¿Cuánto traga un gestor Demócrata Cristiano?

PUNTO FINAL
Año III. Nº 75
Martes 25 de febrero de 1969

¿CUÁNTO TRAGA UN GESTOR DEMÓCRATA CRISTIANO?

EL Ministro del interior, Edmundo Pérez Zujovic, (y antes, Bernardo Leighton), se han jactado en diversos tonos de la "paz social" que han logrado en el desempeño de esa cartera. Sus palabras merecen, a lo menos, una aclaración de los sectores aludidos, los cuales quedan invitados a usar las columnas de PF para ese objeto.

Pérez Zujovic, que ha reiterado orgullosamente su condición de empresario, dijo en un foro radial: "Durante los últimos meses hemos batido el record de escasez de huelgas y paros. En este momento, el mes de enero, precisamente, comparado con el mes de enero del año pasado, ha habido el 50% de gente parada, horas-días, parada con relación al año pasado. Mi relación con los gremios ha sido extraordinariamente buena... con la CUT, con la CEPCH, con la ANEF. En realidad puedo decir que he mantenido una amistosa convivencia. Quiero declarar aquí, dejar constancia, de la responsabilidad v seriedad de los dirigentes gremiales chilenos... Hemos llegado a acuerdos privados y a tener varias reuniones privadas con una responsabilidad y seriedad extraordinaria... Yo quisiera, ya que Uds. son periodistas, que trataran de recordar un solo ataque de algún gremio a mí como Ministro del Interior. Yo he recibido muchos ataques, pero todos los ataques han sido del punto de vista político. Pero ni la CUT, ni la CEPCH, ni ningún gremio, ha hecho una sola declaración contra el Ministro del Interior.

Les desafío a que la encuentren". ("El Hombre frente a la Prensa", foro de Radio Portales, 16 de febrero de 1969).

¿La clase obrera puede tener "amistosa convivencia" con el ministro de policía de un régimen reaccionario?

¿Se pueden hacer con él "acuerdos privados" y dejarlo al margen de cualquier crítica pública?

Creemos que no. No puede ser cierto que se contemporice con los responsables de dos masacres, numerosos apaleos, detenciones y querellas.

Creemos que Pérez Zujovic exagera. Pero esto debe aclararse porque trae enorme confusión a los trabajadores. En época electoral —como ahora— se quiere convencer a la clase obrera que existe una lucha frontal y decidida contra la burguesía y el imperialismo. El lenguaje de los oradores se satura de violencia retórica. La escasa prensa popular llena sus columnas de denuncias. Se quieren marcar y distinguir los campos, pero la acometividad dura lo que la campaña electoral. Después se regresa a la rutina, al ambiente de conciliación, a servir de soporte al empate social, PF pide fraternalmente a quienes corresponde, a los que ejercitan la representación oficial de la clase obrera, que pongan en claro esta situación y que dejen a Pérez Zujovic en su sitio. Como un mentiroso.

EL DIRECTOR


Denuncias

¿CUÁNTO TRAGA UN GESTOR DE LA DC?

EL gobierno democristiano ha batido todos los récords de administraciones anteriores en materia de gastos de alimentación de sus burócratas, asesores, gestores y personal altamente colocado. El primer gran escándalo de esa naturaleza surgió en la Empresa Portuaria de Chile (EMPORCHI). Se logró comprobar que un grupo de ávidos democristianos, encabezados por el jefe de esa repartición, Sergio de la Fuente, habían gastado sumas faraónicas en almuerzos, cenas, fiestas, cócteles, y toda clase de agasajos que revelaban el buen gusto de unos consumados gourmets. Claro que los gastos de esos "'pataches" eran con plata ajena, con dinero de todos los chilenos.

Lo mismo ocurre con el sedicente Comando Nacional contra la Inflación (CONCI), que preside el diputado democristiano Mario Hamuy Berr, candidato a la reelección —en premio a sus servicios públicos— por el Primer Distrito de Santiago.

El CONCI goza de una muy justificada mala fama. Aparte que su actividad es perfectamente inútil, ya que no ha logrado ningún éxito contra la inflación, el CONCI es sólo una creación de la fértil y ambiciosa imaginación de la Democracia Cristiana.

El PDC —que llegó en 1964 a reemplazar la voracidad alessandrista—, necesitaba miles y miles de cargos públicos. Tomó por asalto diversas instituciones fiscales, como EMPORCHI, por ejemplo, donde colocó a sus militantes. Pero diversas limitaciones legales y presupuestarias le impidieron satisfacer todo su apetito de cargos burocráticos. Tuvo, entonces, que aguzar el ingenio y crear nuevos organismos, entre ellos el CONCI.

Al CONCI fueron a parar muchos democristianos cesantes, pero también una variada gama de gestores y "asesores" que no encontraron cabida en otras instituciones. El timón del CONCI lo tomó el diputado Mario Hamuy Berr, de variada y accidentada vida política. El ex parlamentario ibañista, ahora democristiano, pertenece al círculo de los acaudalados de la DC, y en su tránsito por la política ha ido afinando sus gustos, como lo revelan los gastos del CONCI. La red burocrática del CONCI si bien no sirve para aplacar la inflación, constituye una buena malla electoral para el propio Hamuy. El jefe del CONCI trabaja en estos instantes por su reelección y hay allegados suyos que sostienen que es "número fijo" para ser candidato a senador en cuatro años más. Eso explica que el diputado Hamuy se esmere en servir bien a sus amigos y en proporcionar a sus subalternos comidas compatibles con un denodado trabajo electoral. Claro está que, como en el caso de EMPORCHI, los gastos también corren por cuenta de todos los chilenos, porque sería de mal gusto pedirle al diputado Hamuy que desembolsara su propio dinero, que tiene en abundancia.

Oscar Charpentier Holthauer, director de finanzas del CONCI, afronta por estos motivos una difícil situación con la Contraloría General de la República.

Al parecer la Contraloría General no ha entendido el buen apetito ni los finos gustos del diputado Mario Hamuy, procediendo a reparar numerosos gastos del CONCI. El director de finanzas ha sido notificado y obligado a indicar domicilio ante la Contraloría para los fines de la ley 10.336, o sea, debe estar al alcance de la mano por si a la Justicia Ordinaria se le ocurre echar una mirada al asunto.

De hecho, la Justicia ya le ha dado una mirada a los gastos del CONCI. El Ministro de la Corte de Apelaciones, Gustavo Chamorro Garrido, recibió el 29 de junio de 1968 el oficio Nº 37.464 del Contralor General, Héctor Humeres, en que le comunica las observaciones y reparos a las rendiciones de cuentas Nºs 43.864 y 20.415 del CONCI. Se refiere a gastos efectuados por el CONCI con cargo a fondos autorizados por el Ministerio de Hacienda en decretos Nºs 180 y 60, de los años 1966 y 1967.

El interés del Ministro Gustavo Chamorro se produjo a raíz del proceso que él instruyó al periodista Augusto Olivares Becerra, redactor del vespertino "Ultima Hora" y miembro del Consejo de Redacción de PF. El diputado Mario Hamuy se consideró injuriado por una información de Olivares en "Ultima Hora" sobre los gastos del CONCI y se querelló. El desparpajo del querellante quedó de bulto cuando el Ministro Chamorro, luego de mirar el informe de la Contraloría, juzgó que Augusto Olivares se había quedado corto en sus críticas y procedió a absolverlo.

PF podría glosar los gastos del CONCI observados por la Contraloría General, y quizás obtener así un resultado periodístico bastante cómico, si no fuera trágica la costumbre nacional de reírnos de nuestras propias desgracias.

Por este motivo, y para demostrar la seriedad de nuestra información, nos limitamos a copiar los aspectos más sorprendentes de las observaciones de la Contraloría.

El primer documento —firmado por el sub-jefe del Departamento Control de Gastos de la Contraloría—, objeta cuentas del CONCI por un total de Eº 228.230,99.

Hay Eº 5.738,99 objetados en "'alimentación y otros". Las boletas demuestran la variedad de gustos gastronómicos del diputado Hamuy y sus invitados. Corresponden a restaurantes diversos, como "American Quick Lunch", "El Pollo Dorado", "Le Due Torri", Residencial Olga (Viña del Mar), café "Black", fuente de soda "Derby", restaurante "Auerbach", "San Martín", la botillería "Brindis", etc. Pero también en este capítulo la Contraloría observó gastos correspondientes a una vajilla de 124 piezas (pagada a la Fábrica Nacional de Loza de Penco), una máquina de afeitar, un radio y una plancha eléctrica (pagado a la firma Rolec), a los Almacenes París (sacos para dormir, quizás para ser utilizados en las vigilias que demanda la lucha contra la inflación), y una beatífica "corona de caridad" pagada al Hogar de Cristo.

También fueron objetados Eº 1.328,74 en gastos de combustibles y repuestos de automóviles, pagados a Mecánica Récord, I. Fischmann, Gastón Rohart Waldo Gallegos, Carlos de la Jara, José Mallol, y a diferentes estaciones de servicio.

Al parecer la Contraloría estimó que se trataba de paseos en auto y no de trabajos para contener la ola inflacionista. La Contraloría pidió una nómina que especifique los vehículos pertenecientes al CONCI con los números de patentes y de motor. Asimismo, se objetaron Eº 26.729,66 en documentos bancarios "por cuanto en el examen de varias rendiciones de cuentas se ha comprobado que antes de la provisión de fondos, ese Comando canceló remuneraciones a sus funcionarios en base a préstamos bancarios".

Pero en este aspecto hay algo más grave. La Contraloría observó gastos por Eº 192.912,87 que el CONCI presentó como planillas de sueldos. La objeción se debe a que "no se acredita con las firmas respectivas la percepción conforme de dichas remuneraciones por parte de los empleados". La situación es aún más sospechosa porque el CONCI no incluyó en su cuenta de gastos las planillas de imposiciones a la Caja de Empleados Particulares ni el comprobante de pago en Tesorería del Impuesto a la Renta del 3.5%. O sea, que no se sabe si 192 millones se pagaron o no en sueldos. Numerosas cuentas de viáticos fueron objetadas "por no indicar destino, lugar y duración del cometido". Asimismo se objetó una letra a la orden de Carlos Manzur Saba por Eº 1.521, por no acompañar factura ni boleta de compraventa. La Contraloría dio un plazo perentorio para que el director de finanzas del CONCI procediera a explicar los gastos, notificándolo que vencido ese plazo se formalizará el reparo correspondiente formulándole un cargo en la cuenta "Deudores en Trámite de Sentencia" por Eº 228.230,99, iniciándose el juicio de cuentas respectivo.

Un segundo documento de la Contraloría objeta gastos del CONCI por Eº 20.312,82. También la responsabilidad aparece legalmente atribuida a Oscar Charpentier Holthauer, director de finanzas de ese organismo que dirige el diputado Hamuy.

La objeción la hizo la Contraloría "'por no existir relación inmediata entre la naturaleza de los gastos, en su mayoría de índole particular, y las finalidades para las que fue creado el Comando Nacional contra la Inflación".

