¡Qué país!

Ediciones Punto Final. Nº 27
Santiago de Chile, Abril de 1967.

¡Qué país!

HAY quienes sostienen que Chile es una "isla democrática" en el continente, por eso aquí no podría operarse una revolución social drástica. Tenemos que conformarnos con una "revolución en libertad", ir por etapas, abordar uno por uno los escalones que conducen a la justicia y al cese de la explotación. Las clases poseedoras han logrado meter en la cabeza de miles de chilenos que "somos los ingleses de América Latina", incluso sectores progresistas comparten íntimamente esa creencia. Muchos dirigentes políticos de vanguardia suelen, en privado, mirar por encima del hombro a sus compañeros de regiones más cálidas del continente. La "tropicalización" de determinados movimientos políticos es el descalificativo que en ocasiones se hace extensivo a quienes, en nuestro país, se animan a plantear urgencias revolucionarias.

Sin embargo, ¿puede sostenerse que Chile es una "isla democrática" por el solo hecho que aquí no ocurran trastornos graves? Para saber si vivimos realmente en una democracia (donde todos tienen iguales derechos y deberes, y donde no existen abismos económicos que obliguen a la lucha revolucionaria), basta leer la prensa. Es lo que ha hecho un parlamentario, el diputado Eduardo Osorio, del Partido Socialista, encontrando algunos hallazgos elocuentes.

"La Nación" del 24 de enero de 1967, publicó: "De 100 y 150 mil niños menores de un año es el promedio de enfermos que arrojan las estadísticas del Servicio Nacional de Salud, en el año 1966. El año recién pasado fallecieron 29.598 menores de un año; entre 12 y 15 mil de esos menores murieron debido a las "diarreas infantiles" y sus secuelas (deshidratación y otros males). Según declaraciones de autoridades del SNS, el 50% de ellos podrían haberse salvado con un tratamiento adecuado y oportuno".

"El Mercurio" del 18 de febrero de 1967, publicó una nota sobre el hotel para perros ubicado en Alonso de Ercilla 7539, La Florida: "Los canes residentes del pintoresco hotel, que deben registrar su entrada y salida del establecimiento, aprovechan estas vacaciones, así como lo hacen sus amos en distintos puntos alejados de la ciudad." Y agrega: "El hotel tiene sus reglas, aunque se les acepta todo a sus residentes. Estos pueden correr, jugar y ladrar a su gusto... En horarios de comida, la casa hace respetar rigurosamente las reglas. A las siete de la mañana se les da un plato de carne de vaca con fideos. Lo mismo al mediodía y cuando refresca en la tarde. Leche con vitaminas y otro alimento, a las 7.30 de la tarde. Y se acuestan en dormitorios separados, en camas blandas. No todos respetan la "carta" de comidas. Algunos, de acuerdo a costumbres caseras, comen extras, como carne frita o cruda. Y los que son enviados allí para engordar en las vacaciones, reciben sobrealimentación."

"La Tercera" del 8 de marzo de 1967, publicó una nota sobre la pensión para perros Miguel Claro, donde los canes disponen de camas aparte, maternidad, quirófano, cámaras nupciales para la época de celo, etcétera.

Si se piensa en miles de familias que sólo disponen de una o dos camas, en los niños que enferman y mueren de hambre, en las mujeres que van a parir en las comisarías o que lo hacen en los caminos y hasta en las calles de las ciudades, en las "dietas" que conducen a la miseria fisiológica de la población, en el cuarto de millón de alcohólicos, en los jóvenes sin liceos ni universidades, etcétera, se llega a entender que vivimos una farsa sangrienta. No hay tal "isla democrática", no hay tales "ingleses de América Latina", no hay tal "revolución en libertad". Pero si hay contrastes criminales como el de 30.000 niños que mueren todos los años por culpa de la miseria, mientras los perros de una clase acomodada disponen de una vida realmente humana. Ni los verdaderos ingleses soportarían tanto si padecieran nuestros males.


Punta del Este

Arosemena le robó el show a Lyndon

PUNTA DEL ESTE.—(Por Augusto Olivares, enviado especial).—Un periodista de la UPI resumió la Conferencia de Punta del Este con la siguiente frase: "Este es el show de Lyndon Johnson, en el cual actuó como artista no invitado el Presidente de Ecuador." La importante revista "Marcha" de Uruguay, coincidió con parte del comentario irónico del periodista norteamericano y su última edición la presentó con un titular de primera página en el cual se leía: "El show de Punta del Este."

La mayoría de los mandatarios que se reunieron en Punta del Este llegaron con la intención de actuar como artistas invitados en el show de Johnson, pero no lo consiguieron. Un "outsider" que no se había propuesto ese objetivo por representar a un país al cual los gobernantes de los "países grandes" no le dan importancia, los superó y logró convertirse en la atracción para los periodistas. Ese fue Otto Arosemena Gómez, Presidente de Ecuador.

La consagración de Arosemena como estrella de la reunión fue preparada con un golpe de efecto de su Canciller, Julio Prado Vallejos, antes que se iniciara la reunión de mandatarios.

Sin previo anuncio el Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador criticó en las deliberaciones de la 11ª Conferencia de Consulta de Cancilleres, que también se desarrolló en Punta del Este, a la agenda de la reunión de presidentes.

Julio Prado dijo que la estimaba incompleta, porque no tendía a considerar las aspiraciones auténticas de los pueblos latinoamericanos. El Canciller ecuatoriano puntualizó: "pretendemos que se adopten medidas reales y de aplicación inmediata."

Especificó que en la agenda no se incluyeron las siguientes aspiraciones de los pueblos latinoamericanos: a) tratamiento preferencial por parte de Estados Unidos a los productos originarios del continente latinoamericano; b) aumento de los aportes norteamericanos a la Alianza para el Progreso; c) eliminación de los "préstamos atados" que son entregados a los países latinoamericanos por Estados Unidos bajo la condición que se usen en el mercado norteamericano; d) compromiso de Estados Unidos de garantizar precios justos para las exportaciones latinoamericanas."

La crítica ecuatoriana fue recibida con desagrado por sus colegas, especialmente por el Secretario de Estado, Dean Rusk. Algunos cancilleres llegaron a hablar de la "deslealtad de prado", porque según ellos criticaba un documento preparado colectivamente.

La expectación en torno a la actitud de los ecuatorianos aumentó cuando se dijo que el presidente de esa nación no viajaría a Punta del Este si previamente no se garantizaba su derecho a disentir de la agenda.

Finalmente, Arosemena apareció en Punta del Este. Horas después de su llegada confirmó la línea de su Canciller con un discurso crítico de tono más subido que, a su vez, acrecentó la irritación de los Presidentes y cancilleres, indiscutiblemente que el más molesto era Johnson.

Arosemena proclamó que no firmaría el documento final de la reunión si no era reparado con los puntos propuestos por su delegación. En una sesión secreta de los Presidentes, Arosemena tuvo un violento altercado con el Presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz que no aceptó que su colega ecuatoriano "se atribuya un grado de exclusiva responsabilidad". Díaz dijo que él y los demás presidentes eran "tan responsables como el doctor Arosemena". La inusitada violencia del diálogo obligó al Presidente de Uruguay a suspender la reunión privada.

En la mañana del viernes 14 de abril, "Día de las Américas", fecha buscada por Johnson para aumentar, lo espectacular de su show, había enorme expectación en el Salón de las Américas del hotel San Rafael. Ese día se clausuraba la reunión y hasta antes de iniciarse la reunión final los periodistas no lograban desentrañar la decisión de Arosemena.

Llegó el instante de la firma del documento y Arosemena pidió la palabra. Pronunció un breve discurso, contradictorio pero contundente porque encerraba su anuncio de no suscribir la declaración final.

Otto Arosemena Gómez tiene 42 años, es abogado y un hombre ligado a los grandes negocios de su país. Fue diputado y senador, y es primo de Carlos Julio Arosemena, quien fuera derrocado de la Presidencia de Ecuador por decisión del Departamento de Estado, por mantener una política ajena a los dictados de la Casa Blanca.

Los analistas estudiaron la posición de Arosemena y la mayoría estuvo de acuerdo en señalar que correspondía a cuestiones de política interna de su país, con lo cual nada importante agregaron porque toda la Conferencia de Punta del Este estuvo ligada a problemas internos de las naciones de cada uno de los mandatarios reunidos.

La conferencia misma fue una consecuencia directa de los problemas internos de los Estados Unidos. Lyndon Johnson no preparó una reunión para los latinoamericanos, como lo señaló el senador socialista Salvador Allende, en la charla que ofreció en la Universidad de Montevideo el 13 de abril, para debatir los problemas de los latinoamericanos, sino para obtener una tribuna que le permitiera montar un show para la opinión pública de Estados Unidos.

Johnson aspira a la reelección en 1968, y está consciente que su política belicista en Vietnam le creará problemas de todo orden. Además, esa guerra le ha crearlo una imagen intolerable en países de Europa y Asia.

Otto Arosemena es Presidente accidental de Ecuador, elegido por una Asamblea Constituyente que también preparó una elección presidencial que se realizará en 1968. Arosemena aspira a conservar "democráticamente" el poder. Está consciente que en su país ha aumentado el "antiyanquismo" y que, además, la caída de los precios de los productos que exporta ahonda la crisis económica ecuatoriana.

Johnson acusó el golpe, pero asesorado por sus consejeros buscó de inmediato una fórmula para evitar el abultamiento del bochorno. El día en que terminó la reunión, en la misma jornada en la cual se conoció la decisión definitiva de Arosemena, Johnson se despidió de todos sus colegas. En medio de la expectación de los escasos periodistas que habían conseguido entrar en el Salón de las Américas, el Mandatario norteamericano avanzó hasta el lugar donde estaba Arosemena y le estrechó la mano. Luego un vocero de la Casa Blanca se encargó de divulgar el diálogo entre ambos Presidentes. Johnson le expresó a su colega de Ecuador que consideraba que estaba frente a "un cowboy texano". "Usted se ha portado como un cowboy, y eso me gusta. Ha dicho que no suscribirá el documento y ha respetado su palabra". Johnson en otro golpe espectacular sacó un encendedor de oro, grabado con su firma, de los muchos similares que llevó a Punta del Este, y se lo pasó a Arosemena. "Lleve esto como mi recuerdo".

El día que el Pentágono lo derribe, Arosemena al encender un cigarrillo recordará a su amigo texano.


Frei, esperanza de Johnson

PUNTA DEL ESTE.—.(Por Augusto Olivares, enviado especial)..—El Presidente Frei sonrió con auténtica satisfacción cuando el Presidente de Estados Unidos, Lyndon Johnson, le situó a su lado en el instante de posar para la "más importante fotografía" de la reunión de los Jefes de Estado del continente americano. Más adelante, entre los miembros de la delegación chilena, Frei relató con deleite el gesto de Johnson, quien le tomó deferentemente del brazo para ubicarlo a su lado en la foto que tanto ansiaba tomarse.

Días después el Presidente Frei contó a un grupo de periodistas chilenos que Johnson le había preguntado si en su comitiva viajaba alguno de sus hijos, porque a su juicio, de ser así, éste tendría una satisfacción al recordar las palabras de su padre en la reunión. Johnson habría dicho: "Su discurso es de aquellos que deben ser escuchados por los hijos."

Si Johnson no fuese texano y poco sutil, podría pensarse que en lugar de un elogio había lanzado un chiste de mal gusto al Presidente Frei, bajo la idea que su discurso era bueno sólo para ser pronunciado "en familia".

Johnson es un personaje burdo, y no usa un lenguaje sofisticado. Por eso sus elogios al Presidente Frei hay que tomarlos como son.

Indiscutiblemente, el Mandatario democristiano apareció a los ojos de sus colegas y de los escasos periodistas que pudieron seguir los detalles de las reuniones oficiales de la Conferencia como el "niño mimado" de Johnson. Lo que queda por determinar es si esa condición es favorable para la imagen de Frei ante sus compatriotas. Puede que el de Johnson sea uno de esos "amores que matan".

Voceros de la delegación chilena, que contó con un nutrido equipo de publicidad encabezado por el barbudo asesor de propaganda, Germán Becker, se encargaron de deslizar un comentario que Johnson hizo sobre el Presidente democristiano: "Es la gran esperanza". Indiscutiblemente, Johnson lo situó como esperanza para su política.

Llevado por consejos de sus asesores, Frei recorrió a pie un tramo de la avenida Gorlero, la principal de Punta del Este, el día de su llegada a ese balneario. Logró buen impacto que luego imitaron otros mandatarios. Pero el dictador del Paraguay, Stroessner, y el Presidente Belaúnde, del Perú, le superaron con sus visitas al "galpón" donde trabajaron los 2.200 periodistas que cubrieron la reunión presidencial.

Frei puede señalar que él fue uno de los más fotografiados por los periodistas latinoamericanos, lo que indica que pese a su derrota electoral aún conserva la imagen del polo opuesto a la Revolución de Cuba. No obstante, la sombra de su tropiezo electoral del 2 de abril estuvo sobre su cabeza. Muchas veces los periodistas no chilenos preguntaron a estos últimos sobre el verdadero significado del descenso del freísmo en Chile.

Todo indica que ese fenómeno no altera la imagen que Johnson y los círculos privados norteamericanos tienen de la administración democristiana. Frei fue mimado por los norteamericanos y eso lo lleva a señalar que "Radomiro tiene la razón cuando dice que en la Casa Blanca hay verdadero interés por la experiencia que en Chile realiza la Democracia Cristiana".

La estimación de Johnson, pese a todo, no consigue doblegar la "avaricia" norteamericana. El anuncio del canciller Gabriel Valdés (luchar por incluir en la agenda la eliminación de los "créditos atados") fue desoído por el Departamento de Estado en primera instancia, pero ante la insistencia, Dean Rusk categóricamente desmintió que la Casa Blanca estuviese dispuesta a aceptar la proposición.

Los "créditos atados" son los que otorga EE.UU. a los países latinoamericanos a condición que los inviertan en el mercado yanqui. El Gobierno de Frei con timidez propuso que los "créditos" fueran desatados, pudiendo usarse en cualquier país latinoamericano, lo cual no deja de ser engañosa ilusión, porque hay gran cantidad de productos vitales, especialmente aquellos que demandan alto nivel tecnológico que no se fabrican en ninguna nación de América Latina.


ACTUALIDAD NACIONAL

GREMIOS
Socialistas en el cobre

LA CONFEDERACIÓN de Trabajadores del Cobre, que fue virtualmente descabezada por el Gobierno democristiano a raíz de la huelga del año pasado, celebró un congreso extraordinario para elegir diez nuevos consejeros. Resultaron elegidos 6 socialistas y 4 comunistas. Los democristianos y radicales no lograron reunir votos suficientes para elegir dirigentes. La DC conservará, sin embargo, dos cargos en la dirección de la CTC, pues el Gobierno tuvo buen cuidado de no iniciar acciones legales contra el secretario de conflictos Bernardino Castillo, y el consejero Walter Alfaro. Ambos se pusieron de parte del Gobierno y en contra de sus compañeros durante la huelga. Otro dirigente no procesado fue el diputado socialista y obrero de Sewell. Héctor Olivares, quien se salvó por su fuero parlamentario. De este modo, hasta noviembre de este año, los socialistas seguirán controlando la CTC con siete votos.

Este resultado se logró después de prolongadas negociaciones entre comunistas y socialistas. Los primeros apoyaron a democristianos y radicales en sus demandas para que el congreso se pusiera de acuerdo sobre una lista "unitaria". Los socialistas se opusieron al predicamento y abogaron por que la elección, realizada en términos democráticos, determinara quiénes debieran ser elegidos. Los socialistas sabían que controlaban 7.511 votos, que sumados a los 4.848 que controlaban los comunistas, permitía holgadamente al FRAP sacar 6 consejeros socialistas y 4 comunistas.

Los democristianos y radicales amenazaron retirarse del congreso, conscientes de que en una votación democrática no tenían opción. Los radicales tenían 2.215 votos y los democristianos, 2.166.

El promedio de votos de cada candidato de la lista FRAP fue superior a 11.100 votos. En cambio, sólo dos radicales superaron la marca de 5.400. La votación más alta democristiana fue de 3.553 votos.


CULTURA
Clases de la CIA

EL INSTITUTO Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre (IADSL), entidad que según las revelaciones de "The New York Times", recibe financiamiento de la CIA, sigue actuando en Chile con toda clase de garantías, posee un buen local en Compañía 1516, a corta distancia de la CUT. Un funcionario especializado, Juan Lubiano Ibarra, se desempeña como "Director de Educación" y ofrece cursos gratuitos de toda laya para dirigentes sindicales, El último —que se inicia el 2 de mayo— es de instrucción primaria y secundaria, y a cargo de las matrículas están Erika Geppert y Rosa Valdebenito, ambas funcionarías del IADSL.

Lo curioso es que estos cursos que impartirá el organismo norteamericano encargado de captar dirigentes sindicales chilenos, cuentan con el permiso y supervigilancia del Departamento de Educación de Adultos del Ministerio de Educación, que selecciona los profesores. El Ministerio se ve envuelto así directamente en los planes de la CIA para Chile.


Más líos en la Biblioteca

EL CAMBIO de Guillermo Feliú Cruz por Roque Esteban Scarpa en la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, no ha llevado paz a ese organismo.

El nuevo director, que está identificado con el organismo católico Opus Dei y que es conocido como admirador del régimen franquista, entró en pugna con el secretario abogado de la Biblioteca Nacional, Luis Grez. Si Feliú Cruz se caracterizaba por perseguir al poeta Juvencio Valle, funcionario de la Biblioteca, Scarpa se está ganando sus galones con el abogado Grez. En el más puro estilo del Opus Dei —que trabaja mediante subterráneos y callados métodos—, Scarpa colocó secretarias a vigilar a Grez.

La pelea entre el director de la Biblioteca y Grez estallará públicamente en los próximos días. El personal está de parte de Grez.


POLÍTICA
Cambio de Gabinete

PRONÓSTICOS confidenciales señalan como inminente la salida de dos Ministros del Gabinete: William Thayer Arteaga, del Trabajo, y Domingo Santa María Santa Cruz, de Economía. Los informantes señalan que serán sacrificados por el Presidente Frei para calmar el creciente malestar en el PDC contra la política que vienen desarrollando ambos Secretarios de Estado.

