a cargo del juez militar general Héctor Orozco.

En las cartas hay otros nombres y palabras imposibles de descifrar.


Protagonistas

A
Academia de Guerra del Ejército
Academia Militar
Acevedo Godoy, capitán Hugo
ACNUR / UNHCR
Acta de Libertad de Información
Acuña, Manuel
Agencia de Inteligencia de la Defensa
Agencia Internacional de Desarrollo
Aguayo, Carmen Gloria
Alessandri, Jorge
ALFA
Almeyda, Clodomiro
Altamirano, Carlos
Allende, Laura
Allende, Salvador
América del Sur
América Latina
American Business System Co.
Anaconda Co.
Anderson, Arthur
Anderson, Jack
ARA
Arancibia Clavel, Enrique
Arauco
Archivo de Seguridad Nacional
Arellano Stark, general Sergio
Arellano, Vladimir
Argentina
Armada
Arrate, Jorge
Asociación Internacional de Prensa
Asunción
Atlee Phillips, David
Aylwin Azócar, Patricio
B
Bachelet, general Fernando
Baeza Michelsen, general Ernesto
Baltra, Mireya
Banco de Exportación Importación
Bando No. 10
Bank of América
Barnes, periodista de Newsweek
Barraza, Pascual
Barreto Miliani, Oswaldo
Baytelman Silva, David
Berríos, Eugenio
Biblioteca Gerald Ford
Biblioteca Nacional
Bío Bío
BIRF
Bottini Marín, Orlando
Branch, Taylor
Braniff International Airways
Brasil
Brigada de Inteligencia Ciudadana
Broe, William B.
Brooke, senador EE.UU.
Budnevic, Orlando
Buenos Aires
C
Cabieses, Manuel
Cademártori, José
Calle Belgrado
Calle Periodista José Carrasco Tapia
Callejas, Marina
Cámara Norteamericana de Comercio
Campusano, Julieta
Canales, Alfredo
Carabineros
Cárcel Pública
Cardenal Raúl Silva H.
Carrera, María Elena
Casa Blanca
CASP
Castro, Fidel
Castro, Naúm
CCC
Cesec, encuesta
CIA
CIA, División del Hemisferio Occidental
CIAP
Clegg, Calvin C.
Club de París
CNI
COC
Código de Justicia Militar
Colby, director de la CIA
Comisión Church
Comisión de Derechos Humanos de la OEA
Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación
Comité de los 40
Comités de Unidad Popular
Concepción
Concha, Jaime
Congreso de EE.UU.
Congreso Nacional
Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU.
Constitución Política
Consulado de EE.UU.
Contreras, Manuel
Córdoba
Cornick, L. Carter
Corvalán, Luis
CRA
Cruchaga, Fernando
Cruz Ponce, Lisandro
Cruz Roja Internacional
Cuerpos de Paz
Cushman, General
CH
Chacabuco
Chávez, Vladimir
Chilbom
Chile
China
Chonchol, Jacques
D
Damiani Serrano, María Rosa
Davis, Nathanael
Davis, Ray
Decreto Ley 521
Delle Chiaie, Stefano
Departamento de Defensa
Departamento de Estado
DIA
Diario Oficial
Diario Tribuna
DINA
Dirección de Operaciones de la CIA
Distrito Columbia
Doctrina de Seguridad Nacional
E
Earnst, Susan
Ejército
Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP)
El Mercurio
Embajada de EE.UU.
Enríquez, Edgardo
Enríquez Frodden, Edgardo
Enríquez, Miguel
Enyart, Kenneth
Eppley, Paul
Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile
España
Espinoza, Luis
Espinoza, Pedro
Estación CIA Santiago
Estadio Chile
Estadio Nacional
Estados Unidos
Etcheberry, Alfredo
Etchepare, Gustavo
Europa
Europa Occidental
Eximbank
F
Faivovich, Jaime
FBI
Fernández Larios, capitán Armando
Fernández Schilling, José
Figueroa, Luis
First National Bank
Flores, Fernando
FMI
Ford, Gerald
Francia
Franco, Francisco
Frauenfelder, Roger
Frei Montalva, Eduardo
Fresno, Anita
FUBELT
Fuentealba, Renán
Fuentes, Jorge Isaac
Fuerza Aérea
Fuerza de Operaciones Especiales
Fuerzas Armadas
G
Gallup, encuesta
GAP
Garcés, Joan
Garcés, Silvio
García Morales, Bruno
Garretón, Oscar Guillermo
Garzón, Baltasar
Gavras, Costa
Gazmuri, Jaime
Glanzer, Seymour
GOC
Godoy, Luis
Godoy Urrutia, César
Goldberg, Rube
Golpe militar
González Videla, Gabriel
Gordon, Eduardo
Gran Bretaña
Granger, Clint
Grupo Rojo
Guarnición de Santiago
Guastavino, Luis
Gutay, Francisco
Gutiérrez, Nelson
Guzmán, Nancy
H
Haig, Alexander
Haldeman, empresario EE.UU.