He aquí, textualmente, algunos de los acreedores del diputado Hamuy y sus "boys": Plaza Hotel (comidas y bebidas), Óptica Hispana (anteojos según receta), Juven's (una corbata),. Compañía de Teléfonos (facturas a nombre de Francisco Larios, Augusto Fuentes Soto, Horacio Gamboa Núñez —¿el ex general?—, Casa de la Cultura, Joaquín Medina Vidal, etc.), Club Social Lord Cochrane, Hostería Gardel, Restaurante Waldorf, Restaurante Metropol, Restaurante Bandera, Club Social Empleados de Comercio (comidas y bebidas), Hotel Ceccioni (sandwiches y bebidas), Bar-Restaurante "La Fritanga", Casa Royal (tubos para radio), Restaurant Faisán D'Or, restaurant Da Cario, Quinta y Hotel Monaco, Chop "Los Alemanes", Café Mira-flores, restaurante "El Huaso Enrique", talleres gráficos Smirnow (tarjetas de Pascua), El Pollo Dorado (101 cubiertos), estacionamiento de automóviles, restaurante "El Barquito", un neumático y una cámara, una gata para parachoque Jike de 1 tonelada, 14 placas grabadas (?), fotografías, 1 balanza marca Royal (seguramente para controlar a los comerciantes inescrupulosos, y aquí, parece que el CONCI se acordó de trabajar), honorarios médicos al Dr. Mendel Steinsapir y al Dr. Jorge Briones, 1 receptor de radio R.C.A., la reparación de un amplificador, más neumáticos y cámaras de autos, nuevas facturas de restaurantes, entre otras de "El Cielo", Círculo de Periodistas (cóctel a 120 personas), Plaza Hotel, La Tasca, El Castillo, Hotel Palace, Hotel Alameda, Hotel Windsor, Centro Catalán, Danubio Azul, y —quizás el sitio favorito del diputado Hamuy— nuevas cuentas de El Pollo Dorado. Hasta aparece un vale por Eº 3,62 del Café Haití correspondiente a 1/4 kilo de mezcla de café express, revuelta entre numerosas facturas de garages y estaciones de servicios.

Por estas cuentas, el director de finanzas del CONCI también fue conminado por la Contraloría a cumplir con la ley o atenerse a las consecuencias.

PF ha tratado, sin lograrlo, de satisfacer la natural curiosidad de los lectores completando la información con lo que comen los hambrientos funcionarios y amigos del CONCI. Los empeños de la revista para averiguar ese detalle resultaron infructuosos. Pero es posible imaginar —por la cuantía de los gastos objetados— que no se trata de platos muy sencillos, como los que se sirve —cuando puede— la mayoría de los chilenos.

Tampoco los documentos de la Contraloría General que PF tuvo a la vista sirven para contestar otra pregunta que fluye natural: ¿cuento es capaz de tragar un gestor democristiano? Habría que comparar las cuentas del CONCI con las de EMPORCHI, por ejemplo, medir gastos similares en el consejo directivo del Banco Central —como punto de referencia—, aplicar a los cálculos una tasa justa de desvalorización correspondiente a la inflación, dividir por el número de platos, sandwiches y bebidas, comparar con el apetito de sus émulos liberales, conservadores y radicales en la administración Alessandri, y de ese modo llegar a una cifra aproximada.

Invitamos a los lectores más acuciosos a darse a esta tarea clarificadora.

Entretanto, nosotros seguiremos informando.

PF


LA EXPULSIÓN DE LOS PROFESORES ARGENTINOS

PUNTO FINAL se une a todos los sectores democráticos del país que han expresado su repudio a la expulsión de catorce profesores universitarios argentinos, decretada por el gobierno democristiano.

El anuncio de esta insólita medida se hizo público cuando PF cerraba esta edición. Por ese motivo nos fue imposible presentar a nuestros lectores una reseña amplia de este nuevo vejamen que el gobierno infiere a una de las mejores tradiciones nacionales, el asilo político.

Debemos recordar que en anteriores oportunidades el actual gobierno ha hecho escarnio del derecho de asilo, buscando en cada ocasión pretextos fútiles para engañar a la opinión pública. Así ocurrió con la señora Mireya Echazú, viuda del guerrillero boliviano Roberto ("Coco") Peredo, que junto con sus hijos fue obligada a permanecer en el aeropuerto de Pudahuel, donde arribó procedente de La Paz, y a continuar viaje enseguida. Lo mismo —y con proyecciones peores dada la intervención abierta de la CIA—, sucedió con el ex Ministro de Gobierno de Bolivia, Antonio Arguedas, a quien, finalmente, y debido a lo bochornoso del asunto, se le hizo la comedia de un "asilo" de 24 horas... en manos de la policía política.

Esta vez se ha inventado que los profesores argentinos, que buscaron asilo en Chile para eludir el aplastamiento de la autonomía universitaria en su país, podían entrar en posesión de información que afecta la seguridad nacional. Es una excusa chovinista de la peor laya y absolutamente falsa. Un reducido grupo de profesores y funcionarios del Departamento de Física de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, inducido por móviles bastardos, se ha prestado en forma vergonzosa a respaldar esta medida del gobierno de Frei que cubre de oprobio al país.

Lo único cierto es que el gobierno democristiano, desde hace algún tiempo, perseguía a esos profesores argentinos, debido a que sustentarían ideas progresistas y de avanzada, lo que les obligó a exilarse de su país. Primero intentó cortar sus sueldos y contratos. Enseguida decretó la expulsión. Es evidente que todo responde a la presión del régimen dictatorial de Onganía. El gobierno democristiano, como el de Uruguay, ha caído en el área de influencia del "gorila" argentino.

El pueblo chileno, estamos seguros, rechaza la arbitrariedad constante y el desprecio hacia una hermosa tradición como el asilo, de que viene haciendo gala el Ministerio del Interior.

Solidariza, en cambio, con los profesores argentinos injustamente perseguidos, víctimas también de la acción represiva de este gobierno.

PF


PDC SE QUERELLÓ CONTRA "PUNTO FINAL "

LA DIRECTIVA del PDC se querelló contra PUNTO FINAL por "delitos reiterados de injuria", a raíz de la publicación hecha por esta revista en que se dio cuenta del escandaloso fraude aduanero y tributario cometido por la firma armadora de automóviles Nun y Germán. La "reiteración" esgrimida por los querellantes se refiere al hecho de que PF haya repetido esa información, aparecida en el número 72, en la revista correspondiente al número 73, cuando comprobó que la primera de estas ediciones fue secuestrada de los quioscos de venta por el propio partido Demócrata Cristiano.

La maniobra legal, patrocinada en principio por el abogado Alfredo Etcheberry, quien posteriormente delegó su poder en el abogado Luis Ortiz Quiroja, tiene como objeto amedrentar a PUNTO FINAL y lograr que se detuviera la campaña de denuncias que viene realizando la revista desde hace dos años.

El director de PF, Manuel Cabieses, concurrió el miércoles 19 a un comparendo en el cual los querellantes ofrecieron un avenimiento, previa retractación de las denuncias. La negativa del periodista desconcertó a la parte contraria, ya que mostró el fuerte caudal probatorio que apoya las afirmaciones que se hicieron en las informaciones de PF Nº 72 y 73, a la vez que la justeza de la denuncia del fraude.

Los querellantes —Renán Fuentealba, Bernardo Leighton, Eduardo Cerda, José de Gregorio y Carlos Garcés— han pedido al tribunal, el Cuarto Juzgado del Crimen de Mayor Cuantía, que solicite declaraciones de oficio al Ministro de Hacienda, Andrés Zaldívar, y al senador Patricio Aylwin. Será interesante conocer el contenido de esas declaraciones, especialmente las del Ministro Zaldívar, a quien PF, en su número 74, emplazó con ese mismo objeto, sin obtener hasta ahora respuesta.

La defensa legal de PUNTO FINAL frente a la querella del PDC, la hará el abogado Jaime Faivovich, miembro del Consejo de Redacción de la revista. Faivovich ha defendido a PF en anteriores querellas del gobierno, logrando en todos los casos demostrar la seriedad de nuestras informaciones y, por lo tanto, la absolución respectiva en cada uno de los procesos.

ALESSANDRI Y SU "MAFFIA"

AGAZAPADOS en la espesura electoral esperan su turno el ex presidente Jorge Alessandri Rodríguez y su "maffia" de oligarcas . Ellos están seguros que el fracaso del reformismo democristiano es la piedra angular sobre la que edificarán su propia victoria.

¿Y el pueblo, qué? El es miserable carne de cañón en un juego político que no logra entender. Víctima inocente del malabarismo publicitario. Sujeto permanente de una estafa colectiva que se prolonga a través de los años. PUNTO FINAL ha venido alertando sobre el peligro del retorno alessandrista. No de ahora. Desde hace tiempo. Desde cuando todavía algunos sectores habituados a la banalidad grandilocuente:, se negaban a admitir que la Derecha política había resistido la prueba del 64. Hace algo más de cuatro años hubo quienes declararon difunta a la Derecha. A poco andar del gobierno democristiano, sin embargo, tuvieron que admitir que los intereses oligárquicos subsistían y estaban acogidos al alero de La Moneda.

LA DERECHA DE ALESSANDRI ES LA MISMA DE FREI

En efecto, el imperialismo, su socio, la alta burguesía de este país, que constituyen el cerebro y corazón de la Derecha, se habían trasladado oportunamente a la Democracia Cristiana. Pasaron a controlar su gobierno, aún antes que éste fuera elegido por los ciudadanos, que resultan simples comparsas de un proceso que, en términos estrictos, se hace al margen del pueblo.

En especial el imperialismo, que contribuyó con fondos a la elección del presidente Frei, se ubicó en forma estratégica. Es así como hoy diversos voceros norteamericanos admiten que jamás en su historia los monopolios y compañías yanquis que operan en Chile habían logrado tan altos beneficios. Lo mismo pueden decir los bancos, las compañías de seguros, las empresas que actúan en condiciones monopólicas, las distribuidoras de productos de petróleo y gas licuado, las grandes firmas constructoras, los especuladores de valores bursátiles, etc. Todo esto sin contar a los gestores que pululan en el palacio de gobierno, en los ministerios y en el Congreso, y que se han enriquecido en forma intolerable.

Sólo una parte del sector capitalista rural más atrasado ha sido tocado en sus intereses por el actual gobierno a través de una débil y vacilante reforma agraria. Esa reforma, bien mirada, constituye en muchos casos una verdadera bendición para latifundistas que obtienen de ella excelentes precios por tierras ociosas.

Este cuadro ofrece una característica definida. Son las compañías imperialistas, particularmente las del renglón minero, las que han sacado tajadas limpias en su provecho. Porque la crisis económica (inflación, paralización del desarrollo, etc.), ha seguido su curso en el interior del país. Esas compañías, y los capitalistas que las imitan al remesar sus utilidades al exterior, están protegidas de la corrosión económica que marcha en lo interno.

Es por esta razón que la burguesía y la oligarquía financiera, o sea la Derecha, abandona el barco democristiano. Son testigos del fracaso y aunque sus intereses vitales no han sido heridos, su tradicional habilidad política y su falta de escrúpulos les lleva a buscar otra fórmula para 1970.

Todavía está por verse qué hará el imperialismo norteamericano. En manos de qué candidato colocará ahora su plata. Eso lo tendrá más o menos claro después de las elecciones parlamentarias del 2 de marzo.

La Derecha dejó en todo momento una puerta abierta que conduce a Jorge Alessandri. Abierto también tiene el atajo del golpe si se viera en situación difícil.

PONER EN MARCHA A LAS MASAS

Esta situación podría ser modificada y es una izquierda que actúe sin compromiso con el reformismo, la que carga con esa obligación. Una alianza o frente electoral sin principios, que representa sólo los intereses del "sindicato político", no va a lograr nada. Por el contrario, lo más seguro es que fortalezca la imagen que una inteligente propaganda ha forjado del ex mandatario derechista.

Para impedir que Alessandri y la "maffia" oligárquica que él encabeza —y que como la actual saqueó al país durante seis años—, vuelva al poder en 1970, debe ponerse en marcha el potencial revolucionario de las masas. Si no es Alessandri, será el golpe "gorila". Ambas son dos caras de una misma moneda política. Sirven igual a los fines derechistas.

