Una libertad en la picota


Opinan los jóvenes

La revolución hay que hacerla ahora

Punto Final Nº 16
2ª quincena Noviembre de 1966

¿Se hace más difícil la revolución en Chile? La misma pregunta fue formulada con respecto a toda América Latina, en la revista "Nuestra Época", por el miembro del Comité Central del Partido Comunista de Guatemala, José Manuel Fortuny. El sociólogo norteamericano Irving L. Horowitz expresó que "el precio de las revoluciones en América Latina se ha ido a las nubes". La dificultad está, dice Horowitz, en que después de Cuba "los Estados Unidos no dudarán en sofocar inmediatamente cualquier indicio de verdadera independencia". Pero esta muralla que señala con satisfacción el sociólogo norteamericano, viene a ser el estímulo, justamente, de un proceso de agitación social que conmueve al continente. Así lo entiende el dirigente guatemalteco cuando escribe que la actitud norteamericana "está creando una situación explosiva que en el momento actual parece no ofrecer otra perspectiva que la de recurrir a la lucha armada contra la violencia de la reacción y del imperialismo norteamericano, y agrega "salvo en muy pocos países, de los cuales el ejemplo más palpable es Chile, yo no alcanzo a percibir ninguna vía pacífica en el período actual para los demás países latinoamericanos".

El debate sobre el camino que debe seguir en Chile la revolución está hoy vigente. El fondo del debate parece ser si la revolución socialista debe formularse en el programa inmediato que plantea al pueblo, o si ella tendrá que venir después de lo que Fortuny llama "la revolución anti-imperialista". Tres dirigentes de la juventud de izquierda, consultados por PUNTO FINAL, señalan un camino que de una u otra manera rechaza las reglas del juego imperante v busca una salida revolucionaria.

Las preguntas que formulamos al dirigente universitario comunista Carlos Cerda no fueron respondidas.

El Subsecretario de las JJ.CC, Omar Córdova. comunicó a PUNTO FINAL que ese organismo prohibió a sus militantes contestar, lo cual lamentamos.

1º) ¿Qué camino ve Ud. para hacer la revolución socialista en Chile?

MANUEL GAETE ANFOS.

SI, Independiente de izquierda, presidente del Centro de Estudiantes de Ingeniería: "Las formas de vida de nuestro pueblo están determina, das por el sistema económico de esta sociedad latinoamericana de colonizados. Se vive al ritmo impuesto por el extranjero. La estructura social de las clases y la explotación de una por la otra, los elementos culturales, la visión que tiene el individuo de sí mismo, y del conjunto, forman un todo orgánico y cerrado que tiende a perpetuarse a sí mismo. Incluso la visión del que siente la necesidad de cambio está condicionada, de modo que el sistema pueda responder en forma adecuada y pueda conservarse, sobrellevando los movimientos de protesta.

La salida de este círculo está en la juventud. Basta el comienzo adecuado de una minoría consciente que rechace las reglas del juego e imponga las suyas propias.

El camino de esta minoría consciente comienza por mostrar al grupo un problema específico, que el grupo sienta en forma inmediata, que esté en la esfera de lo consciente; luego ofrece una salida y toma él mismo la iniciativa. El mecanismo del cambio es rápidamente asimilado por el grupo y el impulso inicial se convierte en la acción de la mayoría.

Tras la primera acción, y como producto de ella, la fracción consciente hace ver la relación que existe entre estos problemas periféricos y la estructura que constituye su fondo.

Esta toma de conciencia es condición subjetiva para la revolución latinoamericana, pero su base es el impulso vital de los hombres que comienzan. El éxito depende de la comprensión que logren de su pueblo, de la identificación emotiva con él, que no se puede comunicar sino a través de la acción".

DANTON CHELEN, Secretario General de la Juventud Universitaria del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR): "No hay ejemplo en la historia de las luchas sociales libradas en el seno de la sociedad capitalista de que las clases dominantes entreguen sus bienes, sus privilegios y el poder en forma "democrática", razonable y después de un sesudo discurso parlamentario. Al contrario. los porfiados hechos señalan que ellas defienden sus privilegios y su sistema mediante una resistencia despiadada y la contrarrevolución armada. La "democracia", la Constitución y sus leyes, en caso de peligro, se transforman para ellas en instrumentos, inservibles, en posiciones tácticas y transitorias fracasadas para sus fines funda. mentales de clase.

Los Estados Unidos, por intermedio de Johnson, han notificado al Hemisferio que no aceptarán gobiernos latinoamericanos antimperialistas, dispuestos a llevar adelante una política de firme defensa de la autodeterminación nacional, de independencia, de audaces realizaciones. La criminal intervención en Santo Domingo y el ejemplo de Bahía Cochinos, en Cuba, señalan que ellos lanzarán sus tropas invasoras apenas sus intereses, sus fines estratégicos o sus conveniencias políticas estén en juego.