Santa María debe viajar a la URSS y a su regreso se produciría el desembarco. Sin embargo, como ambos son amigos personales de Frei y, al fin y al cabo, se han limitado a aplicar fielmente la política que él les señala, se afirma que serán colocados en otros cargos.

FINANZAS
Viento en popa

EL PRESIDENTE FREI en Punta del Este trató de impresionar a sus colegas y a periodistas extranjeros con una presunta "revolución en libertad". Al respecto, aseguró que medidas tornadas por su Gobierno han herido a sectores plutocráticos, iniciando una justa redistribución del ingreso nacional. Pero el simple examen de los balances que publican las empresas desmiente categóricamente al Primer Mandatario.

—Fábrica de Enlozados Soc. Anón. (FENSA): cerró su balance al 30 de junio de 1966, con Eº 7.275.554,96 de utilidad. En el ejercicio anterior había logrado Eº 2.987.354,61.

—Manufacturera de Metales S. A. (MADEMSA): según balance al 31 de diciembre de 1966, declara utilidades por Eº 11.491.031,75 contra 4.461.618 escudos 16 centésimos en el ejercicio anterior.

—Compañía Minera Cerro Negro S. A.: en balance al 30 de junio de 1966 confiesa utilidades por Eº 3.525.114,79 contra Eº 1.972.937,23 del anterior.

—Compañía industrias Chilenas CIC S. A.: en balance al 30 de septiembre de 1966 declara una utilidad de 4.551.400 escudos 73 centésimos contra Eº 2.732.154,76 en el anterior balance.

—Ganadera Tierra del Fuego S. A.: según balance al 30 de junio de 1966, dice que su utilidad fue de Eº 7.237.479,21 contra Eº 5.201.422,67 en el lapso anterior.

—Compañía Sudamericana de Vapores: en balance al 30 de junio de 1966 confiesa una utilidad en el ejercicio de Eº 11.634.927,08, que en el ejercicio anterior fue de 7.235.225 escudos 16 centésimos.

—Cía. industrial y Comercial del pacífico Sur S. A.: al 31 de diciembre de 1966 declaró Eº 3.962.090,24. El balance anterior fue de 1.464.032 escudos 48 centésimos.

—Consorcio Nieto Hnos. S. A. C. I.: en balance al 31 de octubre de 1966 confiesa utilidades por Eº 938.071,98 contra Eº 291.592,32 del anterior.

—Compañía de Teléfonos de Chile: en balance al 31 de diciembre de 1966 (en cifras que representan pesos oro chileno de 0,183057 gramos de oro fino) declaró una utilidad de 49.145.150,27. El ejercicio anterior fue de 44 millones 497 mil 292,51.

En círculos financieros se comentan los casos, ahora abundantes, de empresas que han declarado utilidades que doblan y triplican su capital. Esto indica que los negocios han experimentado notorio auge durante el Gobierno democristiano. Las cifras de sueldos y salarios, en cambio, señalan una constante declinación.


PERIODISMO
Fallo salomónico

EL 25 de noviembre de 1966, el diario "La Nación" publicó un párrafo injurioso titulado "¿Quién financia "Punto Final"?" Nuestro director acudió ese mismo día al Colegio Nacional de Periodistas pidiendo se investigara la aviesa e insolente información.

El Colegio Nacional ordenó al Consejo Regional Santiago que instruyera rápidamente un sumario, acogiendo la denuncia de PUNTO FINAL. Se designó fiscal y actuario a los periodistas Enrique Martini y Alfredo Olivares, respectivamente. Ellos tomaron declaración al director de nuestra revista y al director de "La Nación", Juan Goñi Swiderski, y procedieron a examinar los antecedentes. Finalmente, el 23 de marzo de 1967 el Consejo Regional Santiago del Colegio de Periodistas se reunió para considerar el informe del fiscal y acordó imponer una amonestación a Juan Goñi, de acuerdo al art. 28 de la ley 12.045 por haber transgredido el art. 123 del Reglamento de la ley 12.045 y los números 3, 5 y 11 de la Carta de Principios de Etica Periodística.

Para que el fallo fuera salomónico, el Consejo acordó señalar al director de PUNTO FINAL que "al acogerse a la protección de la Orden debió cesar la polémica pública mientras se desarrollaba el sumario y que al referirse a las personas que desempeñan cargos periodísticos, debe otorgarles el trato que nuestros principios acuerdan". El fallo fue comunicado por carta certificada del 29 de marzo de 1967, que firma Blanca Tejos, secretaria general del Consejo. Pero la carta certificada no llegó a PUNTO FINAL. Entretanto, en los cuatro meses que duró el asunto, el amonestado Juan Goñi fue reemplazado como director de "La Nación" por el experto en promoción Popular, Claudio Orrego V. El amonestado regresó a sus actividades habituales de importador de vehículos y dirigente del fútbol.

Defensa

LA SEÑORA Isabel E. de Edwards, cuyo hijo es el jefe del clan financiero al que pertenece la Empresa "El Mercurio", se acogió a la hospitalidad de... ¡"El Diario Ilustrado"! para defender a la familia (14 de abril).

"Yo he leído y oído —escribe— atacar a mi suegro, a mi marido y ahora a mi hijo, estando cierta que los tres han sido capaces y trabajadores, que han afrontado sus respectivas responsabilidades con valor y tesón. Si por esa razón se les tilda de "clan", como chilena estoy encantada, pues para marcar sendas de prosperidad se necesitan miles de "clanes", o sea, grupos que aporten trabajo y bienestar dondequiera que actúen. Atacando a estos grupos generadores de empresas, se ataca a Chile."

La frase más concluyente de la señora Isabel Eastman de Edwards, es la que dice: "Sólo se escapa de pelambres el que nunca ha ganado un peso." Menos mal —cabría añadir— que las tres cuartas partes de los chilenos no corren peligro con el pelambre.

Lo curioso es que la señora Eastman de Edwards, cuya familia es propietaria de "El Mercurio" y de otros siete diarios que reúnen un tiraje de 250.000 ejemplares, publicó su defensa en "El Diario Ilustrado" que sólo vende 7.000 ejemplares. Fue una defensa franciscana.


Contubernio

Nuevo monopolio para Edwards

HACE un año, aproximadamente, los industriales avícolas observaron sorprendidos el súbito interés de una firma extranjera por comprar Ovolin, empresa chilena, especializada en la producción de aves y huevos, que estaba prácticamente quebrada. La firma interesada era Alimentos Purina de Chile S. A. en formación, que hasta ese momento era desconocida en los registros comerciales y financieros del país, pero que hoy protagoniza uno de los negociados más escandalosos ocurridos durante la actual Administración.

La firma Alimentos Purina de Chile está formada en un 20% por capitales de Agustín Edwards Eastman, uno de los más poderosos financistas chilenos. El resto pertenece a la Ralston Purina de panamá, subsidiaria de la Ralston Purina de los Estados Unidos, compañía bajo control del grupo Rockefeller.

Edwards y Rockefeller ya eran socios en otro negocio de carácter internacional, que también funciona en Chile: el Pondo Crecinco (IBEC). Esta organización es presidida en Chile por Agustín Edwards y forma parte de un consorcio internacional de inversiones, bajo el control final de Rockefeller. (El Fondo, por lo demás, ha resultado un fracaso en nuestro país.)

Agustín Edwards comenzó a acariciar el proyecto de introducir en Chile a la Ralston Purina, para lo cual ideó la formación de una sociedad mixta. El camino, sin embargo, era bastante complejo, porque en el país existe una competencia difícil de vencer debido a la existencia de poderosas empresas productoras de alimentos, que cuentan con inversiones considerables.

El panorama se aclaró mucho para Edwards y también para la Ralston Purina gracias a la amistad del primero con el Presidente Frei. Edwards planeó una hábil martingala para destruir la competencia criolla e instalar un gran imperio alimenticio sin desembolsar prácticamente dinero. El plan es tan audaz, que incluso cuando comience a funcionar en gran escala, operará con fondos que aportará la Corporación de Fomento, organismo que nuevamente hará el "negocio del tonto" como en otras oportunidades.

Para iniciar sus actividades, Edwards y la Ralston Purina comenzaron a buscar una firma avícola que estuviese al borde de la ruina, para adquirirla a bajo precio. Así descubrieron a Ovolin. Esta compañía, de acuerdo a un estudio realizado por CORFO, estaba en situación financiera desastrosa. El año 1966, por ejemplo, Ovolin figuraba con cuatro millones de escudos de capital y sus deudas superaban los cinco millones.

Edwards y la Ralston Purina no se interesaron mucho en ese informe demoledor y firmaron un contrato de compra de la firma Ovolin, por la que los afortunados socios pagarían 800.000 dólares (más de cuatro millones de escudos por una firma en quiebra), siempre que la CORFO y el Gobierno aceptaran un plan destinado a otorgar franquicias para la instalación en Chile de una subsidiaria de la Ralston Purina.

Diversos expertos de CORFO han expresado su asombro por el alto precio que dice haber pagado la Ralston Purina por la firma Ovolin, pero esa operación financiera ha quedado en la más completa oscuridad.

El 6 de julio de 1966, el ciudadano norteamericano Robert Morrow, en representación de la Ralston Purina de Panamá, comenzó a gestionar ante la CORFO la autorización para que su empresa se instalara en Chile asociada con Agustín Edwards. El plan presentado contenía esta serie de puntos que provocaron estupor entre los técnicos de la CORFO:

—La Ralston Purina pedía autorización para instalarse en Chile asociada con Agustín Edwards con el objeto de comenzar a producir alimentos concentrados para animales y seres humanos; para iniciar la explotación avícola y ganadera, y para elaborar equipos destinados a la alimentación en general. La autorización pedida es muy amplia y deja posibilidades para que la nueva empresa pueda intervenir en cualquier proceso de producción alimenticia.

—La Ralston y su socio chileno ofrecieron una inversión inicial de 800.000 dólares (cifra bastante exigua para un plan de esa envergadura). Esos recursos fueron invertidos en adquirir las instalaciones de la firma Ovolin. El resto del capital de explotación surgirá de un crédito de un millón de dólares que otorgará a la CORFO la Ralston Purina de Estados Unidos. A su vez la CORFO prestará el equivalente de esos dólares a la Purina de Chile en moneda nacional. El mecanismo es muy sutil, porque la CORFO recibirá posteriormente el servicio de ese préstamo en moneda nacional y a su vez deberá servir el empréstito en moneda americana, de manera que cualquier alza del tipo de cambio será soportada por la CORFO. Además, la Purina de Chile podrá contar con otros aportes a través de préstamos, que podrán amortizarse con cargo a las utilidades. Es decir, la empresa podrá eludir el pago de los impuestos a la renta por muchos años, al menos hasta que sus deudas queden saldadas.

—Para completar el negocio, la Purina y su socio, Agustín Edwards, exigieron: l) liberación del pago de derechos de internación de las herramientas, bienes y equipos que necesite la firma para su trabajo; 2) congelación de todos los impuestos, de tal manera que no la afecten las posibles alzas en las tasas tributarias que se dicten en el futuro; 3) Purina podrá amortizar su activo en cinco años, o sea, un 20% anual, porcentaje privilegiado en comparación con el que afecta a firmas nacionales; 4) la empresa tendrá derecho a revalorizar de año en año su activo, sin pagar tributos, lo que también significa un privilegio irritante.

Lo peor del caso es que Purina obtendrá esas franquicias para iniciar una producción que en Chile se encuentra muy adelantada y que no necesita de monopolios extranjeros para desarrollarse más. Se trata, en este caso, de privilegios irritantes concedidos a una empresa donde figuran personajes estrechamente conectados a la Presidencia de la República.

El vicepresidente de la CORFO, Raúl Sáez, a pesar de su fuerte debilidad por el capital extranjero, en especial si es norteamericano, no quiso embarcarse así como así en la aventura, y pidió informes a todos los organismos técnicos del país. Los informes coincidieron: el plan de la Ralston Purina era negativo para Chile. Algunos ejemplos son decidores:

—El 26 de agosto de 1966, el Ministerio de Agricultura emitió un informe en el que señaló textualmente: "Los servicios técnicos de este Ministerio y la Comisión Nacional Avícola, han estudiado dichos antecedentes (el plan presentado por la Ralston Purina) y llegado a la conclusión de que no puede acogerse la solicitud en examen, en los términos en que viene concebida."

—Poco antes, el 8 de agosto, Ricardo Isla, entonces Director de Agricultura y Pesca, había emitido otro informe en el que señaló: "Existen actualmente en el país alrededor de cincuenta fábricas de alimentos concentrados registradas en el Departamento de Ganadería de esta Dirección, si consideramos sólo a las siete más importantes, veremos que su capacidad instalada permitirá una producción, anual de casi 267.000 toneladas, lo que equivale al 60% de la capacidad total de producción instalada en Chile. Es interesante hacer notar que dichas fábricas sólo trabajan en conjunto a un 32% de su capacidad instalada, lo que estaría demostrando que las fábricas existentes sobrepasan en capacidad de producción, a las demandas actuales." Luego el informe agrega: "Esta Dirección estima que no puede acogerse la solicitud (de la Ralston Purina) en los términos que viene concebida, y que deberían agotarse los medios para buscar una fórmula que permita contar con un aporte de capital extranjero, sin hacer peligrar la estabilidad de la industria nacional."

—El Director de Industria y Comercio, Hernán Lacalle, también emitió un informe técnico sobre las peticiones de la Ralston Purina y señaló: "... esta Dirección estima que este aporte de capital podría ser autorizado, sin congelación de tributos, ni liberación de derechos aduaneros y otras obligaciones que afecten a la importación de las maquinarias que necesite importar Purina, para la realización de su negocio y exigiendo que los inversionistas dejen en el país sus capitales por un mayor tiempo que el solicitado por ellos, haciendo otro tanto con sus utilidades, las que deberían capitalizarse durante los primeros años de operación."

La Corporación de Fomento no se conformó con estos informes técnicos, y siguió consultando a diversos sectores de la producción nacional. También los informes fueron negativos.

Uno de los grupos que intervinieron en el debate fue el que agrupó a las firmas Consorcio Nacional de Aves; Benedicto Aguado y Cía., Nutry Ltda, compañía Molinera San Cristóbal, Federico Bierwitj y Cooperativa Agrícola Lechera Santiago. Este grupo, que veía amenazados sus intereses con la aparición de Purina en Chile solicitó la asesoría legal del abogado Enrique Ortúzar Escobar, ex Ministro de Alessandri, quien en un escrito ante la CORFO, señaló: "Es evidente que toda la argumentación que hace Ralston Purina para pretender pasar por industria nueva no resiste el menor análisis y, por lo tanto, subsisten todos los inconvenientes hechos valer por mis representados y son improcedentes la gran mayoría de las franquicias solicitadas, por no ajustarse a la reglamentación jurídica vigente."

Posteriormente, otro grupo de productores avícolas nacionales envió un comunicado al Ministro de Economía, Domingo Santa María, presidente de la CORFO, en el que se señala también: "Esta operación (la propiciada por la Ralston) es perjudicial para los intereses nacionales. Debemos insistir que de otorgarse a la solicitante las franquicias antes referidas, se produciría un verdadero monopolio en favor de una empresa extranjera en una industria tan fundamental como la alimenticia, lo que evidentemente, se contradice con los planes del Supremo Gobierno, que tienden a nacionalizar las industrias fundamentales o vitales para el país."

Los verdaderos planes del Gobierno, sin embargo, quedaron a la vista hace poco La Ralston Purina y su socio Agustín Edwards lograron finalmente la autorización oficial para instalarse en Chile y el poderoso consorcio ya comenzó a funcionar.

ALFONSO BRAVO R.


Informe especial

¿Feudalismo en la Universidad?

DESDE los últimos meses del año 1966 —y no es fácil explicarse tanto retraso— viene tomando cuerpo un rumor de protesta dentro de la Universidad de Chile. Se trata de las diferentes rentas que perciben los profesores de una a otra facultad, hecho que al parecer no encuentra más explicación que el reparto arbitrario del presupuesto y para el cual no hay justificación posible. El reflejo, hacia adentro de la Universidad, de la diferente suerte económica que aguarda a quienes adquieren un título universitario es, a la vez, sensible e irritante.

La arbitrariedad y el caos reciben el respaldo descarado de pretendidas leyes o reglamentos. Hay seis o más modalidades de remuneraciones aplicadas con tan absurdo sentido de la justicia, que hay profesores universitarios con dedicación entera a su tarea académica, cuyos sueldos no alcanzan la sexta parte de otros acogidos a regímenes diferentes.

El empleo arbitrario de estas modalidades ya arbitrarias, tiene por resultado que unas facultades aumentan su poder y su prestigio sobre otras y refuerzan cada vez más el statu feudal de nuestra Universidad, donde —como se dijo en un informe ya clásico sobre las universidades latinoamericanas— gobierna un rey-rector a un montón de díscolos barones-decanos, muchos de ellos con gran poder y, casi por definición, trabajando a todo motor su candidatura futura a la rectoría. Es así como la Facultad de ingeniería —dueña de una porción cada vez más grande de presupuesto destinado a sueldos— ha podido multiplicar sus votos en el claustro pleno asignando grandes sueldos a destajo y sin que nadie haga nada por frenar esta peligrosa elefantiasis.

Por el contrario, los decanos-barones cuyas facultades reflejan hacia el medio universitario el desprecio de la sociedad —Música, Bellas Artes, Filosofía y Educación— han quedado a la zaga en este reparto del presupuesto y, pese a la Importante tarea que realizan sus facultades, han sabido conformarse con mendrugos y adelantarse ellos mismos a dilatar una situación realmente insostenible.

Es reconocido el desprecio que las facultades privilegiadas sienten por las postergadas, una de las cuales —Filosofía y Educación— soporta sobre sí un peso académico y formativo que ni varias facultades reunidas pueden contrastar. Ahora bien, este desprecio no tiene más fundamento que el menor sueldo de los despreciados, es decir, no requiere más explicación que el materialismo fariseo de nuestra sociedad.