Parar a la Derecha no significa confundirse con aquellos que plantean soluciones reformistas. Sería construir un dique con miles de grietas. Los pobladores y campesinos están demostrando que las masas quieren pelear por sus derechos. Debe elevarse el nivel de combatividad en forma permanente. Nuevos peldaños exigirán formas más aceradas de lucha. Es la única manera de trastocar el cuadro político. Hay que parar el carrousel introduciendo una cuña poderosa; la lucha popular revolucionaria, la disputa franca del poder con la burguesía.

J. C. M.


Campesinos

EN EL CAMPO SE PREPARA LA LUCHA

LA presentación, por primera vez, de un pliego único nacional campesino, de peticiones, proyectado para movilizar a 50 mil trabajadores agrarios, despertó las mayores expectativas en los medios sindicales y provocó serios temores al gobierno. A través de una gestión personal del presidente Frei, se intentó que los dirigentes de la Confederación Campesina demócratacristiana, "El Triunfo", desconocieran el acuerdo de defender en conjunto el pliego con la Confederación Campesina de tendencia marxista, "Ranquil". Ambas organizaciones firmaron el pliego único cuando fue oficializado el 27 de enero. Pero una reunión posterior de las federaciones provinciales de la Confederación "El Triunfo" acordó dejar en libertad de acción a los sindicatos bases para que cada cual decidiera si hacia frente común con la Confederación "Ranquil".

El cambio de posición postergó las conversaciones con la parte patronal para después de las elecciones parlamentarias, evitándole al gobierno un conflicto de grandes proporciones que habría afectado la campaña electoral de la Demo. cracia Cristiana. Así se explica la Intervención personal de Frei y las gestiones posteriores realizadas por personeros de INDAP ante cuadros intermedios de la Confederación "El Triunfo" para lograr la libertad de acción. Esta" escisión, sin embargo, no impedirá que se ponga en marcha la movilización más importante de las luchas campesinas del país. Muchos sindicatos democratacristianos han decidido en sus provincias defender el pliego junto a la Confederación "Ranquil". PF entrevistó a Rolando Calderón, jefe del departamento sindical campesino de la CUT, sobre los alcances de la lucha que se está gestando.

¿Cuál es la Inspiración ideológica de la lucha campesina que se piensa librar en torno a este pliego?

—"Este movimiento, dijo Calderón, es en esencia reivindicativo. No obedece a ninguna inspiración política partidista. Mas, tiene una clara inspiración política de clase, que se pone de manifiesto en el mismo hecho de que esta lucha sea nacional y masiva. Esto significa que la lucha ya no será la de unos pocos campesinos aislados contra el patrón, sino la lucha de los sectores más avanzados del proletariado agrícola contra la parte patronal en su conjunto o, por mejor decir, contra la burguesía agraria. Aunque esta lucha no cuestione el poder del Estado y sea una mera lucha economicista, ella implica ya un enfrentamiento global de las clases en el campo. Es mas, esta lucha servirá para desarrollar la conciencia de los trabajadores del campo respecto a tres aspectos fundamentales (por lo menos los socialistas trabajaremos para impulsar esta conciencia), a saber: 1.— Que la solución de la situación en que viven los trabajadores del campo no está en impulsar movimientos reivindicativos año a año, sino en organizar una lucha definitiva que ponga en juego la propiedad de los medios de producción. 2.— Hacer ver a qué clase sirve el aparato estatal, y no sobre la base de principios abstractos, sino mostrando concreta, mente de qué lado se ponen los inspectores del trabajo, los gobernadores, los carabineros, etc., demostrando así que, si en una lucha reivindicativa todo el aparato estatal se pone de parte de los patrones, para que los trabajadores logren la propiedad de los medios de producción será necesario entonces obtener un Estado de otro tipo. Un Estado que responda a los intereses de la clase obrera. En resumen, que la lucha definitiva por los medios de producción implica tomar el poder. 3.— Mostrar también en la práctica cuál es la utilidad de los mecanismos que las leyes,, de este tipo actual de Estado, establecen. Ver con los trabajadores si estos mecanismos los favorecen o no. Y sobre la base de sus experiencias concretas responder a estas interrogantes, resolviendo también con ellos si los trabajadores deben ceñirse a las formas de lucha que la ley permite, o si deben buscar ellos mismos sus propias formas de lucha, las que les sean más beneficiosas, sean estas legales o ilegales".

¿Una alianza en el campo asalariado con la Democracia Cristiana no representa una contradicción con las objeciones que han hecho los socialistas a una combinación con sectores progresistas de ese partido a nivel nacional?

—"No hay alianza con la Democracia Cristiana ni mucho menos. Primero, porque en la Confederación "El Triunfo", aunque parezca extraño, no predominan los militantes democristianos, sino elementos independientes. Segundo, porque si hay democristianos en los sindicatos adheridos al pliego, ellos no participan en él en su calidad de democristianos, sino en su condición de campesinos y en la medida en que participan significa que en ellos está primando su condición de trabajadores agrícolas y el móvil de sus intereses de clase por sobre la condición de militantes de un partido burgués, que tarde o temprano (y más temprano que tarde) habrán de abandonar".

¿A juicio suyo, y dentro de su experiencia como dirigente campesino, en qué grado de disposición se encuentra el campesinado chileno frente a las ideas revolucionarias?

—"El grado de disposición, considerándolo como una aceptación generalizada de las ideas revolucionarias, es muy débil. En cambio, si se considera este grado de disposición como la potencialidad de asimilación de las ideas revolucionarias es extremadamente fuerte en el proletariado agrario y algo más débil en el campesinado propiamente tal (pequeños productores). Entendido de esta forma creo que el grado de disposición hacia las ideas revolucionarias de parte del proletariado agrícola es mayor incluso al existente en el proletariado urbano. Esto viene en explicarse por las distintas historias de las organizaciones sindicales, por las diferentes experiencias de participación política, por los diversos grados de explotación a que han sido sometidos, y por las formas más o menos veladas en que esa explotación se ejerce".

"La gran ventaja que la teoría marxista le otorga el proletariado industrial en cuanto a la asimilación de ideas revolucionarias, radica en que en la industria se encuentran grandes contingentes de trabajadores. Esto facilita el desarrollo de una conciencia de clase. La verdad de esta afirmación se ha probado en Chile. Por algo el movimiento obrero surge en las minas. Sin embargo, por características propias de nuestra economía capitalista subdesarrollada y dependiente, la industria no ha concentrado grandes cantidades de obreros, salvo contadas excepciones. A pesar de que nuestro proletariado industrial es más numeroso que el proletariado rural, ambos experimentan un grado de concentración relativamente similar (con algunas salvedades como la gran minería y algunas industrias). En el campo hay no pocos fundos con más de 600 trabajadores y sindicatos comunales que sobrepasan en mucho los 2.000 afiliados.

En estas condiciones de relativa igualdad en cuanto al grado de concentración de trabajadores que existe entre el proletariado urbano y el proletariado agrario, es que pesan más los factores señalados arriba de orden histórico, de explotación, etc., y hacen que el proletariado agrario sea más receptivo a las ideas revolucionarias que el industrial. El campesinado, vale decir, los pequeños productores, son en cambio más individualistas y entre ellos se abren paso con más dificultad las ideas revolucionarias. Sin embargo, la pauperización creciente a que los somete el sistema, los espolea a que hagan suyas las ideas revolucionarias aunque con dificultad mayor y disposición menor que el proletariado rural. La reforma agraria ha tratado de fortalecer la propiedad privada como valor para las masas, es cierto. Pero lo ha logrado sólo a medias".

"En más de algún asentamiento los trabajadores han creído ver el cielo en la alternativa de un pedazo de terreno. Se han hecho zancadillas entre ellos para asegurar el derecho a la asignación de tierras. No han trepidado en explotar el trabajo de sus antiguos compañeros que no quedaron como asentados. Sin embargo, en otros lados la situación ha sido diferente. La experiencia los ha llevado a optar por el trabajo colectivo. Incluso se da una actitud menos individualista y más solidaria con los compañeros de otros fundos. ¿Por qué estos diferentes efectos? Al parecer están en relación directa a una doble característica que en cierta medida mantienen muchos trabajadores del campo. Por un lado son proletarios en cuanto a que trabajan con herramientas del patrón, en tierras del patrón y el producto de su trabajo es también de propiedad del patrón, que les paga un salario a cambio de la utilización de su fuerza de trabajo. Y por otro lado son

pequeños productores de productos de autoconsumo o mercancías. Esta última característica no es la más importante, la esencial es la primera. Sin embargo, es esta última en la que se basa la reforma agraria democristiana para intentar despertar apetitos individualistas, hacer primar las aspiraciones pequeño-burguesas sobre las proletarias, y lograr imponer la propiedad privada como un valor. A pesar de la clara orientación ideológica de la reforma agraria democristiana, en el sentido de perpetuar la propiedad privada, es importante el hecho de que hayan muchos asentamientos en que prime el carácter proletario sobre el de pequeño productor y los asentados opten por el trabajo colectivo de la tierra. Esta elección de tipo de trabajo, de generalizarse, por sí sola no lleva al socialismo. En ningún caso pensamos eso. Pero el gran valor que este hecho tiene radica en que viene a demostrar que reformas hechas para apuntalar el capitalismo y perpetuar sus valores entre las masas, no logran plenamente sus objetivos. Lo que a la vez muestra que el objetivo de la lucha contra el latifundio no podría ser una mera entrega de pequeñas propiedades a los trabajadores, sino la socialización de los medios de producción, o por mejor decirlo, el objetivo de la lucha de los campesinos no podría ser por una reforma agraria burguesa, sino por una revolución agraria socialista, y esto no por elucubración intelectual, sino por exigencias del desarrollo de las fuerzas productivas. Esto se vuelve cada vez más claro y ya se ve a los campesinos levantar su voz para exigir una reforma agraria que no sólo les entregue la tierra desnuda, sino también las maquinarias, las herramientas, el ganado, etc., (como lo demuestra en la actualidad la huelga que por más de 20 días mantienen los campesinos de Peralillo, en Coquimbo); vale decir, la totalidad de los medios de producción. Los trabajadores del campo ya comprenden las ventajas del uso de la gran maquinaria y también se dan cuenta que ese uso en pequeñas parcelas resulta dificultoso y muchísimo menos económico. Todas estas razones nos hacen pensar que los vientos de la historia soplan en nuestro favor".

"La burguesía trata de imponer con todos los medios a su alcance el fundamento de su sociedad: la propiedad privada de los medios de producción. El desarrollo de las fuerzas productivas a la par que el desarrollo de la conciencia del proletariado tienden a eliminarla. Y será eliminada".

¿Qué puntos de avance puede señalar usted en la lucha campesina dentro de los últimos diez años y cuál es el sentido que a su Juicio está tomando esa lucha?

—"En los últimos diez años las luchas campesinas han experimentado tres puntos de avance fundamentales. Primero, se han generalizado. Ya no sólo se realizan en contadas partes, sino a lo largo del país. Segundo, se han hecho masivas. Ya no son las peleas aisladas de algunos fundos solamente, sino que se dan como peleas con carácter comunal, ya han tenido carácter provincial y ahora asistimos a la experiencia de una lucha de carácter nacional. Tercero, han empezado a cuestionar la propiedad sobre los medios de producción. Luchas por motivos reivindicativos han pasado rápidamente a ser luchas por expropiaciones".

"Estas luchas, a mi juicio, tienden a tomar características propias de enfrentamientos decisivos de clases en el campo. Cada vez más los campesinos tienden a dar una respuesta violenta a la violencia ejercida por siempre sobre ellos por el latifundio. Cada vez más estas luchas tienden a enfrentar al aparato represivo del Estado que invariablemente sirve a los intereses de la clase que defiende: la burguesía".

¿Como dirigente campesino (vicepresidente de la Confederación "Ranquil" y jefe del departamento sindical campesino de la CUT), qué ventajas ve en las elecciones para la lucha agraria?