Hauser, Thomas
Hecksher, Henry
Heitmann, embajador
Helms, Richard
Henríquez, Patricio
Higuerote
Honorato, Pablo
Horman, Charles
Hospital Militar
Hotel Miramar
Huerta, general Vicente
Huerta, Ismael
I
Ibáñez, Carlos
Ibáñez, Juan
Iglesia Católica
Iglesia Los Capuchinos
INF
Informe Rettig
Instituto Médico Legal
Insunza, Jorge
Investigaciones, Dirección General de
Irlanda del Norte
Isla Dawson
Italia
Iturriaga Neuman, coronel Raúl
J
Japón
Joignant, Alfredo
Jorquera, Carlos
Junta Coordinadora Revolucionaria
Junta Interamericana de Defensa
Junta Militar
K
Kalfon, Pierre
Karamessines, Thomas
Kennecott Co.
Kennedy, senador Edward
Kissinger, Henry
Korry, Edward
Korrygramas
Kubisch, Jack B.
Kubisch, Kack B.
L
La Moneda
Lagno, Ignacio
LAN Chile
Landau, George N.
Leighton, Bernardo
Leigh, general Gustavo
Letelier, Isabel Margarita
Letelier, Orlando
Línea Aeropostal Venezolana
Lomberg, Aquiles
Low, Stephen
Lutz, Augusto
LL
Llanquihue
M
MacClellan, senador EE.UU.
Maira, Luis
Marambio, Joel
Marín, Gladys
Martínez, Ignacio
Martner, Gonzalo
Maw, Carl
Maza Carvajal, Enrique Antonio
Melo, Mario
Mena, Odlanier
Mendoza
México
Meyer, Cord
Milgroup, Grupo Militar EE.UU.
Ministerio de Defensa
Ministerio del Interior
Miranda Carrington, Sergio
Moffitt, Michael
Moffitt, Ronnie
Montealegre, Hernán
Morén Brito, Marcelo
Morir es la Noticia
Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
Movimiento de Salvación Nacional
Movimiento Nacionalista Cubano
Munita Castillo, Patricio
N
Naciones Unidas
NBC
Newsweek
Nixon, Richard
Nodarse Ledesma, Auriel
Novo Sampol, Guillermo
Nueva York
O
Ojeda Negretti, Baltazar
Olguín Zapata, Osvaldo
Olivares, Augusto
Olivares, René
Operación Cóndor
Operación Unitas
Orozco, general Héctor
P
Palestro, Julio
Palestro, Mario
Palestro, Tito
Panguipulli
Pantoja Enríquez, crnl. Jerónimo
Paraguay
Paredes, Eduardo
Partido Comunista
Partido Demócrata Cristiano
Partido Nacional
Partido Socialista
Pascal Allende, Andrés
Pascal Lyon, Gastón
Patio
Paz, Virgilio
Penitenciaría
Pentágono
Pérez Zujovic, Edmundo
Perú
Pinochet, Augusto
Pisagua
Planet, Mario
Poblete, Sergio
Policía Internacional
Polonia
Popper, David
Porta Angulo, Carlos
Portales, Diego
Portugal
Prats, general Carlos
Propper, Eugene
Prosin Limited
Proyecto Andrea
Proyecto Chile
Proyecto FUBELT
Punto Cero
Q
Quiroga, Litre
R
Radio Agricultura
República Dominicana
Rocky Mountain News
Rogers, William
Rojas, Alejandro
Rupert, Miriam
Ryan, Patrick
S
Santiago
Santucho, Amílcar
Santucho, Mario Roberto
Scowcroft, Brent
Scherrer, Robert W.
Schlesinger, Secretario de Estado
Schnake, Eric
Schneider, general René
Secretaría de Información del Estado (SIDE)
Segunda División del Ejército
Senado de EE.UU.
Servicio de Inteligencia de Carabineros (SICAR)
Servicio de Inteligencia Militar
SIDE
Societe Generale Bank
Southeast First National Bank
Spaggiari, Albert
Stuardo, Jaime
Suárez, Dionisio
Suárez, Jaime
T
Tacnazo
Temuco
Teruggi, Frank
The New York Times
The Washington Post
Time
Tirado Barrios, Hugo
Tokio
Tomic
Tomic, Radomiro
Toro, Víctor
Torres de la Cruz, general Manuel
Townley, J. Vernon
Townley, Michael
Track I
Track II
Trinidad y Tobago
Trucco, Manuel
Tupamaros
U
Unidad Popular
Unión Soviética
Universidad Católica
Universidad de Chile
Uruguay
V
Valdés, Gabriel
Valdivia
Valdivieso, coronel Vianel
Valenzuela Godoy, Camilo
Van Schowen Vasey, Dr. Baustista
Van Schowen, general Gabriel
Van Schowen, Roberto Fernando
Vásquez Alcaíno, inspector Jaime
Vaticano
Venezuela
Vergara, Daniel
Viaux Marambio, Roberto
Villa Grimaldi
Villalobos, Alejandro
Viña del Mar
W
Washington
Weck, James
White, Coronel
Wilson, Andrés
Williams, de Trinidad y Tobago
Winert, Paul
Z
Zona del Canal de Panamá
Zorrilla, Américo


Documento publicado el 30may03 por el Centro Documental Blest