Para tener una prueba de la arbitrariedad, el desorden y el favoritismo en el régimen universitario de remuneraciones, bastarán los datos consignados en un informe a medias, diagnóstico y receta que en estos días ha circulado en los medios universitarios. Grosso modo, la situación es la siguiente: a) afectos a la ley 15.076 (Medicina, Química y Farmacia, Odontología, Veterinaria).—Con 48 horas de servicio, las rentas van de un mínimo de Eº 2.049 a un máximo de Eº 4.392. El informe en que nos apoyamos trae una frase escondida y vergonzosa; "tienen derecho, además, a percibir quinquenios con un máximo de 100% de la renta base". La limitación y distribución de este tipo de remuneración es harto significativa; tales son los números de los beneficiados:

Facultad de Medicina 203
Facultad de Química 84
Facultad de Odontología 10
Facultad de veterinaria 1

b) personal afecto al sistema nivelatorio con los grados del Ministerio de Obras Públicas.—Este régimen se aplica a los profesores de Ingeniería y Economía. Aquí los niveles de remuneración se establecen sin consideraciones de antigüedad y fluctúan entre Eº 2.065 y Eº 4.343. El informe dice que "este sistema es de gran agilidad" y que permite "solucionar adecuadamente el problema del éxodo de profesionales". Lo que no dice el informe es la injusticia en el reparto de la "agilidad", ya que este régimen se aplica solamente en ingeniería y Economía. No sólo es exclusivo de estas facultades, sino que se aplica en ambas a un número que excede el número de sus catedráticos:

Ingeniería265
Economía 80

Tampoco hay indicios en el informe sobre la exigencia en horas de trabajo que se hace a estas personas.

c) Hay todavía una tercera categoría o "sistema de jornada completa". Está, asimismo, asignada con suma arbitrariedad y es, en sus niveles más altos, sensiblemente inferior a las anteriores. Además, su monto depende de la antigüedad del profesor y fluctúa entre 2.070 escudos y Eº 3.699. Es el tipo de régimen remunerativo con que se ha buscado disminuir esta diferencia monstruosa de los sueldos que explica la distinción entre facultades ricas y facultades pobres. Sin embargo, al monto menor de los sueldos implicado por el régimen de jornada completa se agrega esta otra diferencia: que los profesores con "jornada completa" son pocos comparados con sus colegas de Economía, Medicina, Ingeniería y Química, y menos que pocos cuando se considera que en las facultades pobres las personas de jornada completa son escasas en relación con el total de los profesores. Véase la distribución de estas rentas a través de las facultades:

Agronomía 92
Veterinaria 74
Filosofía y Educación 60
Facultad de Ciencias 46
Derecho 26
Música 12
Medicina 11

Las jornadas completas de Medicina no expresan nada como no sea abundancia, puesto que hay 203 profesores de Medicina bajo la primera y suculenta categoría. Un punto en que importa insistir, es la falta de consulta para asignar esta modalidad más alta de sueldo. Los decanos, al parecer, tienen potestad absoluta al respecto. Desgraciadamente, la potestad no guarda relación con la justicia.

d) Uno podría decir; "y el resto es silencio", porque la situación de los profesores que no se encuentran en alguna de las categorías anteriores es desastrosa. Con arreglo al reajuste que ya están recibiendo los profesores secundarios de horario completo (36 horas), el sueldo de estos últimos supera el de los profesores universitarios de horario completo (16 horas). Los profesores universitarios que se encuentran en esta situación pertenecen casi enteramente a las facultades de Bellas Artes, ciencias y Artes Musicales, y Filosofía y Educación.

Hay, debe reconocerse, el propósito de resolver este problema. Sin embargo, la solución esbozada en el informe no se ajusta al principio obvio de nivelar las rentas de acuerdo a la jerarquía académica. El régimen de jornada completa subsistiría; y junto a éste se mantendrían los comprendidos en las letras a) y b). El costo de la nivelación para 1967 en la categoría jornada completa sería de Eº 5.850.000. La Facultad de Filosofía y Educación obtendría la mayor parte en esta aplicación; Eº 2.545.000; los centros universitarios de provincias; Eº 1.840.000; las facultades de Música y Bellas Artes, Eº 776.000. Pero en esto no hay injusticia, dada la proporción entre las mencionadas entidades.

El argumento del "éxodo de profesionales" se emplea para hacer funcionar otro tipo de nivelación en Agronomía, Veterinaria y Ciencias. El costo en este caso es de Eº 684.000. El informe emplea la tesis de que la condición de químico, bioquímico, médico e ingeniero, exige un régimen diferente de la jornada completa.

En la Facultad de Ciencias hay 14 investigadores con título profesional de médico, químico, bioquímico, y además 7 investigadores que poseen el título de ingeniero. Por existir en la Corporación un tratamiento especial, que permite obtener rentas superiores a los profesionales indicados, es de justicia otorgar a estas personas las rentas que perciben sus semejantes en otras reparticiones dentro de la misma Universidad". No se puede ser más claro; el principio es el siguiente: es de justicia propagar la injusticia.

Semanas atrás, un grupo de profesores de la Facultad de Filosofía y Educación envió una carta al Rector de la Universidad con argumentos apoyados en este desorden en el sistema de remuneraciones. Se da el caso increíble de ayudantes de jornada completa que tienen sueldos superiores a eminentes catedráticos que dedican todo su trabajo y producción a la Universidad. Se da el caso de profesores dedicados a las mismas tareas con distinto régimen de remuneración. Antiguos profesores que se destacan no sólo en el campo de la docencia, sino en la más seria investigación y cuyas publicaciones debieran ser el orgullo de la Universidad, reciben sueldos que no alcanzan la tercera parte del sueldo de jóvenes que recién se inician y que no pueden comparárseles en mérito ni en trabajo.

Se sabe que la protesta de los profesores de Filosofía y Educación ha tenido eco en Bellas Artes, donde ya se inició un movimiento similar. En esta última facultad los extremos de postergación económica no pueden ser peores; no hay siquiera un profesor en Bellas Artes que posea el ya escaso sueldo que supone la jornada completa. También han reaccionado los alumnos. Se sabe que los grupos cada vez más activos de Ingeniería están analizando esta situación.

Si consideramos la solución, hasta aquí puramente especulativa, en términos cuantitativos simples, este sería el resultado:

Nivelación a jornada completaEº 5.890.000
Nivelación en categorías superioresEº 2.184.000
Eº 8.074.000

El dinero empleado en "categorías superiores" iría a las facultades de Agronomía, Ciencias y a un 50% de las jornadas completas que se reajustarían aproximadamente en un 20%. Esto último, si la distribución ha de ser homogénea, significa la conservación de la injusticia; porque las "facultades pobres" sólo tienen en la actualidad un 20% de las dedicaciones exclusivas. En cuanto a las jornadas completas que se asignarían, la distribución es como sigue:

Arquitectura 18
Veterinaria 3
Medicina18
Música y Bellas Artes 41
Filosofía 178
Centros Provinciales 226

Tal sería el proyecto de "solución".

GALAHAD


Política — Ficción

El miedo a ser revolucionario

SON las dos de la madrugada de un día cualquiera. Barrancas, comuna proletaria, es un hervidero de sombras silenciosas en las cercanías de un terreno baldío que pertenece a Caritas. Mil quinientas familias que no tienen casa —y ahora esperan tenerla— portan sus modestísimos enseres. La ocupación ha comenzado. Los futuros pobladores están emocionados, nerviosos, pero tranquilos. Es que no están solos. Grupos dispersos en torno al suelo eriazo, que no son pobladores ni son de Barrancas, vigilan la operación, otros cada vez más numerosos van Incorporándose a estos últimos. Centenares, casi miles. La luz de los fósforos ilumina rostros que ya conocen los lectores de diarios. El presidente del PRAP, los secretarios generales de los partidos Comunista y Socialista, miembros de sus comisiones políticas, numerosos parlamentarios y regidores, dirigentes regionales. Los grupos más nutridos son delegaciones de trabajadores, de campesinos, de estudiantes.


¿OCURRIRÁ ASÍ ALGUNA VEZ?

Al amanecer, súbitamente, lo que se esperaba; la fuerza pública, camiones con carabineros y soldados, armados hasta los dientes, con una orden bien explícita: desalojarlos a todos.

Los pobladores detienen transitoriamente la instalación de los primeros palos. Las mujeres aprietan contra su seno a los niños, y los hombres se desplazan para engrosar el cerco protector que forman sus líderes, sus dirigentes, sus parlamentarios, sus compañeros de clase.

Momentos de tensión. Sólo se oyen los roces metálicos de las metralletas, el ronroneo de los motores, las órdenes rápidas de los oficiales. En el otro campo, una muralla humana que se estrecha, hombro con hombro, puños apretados y gestos enérgicos. El oficial pide hablar con "alguien responsable". Se adelanta el presidente del PRAP, seguido de los numerosos parlamentarios. El oficial, nervioso, lee la orden de desalojo. Se oyen algunas voces de protesta, de negativa. El presidente del FRAP comunica perentoriamente que esos pobladores no se moverán de sus sitios, y que ellos, representantes populares, se hacen responsables de la situación. Gritos de júbilo ensordecen la atmósfera. Tremolan banderas tricolores; a algunas mujeres, a unos cuantos pobladores de rostro curtido, se les empañan los ojos. Así querían ver a sus dirigentes, a los hombres que representan ideas por las cuales han venido votando hace tantos años...


PERO ¿SIRVE O NO LA VÍA PACIFICA?

... Lamentamos que este relato de política-ficción no haya ocurrido efectivamente. Todos sabemos que esas 1.500 familias de Barrancas fueron apaleadas y desalojadas, y aún permanecen sin solucionar su angustioso problema.

Este hecho nos lleva a replantear la polemizada cuestión de las vías revolucionarias; más exactamente las posibilidades revolucionarias de la llamada vía pacífica en nuestro país.

¿Sirve o no la vía pacífica en Chile? ¿Sirve o no para los objetivos de una revolución en nuestra patria?

Naturalmente, creemos que la cuestión no puede plantearse en términos tan rotundos y absolutos, por lo menos en estos instantes.

La utilidad de esa vía será efectiva, a nuestro juicio, en la medida que se cumplan las siguientes premisas: 1) que no se la considere como un camino en sí al término del cual pueda llegarse al objetivo perseguido (la conquista del poder para el pueblo), sino como un proceso previo que ha de conducir a una antesala, donde los mismos acontecimientos decidirán, ya en una recta final, la fórmula definitiva que se utilizará; y 2) que se agoten y se extremen, cuantitativa y cualitativamente, todos los recursos y medios que brinda este período inicial y precursor.

Abundemos sobre lo anterior.

UN ERROR BÁSICO DE ESTRATEGIA

Uno de los errores básicos de la llamada vía pacífica en Chile, es que los dirigentes de los partidos marxistas han insistido en presentarla en la práctica como una estrategia antes que como una táctica del movimiento popular. El argumento de base es que la consideran la más adecuada a la actual realidad y a la idiosincrasia de nuestro pueblo. Y si además en los hechos esta vía pacífica ha devenido en una vía electoral —por más que se diga lo contrario—, implica negar a priori a ese pueblo ya no sólo la facultad de elegir otra vía, sino que ni siquiera conocerla y reflexionarla. Significa inducir a un pueblo a pensar y actuar electoralmente; a buscar soluciones electorales a los problemas nacionales pensando o en el Parlamento o en la lejana presidencia de la República ganada en las urnas. Es más o menos el caso de esos receptores de radio que el imperialismo norteamericano obsequia a los indígenas y campesinos latinoamericanos, fabricados sólo para sintonizar "La Voz de las Américas".

El ocultamiento sistemático de todo documento político que no sea un panegírico del camino electoral, con el pretexto de que pueda acarrear "confusionismo", forma parte de esa conducta ajena a las prácticas marxista-leninistas.

Trazar toda una estrategia en torno a una posibilidad electoral (la de conquistar la Presidencia de la República), es un grave error.

EL CASO DIFERENTE

Diferente sería el caso, como anotamos, que se hablara de táctica al calificar v abordar los frecuentes enfrentamientos electorales con la burguesía.

El otro aspecto que mencionábamos se refiere al máximo aprovechamiento de la llamada vía pacífica.

Sin desconocer heroicas acciones aisladas en el movimiento popular, urbano y campesino, que traducen en parte este aprovechamiento, creemos que cada vez son más esporádicas, porque han sido aplazadas casi permanentemente por los ajetreos electorales.

La vía pacífica es, teóricamente, pródiga en tales acciones. "Dicha vía sólo excluye la guerra civil o la insurrección armada, y no otras formas agudas de lucha", ha dicho el secretario general del PC, senador Luis Corvalán ("Nuestra vía revolucionaria", 1964). En otra parte (pág. 23), anota: “Hay también algunas personas que identifican la vía pacifica con los cauces legales o constitucionales, lo cual es completamente erróneo. Partidarios como somos de la vía pacífica —añade— queremos al mismo tiempo que el movimiento obrero y popular rompa con el lastre del legalismo y se guíe, antes que por la Constitución y las leyes dictadas por la burguesía, por sus propios intereses de clase, considerando la situación concreta de cada momento.”

LA SALIDA MÁS LÓGICA

Y más adelante (pág. 53), después de enumerar diversas acciones de masas de esta "vía no armada" (huelgas "ilegales", ocupaciones de tierras, manifestaciones callejeras, ocupaciones de fábricas y locales escolares, etc.), expresa: "Así entendida y aplicada (la vía pacifica) no tiene nada de reformismo y no desaloja, sino que presupone, ciertas formas de violencia."

En efecto, en tal forma es posible —en los marcos actuales de nuestro país— "romper la resistencia de las fuerzas reaccionarias y crear las condiciones necesarias para hacer la revolución socialista por la vía pacífica". (Declaración de los 81 Partidos Comunistas y Obreros en Moscú, 1964.)

En resumen, la llamada vía pacífica continuará siendo un permanente e indefinido suspenso sí los partidos marxistas chilenos no se deciden a convertirla de estrategia en táctica, y si no se resuelven, de una vez por todas, a "sacarle el jugo" en todos sus niveles.

LO QUE HAY QUE HACER

Ya no caben las disculpas y las "enérgicas declaraciones" y los "desafíos", ante condiciones objetivas que ya están bastante maduras como para iniciar acciones de auténtico corte revolucionario, acciones que no estamos inventando, sino que forman parte ya del acervo revolucionario mundial. La cuestión en definitiva es decidirse a acometerlas y a repetirlas. Todo pretexto para eludir o retardar el compromiso contraído ante el pueblo por sus vanguardias políticas, sólo puede significar una sola cosa; que se tiene miedo a ser revolucionario.

ROBERTO SOUZA


Análisis

Cuba: las claves de un proceso

EXISTEN algunas claves para entender la actualidad cubana. Se pueden encontrar en las calles de La Habana y otras es necesario buscarlas en el campo. Para unas y otras, en todo caso, hace falta comprender que Cuba vive en plena revolución. ¿Revolución en la revolución?

Esta pregunta, que se convirtió en título de un folleto publicado por el francés Régis Debray (PF N.os 25, 26 y 27), está en boga en Cuba.

Hay por lo menos tres problemas que se han abordado a fondo en Cuba: 1) el punto de vista internacional de la Revolución Cubana; 2) la desburocratización administrativa; 3) una nueva forma de relaciones de producción y convivencia integral en el campo.

Basta una mirada superficial sobre estos problemas para llegar a la conclusión que, desde la perspectiva de los cubanos, estas tres cuestiones están ligadas entre sí. En realidad, ¿sería posible enfrentar la abierta solidaridad de Cuba con los movimientos revolucionarios de Latinoamérica y del mundo con una sociedad de viejo tipo?

Bajo el punto de vista de las relaciones de Cuba con los movimientos revolucionarios del hemisferio, es seguro que su intransigente línea en favor de la liberación latinoamericana va asociada al peligro de un ataque norteamericano.

Es frecuente oír en La Habana que quizás el país se convierta en un Vietnam del Norte. Sería el instante de los argumentos a cañonazos. Cuba, en tal evento, puede responder militarmente a los bombardeos norteamericanos, y su pueblo, sometido ya en otras oportunidades a grandes presiones, puede sostenerse y seguir produciendo, pero algo conspira contra una eventual guerra de resistencia: las ciudades. La Habana, como otras capitales latinoamericanas, tuvo un crecimiento artificial, un superdesarrollo de acuerdo a una economía que desplazaba masas del campo para arrojarlas a la periferia de las ciudades. La Habana es potencialmente un blanco para la aviación de Estados Unidos.

De esta manera, la posición internacional de Cuba se relaciona con el gigantesco movimiento de "retorno al campo", que tiene lugar en estos días. Además, esta descentralización urbana va asociada a la exigente cuestión de eludir y extirpar para siempre el espíritu burocrático. Este espíritu se manifiesta a través de la supervivencia de viejos conceptos, de actitudes hacia el trabajo y de prejuicios relacionados con la necesidad de registrar todo en gruesos legajos.

Cuba se desburocratiza. Elimina trámites oficinescos y agiliza sistemas de administración. Está en vías de lograr un mínimo de perturbación entre el proceso productivo y la contabilidad y distribución de los productos. Pero este movimiento, más que la persecución de una mecánica administrativa eficaz, se emparenta con la crucial cuestión del tipo de hombres y de sociedad que se quiere formar en Cuba.

La sociedad cubana, no por haber realizado una revolución, se encuentra libre de la vieja herencia española. Todavía el "trabajo intelectual" se asocia en mentalidades conservadoras a la labor de oficinas y gabinetes. Para la nueva generación, la técnica y el trabajo manual son consustanciales a su formación teórica en institutos tecnológicos y universidades, pero en empleados de otras generaciones existe el rezago de su formación en la república burguesa. Para ellos está abierto el camino para imbricarse en la realidad cubana.

"De cara al campo" es el slogan que más se repite hoy en Cuba. Los empleados de la ciudad lo han hecho suyo y descubren, después de realizar diversas faenas manuales, que esta variante en sus ocupaciones diarias resulta un descanso síquico que no imaginaban.

"De cara al campo", pues, los empleados de las grandes ciudades de Cuba concluyen liberándose de viejos prejuicios. El resultado de esta campaña no se ha hecho esperar. Miles de ciudadanos quieren ir hoy a cortar caña, cosechar papas o tomates, etcétera.