—"Como dirigente campesino, ninguna. Las elecciones no resuelven ni resolverán jamás ninguno de los problemas del campesinado. Ellos sólo pueden ser resueltos por una revolución social, donde el proletariado obrero y rural sean vanguardia, dirección y poder. Lo demás sería crear falsas ilusiones y faltar a la verdad, y creo que es deber de la dirigencia no engañar a los dirigidos. Y habría que machacar una y otra vez sobre esto para ayudar a la formación de esta con. ciencia".

"Como dirigente político, algunas, partiendo de la base de que ellas en ningún caso resolverán los problemas sustantivos ni del campesinado ni de las clases trabajadoras en , general. Las únicas ventajas que podría proporcionar el proceso electoral sería el establecimiento de contactos, a través de los candidatos, destinados no a la ampliación de la clientela electoral, sino a la creación de organizaciones de clase y la utilización de la tribuna para denunciar el sistema y para señalar el verdadero camino para destruirlo. Esto que en el plano teórico es realizable, en la práctica, salvo contadas excepciones, no se ha hecho. Esto me lleva a dudar de la utilidad de las elecciones también como dirigente político".

AUGUSTO CARMONA A.


Tribuna

TOMIC Y LA UNIDAD POPULAR

MUCHO se ha especulado del posible entendimiento entre democratacristianos y comunistas para realizar "los cambios que Chile necesita".

Radomiro Tomic, con el oportunismo de político que le caracteriza, ha levantado solapadamente la bandera de la unidad social en le que pueden participar... hasta los marxistas. Esta declaración se justifica cuando a un anticomunista se le escapa de entre los dedos una candidatura presidencial.

Renán Fuentealba, en su calidad de presidente del PDC, fue el primero que anunció públicamente una apertura hacia la Izquierda política adoptada por el PDC en Cartagena.

¿Qué persigue verdaderamente el partido de gobierno con su nueva posición?

Frei ha cometido muchos errores en la gestión gubernativa y existen serias posibilidades de que su partido deje el gobierno en 1970, entonces, nada mas atinado que sacar del baúl la gastada careta progresista para esconder una ideología profundamente reaccionaria.

Uno de los fundamentos ideológicos de la Democracia Cristiana es la unidad de trabajadores y patrones en busca de un "bien común", esto es, ella niega la existencia de la lucha de clases y tiende a su entendimiento y armonía. Para el PDC no existen intereses antagónicos entre patrones y obreros, esas contradicciones son creadas por "elementos extremistas".

El PDC busca la unidad popular para atemperar la lucha de clases, maniatar a la izquierda y continuar Imponiendo su política reaccionarla de ajuste social sin contrapeso.

La Democracia Cristiana persigue también la desintegración de las organizaciones de la clase obrera, para crear nuevas organizaciones individualistas, desvinculadas unas de otras y con intereses propios y egoístas.

La organización por el propio pueblo, acondicionada al sistema capitalista, se traduce en una serie de Institutos de carácter económico primarlo, que ineluctablemente chocarán con otras organizaciones populares del mismo tipo, pero con intereses contrarios. De ahí el interés por imponer el paralelismo sindical en todos los niveles. Una confederación de comerciantes y otra de consumidores nunca podrán tener intereses comunes, puesto que la primera vive y se sustenta de la segunda como un verdadero parásito y el lucro, en definitiva, impondrá su fórmula siempre reaccionaria.

Este tipo de organización de la sociedad desorienta enormemente al pueblo acerca de su verdadero enemigo, el imperialismo norteamericano, y acerca de la naturaleza de éste, y, además, lo desmembra en una lucha antropófago por subsistir.

Las organizaciones comunitarias impulsadas por la Democracia Cristiana, tienen por objeto entre, tener a sus asociados en manifestaciones artísticas, culturales y sociales sin ningún contenido económico, sin planificación para ejecutar tareas de envergadura. No pasan del centro de madres, la junta de vecinos o la cooperativa, organizaciones éstas que si bien son útiles a la colectividad, no pueden en manera alguna servir de base a una organización política. El pueblo tiene que ser organizado en cuanto a su actividad laboral, en cuanto a su participación en el proceso productivo, el cual hoy en día sigue en manos de la burguesía.

Se podrá argumentar en contrario citando la Reforma Agraria y la hipotética reforma de la empre. sa, señalando que ellas Inciden en la vida económica nacional.

Se pretende hacer la primera comprando la tierra a los latifundistas para venderla a los campesinos, transformar los latifundios en minifundios, mientras el pueblo se muere de hambre igual. Subsiste el régimen de tenencia de la tierra, no se busca una explotación moderna de ella ni su socialización, ya que los asentamientos son transitorios.

En cuanto a la reforma de la empresa, ¿quedarán aún ingenuos que piensen que algún día van a ser codueños y coadministradores de la fábrica en que trabajan, conjuntamente con su patrón?

Nunca podrá partido político alguno imponer por un simple decreto o por ley, que los patrones participen masivamente las utilidades a sus obreros y se guarden sólo un salario por su gestión administrativa. Es absolutamente contrario al sistema capitalista que rige y ese cambio en libertad no se hace. El patrón dejaría de ser tal y el capitalismo desaparecería por disposición de la ley: ¡absurdo!

En todo caso muy pocos democristianos piensan honestamente llevar adelante esta reforma; sin embargo, son muchos los que venden la mercancía porque lo que se persigue verdaderamente es fomentar el "capitalismo popular", engañar al obrero haciéndolo adquirir unas pocas acciones para que se crea dueño de la empresa, cuando en la práctica estará incrementando el capital que administrará el empleador en servicio propio y de su clase.

El PDC persigue esos objetivos en la unidad con el PC, y los comunistas lo saben.

Frente a una Democracia Cristiana hegemónica que va en pos de su programa apoyándose fríamente en la Derecha y en la Izquierda, ¿qué piensa el Partido Comunista? Buscar la unidad con un sector de la DC y con el Partido Radical, sin perjuicio de la unidad con el PS. Esto es pretender juntar el aceite con el vinagre. El Partido Socialista ya tiene definida claramente su estrategia y su política de alianzas; la Democracia Cristiana, aún en su sector más izquierdista, persigue la consecución de las ideas ya indicadas, y el Partido Radical por unos pocos votos es capaz de todo.

El Partido Comunista trabaja filigrana más fina. Organizar un partido fuerte, más fuerte aun si cabe, y esperar que se siga deteriorando el sistema. A ver si algún día se realiza el tránsito pacifico del capitalismo al socialismo.

Hace un tiempo los parlamentarios comunistas votaron junto al gobierno un reajuste de hambre para los empleados públicos para evitar una crisis política que necesariamente tendría una salida violenta. Lo hicieron aún a riesgo de perder ascendiente en los trabajadores.

A nuestro juicio en aquella oportunidad faltó audacia e imaginación para tomar el poder que tambaleaba ...También faltó organización y disciplina.

La equivocada política de alianzas del PC confunde a los trabajadores acerca de sus verdaderos objetivos políticos.

La unidad popular debe ser una unidad de clase para enfrentar a la burguesía. El núcleo central de la unidad deben formarlo las fuerzas representativas de la ideología del proletariado, fuerzas revolucionarias que denuncien constantemente al pensamiento burgués, esté donde esté, aunque deban sumirse muchas veces en el propio seno de la clase trabajadora a extirpar la filosofía idealista.

El PDC y el PR serán destruidos por el proletariado en su arrolla. dor avance por la conquista del poder.

El Partido Comunista debería cambiar sus tácticas de lucha y su estrategia. Una línea clara y tajante gana adeptos rápidamente y decanta posiciones, mientras que una conducta vacilante y engañosa detiene el proceso social. La conducta de las masas se mantiene en compás de espera por un programa que las lleve al poder y por una definición, armas éstas que le debe otorgar la vanguardia ideológica: el partido marxista-leninista.

RAVA
Santiago


SACERDOTES SOCIALISTAS

HA encontrado poca o ninguna difusión en los órganos de prensa chilenos el trascendental documento que suscribieron más de 50 sacerdotes colombianos, reunidos en julio del año pasado en la finca de Goiconda, Municipio de Viotá, Cundinamarca.

En esa oportunidad se examinaron los trabajos que, en el campo social, desarrollaba cada uno de los participantes y se profundizó el estudio de la "Populorum Progressio". Posteriormente, en diciembre de 1968, los mismos se reunieron esta vez en Buenaventura. Asistieron tres sacerdotes de otros países latinoamericanos, todos acogidos a la hospitalidad del obispo Gerardo Valencia. La reunión terminó con un documento que demuestra qué lejos están esos sacerdotes de las posiciones tibiamente reformistas de los curas chilenos. He aquí algunos párrafos para conocimiento de los lectores de PF:

—"Manifestamos clara y enérgicamente que la situación trágica de subdesarrollo que sufre nuestro país (Colombia) —al contrario de lo que ciertas interpretaciones deformantes de la realidad creen— es un producto histórico de la dependencia económica, política, cultural y social de los centros extranjeros de poder, que la ejercen a través de nuestras clases dirigentes".

—"Tras los edificios monumentales, los lujosos aeropuertos, las autopistas, yace un pueblo sufriente, humillado, amordazado por su misma inconciencia y acomplejado por las fuerzas represivas de una violencia instalada en el poder... indudablemente que esta situación es imposible de superar sin una verdadera revolución, que produzca el desplazamiento de las clases dirigentes de nuestro país, por medio de las cuales se ejerce la dependencia del exterior".

Al indicar determinadas orientaciones para la acción, los sacerdotes colombianos señalan entre otras las siguientes:

—"3.— Comprometernos cada vez más en las diversas formas de acción revolucionaria contra el imperialismo y la burguesía neocolonial, evitando caer en actitudes meramente contemplativas y, por lo tanto, justificadoras.

—"6.— La enérgica reprobación del capitalismo neocolonial, incapaz de solucionar los agudos problemas que afectan a nuestro pueblo, nos lleva a orientar nuestras acciones y esfuerzos con miras a lograr la instauración de una organización de la sociedad de tipo socialista, que permita la eliminación de todas las formas de explotación del hombre por el hombre y que responda a las tendencias históricas de nuestro tiempo y a la idiosincrasia del hombre colombiano.

—"7.— Nuestro convencimiento de la necesidad de un cambio profundo y urgente de las estructuras socio económicas y políticas del país, nos llevan a hacernos solidarios, sin discriminación alguna, con todos los que luchan por ese cambio.

—"9.— Rechazamos igualmente el inmenso presupuesto de guerra destinado al mantenimiento de fuerzas que no están orientadas a la defensa de nuestra soberanía nacional, sino a la represión violenta de las luchas populares y reivindicativas de obreros, campesinos y estudiantes, en defensa de estructuras que interesan a minorías que detentan el poder económico y político.

—"10.— Hacemos un llamamiento a los distintos sectores populares y revolucionarios para que, prosiguiendo en sus organizaciones, búsquedas y luchas, no olviden la responsabilidad que tienen ante si mismos y ante la historia y para que, destacando los objetivos comunes, traten de hallar las formas de unidad de acción y solidaridad que conduzcan a un frente revolucionario capaz de romper las cadenas e inaugurar el porvenir.

El documento de Buenaventura termina llamando a traducir en la práctica el espíritu de pobreza de la Iglesia. Señala que va contra ese espíritu "el actual sistema arancelario en la administración de los sacramentos y en los servicios religiosos".

Finalmente critica a los organismos norteamericanos que distribuyen excedentes agrícolas "revistiéndose en una aureola de generosidad y creando en quienes lo reciben el espíritu de limosneros".

Firman el documento Monseñor Gerardo Valencia Cano, obispo de Buenaventura, y más de 50 sacerdotes, entre los que figuran Santiago Frank Pernia; S. J., de Argentina; Rogelio Mausse Guerrero, de Ecuador, y Ángel Colombo, de Tucumán, Argentina.