Frente a estas realidades indiscutibles, seria utópico forjar una política basada en el "deseo" de los revolucionarios de llegar al socialismo por la "vía pacífica". Más que un crimen, sería una tontería irremediable.

Lo que sucede en Vietnam es una severa advertencia. La tragedia de Indonesia que ha significado la muerte para 500 mil trabajadores constituye el epitafio del camino pacífico para la revolución, la independencia nacional y el socialismo. Los Estados Unidos, que han echado sólidas raíces en la estructura capitalista de Chile, no cederán el terreno sin combate, sin recurrir a una contrarrevolución armada contra las masas del pueblo que buscan liberar las fuerzas productivas del país y cambiar la estructura misma.

Frente a esto, nosotros creemos que se deben seguir las enseñanzas del marxismo-leninismo. Ese camino es de la defensa de las masas trabajadoras frente a sus enemigos de clase, el camino de la insurrección popular armada, de la lucha por la revolución socialista en Chile".

RICARDO NÚÑEZ, abanderado de la Juventud Socialista Universitaria en las últimas elecciones de la FECH:

"Los socialistas hemos sostenido que la viabilidad de la Revolución en nuestro país está comprometida fundamentalmente con los partidos marxistas con amplia influencia entre las masas. Este es un hecho incuestionable que surge de un análisis objetivo de las peculiaridades de nuestra realidad. Por esto creemos que la emergencia de condiciones subjetivas para la Revolución está, antes que nada, en relación directa al papel que estos partidos juegan en la organización, con perspectivas definida-mente revolucionarias, de la clase obrera y el campesinado junto a aquellos sectores que, definiéndose como antioligárquicos y antimperialistas, vean también que la culminación de sus luchas es la instauración de un régimen económico social más justo y humano.

La línea de "Frente de Trabajadores" es, en este sentido, la respuesta que el Partido Socialista ha dado a la clase trabajadora después de los años de confusión en que la sumieron los intentos reformistas, de la que no es ajena la actual administración del Presidente Frei. Ella plantea que sólo un sólido frente de clase, sin compromiso con los sectores de la burguesía que han mantenido esta situación de subdesarrollo y de dependencia del imperialismo norteamericano en nuestro país, logrará abrir posibilidades ciertas a la insurgencia armada de las masas, que encabezarán los partidos de la clase obrera. Por esto cualquier intento de conciliación con las fuerzas defensoras del statu quo vigente e incapaces de desempeñar el rol que en otros continentes jugaron, no hace sino postergar a todos aquellos que ven en el socialismo la concreción de sus aspiraciones.

Para los socialistas tiene extraordinaria validez la tesis leninista de la preeminencia de las masas urbanas en el proceso revolucionario. Junto a ella estará el campesinado consciente de las contradicciones insalvables del sistema capitalista.

Lo anterior no significa de ningún modo que descartemos las vías del sistema democrático-burgués, como medio de expresión de nuestras ideas. De otro modo, entre nosotros habría triunfado la tesis abstencionista ante las próximas elecciones de regidores. Sin embargo, estamos claros de que a través de ellas no lograremos el poder para la masa trabajadora.

Desde otro ángulo, es incuestionable que ningún proceso revolucionario en América Latina puede alcanzar su meta si no cuenta con el efectivo apoyo de las otras fuerzas revolucionarias del continente. La creación de la OLAS cumple con ese objetivo. Ella debe constituirse en la expresión para América Latina del internacionalismo proletario. A través de ella y de la solidaridad militante con la Revolución Cubana, lograremos derrotar la táctica imperialista y frenar los intentos golpistas y reaccionarios de las FF. AA. liderizadas por el Pentágono.

2) ¿Están dadas en Chile las condiciones para hacer una revolución socialista?

DANTON CHELEN.— "La preparación de la insurrección, la conquista y la consolidación del poder proletario y popular, son fases de un proceso global ininterrumpido y permanente. La putrefacción del capitalismo imperialista es la condición objetiva ya dada para un largo período histórico.

La capacidad del hombre en esta época de tránsito revolucionario para transformar la realidad vergonzante median, te su acción teórica y práctica, confiere al llamado "factor subjetivo" un rol de primera magnitud, decisivo y creador".

RICARDO NÚÑEZ.— "Sí, porque a dos años de la llamada "revolución en libertad" nadie puede desconocer que la frustración recorre nuestro país. Nadie, salvo aquellos que no quieren ver, puede decir honestamente que en Chile se están operan, do cambios verdaderos. La Democracia Cristiana no es ni siquiera una buena solución capitalista a los problemas del país. De aquí que hoy se hace más imperioso que nunca que las fuerzas del FRAP redoblen sus esfuerzos para agudizar, cada día más, las contradicciones del sistema. Sólo una política consciente y audaz, podrá, entonces, adecuar a los partidos y a las organizaciones de masa (sindicatos, pobladores) a los momentos históricos que vivimos. Frei, a mi juicio, será el sepulturero de este régimen anacrónico e injusto.

AUGUSTO CARMONA.


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02