La agilización administrativa ha producido resultados visibles. En las ferias de productos del agro, los administradores no tenían autonomía para bajar los precios de acuerdo a la oferta y demanda. Hoy esos administradores tienen completa libertad para jugar con esa persistente ley económica que no desaparece, de manera alguna, en el comercio socialista al menudeo.

La nueva actitud del pueblo cubano hacia faenas agrícolas, fortalece a esta tensa sociedad para tareas que le deparará el porvenir. La tierra cubana es rica y su vasta producción agrícola garantiza bienestar general. Sin embargo, Cuba ha echado sobre sus hombros la tarea de ayudar, en todas las formas posibles, a los movimientos de liberación nacional. Esto presupone sacrificios y un tenaz trabajo. Y para esas jornadas se preparan millones de cubanos.

El 30% de la superficie cultivable de Cuba se encuentra en manos de pequeños agricultores (hasta 67 hectáreas). En tierras de propiedad colectiva (las Granjas del Pueblo) existen obreros agrícolas que trabajan en la misma forma que los obreros de fábricas. Entre los pequeños propietarios se desarrolla un movimiento de cooperación con aspectos singulares.

En el occidente de la isla, en el Municipio de San Andrés; en el centro, en Banao; y en el oriente, en Gran Tierra, tienen lugar experimentos de nuevas formas colectivas agrícolas llamadas a servir de modelo para un movimiento nacional que siga sus líneas fundamentales.

En San Andrés, la experiencia envuelve a 5.242 habitantes integrados en 909 núcleos familiares. Esos núcleos, a excepción de 19 (que habitan en el poblado de San Andrés), son formados por pequeños agricultores. A estos pequeños agricultores no se les podía "hablar" de formas colectivas de producción a secas. Es decir, nadie los habría convencido de las ventajas del trabajo colectivo con meros argumentos. En cambio, había un camino para llegar a ellos: los hechos.

A comienzos de 1966 se estudió la zona de San Andrés y se decidió experimentar allí. Aceleradamente se construyeron internados para hijos de campesinos y círculos infantiles para niños pequeños. Se crearon servicios colectivos como lavanderías y comedores. La atención de los niños y los servicios, liberaron a las mujeres del trabajo hogareño. Con esa mano de obra acrecentada, se acometieron por el conjunto de los núcleos familiares, obras de envergadura. Se hicieron pozos para regadío y se plantaron un millón y medio de cafetos en tierras del Estado. El trabajo destinado a la comunidad se paga de acuerdo a los salarios imperantes en el campo. Los trabajos" en las propiedades individuales corren por cuenta de sus dueños.

Hay todavía un proceso de experimentación necesario. Sin embargo, se contabilizan resultados notables. Un grupo grande le pequeños propietarios, hecho su balance en relación a lo que pueden obtener a través de los salarios, desean vender sus tierras al Estado. A este respecto menudean las proposiciones. Pero los encargados políticos del plan de San Andrés se hacen los sordos. No quieren, de ninguna manera, que se tome su gestión como una forma velada que conduzca a la colectivización repentina. Quieren por el contrario que el proceso siga una forma natural que establezca una clara diferenciación entre la nacionalización de la tierra de los grandes propietarios y la colectivización voluntaria de los pequeños propietarios.

Al margen de las cuestiones políticas envueltas en la empresa de San Andrés, hay allí también una cuestión social de primer orden.

El experimento de San Andrés ha puesto en primer lugar a la escuela. Junto a su núcleo surge y se desarrolla el resto de la vida de la comunidad. La escuela-internado significa liberación de la mujer y acicate a claras formas de convivencia colectiva. (Los padres se preocupan por la marcha general de la escuela y procuran obtener con su trabajo el alimento de los muchachos.)

En los días previos al plan de San Andrés (o al de Banao, o Gran Tierra), los pequeños agricultores obtenían buenos precios para sus productos, sin intermediarios. Sin embargo, bajo el punto de vista social y político, eran pequeños propietarios aferrados al trozo de tierra cuyo título legal les otorgó la Reforma Agraria del 17 de mayo de 1959. A partir del plan, la vida .de esos pequeños propietarios adquirió nuevo sentido. Se agrandó bruscamente su responsabilidad social y se hicieron tangibles los beneficios del trabajo colectivo.

Hay por lo tanto en Cuba una revolución en la revolución.

Cuba ha elegido el camino de la profundización de su revolución.

Las actitudes a adoptar en la construcción socialista envuelven un asunto que tiene qué ver con la filosofía. Para los marxistas, un cambio de la infraestructura (de las relaciones de producción) llevaba en sí un cambió de la superestructura (ideología, costumbres, actitudes). Sin embargo, la experiencia diaria de Cuba indica que los cambios infraestructurales demandan —para crear un nuevo tipo de ciudadano— de esfuerzos adicionales muy grandes. Es preciso un proceso de educación que llegue a todos los niveles y la creación, por sobre todo, de una forma de razonar libre y creadora. Un cambio en las relaciones de producción no super determina un cambio en los hábitos, ideología, costumbres. Es necesario precipitar esos cambios merced al poder transformador del hombre.

LUIS CARRERA

La Habana


Integración

Un bocado para los EE.UU.

LA gente de mentalidad simple cree en los milagros y en las soluciones puramente técnicas a los problemas de nuestros países. Hace unos años se creía que todos nuestros males se solucionarían con el desarrollo económico y que éste podría alcanzarse fácilmente ordenando a un grupo de técnicos que elaboraran un programa de desarrollo y consiguiendo algunos préstamos externos para financiarlo. De esta manera todo funcionaría a las mil maravillas.

Pero los intentos que se hicieron, fracasaron, y la Alianza para el progreso fue la empresa funeraria que acarrea todavía los restos del desarrollismo.

Saltó entonces un conejo nuevo del sombrero de copa: se trataba de la integración, cuya Idea central se puede sintetizar (respetuosamente) de la siguiente manera:

"Los países latinoamericanos, con pocas excepciones, tienen mercados internos pequeños, de manera que sus industrias, por ser de tamaño reducido, tienen costos altos. Si en vez de instalar varias plantas pequeñas en distintos países se instala una más grande para abastecer al conjunto de ellos, se pueden tener costos más bajos. Para que todos los países puedan aprovechar esas ventajas será necesario llegar a acuerdos que permitan eliminar las barreras aduaneras entre ellos".

La idea es atractiva. Por eso se aterran a ella los náufragos del desarrollismo.

SOBRE LA ARENA

Las últimas experiencias integracionistas se iniciaron en 1958, en Centroamérica, con cinco países cuya población no alcanzaba, en conjunto, los diez millones de habitantes. La rápida liberación del comercio entre ellos permitió aumentar su intercambio comercial en una cantidad pequeña, pero que representa un porcentaje importante del intercambio que tenían antes de ponerse en marcha el Mercado Común. Esto se ha conseguido sin mayores cambios en Ja estructura productiva, basándose en un uso más intensivo de la capacidad instalada, que estaba en parte ociosa, y en la instalación de algunas empresas extranjeras.

Por otra parte, en 1960 se creó la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, que agrupa ya a la mayor parte de los países de América del Sur y a México, y cuyos resultados han sido muy poco notorios. Las rebajas en las tarifas aduaneras, decididas a través de negociaciones por productos, se han ido haciendo cada vez más difíciles, a medida que se llega a los productos en que los intereses son más fuertes.

En la 6ª Conferencia Negociadora, que se clausuró en diciembre de 1966, todos los delegados reconocieron el estancamiento del proceso. En los años 1965-66, se alcanzaron diez veces menos acuerdos que en 1962-63. El comercio intrazonal no representa en 1966 un porcentaje del comercio total más alto que el de los años 1952-53.

Como puede verse, los resultados son bastante pobres. Sin embargo, cada día se habla más de la integración y de sus grandes virtudes.

UN CABALLO DE TROYA

Ante la opinión pública los intereses extranjeros aparecen identificados en las empresas que explotan los recursos naturales de nuestros países: las empresas petrolíferas, las compañías mineras, los consorcios azucareros, bananeros, etcétera. Ellas representan la forma de explotación más descarada, pero no la única ni la más peligrosa.

El capital norteamericano se ha venido introduciendo también en las industrias y en las instituciones financieras de nuestros países. Si llega hasta nosotros no lo hace para ayudar a nuestro desarrollo, sino simplemente porque en Estados Unidos le resulta cada vez más difícil obtener utilidades en grandes cantidades.

Efectivamente, en las actuales condiciones la producción norteamericana crece lentamente. La industria en conjunto ha venido creciendo desde 1947 en un 4% anual, lo que resulta poco para las neuróticas ambiciones de los grandes consorcios. Dentro de la industria los sectores tradicionales (alimentos, textiles, etcétera) crecen al 2% anual, apenas un poco más que la población. También crecen lentamente algunos sectores considerados dinámicos: 1,5% anual las metálicas básicas, 3% las de maquinaria no eléctrica, 3% la industria automovilística. Solamente superan ese ritmo lento, algunas ramas de la industria química y de equipo de transporte: los plásticos crecen en un 14% anual, los explosivos en 11%, la fabricación de aviones y sus partes en 28% y la fabricación de armamentos en 190% anual (casi triplicándose de un año a otro).

Ante esta situación el razonamiento de los grupos dominantes de los Estados Unidos parece ser el siguiente: "Nuestras industrias crecen lentamente, incluso algunas que fueron muy dinámicas, como la siderúrgica o la automotriz; por lo tanto, las posibilidades de hacer buenos negocios son escasas. Si queremos aumentar nuestras utilidades tenemos que recurrir, por una parte, a la guerra (producción de armamentos y aviones), y por otra, a la colonización económica de otros países donde las ventas puedan crecer, al menos por un tiempo, en forma rápida".

La guerra la están haciendo, y en Vietnam caen al mes más aviones de los que producen. Buen negocio.

La colonización económica ya está en parte avanzada, pero puede intensificarse. En los países desarrollados es difícil : Europa se defiende y rechaza a los intrusos. Pero están los países subdesarrollados, que tienen poca experiencia. Todo es cuestión de unir sus mercados, pequeños en su mayoría, pero tentadores en conjunto, conseguir que eliminen las barrarás aduaneras entre ellos, e instalarse dentro. Así es posible eludir las altas tarifas que defienden la producción interna de la competencia exterior.

Eso es lo que quiso decir Kennedy cuando afirmó: "Debemos apoyar toda forma de integración económica que amplíe los mercados y aumente las oportunidades de entrar a competir". Es lo que quiere decir el magnate Rockefeller cuando explica que ve con buenos ojos la integración latinoamericana porque "al eliminar las tarifas aduaneras entre países se crearán mercados más amplios ... que ofrecerán nuevas oportunidades de inversión".

Eso explica en gran parte el aumento de las nuevas inversiones privadas de los Estados Unidos en la industria de América Latina.

En Guatemala se instalaron en los últimos seis años, 33 empresas manufactureras norteamericanas, entre ellas una importante refinería de petróleo. Algo similar ocurrió en El Salvador. En Nicaragua se instalaron, entre otras, la Oklahoma Cement Co., de Dallas, y la Gulf American Co., de Memphis. En Honduras el Chase Manhattan Bank adquirió el 51% del Banco Atlántida. Numerosas empresas que estaban funcionando han sido adquiridas en forma total o parcial por los consorcios norteamericanos. Es así como son éstos quienes aprovechan las ventajas del Mercado común Centroamericano.

Sería muy larga la lista de las nuevas empresas norteamericanas que se están instalando en los demás países de América Latina con los ojos puestos en la ALALC. Citemos solamente algunas de las que han llegado a Chile en los dos últimos años: American Cables Corp. se asocia con Madeco para ampliar la producción de cobre elaborado; Du Pont compra una parte de la Compañía Sudamericana de Explosivos; Singer Sewing Machine Co. Ínstala una fábrica de máquinas de coser; Adela participa en las inversiones de la Compañía de Productos de Acero; Ford Motor co. instala una manufactura de chassis; The Dow Chemical Co. se asocia en forma mayoritaria con la Empresa Petroquímica Chilena, etcétera, para facilitar las operaciones, el Bank of América adquiere un banco "con sucursales y personal", el First National City Bank se lanza a capturar depósitos con una intensiva propaganda y el grupo Rockefeller continúa la paciente pesca de acciones a través de sus fondos de inversión.

LOS VENDEDORES VENDIDOS

Frente a la Invasión, los viejos grupos capitalistas nacionales han ofrecido poca resistencia. Algunos de ellos se han asociado ya. Unos pocos protestan, pero son mucho más numerosos los aprendices de empresarios, más ambiciosos y con menos dignidad nacional, que están dispuestos a embarcarse en una "joint venture". A estos colonizados mentales les halaga compartir el dinero de la explotación.

Para la venta al público del producto "integración" existe un organismo que derrama a su paso dólares y propaganda. Es el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), que se promueve a sí mismo como el Banco de la Integración. A través del INTAL ese banco mantiene estrecho contacto con lo que considera sectores claves; empresarios, funcionarlos estatales, dirigentes sindicales, obispos, etc. A todos ellos" trata de convencerlos de las ventajas de la integración. Pero sus sospechosas relaciones lo delatan: dedica largos seminarios a los dirigentes de la ORIT y de la CLASC (centrales amarillas pronorteamericanas), pero no invita a los dirigentes auténticamente representativos de los trabajadores, por su parte, los gobiernos, de nuestros países, representando fielmente a los grupos dominantes, tratan de darle un empujoncito a la integración y la colocaron como uno de los puntos principales en el temado de la Conferencia de presidentes. Allí se estudió la forma de conseguir que el capital extranjero nos integre dentro de un clima social y político tranquilo. De aquí que veamos bailar en una misma ronda a los gorilas, a los presidentes "democráticos" y a los representantes de los Estados Unidos (por la pacificación - integración - explotación de América Latina).

LA INTEGRACIÓN QUE QUEREMOS

Esa integración de empresarios y banqueros no nos traerá nada bueno.

Su impacto sobre el nivel de empleo, como consecuencia de la eliminación de empresas por otras más capitalizadas, no ha sido ni siquiera considerado. Sus efectos en la distribución del ingreso, al concentrar la propiedad, serán regresivos y beneficiarán especialmente a los consorcios de Estados Unidos. Aumentará la salida de recursos financieros y se hará mayor, por lo tanto, nuestra dependencia del exterior.

Todo esto hay que analizarlo seriamente. Algún día tendremos que hacer nosotros la integración verdadera. Una integración que complemente, en vez de sustituir, la transformación profunda de las estructuras internas de nuestros países. Que acompañe a la eliminación del latifundio a la liquidación del poder de los monopolios industriales y comerciales, a la recuperación de las riquezas nacionales, a la liberación del comercio exterior, a los cambios en la estructura bancaria. Una integración que beneficie a los trabajadores, que aumente el empleo y los salarios en vez de las utilidades. Que disminuya la dependencia externa en vez de aumentarla.

RICARDO


Entrevista

Otra mujer al Senado

PARA muchos el nombre de María Elena Carrera no decía nada. Yo tampoco la conocía, pero después de conversar una hora con ella me quedó la impresión de haber estado cerca suyo desde hacía mucho tiempo. Una sonrisa franca, en una cara en que resaltan unos hermosos ojos tristes, llenos de inquietudes y determinación, me ayudó a saber cómo era y qué espera de la vida.

La doctora Carrera, candidata a senadora por las provincias de O'Higgins y Colchagua, nació hace 38 años de una familia de la clase media. Estudió preparatorias en Santiago y humanidades en Osorno. Se recibió de bachiller en 1948, con un alto puntaje que le obvió dar examen de admisión para ingresar a la Escuela de Medicina en la Universidad de Concepción.

Desde sus comienzos en Medicina fue dirigente del Centro de Alumnos e ingresó a la Brigada Universitaria del Partido Socialista. En esta misma época conoció a Salomón Corbalán González. Trabajó para que él fuera designado presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción. Se casaron cuando recién ella cursaba tercer año de medicina y Salomón Corbalán terminaba su memoria de ingeniero químico. La unión se vio reforzada por la similitud de ideas políticas.

Durante la vida política de su marido estuvo trabajando a la par con él, siendo su más efectiva colaboradora. Llegó a asumir su representación en la campaña de candidato a senador por O'Higgins y Colchagua, la misma que intenta librar ella ahora para reemplazarlo.

En aquella oportunidad, Salomón Corbalán fue perseguido por el Gobierno conservador de Jorge Alessandri. Debió permanecer en la clandestinidad mientras su mujer sacaba adelante su campaña y lo representaba en diversas proclamaciones. La doctora Carrera ha viajado a Cuba, en 1963, y a Europa y Medio Oriente, en 1965.

MILITANCIA

Cuenta María Elena Carrera, con voz suave y profunda, su primera participación activa en la huelga del año 1950, de la Universidad de Concepción. Estuvo día y noche junto a sus compañeros defendiendo el presupuesto universitario, rebajado durante el Gobierno de González Videla. "Como experiencia —me dijo— nunca lo olvidaré. Estuve al lado de los obreros, solicitando su ayuda para que se movilizaran en favor de los universitarios. Logré que cerraran cinco fábricas, después de asistir a asambleas con los trabajadores. Esta solidaridad de obreros y universitarios nunca más la he visto en forma tan efectiva".

La vida de María Elena Carrera está llena de esos hechos que la han fortalecido, afianzándola como luchadora de Izquierda y abriéndole un camino dentro del Partido Socialista. Su vida de militante la ha llevado a actuar en todos los frentes, desde una Seccional de su partido en Ñuñoa, hasta el Instituto Popular de los profesionales de Izquierda.

CANDIDATA

En un almuerzo, Aniceto Rodríguez, secretario general del partido Socialista, le consultó formalmente si aceptaba ser candidata a senadora por O'Higgins y Colchagua. La respuesta de María Elena Carrera fue afirmativa, y al día siguiente fue designada oficialmente por el Comité Central del partido.

¿Qué llevó a María Elena Carrera a aceptar la candidatura? A través de la conversación que sostuve con ella, resaltan dos razones: continuar la obra iniciada por Salomón Corbalán y dar una muestra pública de que responderá a las obligaciones que mantiene con su causa. Es posible que la votación FRAP-PR la convierta en la tercera mujer que llega al Senado. La primera fue María de la Cruz. La segunda es la actual senadora comunista Julieta Campusano.