Sergio Cereceda O.
Valparaíso


SORTEOS DE LOTERÍA DE CONCEPCIÓN
Y POLLA CHILENA DE BENEFICENCIA

No hay día domingo del año calendario, que no se efectúe un sorteo, ya sea de Lotería o de la Polla, los que siempre van precedidos de una fantástica y millonaria propaganda, tanto de prensa como radial, la que resulta por demás chocante y aburridora, como es el caso de estar escuchando momento a momento en la radio: la lotería hace millonarios, y la polla nuevos ricos, etc.

Lo curioso del caso que son tantos los boletos que se emiten en tales sorteos, 45.000 la Lotería y 50.000 la Polla y tan escaso el número de premios a repartir, que resulta poco menos que imposible obtener un premio y todo se reduce a pequeñas terminaciones y premios menores, que propiamente dicho, no pueden considerarse como premio, como es el caso de sacar una terminación, lo que equivale a cambiar plata por plata. Pero a pesar de todos los factores negativos señalados y amparados por la engañosa propaganda, se ha logrado engañar al público con tan arraigado vicio, que hasta los menores de edad viven pensando en comprar boletos para obtener el tan codiciado premio, esto es sin considerar para nada la ley de las posibilidades, que en nada operan en tales sorteos, como sería el número de premios de acuerdo y en relación directa con el número de boletos emitidos, cosa que no sucede.

Yo considero que el público debía meditar en todas estas consideraciones, antes de malgastar inoficiosamente su dinero, ya que en esto de sorteos hay muchas cosas que aclarar, como sería: ¿Qué hace la Lotería o Polla cuando el boleto premiado con el premio mayor no es vendido? ¿Cómo se puede explicar el asunto de las terminaciones, por ejemplo: cuántas terminaciones hay en 0, 1, 2, 3, 4, etc., etc. ¿Por qué se invierte tanto dinero en propaganda en vez de destinarlo a aumentar el número de premios? ¿Por qué en uno, tres o cuatro sorteos en el año, no se reparten mayores premios en favor del público, y de esta manera se le estimula, no como sucede hasta ahora, que el público resulta siempre con el 98 por ciento de posibilidades de perder y la Lotería y Polla con todas las de ganar?

No desconozco que el producto de tales sorteos se invierte en ciertas obras de bienestar, pero tampoco considero aceptable que con la explotación de este juego de azar, se perjudique a muchos en beneficio de unos pocos.

Por último, estimo que el juego de azar, no es la manera más aconsejable de buscar financiamiento para ciertas obras de bienestar; por el contrario, se envilece la mente ciudadana. La manera práctica es crear fuentes de trabajo que enaltezcan al ciudadano.

Las circunstancias actuales aconsejan modificar el sistema que rige tales sorteos, pues así como después de muchos años se logró modificar los Estatutos de la Sociedad Cooperativa Vitalicia, que resultó un burdo engaño para los pensionados, por la misma razón señalada deben modificar las leyes que crearon y dieron vida a dichos sorteos, que con el tiempo han pasado a constituir una vulgar estafa que se precisa denunciar.

MANUEL QUIÑONES R.
Carnet Ident. 56789-56, Santiago Valparaíso


Tribuna teórica

HACIA UNA CRÍTICA DEL "FEUDALISMO"

EN artículos anteriores hemos estudiado las características esenciales de las relaciones de producción propias al modo de producción "feudal" (PF número 72) y hemos combatido la definición de éste como un sistema cerrado o sistema de "producción para el uso" (PF Nº 74), ya que consideramos que son las relaciones de producción y no las relaciones de intercambio las que nos permiten comprender la estructura básica de cada modo de producción. En estos artículos hemos utilizado la palabra feudal entre comillas ya que considerábamos importante detenernos en un estudio crítico de ella.

Según Parain [1] "la palabra feudal" no es de la misma naturaleza que las palabras empleadas para designar tanto la sociedad "esclavista" como la sociedad "capitalista" o "socialista". En estos tres casos la palabra empleada designa el resorte social fundamental (propiedad sobre el esclavo, propiedad sobre el capital, propiedad social generalizada). El término "feudalismo", por el contrario, es un término que sólo se refiere a la superestructura política desarrollada en la forma típica, en la forma plenamente acabada de la sociedad que se intercala entre la sociedad antigua esclavista y la sociedad moderna capitalista. De ello resulta que este término no es siempre adecuado para caracterizar, sea la fase de formación, sea la fase de descomposición de este tipo de sociedad, sea ciertas variantes más o menos inacabadas.

"En todos estos casos, en efecto, el "fief" —palabra de la que deriva el término "feudal"— no juega un papel fundamental... ¿En qué momento se toma el hábito de llamar "feudal" al conjunto del sistema, considerando tanto las relaciones de base entre los campesinos y los señores como los vestigios jurídico-políticos de la Edad Media en el seno de la monarquía absoluta moderna? Se trata de un hábito tardío nacido, sobre todo, en el curso de la lucha conducida por la burguesía ascendente contra un régimen que había entrado en decadencia, y que ya estaba, por lo tanto, alejado de su forma típica..." Por otra parte "el tipo de relaciones sociales que hemos definido brevemente [2] se instaló mucho antes del "fief" propiamente tal, que no fue sino su coronamiento político y... sobrevivió ...después de haber desaparecido ese coronamiento político". Todas estas consideraciones realizadas por Parain, y que hacemos nuestras, nos parecen decisivas para poner en cuestión el término "feudalismo". Creemos que es necesario emplear otro término que exprese lo esencial de este modo de producción, es decir, que exprese las características propias a las relaciones de producción que le sirven de base.

En los artículos anteriores veíamos que la SERVIDUMBRE es la forma característica de la existencia de la fuerza de trabajo en el modo de producción que, hasta entonces, llamábamos feudal, y que ella consiste en la explotación del productor directo quien se ve obligado por una coacción extra-económica directa (jurídico-política o ideológica) a trabajar la tierra del terrateniente o a darle algún tipo de renta (en productos, en dinero).

Veíamos, además, que es el mismo sistema económico "feudal" que se caracteriza desde el punto de vista de las relaciones sociales de producción por la separación de la propiedad y de la posesión de la tierra, quedando esta última en manos de los campesinos, y, desde el punto de vista de las relaciones técnicas de producción, por un control o apropiación efectiva del trabajo por parte del campesinado, en este mismo sistema económico, en el que el productor directo puede producir todo lo necesario para su subsistencia sin tener que recurrir al propietario de los medios de producción, el que hace surgir la necesidad de una coacción extra-económica que obligue al campesino a cumplir sus compromisos con el terrateniente. (PF Nº 72).

Sería así el carácter mismo de la estructura económica quien explicaría el carácter dominante que juega la superestructura jurídico - política o ideológica en este modo de producción. [3]

Por otra parte el carácter determinante pero secundario de la estructura económica en el modo de producción llamado "feudal" permitiría comprender el gran número de formas que puede tomar la superestructura jurídico-política e ideológica: desde "feudalismo señorial" en algunos lugares hasta el "feudalismo de Estado" en otros lugares.

Partiendo de todas estas consideraciones pensamos que el término más adecuado para definir este modo de producción sería el término "servil" ya que son las relaciones de producción basadas en la servidumbre las que forman la base económica común de las distintas variaciones históricas de este modo de producción.

El MODO DE PRODUCCIÓN SERVIL sería el objeto abstracto que correspondería a los rasgos generales de la servidumbre: propiedad de la tierra por los señores, posesión de la tierra y de los medios de trabajo por el campesino, coacción extra-económica para obligar al campesino a trabajar la tierra del señor.

El FEUDALISMO sería una forma de manifestación concreta, históricamente determinada, con características jurídico-políticas precisas (relaciones entre el soberano y los vasallos) de los rasgos generales propios al modo de producción servil.

Al plantear así el problema pensamos que estamos siendo coherentes con el pensamiento de Marx.

"La relación directa existente entre los propietarios de las condiciones de producción y los productores directos —relación cuya forma corresponde siempre de un modo natural a una determinada fase de desarrollo del tipo de trabajo y, por tanto, a su capacidad productiva social— es la que nos revela el secreto más recóndito, la base oculta de toda la construcción social y también, por consiguiente, de la forma política de la relación de soberanía y dependencia, en una palabra, de cada forma específica de Estado. Lo cual no impide que LA MISMA BASE ECONÓMICA —la misma en cuanto a sus condiciones fundamentales— pueda mostrar en su modo de manifestarse infinitas variaciones y gradaciones debidas a distintas e innumerables circunstancias empíricas, condiciones naturales, factores étnicos, influencias históricas que actúan desde el exterior, etc., variaciones y gradaciones que sólo pueden comprenderse mediante el análisis de estas circunstancias empíricas dadas. [4]

El sistema de "encomiendas" instalado por la colonización española en América latina sería otra variante histórica concreta del modo de producción servil. "Grupos de indios eran confiados (encomendados) a un colono. Este debía proteger y catequizar a los indios. Por la sumisión de los que trabajan a los que llevan las armas y a los que rezan, el sistema se inspiraba directamente de la Europa feudal. Sin embargo, al estar los "encomenderos" designados por la poderosa monarquía española, o por sus agentes, la estructura política es aquí muy diferente de la de la Edad Media". [5]

Otra forma histórica concreta del modo de producción servil sería el "asiatismo" o lo que se ha llamado modo de producción asiático". Marx dice al respecto lo siguiente: "Cuando no sean terratenientes privados sino el propio Estado, como ocurre en Asia, quién les explota directamente como terrateniente, además de enfrentarse a ellos como soberano .... la relación de dependencia no necesita asumir política ni económicamente una forma más dura que la que supone que todos sean por igual súbditos de este Estado. El Estado es aquí el supremo terrateniente...". [6]

Existiría, por lo tanto, un modo de producción servil, que tomaría diferentes formas en cada caso histórico concreto. No cabe duda que, en ciertas regiones de América latina los españoles y portugueses implantaron sistemas de explotación basados en la servidumbre aunque los productos de este sistema de explotación se incorporaran al mercado capitalista colonial.

Ahora bien, en sentido riguroso no se puede hablar de la existencia de feudalismo en A. L. ya que no fue la forma histórica concreta feudal, con sus características jurídico-políticas precisas la que se implantó en nuestro continente sino formas modificadas de la misma base económica general basada en la explotación servil.

Para terminar queremos insistir aquí en el CARÁCTER NO EVOLUTIVO DE LA TEORÍA MARXISTA DE LA HISTORIA [7] . No existe una evolución histórica irrevocable del modo de producción esclavista al modo de producción capitalista. La historia concreta puede producir saltos y retrocesos.

Veamos lo que dice Parain al respecto: "No debería creerse que existe una evolución continua y unilateral de la esclavitud antigua a la servidumbre, y de la servidumbre a la libertad. La servidumbre nace y renace más a menudo del sometimiento progresivo del campesino libre que de la atenuación de la condición de esclavo. Su propia atenuación, su desaparición dependen a la vez de las condiciones objetivas de cada región, del vigor y del estado de la lucha de clases. Por último, la desaparición de la servidumbre jurídica puede dejar subsistir numerosas cargas, numerosos lazos nacidos del modo de producción feudal". [8]

NEVA


Pobladores

UN EJEMPLO DE COMBATE POPULAR

LA toma de terrenos en el sector "Violeta Parra", de Las Barrancas, ocurrida el domingo 9 de febrero, dejó al descubierto la gravedad del problema de la vivienda en Chile. Este hecho provocó indignación en las esferas de gobierno, ya que mostró el fracaso del plan habitacional a sólo pocos días de las elecciones parlamentarias.

Los integrantes del Comité Sin Casa "Teniente Merino", organismo dirigido por militantes socialistas, acordaron la toma de los terrenos después de soportar una tramitación de dos años y medio, y al comprobar que el Partido Demócrata Cristiano estaba entregando la responsabilidad del reparto de sitios a sus candidatos a parlamentarios, con el objeto de conseguir apoyo popular en los próximos comicios.