Fui testigo de que ella aún está quebrada por el dolor de una pérdida irreparable. Pero su fuerte voluntad la lleva a continuar en la brega que iniciara con idealismo de juventud al lado del que fuera su esposo.

El anonimato de María Elena Carrera ha sido voluntario, ya que en dos oportunidades anteriores le ofrecieron candidaturas. La primera como diputada por el primer distrito de Santiago, en 1965, y la segunda como regidora por Ñuñoa, en las elecciones recientes. En ambas oportunidades María Elena rechazó estos ofrecimientos por razones de carácter personal. El hogar que formaba con Salomón Corbalán se habría visto prácticamente abandonado si ella se sumaba a la vida política activa. Con sus tres hijos más crecidos, en la actualidad, su tarea será más llevadera. El mayor, Patricio, 16 años, militante de la Juventud Socialista, participó en la decisión de su madre de continuar la lucha política de Salomón Corbalán.

Desde que María Elena Carrera fue nombrada candidata, ha recibido múltiples ataques "periodísticos", donde malévolamente se comenta su candidatura como si existiera sólo en función de su calidad de viuda del senador a quien se reemplazará. Estos comentarios no le son desconocidos, pero no le preocupan. Ha prometido responder oportunamente, con firmeza y sin escabullir el problema. Esos ataques se basan en el desconocimiento, más o menos comprensible, que se tiene sobre su vida política, v también en la actitud intencionada de provocar daño a través de suspicacias y otras armas igualmente sucias que se emplean en política electoral.

FRENTE DE CLASE

En el Partido Socialista se agudiza cada vez más la tendencia a llevar a los primeros planos de la lucha política a aquellos militantes que hasta el momento han servido a la causa en el anonimato y que han logrado resaltar por su conciencia política, demostrada en la teoría y en la práctica.

Este fue uno de los principales motivos que tuvo el Comité Central para nombrar candidata a la doctora Carrera. Su candidatura está íntimamente ligada, de este modo, al proceso de reafirmación doctrinaría que vive en estos momentos el Partido Socialista. Tratando de dar sus luchas con claro sentido de clase y de enmarcarlas dentro de la línea del Frente de Trabajadores, el Partido Socialista no aceptó pedir otro apoyo expreso en esta elección que el de los partidos aliados: comunista y social demócrata, que integran el Frente de Acción Popular. El PS, sin embargo, declaró que aceptaba el apoyo del PR, sin pacto ni alianza.

En la segunda semana de abril, María Elena Carrera se retiró unos días a descansar en Nancagua, donde se dedicó al estudio de diversos problemas, siguiendo su costumbre de leer y prepararse continuamente.

Durante nuestra conversación le pregunté cuál era su opinión frente a un proceso revolucionario en Chile. Me dijo: "Chile no es una excepción en América Latina, aunque el país tiene características sicológicas especiales. A pesar de esto, no es una excepción al proceso de ebullición revolucionaria que vive el continente. Pero la historia no la escribe la gente con buena voluntad. El movimiento histórico es producto de una serie de circunstancias y, aunque los seres humanos pueden actuar, acelerando los procesos, éstos no pueden ser producto sólo de sus deseos."

XIMENA CANNOBBIO


Guerrillas

Atemorizados los gorilas bolivianos

AL despacho de esta información, el temor visible de los "gorilas" bolivianos era la posibilidad que el Che Guevara estuviera al frente de los guerrilleros que operan en la zona de Ñancahuazú, una región selvática, tropical, en la que se han producido encuentros que hasta ahora sólo arrojan víctimas entre los soldados. Los guerrilleros dominan un territorio inexpugnable y el empleo del napalm, que ha utilizado la Fuerza Aérea, sólo tiene un efecto propagandístico.

El primer ataque guerrillero que causó bajas se produjo el 23 de marzo, a unos 75 kilómetros de Santa Cruz (la segunda ciudad del país), entre Vallegrande y Lagunillas. El saldo fue de ocho muertos en el ejército. Anteriormente, el 16 de marzo, se había producido un choque en Monteagudo. Luego hubo otro ataque en Camiri, a unos 200 kilómetros de distancia. El general Jorge Belmente, que en ese momento estaba al frente del ejército, declaró que el Che Guevara habría estado dos veces en Bolivia y que existirían motivos para atribuirle la organización de las guerrillas. Más tarde, un soldado que estuvo prisionero de los guerrilleros, aseguró que la patrulla que lo capturó operaba bajo el mando de "un ayudante del Che".

UNA GUERRILLA REAL Y EFECTIVA

Los sucesos bolivianos han tenido desarrollo vertiginoso, calculados sucesivamente entre 50 y 2.000 los guerrilleros finalmente parecen ser unos 500. Este número —además de los informes sobre su equipamiento y organización— demuestra que se trata de una fuerza revolucionaria en situación de poner en jaque al ejército boliviano.

El sudeste del país fue colocado bajo ley marcial a partir del 12 de abril, después de un nuevo encuentro en la zona de Ñancahuazú, en un lugar selvático llamado Iripirí, en el que perdieron la vida 18 soldados. Se anunciaron cuatro bajas rebeldes pero no fueron confirmadas de manera fehaciente. El Partido Comunista boliviano, en declaración firmada por Mario Monje y Jorge Kolle Cueto, declaró su apoyo al movimiento guerrillero. De inmediato fue puesto fuera de la ley. Lo mismo ocurrió con el minúsculo pero activo Partido Obrero Revolucionario (trotskista). Numerosos dirigentes han sido relegados a campos de concentración en Buenaventura e Ixiamas, este último en una zona selvática e inhóspita de El Beni. El Partido Comunista del Uruguay emitió el 2 de abril una declaración saludando el inicio de la lucha guerrillera en Bolivia y llamando a expresar "ardiente solidaridad" con los combatientes de ese país. Cuba también expresó su solidaridad.

En Chile, las noticias produjeron desconcierto. El influyente diario "El Mercurio", todavía el 7 de abril, señalaba editorialmente que las "fuentes de información más alarmistas provienen de medios oficiales del Altiplano", que los periodistas no habían logrado cerciorarse de la existencia y magnitud de las guerrillas, y que las armas recibidas por Barrientos de EE.UU. y Argentina permitirían a Bolivia plantear con mayor vigor su reivindicación sobre el litoral chileno. Sin embargo, al día siguiente "El Mercurio" publicó el primer despacho de su enviado especial en Camiri, Héctor Precht Bañados, confirmando el embarque a La Paz de siete ataúdes de soldados que murieron en el primer encuentro con las guerrillas.

FOTOS DEL "CHE"

Un coronel, jefe de la 4ª División que operaba en esa zona, contó a Precht el otro encuentro ocurrido el 16 de marzo, en Monteagudo. También le informó de la detención de un argentino, barbudo, de 34 años, que era interrogado en Camiri. El 15 de abril, el mismo corresponsal informó que en la cárcel de Camiri se "suicidó" un detenido por sospechas de vinculación con los guerrilleros. Pero nadie lo vio. El mismo Precht reportó el 11 de abril haber visitado un campamento abandonado de los guerrilleros. El enviado de "El Mercurio" llegó hasta ahí junto con un periodista del "Sunday Times", de Gran Bretaña, acompañados por una patrulla de ocho soldados, al mando de un teniente que posteriormente murió en el encuentro del día 12 de abril. Dijo que en el campamento abandonado encontraron una fotografía del Che Guevara con pipa y sin barba, el borrador de un manuscrito "que ensalza la figura del guerrillero Guevara", etcétera. El campamento estaba al final de un cañón selvático de 18 kilómetros de largo y sólo tenía acceso por el río. Los periodistas y la patrulla tuvieron que caminar diez horas con el agua a la rodilla y fueron constante y fácil blanco de cualquier tirador escondido. En el campamento, Precht aseguró que encontraron cajas de municiones de fabricación dominicana y argentina, vendas elásticas, bombas de fabricación casera, un horno para hacer pan, etc. El lugar era invisible desde el aire.

Según informaciones recogidas en Camiri, en junio del año pasado un grupo de jóvenes compraron una hacienda en la zona en 100 millones de pesos. Dijeron que querían criar cerdos y vacas de raza. Tenían dos jeeps marca Toyota, y todas las semanas iban a Camiri, compraban víveres en Lagunillas y alternaban en fiestas locales. Desaparecieron después del 16 de marzo, fecha del primer choque.

HABRÁ UNA LARGA CAMPAÑA

Después de anunciar Barrientos que las guerrillas serian rápidamente destruidas, se ha llegado a admitir que será una "larga campaña". Un grupo de instructores norteamericanos, procedente de la Zona del Canal de Panamá, se tomará seis meses en preparar un batallón de "rangers" —o "boinas negras"— para la lucha antiguerrillera. El general Onganía, presidente argentino, envió recursos bélicos a Barrientes en aviones DC-6 que aterrizaron en Santa cruz. El embajador norteamericano, Douglas Henderson, reiteró la necesidad de asistencia militar y técnica a los "gorilas" bolivianos. El coronel Milton Buls, jefe de la misión militar de EE.UU., confirmó el 13 de abril en La Paz la llegada de dos aviones con abastecimientos y armas, como así también la instalación de una oficina coordinadora con cinco expertos militares del Jungle Warfare Center de Panamá. Es posible que una gruesa parte de los armamentos que EE.UU. enviará a Bolivia pasen por Arica y Antofagasta, lo que impone una activa acción de solidaridad de los revolucionarios chilenos con los combatientes de Bolivia.

El equipamiento y organización de los guerrilleros parecen notables. La AP reportó el 2 de abril que los guerrilleros habían utilizado morteros contra las tropas, y que a 20 kilómetros de Sucre habían surgido otros focos de guerrilla.

LA RADIO "LIBERACIÓN NACIONAL"

Desde Santa Cruz se informó que en esa ciudad podía escucharse en banda de 40 metros una radio que se identificaba como "Liberación Nacional". El foco guerrillero está sobre el área de Camiri, donde se encuentran los ricos yacimientos de petróleo que explota la Gulf Oil Company (un oleoducto de 600 kilómetros lleva el petróleo a Santa Cruz y a Sicasica, punto desde donde es bombeado al puerto chileno de Arica).

Bolivia es uno de los países latinoamericanos más ricos en petróleo que la Gulf Oil mantiene en reserva, ya que la explotación petrolera se encuentra concentrada en Venezuela. Las inversiones extranjeras en Bolivia —especialmente norteamericanas— alcanzan a unos 250 millones de dólares. En escala menor hay inversiones británicas y japonesas.

"El Diario" de La Paz (reproducido por la UPI del 30 de marzo) reseña la impresión de un grupo de 19 soldados capturados por los guerrilleros. Los rehenes fueron tratados cordialmente, se les facilitaron diarios de la fecha, café, comida y cigarrillos, finalmente fueron fichados y fotografiados, permitiéndoseles marcharse sin armas. Un oficial que sufría del corazón, fue atendido y pudo observar que los guerrilleros disponían de cinco médicos y de bancos de sangre. Entretanto, un médico de la Cruz Roja Boliviana, Silver Flores, que fue hasta un campamento guerrillero para ver modo de rescatar los cadáveres de los soldados, dijo que el jefe de ese grupo era un médico boliviano, graduado en Argentina y con estudios de posgrado en Alemania. Dijo, además, que los guerrilleros portaban carabinas M-l y que sólo vio un fusil Máuser.

UNIFORMES HECHOS EN CASA

Por otra parte, se comprobó que los uniformes verde-olivo de los guerrilleros nada tenían que ver con Cuba, como se dijo al comienzo, los había confeccionado una fábrica de vestuarios de La Paz que entregó dos partidas de cien uniformes cada una a un boliviano que los pagó al contado.

Dueños de la garganta boscosa de Ñancahuazú, los guerrilleros están bien emplazados, "El intentar que nuestras tropas avancen hacia el cañón, dijo el general Jorge Belmonte Ardiles, es un suicidio". Un helicóptero militar fue derribado limpiamente cuando sobrevolaba la zona en busca de un campamento guerrillero.

La lucha en Bolivia ha sido elogiada por todos los revolucionarios. El "Rodong Shinmoon" de Corea del Norte ha destacado en lugar prominente las informaciones de Bolivia, como asimismo el avance de la lucha guerrillera en Colombia, Venezuela y Guatemala. El jefe de la misión del Frente Nacional de Liberación de Vietnam del Sur en La Habana, Hoang Bich Son, declaró: "Por experiencia sabemos que cuando un pueblo se decide a levantarse con las armas en la mano, ha obtenido ya la mitad de su victoria definitiva." Agregó que la guerrilla boliviana contribuirá a la dispersión de las fuerzas militares norteamericanas. "Y eso —agregó— es una buena forma de ayudar al pueblo vietnamita".


Aniversario

Vigencia de los mártires de Chicago

EL auge del desarrollo industrial norteamericano trajo dos consecuencias inevitables: la expansión capitalista y el robustecimiento de la clase obrera. Hacia 1877 se fundó el Partido Obrero socialista y los primeros periódicos de carácter netamente proletario, pero también 1877 es otra fecha importante: en Alemania se dictan una serie de leyes represivas y los obreros socialistas, perseguidos y diezmados, emigran masivamente hacia Estados Unidos.

Entre estos obreros, hay también caracterizados anarquistas, como Juan Most, que difundió infatigablemente sus ideas anarco-terroristas. Por tradición, los obreros organizados de Alemania tenían un alto nivel ideológico (Marx expuso en la Crítica a la filosofía del derecho de Hegel que el alto desarrollo ideológico alemán se encontraba paralizado por la falta de acción, como en el caso francés se operaba un fenómeno absolutamente contrapuesto); el creciente mundo industrial norteamericano fue un buen caldo de cultivo para la expansión de las ideas socialistas.

Sin embargo, no se puede desconocer que en el movimiento obrero norteamericano se produjeron influencias de variados matices políticos, pero que las predominantes eran las anarquistas y socialistas. Fueron estas dos fuerzas las que con mayor decisión se hicieron sentir entre la década 1877-87. La acción decidida de los obreros por reivindicaciones inmediatas, entre ellas la reducción de la jornada de trabajo, iba a tener una brutal culminación en Chicago —la ciudad de mayor industrialización en esa época,— el IV de mayo de 1886.

Hablar de esa fecha epónima es evocar una de las más grandes manifestaciones obreras que se realizaron en Estados Unidos en el siglo pasado; es también recordar la acción terrorista que estremeció las calles de Chicago. Nuevamente socialistas y anarquistas confluyeron con distintos métodos de lucha.

Los obreros habían enarbolado la jornada de trabajo de 8 horas (en algunas fábricas se laboraba hasta 14 horas diarias, y entre los obreros figuraban niños y mujeres); los patrones estuvieron sordos a las demandas de los trabajadores. El 1º de mayo fue elegido para realizar una manifestación masiva por la rebaja de horas en la jornada de trabajo. Era la culminación de las huelgas que con el mismo motivo habían estallado en diversas industrias de la ciudad. Dice Anna Rochester que "el 1º de mayo de 1886, unos 340.000 obreros, en diversas ciudades norteamericanas, se unieron en una huelga de un día e hicieron demostraciones de masas demandando la jornada de ocho horas. Tales demostraciones fueron repetidas dos años más tarde y de estas raíces americanas salió la costumbre general de celebrar el día 1º de mayo como Día internacional del Trabajo." (La naturaleza del capitalismo, página 62.)

Sin embargo, esa demostración masiva tuvo sus víctimas. La policía arrestó, lógicamente, a los líderes del movimiento, entre los que figuraban varios obreros alemanes que habían emigrado a Estados Unidos. Ocho fueron los principales detenidos: Augusto Spies, A. R. Parsons, Luis Ling, Jorge Engel, Samuel Fielden, Adolfo Fischer, Oscar Neebe y Miguel Schwab. Un año y medio más tarde, el 11 de noviembre de 1887, Spies, Parsons, Fischer y Engel fueron condenados a la horca y ejecutados ese mismo día. En la víspera, Ling, que también había sido sentenciado con la pena de muerte, se suicidó en su celda. De esa manera los patrones se habían cobrado su revancha. Señala Max Baer en su Historia general del socialismo (pág. 308), que "los años 1886 y 1887 se caracterizaron por la agitación de Henry George a favor de la reforma agraria y la publicación del libro de Bellamy titulado El año 2000. La agitación de Henry George, que comenzó en 1879 con la aparición de su obra Progreso y pobreza, halló un eco resonante en Gran Bretaña.

Es interesante reproducir aquí la versión que entrega el historiador inglés G. D. Colé (Historia del pensamiento socialista, t. II, páginas 310-11) sobre los sucesos del lº de mayo, que difiere en algunos puntos con la relación tradicional de los hechos: "Chicago en esa época —señala Cole— era el centro de graves disturbios originados por el movimiento obrero en favor de la jornada de ocho horas y de la disputa acerca de los derechos de organización en la fábrica McCormick Harvester; y hubo muchos choques entre los obreros y la policía, que se condujo con gran violencia para acabar con las huelgas. En 1886, Augusto Spies, uno de los jefes anarquistas, convocó a un mitin en el Haymarket para protestar contra la conducta de la policía, que lo disolvió a pesar de su carácter pacífico, lo que fue confirmado por el mismo alcalde. En la lucha que siguió al ataque de la policía, fue lanzada una bomba, y varios policías figuraron entre los muertos y heridos. A este incidente siguieron detenciones en masa de jefes anarquistas; y cuatro, Alberto Parsons, Jorge Engel, Augusto Spies y Adolfo Fischer, fueron ejecutados, y muchos más, incluyendo a Michael Schwab, fueron sentenciados a prisión por muchos años. Durante la vista del proceso nunca se llegó a probar que ninguno de los hombres detenidos tuviese nada que ver con el lanzamiento de la bomba, o que estuviese conforme con él; pero su reconocida fe revolucionaria se consideraba prueba de culpabilidad. Esta injusticia dio lugar a fuertes y persistentes protestas, y seis años después del proceso, en 1893, el gobernador Altgeld concedió a los sobrevivientes un indulto completo."

Sin embargo, el proceso trajo otras consecuencias inevitables, como lo reconoce el mismo Cole; la destrucción de casi todo el movimiento obrero organizado en Estados Unidos y la absoluta prohibición de realizar propaganda y agitación en favor de las ideas socialistas. El caso de los mártires de Chicago iba a tener, a mediados de la década del 20, una nueva réplica: el caso de Zaceo y Vanzetti, un zapatero y un vendedor de pescado ambulante, respectivamente, dos anarquistas italianos que fueron llevados a la silla eléctrica por un crimen que jamás cometieron. Era la manera como el capitalismo monopolista de USA trataba de sofocar las ideas, aunque sus portadores fueran los más humildes de la escala social. Estaba prohibido pensar diferente en esa idílica democracia fundada por George Washington.

Esos son, más o menos, los antecedentes históricos del lº de mayo, cabe hacer notar, como lo dice Horace Dabis, historiador del movimiento obrero norteamericano, que "sólo treinta años más tarde la jornada de ocho horas fue generalmente reconocida en las empresas privadas. Pero el progreso era irregular. Los obreros del acero se lanzaron a la huelga en 1919 contra la jornada de doce horas con un turno de 24 horas cada dos semanas. La huelga fue vencida, pero gradualmente, se fueron introduciendo las jornadas de 10 y 8 horas por día en la mayor parte de las ocupaciones de la industria del acero. Algunos obreros estaban, sin embargo, sujetos todavía a la jornada de doce horas, y la semana de siete días era común en esta industria aún por el año 1929." (Trabajo y acero, página 74.)

La proyección histórica del 1º de mayo de 1886, tuvo un valor fundamental en las luchas obreras de todo el mundo. Y en cada celebración, en algún lugar de la tierra, se cobró nuevas víctimas. En América Latina, especialmente en los países más desarrollados industrialmente, a comienzos de este siglo y hasta promediar el año 1930, las conmemoraciones de la fecha tuvieron sangrientos resultados en Argentina, Brasil, México y Chile.

Es imposible hacer aquí una síntesis histórica de muchos hechos que costaron innumerables vidas y que alcanzaron, a no dudarlo, un acre sabor para el movimiento de los trabajadores organizados. Lo que queda en pie, eso sí, es que cada conquista, cada paso dado adelante, ha costado una dura y sostenida lucha. Los capitalistas no han otorgado nada apelando a la buena voluntad o los sentimientos altruistas.

La pasión revolucionaria de los hombres de Chicago, equivocados o no, fue una decisiva contribución al proletariado mundial. Su inmolación no fue inútil: tuvo la virtud de encender la llama revolucionaria en todos los países en que el capitalismo se encontraba en pleno ascenso, en donde la explotación alcanzaba limites casi increíbles, infrahumanos. Era la época en que Joseph Chamberlain proclamaba sin pudor: "El día de las naciones pequeñas ha pasado; ha llegado el día de los imperios."

La lucha de los obreros latinoamericanos tomó una doble ruta; por un lado, contra los explotadores de adentro, por el otro, contra los expoliadores imperialistas. Este 1? de mayo encuentra a los trabajadores del continente frente a esa misma lucha, sólo que las metas han cambiado: el paso a nuestra segunda independencia está a la orden del día y es irrenunciable.

IRINEO FUNES


Presidentes democráticos

Democracia bajo siete llaves

PUNTA DEL ESTE.—(Por Augusto Olivares, enviado especial).—Para garantizar la seguridad de dieciocho Presidentes y un Primer Ministro de diecinueve de las veintidós naciones del continente, fue necesario aislarlos en el aristocrático balneario uruguayo y movilizar 15.000 policías y elementos de las FF.AA. para proteger a cada uno de los mandatarios fue necesario movilizar a 789 soldados y policías.

Un periodista europeo dijo que sólo en una oportunidad vio un despliegue de vigilancia similar: durante el proceso de Nuremberg, para juzgar a criminales de guerra nazis. El mismo periodista agregó: "No obstante, existe una gran diferencia entre uno y otro acontecimiento. En Nuremberg se protegía a criminales de guerra del asedio de los que deseaban tomar desquite por cuenta propia, y en Punta del Este se vigiló a 19 gobernantes que aseguraron al mundo representar a regímenes democráticos y libres."

El vespertino uruguayo "Acción", pese a su orientación oficialista, al comentar la desproporcionada vigilancia en la reunión, dijo que no constituía motivo de orgullo. Ese diario escribió: "Ya desde veinte kilómetros antes de llegar a Punta del Este, en una amplia zona que por un lado delimita el mar y por el otro se aprieta sobre la ciudad de Maldonado, la ciudad balnearia ofrece en estos momentos un aspecto insólito. Guardias con casco de seguridad, helicópteros, portaviones, cañones antiaéreos, metralletas, automóviles blindados, patrulleros, se oponen a la marcha de personas o automovilistas que se dirigen hacia el hotel San Rafael y su zona de influencia. Quien no esté clara y notoriamente habilitado no podrá, bajo ningún pretexto, romper ese cerco." El diario terminaba su comentario con la frase siguiente; "Que sepan por lo menos que es la primera vez que aquí la vida de un Presidente debe ser motivo de cuidados tan especiales."

Un alto funcionario uruguayo contó, confidencialmente, una noche en Punta del Este, que el Gobierno de su país había tenido que emplear argumentos convincentes y sutiles para disuadir al presidente Johnson de su intento de visitar Montevideo.

Autoridades uruguayas manifestaron categóricamente a los encargados del plan de acción de Johnson, que no podían responsabilizarse de la integridad física del Mandatario si éste persistía en ampliar su gira a Montevideo. Se le convenció que tenía que partir de inmediato desde el aeropuerto de Carrasco hacia Punta del Este. Incluso se le señaló que su paso por la carretera podía ser peligroso, por lo que el Mandatario debió viajar en helicóptero desde Carrasco.

Para despistar posibles emboscados que pudieran atentar contra su vida, el Presidente yanqui trepó a uno de cuatro helicópteros idénticos de la Fuerza Aérea norteamericana. Todo cuanto usó Johnson, incluyendo agua mineral, fue llevado al Uruguay en fortalezas volantes, submarinos y en el portaviones "Wrigth", que permaneció frente a la costa de Punta del Este.

En una oportunidad en que algunas de las esposas de Presidentes decidieron bañarse en una playa del balneario, previamente entraron en el agua hombres-ranas.

Se permitió el acceso a Punta del Este a sólo tres periodistas de países socialistas, que actúan como corresponsales para América Latina, a James Reston, alto jefe de "The New York Times", diario de tendencia "liberal" de Estados Unidos, no se le permitió jamás el acceso al Salón de las Américas, porque las tarjetas rompefilas sólo fueron entregadas a periodistas norteamericanos que actúan en la Casa Blanca de Washington.


HAPPENINGS

COMO no podía ser menos y para no retrasarse con la moda, el happening ha hecho su debut en Santiago. Happening en inglés es suceso, acontecimiento. Aquí hay en juego dos cosas: la burguesía en descomposición y su convicción de que le ha llegado el juicio final, por un lado, y sus bufones seudomodernos por el otro. Este invento del norteamericano Robert Whitman ya había trascendido a las capitales europeas y, cuando no, a Buenos Aires, donde la pop y op y muy "inn" Marta Minujin es la asesora infaltable de los grandes monopolios que quieren desaburrirse con "happenings". Habíamos detectado realizaciones en algunas galerías comerciales de Providencia hasta que el "Flash" del 30 de marzo último dedicó cuatro páginas a un happening efectuado en el restaurante Il Bosco, plena Alameda. En un happening se hace cualquier cosa. Arrojar harina a los concurrentes (¿hablamos del hambre en América?), revolcarse en el suelo, aullar, jugar con yo-yos, en fin, cualquier cosa. Ya en muchos países se ofrece en carácter de "espectáculo", con entrada pagada. Si el genial maldito del teatro, el francés Alfred Jarry, despertara de su tumba, él y su sombra dilecta, Ubú Rey, expulsarían violentamente a los "happeners" del templo. Es visible en todo el mundo el interés de las fundaciones de la gran finanza imperialista por "fomentar" y proteger estos abortos de la thalidomida "cultural". El film (¡) en colores de Whitman, "Plum Fiat" (Ciruela chata) se exhibe abundantemente y el lunes 24 de octubre de 1966 se llegó a hacer un happening simultáneo en Nueva York, Berlín Oeste y Buenos Aires, intercomunicados por radio-teléfono. La lista de números "artísticos" de los happenings es interminable. Se llegó a instalar a 60 personalidades de la "cultura" ante 60 televisores, por las puras pantallas. Personajes renombrados pero que les cabe aquello que Beethoven dijo acerca de Goethe (con perdón de Goethe por la analogía) cuando se inclinó cortesanamente ante un monarca: "Creí estar junto al príncipe de los poetas pero me encontré con el poeta de los príncipes". La burguesía en esta época revolucionaria, en este genial siglo XX, no necesita bufones para sus sesiones de drogas heroicas ni para sus orgías dolcevitescas. Pero sí los necesita para el "arte". Evidentemente la burguesía está muy enferma, grave, de muerte, sólo espera el trabajo de los enterradores. ¿Qué objetivo perseguían, a quién servían Alan Kaprow desde Nueva York, Wolf Vostel desde Berlín occidental y cristiana y la Minujin desde Buenos Aires onganizada, al eyacular su cretinismo simultáneo? ¿Echaban fuego al despertar violento de los pueblos o diseminaban incienso, abanicaban los cuellos aterrorizados de sus verdugos? Las fundaciones Ford, Rockeller, etcétera, se hacen alegremente presentes en los happenings, se fotografían con confetti, risueños y enternecidos como niños de kindergarten. También se busca la colaboración de clases. A un happening puede ser invitado el más explotador de los industriales junto a jóvenes escritores, militares y cancerólogos, espías de la CIA y actrices, en fin, como en un cambalache, la biblia y el calefón. Todos happeners, todos amigos. Podemos comprobar como ley típica que los organizadores y animadores de happenings se reclutan entre falsos artistas frustrados, que confundieron artesanías novísimas (caso op) con el arte y no tienen en sí ni el talento ni la ideología necesaria para cambiar vitalmente los rumbos. Ni siquiera están resentidos con la sociedad, sino consigo mismos. Muy lejos también se hallan de la simple rebeldía, del primitivo inconformismo. En el fondo la burguesía los necesita para parodiarse, reírse de sí misma, porque sabe que son sus productos sociales, históricos, de un momento determinado. Por eso concurren los más conspicuos burgueses: a ver su obra, su propia imbecilidad. Reiteramos al pintor comunista italiano Renato Gutusso cuando en su diario se refería al éxito sospechoso de ésta y otras manifestaciones de la "cultura" del imperialismo, particularizando en los críticos: "Corren tanto, pero tanto de una "exposición" de estos "fenómenos" a otra que aún no pudieron conocer a Van Gogh, Braque, Matisse, etc. Sería por primera vez en la historia humana que el triunfo de lo nuevo cuesta tan poco". También estas cosas nos traen otra idea: Marx calificó como lumpenproletariat al desecho humano de la clase obrera y desde entonces cuando se dice lumpen, se piensa exclusivamente en los pobres. Pero modestamente creemos además en la existencia —abundante por cierto— del lumpen burgués, ambos como escoria moral de los dos antagonistas de la gran y mortífera batalla, más culpables los últimos. Ya lo dice la copla: "El rico chupa en su casa / y el pobre en el mostrador". Hay un ácido que corroe la conciencia del burgués: su crimen congénito, su pecado original: el de explotador de otros seres humanos. ¿No son lumpens de la burguesía acaso, los acumuladores de plusvalía, los drogadictos, los torturadores, los asesinos de obreros y campesinos, los dolceviteros, los adulteradores de alimentos, los adquirentes de las carísimas "niñas de álbum", los censores cavernarios del mejor arte y la mejor cultura, los creadores de "callampas", en fin, los enemigos del gran cambio de la vida humana?

JULIO HUASI


Literatura

Cortázar, ¡qué cronopio!

LA gran poesía de América está en la nueva narrativa escrita por algunos latinoamericanos que se exiliaron del continente y otros que viven aún en sus países "a medio morir saltando", con un pie en la patria y otro pie en el exilio (el gorilismo mata la cultura, persigue la poesía). Hoy por hoy lo mejor de la nueva poesía del continente está en los relatos y en las novelas del argentino Julio Cortázar, en las novelas y cuentos del peruano Mario Vargas Llosa, en la realidad explosiva del colombiano Gabriel García Márquez, en los argentinos David Viñas y Abelardo Castillo, en los mexicanos Juan Rulfo y Carlos Fuentes, en los uruguayos Mario Benedetti y Juan Carlos Onetti, en el paraguayo Augusto Roa Bastos, en los cubanos Luis Agüero, Antonio Benítez, Jesús Díaz y Manuel Granados. Todos escriben regularmente en prosa, pero son poetas. Más Cortázar y Vargas Llosa; los más poetas. Más todavía Cortázar.

El realismo de la nueva narrativa latinoamericana linda con lo fantástico, con lo irreal, que en este caso es también una dimensión más de la realidad. Estos nuevos novelistas rompen el lenguaje, crean nuevas formas de expresión, nuevas maneras de contar. Y lo que cuentan no es la realidad seca, pacata, malamente fotográfica. Es lógico entonces que sobrevenga en todos ellos la poesía. El escritor cubano Eliseo Diego, al escribir sobre Todos los Fuegos el Fuego, de Cortázar, dice con razón: "lo verdaderamente extraño es que un estilo tan admirablemente adaptado a las rugosidades de lo real se encuentre al servicio de un mundo en trance de incesante evaporación hacia el orden de lo fantástico... Mundo consciente en y por la imagen, tal es el mundo de lo fantástico."

Julio Cortázar se aventura por "las distintas dimensiones de este mundo" y llega a crear increíbles individuos anónimos e irónicos: los cronopios y los famas. Su Historia de Cronopios y de Famas —además de ser en verdad un maravilloso libro de poemas escritos en prosa— conserva en el fondo un desenfado quevediano (y en esto tiene razón Gonzalo Rojas; es el tono), insólito, extrañísimo (no es una adjetivación desmedida o desproporcionada). El libro está escrito felizmente en un español poco español, en un español latinoamericano, enhorabuena; curioso, libre. Unos cronopios y unos famas que habría querido escribir un antipoeta. Lo mismo sucede con Bestiario o Todos los Fuegos el Fuego, o con sus novelas Rayuela o Los Premios. Julio Cortázar (1914) a los 53 años —vive en París— logró un completo dominio técnico, y hace literalmente lo que "quiere. Saca una historia de la vida diaria como de la fantasía, así como también es capaz de lograr que un hombre de sus cuentos vomite conejos. Puede también contar historias paralelas; distintos espacios y distintos tiempos en un solo relato, y al unísono, palabra tras palabra. Es un realismo el suyo de una infinita amplitud, y un idioma hecho en base a poesía no tranquila. Cortázar está a años-luz de la belleza inalterable. Es un cronopio profundamente alterante.

Próximamente Julio Cortázar editará en México un volumen de collages: antiguos poemas, relatos que quedaron encarpetados, apreciaciones sobre el oficio y la responsabilidad del escritor, palabras sobre el poeta, sueños. En uno de estos collages, Cortázar escribe: "hablo de la responsabilidad del poeta, ese irresponsable por derecho propio, ese anarquista enamorado de un orden solar y jamás del nuevo orden o del slogan que hace marcar el paso a cinco o a setecientos millones de hombres en una parodia de orden, hablo de algo que disgustará profundamente a los comisarios, a los jóvenes turcos o a los guardias rojos, hablo de una condición que nadie describió mejor que John Keats en una carta que hace muchos años llamé la carta del camaleón y que merecía ser tan famosa como la Lettre du voyant. Su preludio es perceptible en una frase escrita un año antes y como al pasar. Keats le está diciendo a su amigo Bayley que nunca ha esperado otra felicidad que la del puro presente, y agrega como al descuido: Si un gorrión se posa junto a mi ventana, tomo parte de su existencia y picoteo en el suelo. En octubre de 1818, el gorrión se vuelve camaleón en una carta a Richard Woodhouse: En cuanto al carácter poético en sí... no tiene un yo, es todo y es nada; no tiene un carácter, goza con la luz y con la sombra, vive en lo que le gusta, sea horrible o hermoso, excelso o humilde, rico o pobre, mezquino o elevado. Tanto se deleita en concebir a un Yago como a una Imogena. Lo que choca al virtuoso filósofo, deleita al poeta camaleón... Un poeta es lo menos poético de todo cuanto existe; como no tiene identidad, continuamente tiende a encarnarse en otros cuerpos... El poeta no posee ningún atributo invariable; ciertamente es la menos poética de todas las criaturas de Dios.

Cortázar sostiene que "vivimos un tiempo latinoamericano en el que a falta de verdadero terror hay los pequeños miedos nocturnos que agitan el sueño del escritor, las pesadillas del escapismo, del no compromiso, del revisionismo, del libertinaje literario, de la gratitud, del hedonismo, del arte por el arte, de la torre de marfil; la sinonimia y la idiotez son largas. Todo comisario está pronto a ver en el poeta al maricón o al cocainómano o al irresponsable de turno; y lo más espantoso es que alguna vez hubo un comisario llamado Platón. A mí como a todos los de turno me tocarán mis comisarios que reprocharán a este libro su efervescente vocación de juego. ¿Para qué defenderme? Otra vez me voy con Keats a vagar por ahí, pero antes escribimos con tiza en el paredón de la comisaría estas cosas que alguna vez se sabrán hasta en ellas." (Del libro La vuelta al día en 80 mundos.)

LAS COSAS CLARAS

Tanto Cortázar como Vargas Llosa son escritores latinoamericanos antimperialistas; ambos firmaron la Declaración del Comité de Colaboración de la revista "Casa de las Américas".

El criterio revolucionario de Cortázar como de vargas Llosa es amplísimo, dentro de una posición crítica, no incondicional. Ambos están en contra de los comisarios culturales y de los censores. Mario Vargas Llosa dijo el 16 de enero de este año, en La Habana, que "el novelista es un eterno rebelde, un inconforme con su sociedad, su medio, su familia o sus clases; y trata, además, mediante su obra, de reubicarse en esta circunstancia de la que se siente en alguna medida marginado, desajustado. Y, como el mundo es perfectamente perfectible, este proceso no cesará nunca".