La toma de los terrenos se efectuó en la madrugada del domingo 9. participando en ella 340 familias del Comité "Teniente Merino", acompañadas por la diputada Laura Allende (PS).

Cuando las familias estuvieron instaladas en un improvisado campamento, se hizo presente el Grupo Móvil de Carabineros con orden de desalojo.

Las fuerzas policiales fueron movilizadas en catorce autobuses, dos carros lanza-bombas, tres tanquetas. 8 furgones-cárceles y un carro abastecedor de armamento.

La lucha duró tres horas y media y se caracterizó por la violencia inusitada con que los carabineros atacaron a los pobladores, sin hacer excepción con mujeres o niños.

Como resultado, 30 personas debieron ser atendidas en las postas; otras 30 fueron asistidas por sus propios compañeros, y 40 niños sufrieron principio de asfixia.

El caso más grave fue el de un obrero de apellido Montero, que a raíz de los golpes sufridos, perdió un ojo y ahora se encuentra hospitalizado en el Hospital San Juan de Dios.

Finalmente, fueron los pobladores quienes ganaron, al conseguir el retiro de la fuerza policial a las 9 de la mañana, e instalarse definitivamente en el lugar.

DISCREPANCIAS

A las 11,30 horas del día domingo, se hizo presente la diputada comunista Gladys Marín,. acompañada del senador Volodia Teitelboim. Luego de conversar con el intendente de Santiago, la parlamentaria se retiró, y a las 19 horas del mismo día, regresó al frente del Comando General de "Los Sin Casa" de Las Barrancas, organizando la ocupación de terrenos adyacentes a "Violeta parra" por parte de otras mil familias.

En esta oportunidad, no hubo intervención por parte de los carabineros, y menos la hubo dos días después, cuando otro comité de Sin Casa, controlado por dirigentes demócratacristianos, ocupó otros tantos sitios en el mismo sector.

Esta vez, incluso, los carabineros colaboraron con las familias en la instalación de las carpas y cuidado de los niños.

Una vez terminada la ocupación, trascendió que los dirigentes comunistas estaban molestos con sus colegas socialistas por haber éstos tomado la delantera en la acción, quebrantando la unidad.

Ante esta situación, PF interrogó al Secretario Nacional del Departamento de Vivienda del Partido Socialista de Chile, Francisco Pizarro, quién señaló:

"Nosotros orientamos este movimiento respondiendo a una solicitud de los propios pobladores, y de acuerdo con lo aprobado en el Congreso de Chillán del PS en el sentido de no respetar las normas tradicionales de la Constitución burguesa y confiando en el poder creador de la clase trabajadora. Efectivamente, iniciamos solos esta acción, plegándose después el Partido Comunista".

"Después de la ocupación, se presentó en el sitio de los hechos la diputada Gladys Marín. Realizamos esa tarde una reunión de representantes de los dos partidos, y en ella la parlamentaria comunista pidió que se le entregara al PC la dirección del movimiento. Por supuesto, esta solicitud fue rechazada. Pero se llegó a un acuerdo y de ahí en adelante, se ha mantenido la unidad socialista-comunista durante el proceso de entrega de los sitios".

También se acusó de parte del gobierno a los dirigentes socialistas de auspiciar la toma de terrenos sólo con fines electoreros. Ante esto, Francisco Pizarro respondió que, por el contrario, quién estaba haciendo intervención electoral era el propio partido de gobierno, al no respetar la entrega normal de sitios y encargarla en cambio a sus candidatos.

EL DRAMA DE LOS SIN CASA

Para quienes han gobernado hasta ahora al país, incluyendo al PDC, la vivienda no es considerada como una necesidad fundamental del hombre, sino como una mercancía. En Chile rige el sistema de que la vivienda del individuo debe ser proporcional a la renta que él gana. Por eso, una gran parte de la población, especialmente obreros y campesinos, vive en condiciones miserables.

El caso de la ocupación de los terrenos de "Violeta Parra" mostró en forma dramática cómo este sistema ha hecho crisis, ya que a los pocos momentos de producida la toma, comenzaron a llegar al lugar docenas de familias que trataban de "colarse" y obtener un sitio para vivir.

Eran hombres y mujeres que únicamente aspiraban a dar un hogar mejor a sus hijos. Pero como ellos hay por lo menos 500 mil familias en Chile que sufren el drama de los sin casa.

Algunos viven de allegados en casa de sus padres o familiares. Otros pasan sus vidas hacinados en conventillos, donde increíblemente aún deben pagar arriendo... Un obrero o un campesino, después de su dura jornada de trabajo, no tiene un hogar dónde llegar sino solamente una pieza destartalada en la que reinan el hambre, la miseria, las enfermedades. Las poblaciones "callampas", contrariamente a lo que aseguró en un foro de televisión el Subsecretario del Interior, Juan Achurra Larraín, no han desaparecido. Simplemente han sido trasladadas a las afueras y se las ha rebautizado como "marginales". Las 170 mil viviendas que asegura haber construido el gobierno democristiano, no merecen todas el título de tales.

En su mayor parte no tienen la urbanización mínima (alcantarillado, agua potable, luz eléctrica) y han sido levantadas con materiales de baja calidad. Estas casas, llamadas "de material ligero", se desmoronan al poco tiempo a causa de las lluvias o del calor; se incendian fácilmente en el verano, y se inundan en el invierno; en el mejor de los casos, la madera comienza a podrirse a causa de la humedad.

ESTAFA COLECTIVA

Las Asociaciones de Ahorro y Préstamos, por otra parte, están totalmente desprestigiadas frente a sus posibles clientes. En un principio se las presentó como una solución al problema habitacional. Pero rápidamente se descubrieron como una enorme estafa que negocia con el problema de los sin casa, cobrando por sus acciones precios muy subidos.

Haciendo una crítica al plan habitacional del gobierno, el dirigente socialista Francisco Pizarro señaló que éste ha partido mal desde un comienzo, ya que no habrá una solución de fondo mientras no se termine con los monopolios de la construcción.

Las industrias que producen el cemento y el acero, por ejemplo, son tan poderosas que consiguen 2 ó 3 veces al año alzas para sus productos y mantienen precios altísimos.

Además, se ha enfocado técnicamente mal el crecimiento de las ciudades, ampliándolas hacia la periferia y barriendo con las áreas verdes. La solución, según Pizarro, sería enfocar el crecimiento hacia arriba, es decir, levantando edificios que permitan remediar de una vez el caso de varios grupos de familias.

Finalmente, Pizarro criticó el sistema de autoconstrucción, creado por el que hasta hace poco fuera Ministro de la Vivienda, Juan Hamilton, y que ahora postula a un cargo de senador.

"La autoconstrucción no es más que un sistema escapista que ha impulsado el gobierno, a sabiendas de que no es el método apropiado para solucionar la crisis habitacional. Quienes construyen las casas —los propios pobladores— no tienen el conocimiento necesario para ello. Por lo tanto, las casas resultan mal hechas y se pierde gran cantidad de material. Luego se produce una explotación mayor de los trabajadores, ya que el hombre, después de 8 horas de trabajo, debe dedicar otras 4 ó 5 horas a levantar su vivienda. Finalmente, significa un aumento de la cesantía entre los obreros de la construcción. La cifra actual de cesantes en ese rubro alcanza hoy a 200 mil personas".

Sobre el resultado político de la toma de los terrenos de "Violeta parra", Francisco Pizarro lo califica como un triunfo.

El Partido Socialista —dijo— no ha hecho más que interpretar una realidad económica y social. Hemos creado un incentivo para el resto de las personas que no tienen casa, y les hemos demostrado que son capaces de derrotar a la fuerza policial. Les hemos demostrado que las condiciones objetivas ya están maduras, y que lo que sucedió en "Violeta Parra" puede ser considerado un ejemplo de cómo conquistar el poder político para los trabajadores".

C. CORREA M.


Elecciones

BALANCE DE UNA CAMPAÑA

LA campaña parlamentaria se ha desarrollado en forma melancólica, ante la indiferencia de la mayoría de la población, sólo los candidatos y los aparatos partidarios tratan de insuflarle cierto dinamismo y agilidad. Pero se desenvuelven en medio de una terrible soledad y se estrellan contra la apatía ciudadana.

Ciertos sectores de Izquierda se molestan por la constatación de esta abulia colectiva y se niegan a reconocerla, porque afirman que esto es hacerle el juego a la Derecha, que procura apartar a las masas del atractivo deporte electoral. Sin embargo, el fenómeno existe al margen de la voluntad o de la ceguera de cualquier grupo político.

Asistimos a una pérdida total de fe y confianza en la democracia representativa burguesa, que es más acentuada en los estratos populares porque éstos ven renovarse incesantemente el Parlamento sin que cambien sus miserables condiciones de vida.

El grueso de la población tiene la certeza de que una vez más controlarán el Congreso los partidos de la burguesía, que las promesas se desvanecerán después de los comicios, que los problemas seguirán insolubles, que no se detendrá la inflación, que los trabajadores continuarán percibiendo remuneraciones insuficientes, que los campesinos no recibirán tierras, que las familias modestas no tendrán sitios ni viviendas, que subsistirá el desempleo, que no habrá cabida en los colegios ni en las universidades para los niños y los jóvenes, que la gente modesta no tendrá atención médica ni hospitalaria; en fin, que todo seguirá igual, que no se resolverá nada ni se definirá nada.

Para la Derecha, la elección significa la posibilidad de elevar su representación parlamentaria y su cuota de sufragios. Para demostrar que efectivamente está en condiciones de imponer a su abanderado, Jorge Alessandri, en los comicios presidenciales.

La Democracia Cristiana y el gobierno quieren conocer el grado de desprestigio y la intensidad del repudio a su gestión. En todo caso, procuran recoger una votación que les permita reclamar ante sus posibles aliados el mejor derecho para designar al sucesor de Frei.

El PS persigue la derrota de la fracción ampuerista y quiere probar ante su aliado del FRAP, el PC, que su posición más nacional, más latinoamericana, más revolucionaria, es la que encuentra eco en el pueblo.

Los radicales, que todavía sueñan con que un personero de sus filas sea candidato presidencial de la Izquierda unida, confían en un repunte electoral para ponerse exigentes.

Y el PC necesita superar al PS y exhibir el mayor vigor electoral, tanto para refregarles a los socialistas que el pueblo de este país no es revolucionario, o aventurero, según su propio léxico, y que el reformismo y la vía pacífica dan buenos dividendos, como para orientar la acción del FRAP, continuar de "vedette" política requerida de amores por la DC y el PR, y enhebrar, tenaz y pacientemente, la unidad de los partidos populares con sectores de la burguesía, con vistas también a 1970.

Total, todos coinciden en lo mismo.

Las elecciones parlamentarias del 2 de marzo son un apronte, una carrera preparatoria para los comicios presidenciales. Ahora se trata de saber qué fuerzas tiene el adversario y cuáles son las propias, para determinar las posibilidades futuras y pronunciarse sobre alianzas, combinaciones, pactos y candidatos presidenciales.

Tal como estaba previsto, la campaña ha sido pobre en planteamientos políticos nacionales e internacionales. Hubo temor a comprometerse antes de conocer el resultado de las urnas, porque recién después vendrán las cabalas y contubernios.

La Derecha intentó capitalizar el descrédito de la Democracia Cristiana, en circunstancias que contribuyó al triunfo de Frei, ha apoyado todas las medidas reaccionarias de este gobierno y ha encontrado en el partido oficial un celoso defensor de los monopolios y del capital.