En una entrevista que le hicieron el mes pasado en la revista Bohemia, sobre el Premio Casa de las Américas y otras cuestiones, Julio Cortázar —quien además fue en 1967 jurado en novela— dijo: "Creo que a partir de este año, y solamente entonces, el premio es el más importante para los escritores latinoamericanos. Lo es por la intención que lo mueve, pero sobre todo porque este año la calidad de muchos de los trabajos presentados ha conseguido finalmente darle todo su sentido. En un tiempo en que suele entenderse mal el concepto de materialismo, es bueno asistir al fenómeno aleccionante de un premio surgido como una pura idea rodeada de las peores dificultades, de las más injustas barreras culturales, económicas y políticas; es bueno ver cómo una idea se encarna en una realidad que honra a nuestro continente y que se vuelve materia literaria, esa materia que deben tener imprescindiblemente en cuenta los que manejan cotidianamente el concepto de materialismo."

LA NOVELA DE VIÑAS

Cortázar dijo en esa misma entrevista: "Era evidente que la novela elegida en forma unánime por Lezama Lima, Marechal, Monteforte, Mareé y yo, nacía de la underwood de un escritor plenamente dueño de sus medios expresivos; nada pudo sorprenderme menos que escuchar el nombre de David Viñas cuando se abrieron los sobres, puesto que cada línea de Los hombres de a caballo estaba mostrando a un novelista consumado. Como argentino, mi alegría fue naturalmente doble; como amigo de Cuba, esa alegría se multiplicó con las dos menciones que otorgamos también por unanimidad.

De estos libros, me gusta especialmente La vida en dos, de Luis Agüero, y creo que este escritor tiene por delante una gran carrera como novelista. Como pocos en Cuba parece haber comprendido que escribir es sobre todo borrar, tachar, eliminar, ceñirse a lo verdaderamente significativo. En un hombre tan joven sorprende este rigor. En cuanto a Adire y el tiempo roto, su autor está lleno de fuerza, de talento, de frescura; deberá aprender a adueñarse mejor de los frutos y eliminar la hojarasca; pero lo importante es que su libro está lleno de frutos, y que lo otro es una cuestión de aprendizaje técnico. En resumen, la novela cubana se sitúa con este premio en una doble línea muy interesante: la de la síntesis expresiva con Agüero y la del desborde juvenil con Manuel Granados. Vaya a saber si la gran novela del futuro inmediato no será aquella que logre conciliar esas dos posiciones en cierto modo extremas; a los escritores cubanos les toca decidir."

Julio Cortázar representa la "vanguardia" de la novelística actual latinoamericana (y, en. cierta medida de la propia poesía). De todos los nuevos —a pesar de sus 53 años, lo que en el fondo no importa, sino para la ficha biográfica—, Cortázar es el que más arriesga, es también el que más se ríe de sí mismo y de las cosas. ("Podemos hablar mejor de las cosas de las que podemos reírnos. En esto el gran renovador es Cortázar, que ha llevado el principio a un extremo revolucionario, usándolo como punto de apoyo para una crítica del conocimiento y un asalto a las categorías mentales".) (1)

Cuando a Cortázar se le preguntó días antes de abandonar La Habana sobre las posibles influencias que tendría su declarado izquierdismo en su obra, dijo: "Creo que no va a influir en absoluto, y en cambio estoy convencido de que el proceso será, como ya lo he dicho, inverso. Desde mi condición de escritor, desde mi obra, seguiré trabajando y definiendo cada vez mejor mi sentimiento de lo que debe ser un hombre de Izquierda."

Más o menos lo mismo que en la coda personal de uno de sus últimos collages que integran su libro próximo a aparecer en México, La vuelta al día en ochenta mondos: "... cualquiera sabe que habito a la izquierda, sobre el rojo, pero nunca hablaré explícitamente de ellos, o a lo mejor sí, no prometo ni niego nada. Creo que hago algo mejor que eso, y que hay muchos que lo comprenden. Incluso algunos comisarlos, porque nadie está irremisiblemente perdido y muchos poetas siguen escribiendo con tiza en los paredones de las comisarías del norte y del sur, del este y del oeste de la horrible, hermosa Tierra."

(1) Luis Harss, en el libro Los Nuestros. Edit. Sudamericana. 1968.

HERNÁN LAVIN CERDA


Crítica

Profesionales de la difamación

LOLITA Mac Murray, conocida en un tiempo bajo el seudónimo de Lita Gray, fue —como es sabido— la segunda esposa de Charles Chaplin. Lita, en 1927, acusó a Chaplin de "inmoralidad" y obtuvo, con la complicidad de la prensa norteamericana —especialmente la cadena Hearts— y también de la justicia, mía jugosa indemnización de divorcio: 835.000 dólares.

La madre de Lita tuvo un papel fundamental en toda la tramoya; en la práctica había arrojado a su hija a los brazos de Chaplin y después logró que ambos se casaran. Lita era menor de edad. El escándalo consiguiente, dos años más tarde, a través de una demanda de "inmoralidad" y la condigna cuota de dólares. Chaplin pudo haberse arruinado definitivamente en ese momento.

El episodio ni siquiera merecería recordarse a no ser porque Lita Gray acaba de publicar en Estados Unidos un libro de "memorias" sobre Chaplin, en donde menudean las más asquerosas acusaciones. Mi vida, con Chaplin, se titula el engendro, en donde no sólo se tergiversa la verdad, sino que se agregan todas las notas picantes como para que se pueda constituir en una especie de best-seller.

Se sabe que Chaplin contrató a Lita Gray para un papel sumamente incidental en El Pibe. "Cuando comprobó en ella una falta absoluta de talento —dice George Sadoul en su Vida de Chaplin—, se cansó de la actriz y de la mujer. Ofreció pagar la indemnización prevista en el contrato. La señora Mac Murray replicó con una amenaza de proceso por rapto de menor. Esto hubiera significado para Chaplin un escándalo que le Impediría volver a producir películas. Cedió a ese chantaje confesado. Se casó con Lita en la iglesia de una oscura aldea mexicana. Pronto tuvieron dos hijos. Lita Gray ya estaba segura de sus derechos sobre Chaplin. Sin prestar gran atención a un marido que le firmaba generosos cheques, se dedicó a la alegre vida de Hollywood. Una noche, Chaplin encontró su casa llena de bailarines y de borrachos que armaban gran alboroto. Se enfadó y echó a toda la pandilla. Lita Gray siguió a sus invitados y se llevó a los dos niños".

La vida que siguió, posteriormente, Lita Gray es poco conocida. Se transformó en una mujer absolutamente alcohólica y sin ningún tipo de moral. En pocos años derrochó la inmensa fortuna que había obtenido con su divorcio. Vivió oscuramente, gracias a lo que le pasaban sus hijos: Sidney y Charlie. Observando algunas de sus fotografías recientes se puede apreciar un rostro tumefacto, deformado por el tipo de existencia que ha llevado. Además de ser una mujer frívola y desprovista de cualquier cualidad espiritual, su ignorancia rebasa todos los límites. Esto señala que es muy difícil que haya sido ella quien escribió el libro que en estos instantes alcanza gran publicidad en Estados Unidos y Europa. Ella solamente puso su nombre; algún mercenario, la pluma.

No hace mucho la periodista Oriana Fallaci, de la redacción de L'Europeo de Milán, entrevistó a Lita Gray, solidarizándose con la posición de la ex esposa de Chaplin. La entrevista es una obra maestra de la perversión propagandística antichapliniana. Ya en el título se dice claramente lo que se persigue: Chaplin es un monstruo, repite Oriana Fallaci a instancias de Lita Gray. "Fue el ogro de mi niñez", "sólo sabe dar y tener miedo", "carece de humildad, de valor, de capacidad para los grandes sentimientos", son algunas de las frases menos comprometedoras que se deslizan en la entrevista.

Estas arremetidas contra Chaplin no son nuevas. Las ha sufrido periódicamente a lo largo de su vida. Siempre cualquier pretexto ha sido bueno: la maledicencia se ha constituido en una especie de constante desde los años en que comenzó a triunfar en Estados Unidos. El testimonio que ahora lanza Lita Gray es el que menos merece tomarse en cuenta. Sin embargo, para los emboscados agentes antichaplinianos ha sido un nuevo resorte, una preciosa oportunidad para sembrar la calumnia por el mundo.

El silencio de charlot es bastante significativo. Lita Gray, o cualquiera otra, no puede empanar una trayectoria artística que siempre ha estado bordeando los lindes de la genialidad. Es ahí donde se mellan los dientes los denigradores profesionales de Chaplin. Por eso el creador de La quimera del oro prefiere el silencio.

En este caso Lita. Gray ha utilizado el mismo procedimiento de los asaltantes nocturnos: ha escogido cuidadosamente a su víctima para poder seguirse emborrachando, ya agotados sus recursos. Nada mejor, entonces, que escribir un libro escandaloso y difamatorio: es cumplir con una especie de rito bastante en boga en Estados Unidos, que deja positivas ventajas.

Ya, hace 40 años, el escándalo le proporcionó a Lita Gray 835.000 dólares; ahora, sin tanto éxito desde luego, quiere sacar otra tajada a través de un procedimiento similar, pero esta vez sin la hábil asesoría de su madre. Lo peor, no obstante, es que ha encontrado el suficiente eco como para que sus propósitos logren concretarse. Oriana Fallaci, en realidad, ha contribuido en buena medida. Toda la prensa norteamericana ha celebrado alborozada la aparición del libro de Lita Gray. Los viejos rencores vuelven a aflorar como en sus mejores tiempos.

Con razón el mismo Sadoul escribió en 1952: "En Beverly Hills, durante este verano, pudo usted creerse abandonado por todos. Pero desde su viaje a Londres, París y Roma, desde el éxito inmenso de Candilejas, sabe usted, que cientos de millones de hombres siguen venerando respetuosamente en usted desde el fondo de sus corazones, al artista genial, al gran ciudadano, al hombre bueno".

CARLOS OSSA.


Solicitada

"Es necesario a todo trance oponer a la prensa mala,
la prensa buena, aplicando también aquí el antiguo principio,
contraria contrariis curantur." (Pío XI, carta ex officiosis litteris.)

Monseñor Alejo Videla,

Diario "El Siglo".

PRESENTE.

Eminencia Reverendísima: Cómo me recuerda al Divino Maestro predicando en Judea, su lenguaje candente frente a los pérfidos fariseos revolucionarios que han tratado de desvirtuar la Encíclica de nuestro bien amado Padre Paulo VI. Leyéndolo, comprendo porqué "Populorum Progressio" es la Encíclica del Siglo (perdóneme la contracción) y porqué también su tribuna resulta valiosa en esta lucha contra el caminar de la Revolución hacia el desorden integral. Entiendo, además, que si la acción contra-revolucionaria, por la cual nos desvivimos y luchamos, si bien merece tener a su disposición los mejores medios de televisión, radio, prensa de gran tiraje, eficiente y brillante, debemos reconocer in concreto que tendrá que realizarse muchas veces sin esos recursos. Los pequeños periódicos de inspiración contra-revolucionaria, si son de buen nivel (y usted se lo ha dado a su tribuna) tienen una eficacia sorprendente, principalmente para la tarea de hacer que se conozcan los contra-revolucionarios.

Ya lo dijo en sapientísimas normas San Pío X: "Sin duda, no será ajeno a la prudencia, también, al proponer la verdad, usar de cierta contemporización, cuando se trata de esclarecer hombres hostiles a nuestras instituciones y enteramente apartados de Dios" (Ene. "Jucunda sanit", de 12-111-1904). Y qué mejor que afirmar que Paulo VI piensa y actúa de manera muy diferente a la del Cardenal Ottaviani, para saber que en este hábil juego suyo usted está exorcizando a esos "ultras" de "Punto Final" y contemporizando con esa versión infiel de que nuestra Santa Madre Iglesia aparece hoy cruelmente dividida en su Jerarquía.

Es el mismo Espíritu Santo el que hablando por sus escritos, reverendísimo Monseñor, ora con majestuosa severidad, ora con suavidad materna, le ha inspirado a usted a ponderar la diferencia entre el Condecorado Cardenal Spellman por su "Alocución de Navidad" y este Santo Padre de nuestra Encíclica de hoy o la de aquellos Papas que bendijeron a las tropas fascistas y este que repudia la agresión yanqui en Vietnam, aunque a veces se olvide de las agresiones en esta nuestra América Latina, pero ¡cuidado! Nadie puede fijar límites a la inagotable variedad de los caminos de Dios en las almas. Sería absurdo reducir a esquemas asunto tan complejo. No se puede pues, en esta materia, ir más allá de la indicación de algunos errores que hay que evitar y de algunas actitudes prudentes que hay que proponer. No olvide usted que la Iglesia, madre compasiva, estimula todo cuanto puede llevar alivio a las miserias humanas, pero no nutre la ilusión de que las

eliminará a todas. Y ruega una santa conformidad con el dolor, la pobreza y otras privaciones.

por eso me parece audaz, Su Eminencia, que usted recurra, elevando el tonos explícitamente contra-revolucionario, a una diferencia que estimo peligrosa. Los comunistas siguen siendo "intrínsecamente perversos" y el Sumo Pontífice no ha dicho todavía (tampoco en la "Populorum Progressio" donde dijo bastante) que no lo sean ya, por el hecho de que el presidente podgorny lo haya visitado en el Vaticano, como tampoco ha dejado de poner alerta los espíritus contra los males del protestantismo porque al Concilio Ecuménico hayan asistido obispos protestantes o el arzobispo de Westminster.

Con todo, conviene seguir recordando algunas verdades. Sería errado suponer que la bondad desarma siempre la maldad humana. Ni siquiera los beneficios incontables de Nuestro Señor en su vida terrena consiguieron evitar el odio que le tuvieron los malos. Así, aunque en la lucha contra la Revolución se debe preferentemente guiar y esclarecer amistosamente los espíritus, es patente que un combate directo y expreso contra las varias formas de ésta es lícito y, generalmente, hasta indispensable. Por esta razón sale pues, y con mucha mejor sazón, sus comentarios variándolos en argumentos y no remitiéndose a coincidencias que, por repetidas en dos artículos seguidos, provoquen el riesgo de que sus lectores pierdan el gusto que ellas dieron originalmente, use su fuerza, que es en la fuerza del alma cristiana donde está el dinamismo de la contra-revolución, que. "en tesis" es incalculable y ciertamente superior al de la Revolución: "Omnia possum in eo qui me confortat" (Filip. 4,13).

Cuando los hombres resuelven cooperar con la gracia de Dios, se operan entonces las maravillas de la Historia: tal es la conversión del imperio Romano, la formación de la Edad Media, la reconquista de España a partir de Franco y la salvación de América Latina en la Conferencia de presidentes de Punta del Este, después de la bendición de Paulo VI. Acontecimientos son esos que se dan como frutos de las grandes resurrecciones del alma de que los pueblos son también susceptibles.

Su ejemplo, con todo, sigue siendo admirable y probatorio. Cada cual puede ser un contra-revolucionario. Puede serlo implícita y, por así decirlo, inconscientemente.

Cuide pues de continuar así. Sus exégesis papales deben seguir en el mismo tono y evitar cualquiera mención (Camilo Torres, por ejemplo) que contribuya a desmerecer su tributo de filial devoción e irrestricta obediencia al "Dulce Cristo en la Tierra", columna y fundamento infalible de la Verdad, Su Santidad el Papa Paulo VI.

Sólo así en su periódico olvidarán el chilenizado refrán yugoslavo: "Moretic viejo no será nunca buen cristianic". Lo saluda con una expresión de confianza absoluta en su triunfo. A. M- D- G.

+ Arsenius (Hermano Tercero de la O. F.)


Sobre el control de la natalidad

ESTE asunto del control de la natalidad no es claro en ninguno de sus términos. O, dicho de otro modo, oculta sus términos verdaderos bajo una lluvia insufrible de lagrimones. Póngase usted lector, por ejemplo, en el pellejo de un católico. Todavía no comienza a leer la Biblia cuando tropieza con el entusiasta imperativo del Creador: "Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la tierra y sometedla". Y no sólo eso. Porque la vida, para un cristiano que se respete, es un don de Dios. De modo que andar planificando y como recortando los dones viene a implicar una incómoda actitud, nada menos que ante Dios mismo y como si le dijera uno: Señor, haga usted sus dones en forma razonable; o también: Vayase usted con sus dones a otra parte.

Ahora, si nos movemos en manera contraria y —con el sublime propósito de aumentar a todo motor el número de los que se sentarán entre los ángeles— nos oponemos al control de la natalidad, igual como lo hacemos en contra de la eutanasia, el suicidio y toda forma de desprecio ante las obras divinas, entonces, lloverán sobre nosotros palabras muy duras y esgrimidas por los representantes más conspicuos del mundo actual. ¿No ven, infelices —así clamarán estos señores— no ven que a este ritmo de crecimiento vamos a distanciarnos cada vez más de la superación de la miseria? ¿Acaso quieren que explote el mundo? Y a continuación un teorema "elemental": la riqueza crece en menor proporción que la población; sin control de la natalidad alcanzaremos un punto en que, cada vez más, más gente morirá de hambre sencillamente porque la cacerola está vacía.

En este punto, puede usted salir del pellejo católico; por lo demás, usted saldrá de allí empujado por la repugnancia que producen las contradicciones. En particular, ni usted ni yo estaremos dispuestos a aceptar el argumento anterior si consideramos el mundo por países. En nuestro país, por ejemplo, podríamos hasta cuadruplicar la población sin riesgos serios. Y puesto que algo parecido vale para el resto de los países latinoamericanos, entonces, debemos suponer que hemos conducido el asunto a un extremo en que le aparecen aspectos inéditos; inéditos, siquiera para usted y para mí, que somos unos mestizos subdesarrollados y engañados por charlatanes de todas las marcas.