El Partido Nacional ha basado su campaña en el eventual retorno de Alessandri al poder. Pero Alessandri y Frei son dos hermanos siameses, con distintas cabezas, pero un mismo pensamiento y un mismo cuerpo, nutrido por el imperialismo y los clanes económicos.

La Democracia Cristiana y el gobierno han tratado de desviar la crítica lapidaria que a todos los sectores político y a la ciudadanía en general ha merecido su nefasta acción pública, tirando algunos voladores de luces, como la reforma constitucional, copiada de la que propuso Alessandri en las postrimerías de su administración.

Por lo menos, esta campaña ha servido para denunciar y enrostrar a la DC muchos fraudes, negociados, especulaciones e inmoralidades. Lo que provocó mayor impacto es la revelación que hizo un candidato socialista, Erik Schnake, respecto a la apropiación de los recursos del Banco del Estado, que pertenecen a todos los chilenos, por algunos conspicuos políticos y empresarios de la DC.

Estos hechos, sumados a tantos otros que se han descubierto durante este gobierno, caricaturizan la pretendida solvencia e incorruptibilidad de este partido, que aunque fue puro en sus comienzos, ahora está corrompido igual que todas las otras colectividades de la burguesía que han llegado al poder.

Durante la campaña, la directiva de la DC, amordazó a los sectores rebeldes, impidiéndoles impugnar la línea del partido y obligándolos a defender a fardo cerrado toda la gestión del gobierno. Después de las elecciones, la DC puede entrar en una etapa crítica. Las divisiones ideológicas y las tensiones y pugnas que se han ido acumulando en su seno están momentáneamente apaciguadas, pero las corrientes rivales forzarán una definición después del 2 de marzo. No es utopía ni idealismo esperar que de la DC salga oportunamente un torrente de elementos revolucionarios. En la DC hay trabajadores y campesinos, hay pueblo, hay intelectuales y jóvenes que tienen posiciones cada vez más radicalizadas. Es difícil que ellos lleguen a manejar el partido, si no lo logran, seguramente romperán con los grupos reaccionarios que hasta ahora han predominado en la DC.

La izquierda ha puesto el énfasis en la crítica a la Democracia Cristiana y a la Derecha, pero no echó sobre la mesa sus propias cartas para que el proceso electoral girara en torno a sus planteamientos, para abrir debate y provocar un pronunciamiento cívico sobre ellos.

Los partidos de Izquierda han elogiado la expropiación de la refinería y yacimientos petrolíferos de la International Petroleum Company por el gobierno militar de Perú, y han solidarizado con estas medidas.

Pero no tuvieron la audacia, ni la decisión o la imaginación para levantar aquí en Chile, por ejemplo, la bandera de la nacionalización o expropiación de las empresas norteamericanas que explotan el cobre, el salitre y el hierro.

En general, la Izquierda no expuso en esta campaña ideas nuevas, originales.

Ni siquiera fue capaz de presentar un frente compacto y homogéneo. Con razón la gente se pregunta de qué izquierda se habla si un partido del FRAP dice blanco y otro negro.

La confusión es tan grande que nadie sabe qué representa la izquierda, qué quiere, qué ofrece, cómo pretende llegar al poder y para qué, qué tipo de sociedad desea construir.

Por otra parte, la campaña electoral en vez de contribuir a una aproximación de los partidos del FRAP y al fortalecimiento de esta organización, los ha distanciado aún más y ha eliminado todo vínculo orgánico entre ellos. Definitivamente, el FRAP ha dejado de existir, lo que plantea la necesidad de estructurar el movimiento popular sobre otras bases y condiciones.

El caso de la ocupación de los terrenos de la futura población "Violeta Parra", en Las Barrancas, es un ejemplo de las odiosidades que puede provocar el sectarismo, y de la falta de coordinación y entendimiento entre los partidos populares. Pero después se habla de "espíritu unitario".

Cualesquiera que sean las explicaciones que den los comunistas, su comportamiento en esta acción de masas ha provocado profundo malestar y resentimiento en las bases socialistas. Fueron pobladores de esta tendencia quienes iniciaron la operación. Ellos tuvieron que enfrentarse a carabineros y soportar todo el furor de la represión policial. Cuando el Grupo Móvil logró desalojarlos, pese a su valerosa y pertinaz resistencia, aparecieron los comunistas. Carabineros no se opuso a la ocupación de los terrenos por estos pobladores, quienes lo hicieron sin lucha. Después, los socialistas trataron de ingresar a los terrenos que habían ocupado los comunistas para defender juntos esta conquista, pero cuando se disponían a hacerlo se encontraron con que sus hermanos de ciase, sus aliados políticos habían acordonado el lugar para impedirles que entraran allí.

Fue más importante en ese momento para el PC lograr una ventaja partidaria que afianzar la unidad popular.

En el primer distrito de Santiago, además de parlamentarios, se elegirá un regidor en reemplazo de la demócratacristiana señora Sara Gajardo, que falleció. Los partidos del FRAP más los radicales aseguraban en Santiago el triunfo del candidato a regidor. Se pusieron de acuerdo radicales, comunistas y socialdemócratas y le ofrecieron la postulación al Partido Socialista, para tentarlo y pavimentar el camino para un entendimiento posterior de mayor envergadura. El PS, dirigido actualmente por el senador Carlos Altamirano, Secretario General subrogante, rechazó la maniobra y la proposición. ¿Qué hizo el PC? Dejó de lado al PS y pactó con el PR y con los socialdemócratas, llevándose como candidato a un militante de este último partido. ¿No implica esto una contradicción con las reiteradas declaraciones del PC en el sentido de que la unidad socialista-comunista es lo primordial?

Se sostiene que las elecciones deben servir a los partidos revolucionarios para educar a las masas, despertar en ellas la conciencia de clase, demostrarles su condición de eternos explotados e incitarlos a la lucha contra el sistema que los subyuga.

Sin embargo, esta campaña electoral corrobora que la Izquierda tradicional que tanta inclinación tiene por la vía eleccionaria, no practica ninguna de estas enseñanzas, sino que interviene en ella como cualquier otro partido burgués. El drama de la izquierda es que reniega de la vía armada, pero tampoco está preparada para utilizar con fines revolucionarios la vía electoral.

JAIME FAIVOVICH


La poruña

MÁS DETALLES DEL TRÁFICO DE MONEDAS

EL tráfico de monedas de oro y plata que han montado personeros democristianos (ver PP 74), tuvo una laboriosa gestación. Los numismáticos chilenos opusieron graves reparos legales y morales a la operación que entrega a la firma italiana Ital-Cambio la acuñación de monedas chilenas. Inclusive el presidente Frei recibió el año pasado un memorándum confidencial que le entregó el presidente de la Junta Chilena de Numismática, Alamiro de Avila Martel, amigo personal suyo, poniéndolo sobre aviso de la oscura negociación que se tramaba en el Banco Central.

Pero más pudo la influencia del ex director de "La Nación", Juan Goñi Swiderski, en cuyas manos estaba la gestión del negocio. Goñi —que, además, es importador de vehículos—, no sólo es un poderoso personaje del régimen, por lo cual fue escogido como agente por Ital-Cambio, sino que, también, parece desempeñar un activo rol de intermediario en negocios cuyos resultados benefician a otros encumbrados personajes de la actual administración, los cuales prefieren no dar la cara.

Como saben los lectores de PF, la firma Ital-Cambio representada en Chile por el ex director de "La Nación" fue autorizada para acuñar cinco toneladas de oro y sesenta y siete toneladas de plata en monedas chilenas. Según informaciones dignas de crédito, la acuñación ya se inició en la Casa de Moneda, o sea, el negocio denunciado por PF está en marcha. En opinión de entendidos, la operación significa unos 20 millones de dólares. La empresa italiana invertirá aproximadamente diez y medio millones de dólares en la adquisición del oro y la plata necesarios para la acuñación. El Banco Central recibiría de acuerdo al contrato (que se mantiene oculto) una comisión del 20 por ciento sobre el valor total de la emisión. El agente del negocio, en este caso Juan Goñi, tiene a su vez una comisión que no se ha revelado, pero que se estima no inferior a la mitad de lo que recibirá el Estado chileno. La cuantía de esta operación permite a cualquier persona, o grupo de personas, por ambiciosas que sean, retirarse a vivir cómodamente de las rentas.

Aunque este nuevo negocio de personeros democristianos se fraguó en absoluto silencio, fue imposible para sus gestores impedir que algunos intrusos levantaran la tapa de la olla. Para el caso, fueron los numismáticos que en Chile están agrupados en dos instituciones de reconocida solvencia internacional.

Hace algún tiempo, mediante hábiles maniobras en el Congreso, se introdujo como artículo 17º de la ley número 16.724, una autorización al Presidente de la República para acuñar monedas de oro y plata. Así comenzó a caminar este nuevo "affaire" de la DC. El 20 de diciembre de 1967, el consejo del Banco Central autorizó a su comité ejecutivo para efectuar el contrato de acuñación con la firma Ital-Cambio. Por primera vez, Chile delegaba en una firma extranjera la acuñación de monedas chilenas de oro y plata, muy estimadas en el mercado internacional, autorizándola hasta para emplear sus propios cuños que podrá retirar una vez terminada la emisión.

El contrato con Ital-Cambio se firmó el 17 de enero de 1968. Por el Banco Central firmaron Jorge Cauas Lamas y Javier Ibáñez Barceló, y por Ital-Cambio lo hizo Mario Pizzoni. El contrato designó un arbitro: Carlos Massad, presidente del Banco, y en caso que éste renunciara se nombró a Hernán Elgueta Guerín, ex embajador en Venezuela y director del Banco Central.

Según ha trascendido, en el artículo 12º del contrato se establece que su validez está condicionada a la dictación del decreto-ley que autoriza la acuñación de monedas y señala su peso, valor y denominación. Se estableció que al publicarse ese decreto en el Diario Oficial, se entendería vigente el contrato.

Los gestores democristianos apresuraron el tranco y el 23 de enero de 1968, consiguieron la publicación del mencionado decreto en el Diario Oficial con las firmas del presidente Frei, del entonces Ministro de Hacienda, Sergio Molina, y de Andrés Zaldívar, que en la época era Subsecretario de Hacienda y que hoy es Ministro de esa cartera.

Sin embargo, los patrocinantes del negocio se equivocaron y el decreto fue publicado con algunos errores en las especificaciones. Esos errores contrariaban leyes relativas a la acuñación de oro. Por lo tanto, la operación quedó momentáneamente paralizada mientras se gestionaba la dictación de un nuevo decreto y su aprobación por la Contraloría General.

En ese punto fue cuando muchos ojos empezaron a fijarse en la operación comercial que se tramaba a costa del prestigio del país como emisor de monedas de oro y plata.

Empezaron a intervenir los numismáticos que por su especialidad y afición, y además por sus vinculaciones internacionales, conocen muy bien el problema. Hubo entrevistas con el Ministro de Hacienda, el presidente del Banco Central y hasta severas y muy claras advertencias al propio Juan Goñi, jinete del negocio, que el 8 de julio de 1968 recibió copia de un memorándum privado que los numismáticos dirigieron al Ministerio de Hacienda, al Banco Central y a la Casa de Moneda. Ese memorándum señalaba toda clase de objeciones al contrato que ya se había firmado con Ital-Cambio.

Hacía ver —en especial— las deplorables consecuencias que tendría para Chile consagrar una operación dudosa a todas luces.

En realidad, el Círculo de Amigos Numismáticos y la Junta Chilena de Numismática dirigieron a las autoridades tres memorándums reservados, el 10 de marzo, el 25 de abril y el 7 de mayo de 1968, "alertándolas" sobre las características bochornosas del negocio. El Banco Central se vio obligado a contestar uno de los memorándums, por supuesto defendiendo la operación que estaba patrocinando el ex director del diario de gobierno.

Entre tanto, el presidente de la Junta Chilena de Numismática, Alamiro de Avila Martel, se había puesto en contacto directo con el Presidente Frei, entregándole un documento que probaba la sospechosa magnitud del tráfico de monedas de oro y plata que se gestaba en el Banco Central.

La situación llegó a un nivel en que hizo necesaria una reunión aclaratoria. El 8 de julio del año pasado, se efectuó esa reunión en el despacho del Ministro de Hacienda con asistencia de funcionarios del Banco Central y de la Casa de Moneda, dirigentes de los numismáticos y en presencia de Ramón Eyzaguirre —en representación personal del Presidente de la República— y de Juan Goñi, como agente de Ital-Cambio.

En esta oportunidad, Alamiro de Avila Martel impugnó la legalidad del DFL número 1 del 23 de enero de 1968, dictado por el Ministerio de Hacienda. Hizo ver que se violaban todas las normas vigentes en el país sobre acuñación de oro y plata para favorecer a una empresa extranjera.

Además, el presidente de la Junta Chilena de Numismática entregó al Ministro de Hacienda una copia del memorándum confidencial que estaba en poder del Presidente Frei. Asimismo planteó que los numismáticos, que hasta ese momento habían manejado el asunto con discreción como una deferencia al Jefe del Estado, se reservaban el derecho de hacer pública una situación lesiva para el prestigio nacional.

Las quemantes denuncias del presidente de los numismáticos, no lograron impresionar al Ministro ni a otros altos funcionarios democristianos que, en cambio, escucharon con toda atención los argumentos que en favor de la operación hizo Juan Goñi, agente de Ital-Cambio.

Los numismáticos, cuyos desvelos por proteger el prestigio nacional se han estrellado con la artillada ambición democristiana, han hecho ver que las acuñaciones de oro y plata se clasifican en los siguientes grupos principales:

—Países europeos, como Inglaterra, o latinoamericanos, como Chile y México, cuyas monedas de oro y plata (de curso legal y pleno poder liberatorio de obligaciones públicas y privadas), gozan de merecido prestigio.

—Monedas conmemorativas de hechos históricos como las que acuñan el Vaticano y Suiza, por ejemplo.

—Las vistosas monedas de oro que empresas extranjeras acuñan por cuenta de Estados como Haití, Congo, Burundi, etc., y que falsamente son presentadas como piezas de curso legal y pleno poder liberatorio, para venderlas en el mercado internacional, pero tales acuñaciones no pertenecen a una serie normal de monedas, y por lo tanto pierden toda calidad para los coleccionistas. Estas monedas de oro son consideradas espúreas y por lo tanto repudiadas por los numismáticos.

Las monedas que Ital-Cambio acuñaría en Chile corresponderían claramente a este tercer grupo, destrozando el prestigio mundial de las monedas chilenas.

Respecto a las sesenta y siete toneladas de plata que Ital-Cambio está autorizada a internar para acuñar en Chile, es aún más clara la violación de las leyes monetarias de nuestro país.

Los numismáticos piensan, en cambio, que sería hasta digno de aplauso que el Estado chileno, como Francia hace poco tiempo, emitiera monedas de plata de curso legal. Pero, lógicamente, por cuenta del Estado chileno y no de la empresa italiana representada por el ex director de "La Nación".

La moneda de plata acuñada recientemente en Francia corresponde a una emisión normal dentro del sistema monetario legal francés. Pero la acuñación autorizada por los personeros democristianos en Chile a una firma extranjera, vulnera abiertamente el sistema monetario vigente en el país. La diferencia entre uno y otro caso es evidente. En lo que se refiere a nuestro país, desgraciadamente, se trata de entregar a una firma italiana bien respaldada por sus nexos con el régimen actual, el comercio internacional de nuestras monedas de oro y plata. Hace recordar en alguna medida la "chilenización" del cobre, hoy más norteamericano que antes.

Según los numismáticos, asimismo no tendría nada de particular que se acuñaran medallas de oro y plata conmemorativas de hechos históricos, como suelen hacer el Vaticano, Francia, España y Venezuela a través de empresas privadas. Según esa opinión, se trata de negocios legítimos de esos Estados. Pero cosa distinta es que el Estado chileno aparezca asociado con una empresa italiana para acuñar monedas de oro y plata de curso legal.

Los numismáticos se preguntan (sin que les respondan) si algún Estado serio como Gran Bretaña o Francia estaría dispuesto a entregar su moneda para ser comerciada por empresas extranjeras con el sólo fin de ganar una comisión.

Sobre el muro de los intereses levantado por personeros del régimen, resbalan las denuncias y críticas.

Seguiremos informando.

PF


Trabajadores

LA VENGANZA DE LOS NAZIS

PENAS de 20 y 15 años de presidio ha solicitado la firma Wagner, Stein y Cía. (fábrica de aparatos electrónicos SABA) contra los obreros que mantiene, desde hace siete meses, presos en el Anexo de la Cárcel Pública. El abogado defensor, Guillermo Cienfuegos, contestó la semana pasada la acusación y se entra ahora en el período de presentación de pruebas.

PF se ha referido en varias oportunidades a la situación de los 19 obreros detenidos (seis fueron excarcelados), a los que se acusa falsamente de incendio y usurpación de la industria. Hemos llamado —y hoy lo repetimos— a la más activa solidaridad con los trabajadores presos. Contra ellos se han confabulado el gobierno democristiano, un magistrado de la Corte de Apelaciones y los industriales agrupados en la Sociedad de Fomento Fabril.

En ese grupo de obreros, encabezados por su directiva sindical, se quiere hacer un escarmiento para desalentar las luchas de trabajadores que intentan escapar a los frenos del reformismo.

Los obreros de SABA habían ocupado la fábrica para provocar un arreglo del pliego de peticiones legal presentado a la empresa. El Grupo Móvil de Carabineros, enviado por el Ministerio del Interior a desalojarlos, arrojó bombas lacrimógenas al interior de la fábrica que, al estallar, provocaron un incendio.

GANANCIA DE LA EMPRESA

Todo en este asunto es oscuro y repugnante. Desde luego, la firma Wagner, Stein y Cía. cobró seguros por 11.770 millones de pesos, aunque dentro de la fábrica sólo había materiales por un monto de $ 7.117.105,16.

Las compañías de seguros comprometidas eran Germania y Araucanía, cuyos accionistas mayoritarios son, precisamente, Wagner, Stein y Cía.

Además la empresa obtuvo generosos préstamos que la salvaron del resultado de una mala administración. El incendio resultó para Wagner, Stein y Cía. un espléndido negocio, o sea, la firma es el principal sospechoso.

El ministro sumariante del proceso, Guillermo Novoa Justrow, ha cometido toda clase de atropellos contra los obreros detenidos.

Incluso, contraviniendo disposiciones legales, "prestó" a Investigaciones por 48 horas a uno de los detenidos, Héctor Riquelme.

En los calabozos de Investigaciones el obrero Riquelme fue flagelado y torturado en presencia de un abogado de Wagner, Stein y Cía., de apellido Hermosilla, y obligado a firmar una declaración que éste le dictó. En la tortura participó un detective de apellido León.

Como es lógico, la "confesión" fue redactada para inculpar del incendio de la fábrica a los demás obreros detenidos.

Esta es una de las piezas fundamentales de la acusación.

El descaro de Wagner, Stein y Cía. llegó al extremo de presionar a los trabajadores presos para que aceptaran un abogado "defensor" designado por la empresa.

La calidad moral de los testigos de la acusación queda revelada en un solo hecho. John Trevor, que acusaba del incendio a los detenidos, acaba de ser despedido de la industria por robos.

EL MINISTRO NOVOA

En cuanto al magistrado sumariante —que anteriormente se desempeñó como ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso—, sus abusos no extrañan a quienes conocen su pasado.

En efecto, Guillermo Novoa Justrow perteneció en la década del 30 al Movimiento Nacional Socialista.

Fue uno de los nazis criollos y todavía se le recuerda como uno de los elementos nacionalsocialistas más belicosos contra el movimiento obrero.

En el caso de los obreros de SABA, el ministro Novoa Justrow no ha tratado de investigar ni hacer justicia, sino simplemente de atemorizar y castigar a los obreros que el gobierno y la industria sindican como responsables.

Este proceso es la mayor y más inicua arbitrariedad judicial de los últimos años, solamente explicable desde el punto de vista de una venganza política. El status contra la clase obrera.

RED DE EX NAZIS

No es para sorprenderse la animosidad del magistrado sumariante. Los ex nazis chilenos han alcanzado posiciones prominentes en la vida pública de Chile, en especial al amparo de los gobiernos de Ibáñez, Alessandri y Frei.

Están repartidos en bandos aparentemente enemigos.

Entre los ex militantes del Nacional Socialismo se cuentan democristianos como el senador José Foncea Aedo y los diputados Manuel Valdés Solar, Luis Martin Mardones, Emilio de la Jara Parada, Enrique Zorrilla Concha, el embajador Javier Lira Merino, el dirigente Patricio Recabarren Valenzuela, etc. Alessandristas como el ex Ministro de Hacienda, Roberto Vergara Herrera, o el ex Ministro de Economía de Ibáñez, Luis Correa Prieto, el latifundista Carlos Montero Schmidt, el diputado Gustavo Monckeberg Barros, el ex diputado Evaldo Klein, el candidato a senador Luis Undurraga, el director de "El Mercurio" Rene Silva Espejo, el vicepresidente del Instituto de Seguros del Estado, Eduardo Ross Necochea, el ex diputado radical Renato Gaona, etc.

Entre los financistas del Nacional Socialismo aparecían banqueros como Manuel Vinagre o empresarios como Sergio Torretti, que, con fondos de la Iglesia Católica, controla hoy el trust publicitario de Zig-Zag.

Los ex nazis forman una trenza que actúa en la política, el periodismo, los tribunales y el mundo de los negocios.

Cuando llega el momento —como en el caso de los obreros de SABA— actúan al unísono para aplastar al que consideran su principal enemigo: la clase obrera.

Así, solamente así, se explica la confabulación de empresarios políticos, publicistas y magistrados que redoblando tambores de venganza clasista llevan a la condena a los obreros de SABA.

Se necesita una voluntad colectiva, generosa y enérgica que salve a ese grupo de trabajadores de la trampa en que se encuentran metidos.

Algunas organizaciones de trabajadores, como la Confederación del Cobre, han asumido una actitud de solidaridad activa con los obreros de SABA. Pero ellos necesitan mucho más. Defensa pública y también asistencia económica para sus familiares que han quedado abandonados. Y ni siquiera eso es suficiente. También se requiere solidaridad activa de la clase obrera para dar a este proceso arbitrario e inicuo la dimensión que se merece. Todo el país debe enterarse que los trabajadores no dejarán solitario a este grupo en el cual una sórdida venganza quiere hacer escarmiento.

PF invita a sus lectores y amigos a incorporarse a esa campaña de solidaridad.

MACAUREL


Notas:

1. Caractéres géneraux du Féodalisme. Cahiers du CERN. Nº 59, 1968, p. 3.

2. La definición de PARAIN coincide con la nuestra en PP Nº 72.

3. En El Capital, Libro I, p. 46 (Nota), Marx nos dice que si lo económico domina en el capitalismo, no se puede negar que en la Edad Media dominaba el catolicismo (es decir, una estructura ideológica) y en Atenas y en Roma la política. Pero añade, "son las condiciones económicas de entonces las que explican... por qué en un caso el catolicismo y en el otro la política jugaban el papel principal (o dominante)".

4. Marx. El Capital, Libro III. p. 733. Lo subrayado es nuestro.

5. Parain. L'évolution du systéme féodal europeen. Cahiers du CERN. Nº 59, p. 9.

6. El Capital, Libro III, p. 733.

7. Ver: El economismo: una desviación. PP Nº 49.

8. Parain. Ob. cit. p. 10.


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02