Digo, pues, que en este punto tiene uno que hacerse preguntas sobre la existencia impedida. Pero, ¡no se asuste, no crea que vaya a dispararle alguna payasada existencialista! Me refiero sencillamente a esos veinte o más millones de chilenos cuya existencia se propone impedir el control de la natalidad. Porque entiendo que el asunto es claro: si usted va donde Johnson o donde el Papa a defender el crecimiento demográfico de nuestro pueblo van a cogerlo por loco furioso, por revolucionario camorrero o por fanático de la procreación.

Y así llega uno a preguntarse: ¿No tendrá algo que ver este aumento de mi pueblo que rechazan los imperialistas con la riqueza que explotan por estos lados? ¿No será que esos veinte o más millones cuya existencia espanta a los enemigos de la natalidad tendrían que alimentarse con una hermosa tajada del standard imperialista?

O puede ponerse en colores menos idílicos considerando directamente que la existencia impedida dentro de nuestro país por el control de la natalidad es un resultado lógico, porque se trata de un mundo levantado sobre la explotación, un mundo para el cual todo aumento de la vida inconsistente con sus intereses debe ser impedido.

La sabiduría del norte, formúlela el Papa en latín o el antipapa en griego, dice así: Cualquiera sea el grado de miseria a que descienda por su "incremento improductivo" la masa humana del tercer mundo, debemos deducir de todos modos para su mantenimiento de la parte explotada de plusvalía. Supongo que esto será claro para todos los marxistas; porque resulta absurdo andar buscando "condiciones objetivas posibles" con el manual, al tiempo que se pisotean las existentes.

De todos modos, para usted, lector, será evidente que la proporción de la miseria, es, siquiera, una componente de la actitud revolucionaria. O, si prefiere que nos demos un traguito de sabiduría dialéctica, estará a la vista para usted que el aumento de nuestra población, el descenso relativo de nuestra explotación, el aumento de la tensión revolucionaria, la intensificación de la miseria, los discursos de Johnson y los tanteos anticonceptivos del Papa son ingredientes de la misma ensalada.

Podemos, pues, decir (apropiándonos la fraseología cursi) que la realidad es multifacética, pero también sumamente consistente. Y esto significa que no por ser de noche vamos a suponer que todos los gatos son negros ni a confundir el humanismo con los anticonceptivos.

JUAN RIVANO.


Polémica

Diletantismo de izquierda

LA izquierda se transforma así en una masa gelatinosa y deformable, constituida en una institución necesaria a la burguesía", dice el señor Manuel Espinoza Orellana en un artículo que titula Alternativa revolucionaria y anticomunismo. La afirmación no deja de ser deplorable. Esto se ve avalado por una argumentación bastante temeraria; "A partir de la muerte de Luis Emilio Recabarren, genuino y cabal revolucionario, no ña habido en Chile la proyección seria de una verdadera política revolucionaria en el seno de la clase trabajadora". Sin embargo, esa proyección existe ahora: la da el señor Manuel Espinoza.

El diletantismo parece desconocer la historia. Y reemplaza, a su modo, ciertas alienaciones por sofismas más o menos audaces, mas o menos pasionales. El señor Espinoza tiene todo el derecho del mundo a discrepar, pero eso no lo acredita para falsear la historia, o, en último análisis, para interpretarla con las urgencias de quien se cree poseedor de la verdad inconcusa.

Es efectivo, por lo demás, que los militantes de la izquierda chilena han vivido muchas frustraciones; el camino no ha estado alfombrado de rosas. Sin embargo, al contrario de lo que cree el señor Espinoza, no todo ha sido tiempo perdido: hay en este país —y gracias a los partidos de izquierda, precisamente— una alta conciencia política que ha penetrado a las masas. Sin embargo, el autor del artículo citado busca el adjetivo menos conveniente para definirlas: gelatinosa. Y agrega otro: deformable. Me pregunto si no sena más atinado decir deformada.

La adopción de ciertas posiciones adventicias o a la moda, en las cuales la crítica —que puede ser justa en ciertos momentos de la historia, es decir, dialécticamente expresada—, sólo contribuye a la confusión general, no ganándose absolutamente nada con la utilización de argumentos especiosos para encauzarla hacia el terreno de la dispersión. Es caer en los vicios que Marx y Engels pulverizaban en La sagrada familia.

"La burguesía ha sabido llevar a los partidos populares a sus canchas de juego", dice también el señor Espinoza. El lenguaje es más futbolístico que político. Esas canchas de juego, me imagino, son las elecciones, el parlamentarismo, etc. Con ello se parece olvidar que los bolcheviques, por ejemplo, sólo cinco años antes de la Revolución participaron abiertamente en la elección de la IV Duma del Estado. Y según se puede leer en Historia de la URSS (pág. 184), "los bolcheviques aprovecharon la campaña electoral para desplegar su agitación revolucionaria". Por lo demás, Lenin nunca desdeñó ningún camino para el ascenso revolucionario de las masas, gelatinosas o no. El señor Espinoza habría dicho, en ese tiempo, que el partido Bolchevique se había dejado arrastrar "a las canchas de juego de la gran burguesía zarista".

La historia de América Latina, entre otras cosas, está plagada de hechos muy contradictorios y el desarrollo económico-social de los diversos países del continente tiene mecánicas muy diversas y contrapuestas. Un somero examen de la realidad chilena indica claramente que casi en los últimos 40 años —los mismos que cita el señor Espinoza— no ha habido un solo golpe de Estado (y al margen de la administración represiva de GGV ninguna dictadura de tipo militar). Esta es una situación que, de hecho, no se puede desconocer para analizar las fuerzas que han estado operando sobre este terreno plácido en comparación con otros países de América Latina (Argentina puede ser un buen ejemplo, que desde el golpe militar de Uriburu en 1930, ha padecido 18 "presidentes" hasta la fecha).

Todo lo anterior no indica que haya que caer en el peor de los conformismos. Ya lo dije: la crítica debe ser un elemento dinámico dentro de la composición de la izquierda chilena, pero esa critica debe estar bien orientada y bien fundamentada. No puede ser apriorística ni menos hacerse en aras de un curioso diletantismo de izquierda. Es caer en peores situaciones que las que se denuncian.

Si se analiza el proceso con serenidad, ninguna persona que adopte una posición de izquierda parte de cero. Lo anterior seria una arrogancia ilimitada y estúpida. Tampoco puede decir que está todo por hacer. Sería usurpar una función teórica pura la cual a lo mejor no está destinado. Es también otro tipo de arrogancia.

Por otra parte, del contexto de su artículo no se desprende ningún tipo de "alternativa". Se utiliza solo un andamiaje seudo teórico para entrar de lleno en la critica, cayendo en algunos pragmatismos que se contradicen abiertamente con la apodicticidad del marxismo.

Lenin decía que "sin teoría no hay acción revolucionaria"; Espinoza critica la acción práctica y teórica de los partidos de izquierda, concluyendo que no son revolucionarias. Sin embargo, no entrega ninguna teoría que haga posible la acción revolucionaria que él encuentra ausente en la izquierda.

CARLOS OSSA.

NOTA: El artículo Alternativa revolucionaria y anticomunismo fue publicado en PUNTO FINAL Nº 24.


PUNTILLAZOS

Los motivos de Durán

EL senador Julio Durán Neumann es un personaje pintoresco de la política criolla. En su lenguaje —sabrosa mezcla de ingredientes folklóricos— el senador Duran ha hecho saber que el PR debe caminar del brazo con el FRAP. La razón es muy concreta: el Gobierno, dice, ha dinamitado los puentes con el PR. Hay que construir — entonces— nuevos puentes. Y éstos conducen al FRAP. Las declaraciones "izquierdistas" de Durán son de un maestro del oportunismo. En ese sentido, Duran no es más ni menos que muchos hombres que destacan en la actividad política. Hoy aquí, mañana allá, y todo en nombre de los mejores intereses del partido o de la patria.

¿Qué pasó con Duran anticomunista? ¿Qué fue del candidato del Frente Democrático que aterrorizó al país con los "cuajarones de sangre"? Ahora tenemos un Duran dispuesto a ofrendar su sangre por la causa del movimiento popular.

Hombre ducho en política (llegó al Congreso en 1944 como diputado por Cautín), Durán es un pragmático.

Su carrera de hombre de negocios ha alcanzado niveles exitosos en un país difícil para el "self made" man". Desde administrador del fundo familiar en Pirque, dueño de una fábrica de conservas, comerciante en carne, secretario general de Investigaciones, a dirigente estudiantil y político, diputado y senador, la acción vital de Duran se ha desbordado para alcanzar las primeras filas de la oligarquía financiera. Los prohombres de la Derecha económica le dispensaron su amistad y apoyo hasta el "naranjazo" de Curicó. Ahí mismo lo dejaron abandonado para correr a los brazos de Frei. pero Duran no tiró la esponja. Mantuvo su candidatura después de entrevistas que se hicieron públicas, primero con el entonces Consejero Político de la Embajada de EE. UU., Joseph J. Jova, y luego con el propio Frei en casa del gerente de Industrias Forestales S. A., empresa de la que Duran es presidente. Se le explicó que si se retiraba, se corría el peligro que los radicales apoyaran al doctor Salvador Allende, candidato de socialistas y comunistas. Frei, además, prometió que si triunfaba siempre existirían puentes para un entendimiento democristiano-radical. No sucedió así, y Duran no es el primer defraudado por las promesas de Frei. En el cariño presidencial aparecieron otros favoritos, uno —quizás el principal— es Agustín Edwards Eastman.

Industrias Forestales S. A. está muy mal. Incluso han ido a protesto letras avaladas por la CORFO. Edwards ambiciona apoderarse de esa industria que cerrará el circuito de su monopolio periodístico con su propio abastecimiento de papel. De paso, industrias Forestales, hoy impedida de hacerlo, podría vender sus productos en el país, lo que significaría un golpe debajo del cinturón a la Cía. Manufacturera de Papeles v Cartones, de Jorge Alessandri Rodríguez. La Papelera —ya constituida en monopolio interno— perdería su mejor fuente de ingresos en momentos en que la celulosa, como resultado del "dumping" de la URRS, se cotiza por debajo de los costos chilenos. Julio Durán, por lo tanto, está al borde de perder Industrias Forestales S. A. y de rebote ver vulnerados sus intereses en el Banco Industrial y Comercial (ex Banco Árabe).

Como puede apreciarse, en realidad los puentes han sido dinamitados por el Gobierno. A Durán pobre, sólo le queda correr el riesgo de los "cuajarones de sangre". Es muy distinto —lógico— a lo que pensaba Durán rico.

MACAUREL


Actualidad política

Ilusionismo electoral

DESPUÉS de las elecciones de regidores, el Consejo Nacional de la Democracia Cristiana, alarmado por su progresivo y vertiginoso descenso electoral, y por la rebelión interna, acentuada por la derrota, formuló un llamado al FRAP para concertar un acuerdo, a fin de impulsar el despacho de proyectos "importantes para el pueblo", recogiendo el desafío del Partido comunista.

Este ofrecimiento fue respaldado por la Juventud del PDC, que en una declaración pública expresó que "es urgente emprender otras tareas de profundización revolucionaria que conduzcan al desalojo de las clases dominantes".

La opinión del Gobierno y del sector mayoritario y más derechista del partido oficial fue reflejada por su ideólogo, Jaime castillo, quien afirmó que el llamado no tenia nombre ni apellido, o sea, que no estaba dirigido sólo al FRAP, sino que también a otras colectividades (¿incluso el Partido Nacional?). Agregó que el acuerdo con otros partidos tendría que producirse exclusivamente en torno al programa gubernativo y a los proyectos que indicara la Democracia Cristiana.

Esto no es diálogo, sino que monólogo; no es acuerdo, sino imposición. Subsiste la soberbia.

Finalmente, la Junta Nacional, en un acuerdo de transacción entre las diferentes tendencias que existen en su seno, resolvió "impulsar una vía de desarrollo no capitalista"; "adecuar" el programa a las nuevas circunstancias; impulsar diversas Iniciativas que el Gobierno había dejado rezagadas, y gestionar ante "otros partidos políticos", que no individualiza, su apoyo para la aprobación de esos proyectos.

REPLICA DEL FRAP

La Comisión política del PS calificó este ofrecimiento de "nuevo intento publicitario" y rechazó la invitación por "inoficiosa" y porque implicaría confusionismo político y compromisos con el Gobierno, al cual identifica con la entrega del cobre y otras industrias vitales al capital norteamericano. Lo acusa también de realizar una "acción antiobrera encarnizada", de ser prepotente, despilfarrador e ineficaz y de representar apenas un tercio del electorado. Retrata con dureza a la Democracia Cristiana y destaca la influencia que tienen en este Gobierno "los frailes teorizantes, de procedencia extranjera". Termina la declaración socialista afirmando que el partido sólo está dispuesto a dialogar con quienes deseen poner término en nuestro país a la explotación del hombre por el hombre y de sus riquezas por el imperialismo.

Por su parte el senador Salvador Allende, antes de viajar a Uruguay, declaró a "Ultima Hora" que entre el FRAP y "el gobierno de Frei y los que mandan en la Democracia Cristiana hay una distancia insalvable", por la posición que ellos tienen frente a los intereses extranjeros y el imperialismo americano.

También opinó el senador Raúl Ampuero en el diario "La Nación", que lo presentó como un "postergado" en su partido. Dijo el parlamentario socialista que el 2 de abril la ciudadanía había rechazado un "estilo" político, más que un programa de acción; que la DC necesita definirse y que encontrará aliados en la Izquierda o en la Derecha "según hacia donde quiera caminar".

El secretario general del PC, senador Luis Corvalán, anticipó el criterio de esa colectividad, expresando: "Esperamos los pasos concretos de la DC para sacar adelante toda aquello en que hay o pueda haber coincidencia."

LA REVOLUCIÓN SIN "R"

Por su ideología y su composición social, la Democracia Cristiana no es un partido revolucionarlo.

Un vocero periodístico del Gobierno, el diario "Clarín", disipa toda duda al respecto, cuando dice en un editorial: "La revolución en libertad no es una revolución en la acepción corriente de la palabra. Es, según los entendidos, una "evolución acelerada". Y la prueba de que no se trata de una revolución está a la vista en la elección del domingo 2. Una revolución política trae consigo la revolución económica y social. Cuando la revolución económica y social subsiste, la revolución política no pierde efervescencia."

Según la declaración de la Junta Nacional, la Democracia Cristiana intentará una línea de desarrollo no capitalista. ¿Cuál es ella? ¿El socialismo? Ciertamente que no. ¿La propiedad comunitaria? Esta es una expresión ambigua que hasta el momento el PDC no ha logrado precisar. ¿Cuál es la experiencia de los gobiernos democratacristianos en otros países como Italia, Alemania y Perú? En ninguna parte han abolido el capitalismo ni han alterado sus rasgos esenciales.

por otra parte, los cambios que propone la DC y todo su programa, por mucho que se acondicione a las nuevas circunstancias, desemboca inevitablemente en la sobrevivencia del capitalismo.

El pueblo de Chile quiere la revolución y no cambios intrascendentes.

El movimiento popular debe ser motor de la revolución y no de los cambios, aun cuando apruebe los que se propongan.

Al FRAP no le corresponde seguir ilusionando a las masas con la idea de que dentro del capitalismo puede lograr su liberación y el mejoramiento de su situación.

¿DE NUEVO EL FRENTE POPULAR?

También está de actualidad en estos momentos el acercamiento del Partido Radical al FRAP.

Hay que hacer un distingo entre el apoyo radical a la candidata senatorial por O'Higgins y Colchagua, doctora María Elena Carrera, y una alianza permanente entre esas colectividades.

¿HACIA UN NUEVO FRENTE POPULAR?

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Radical resolvió apoyar, en O'Higgins y Colchagua, la candidatura a senadora de la doctora María Elena carrera viuda de Corbalán.

De esta manera se concretó la acción común FRAP-PR en la elección extraordinaria de un senador por esas provincias. Algunos observadores de la política nacional la estiman como un paso hacia la reestructuración de una alianza como la del Frente Popular, hace veinte años.

El PR tendrá una convención nacional a fines de junio, en la que se espera triunfe la corriente favorable a ese entendimiento. Como exponente principal en el PR de esa tendencia, aparece el profesor Alberto Baltra Cortés, que posiblemente sea designado presidente del partido.

Un primer contacto entre el PR y el FRAP se produjo hace algún tiempo a raíz de la elección de nueva Mesa del Senado. Con apoyo radical fueron elegidos el doctor Salvador Allende y Luis Fernando Luengo, como presidente y vicepresidente, respectivamente, del Senado.

Hace veinte años, el Frente Popular permitió a la clase obrera, representada por comunistas y socialistas, forjar una alianza con la pequeña burguesía, agrupada en el radicalismo. En la actualidad, asalta la duda si una alianza de ese tipo sería favorable al interés del pueblo en general. Desde luego, hay quienes sostienen que en un nuevo Frente Popular la pequeña burguesía radical debería limitarse a apoyar al FRAP, o sea, que se invertirían los términos del proceso gestado en 1938. Algunos aspectos iniciales del problema son examinados en estas páginas por nuestro colaborador, Jaime Faivovich, pero no hay duda que el asunto merecerá analizarse en profundidad por PF en próximas ediciones.

Si no se va a innovar en las prácticas electorales y la campaña se va a plantear en los términos habituales, convencionales, no habría objeciones para librar juntos esta contienda cívica. En esas condiciones carecía de toda significación cumplir el formalismo de solicitar el apoyo al Partido Radical, incluso parecía más acertado y correcto pedirlo con franqueza, máxime cuando esto no implicaba una decisión sobre la cuestión de fondo.

Seguramente, éste fue el motivo que indujo al secretario general del PS, senador Aniceto Rodríguez, a emitir una declaración, precisando su posición al respecto. En ella explicó que su partido no pidió apoyo al PR, porque en estos momentos existen acuerdos de convenciones que impiden concertar una alianza de esta naturaleza, sin embargo, agrega el dirigente socialista, frente a la voluntad de contribuir al triunfo del candidato de la Izquierda, "no correspondería, a mi juicio, un absurdo rechazo, sino, por el contrario, el deber de agradecer tal decisión, que estaría ajena, en forma recíproca, a cualquier oscuro compromiso subalterno."

Por otra parte, las asambleas radicales de esas provincias han pedido a la directiva de su partido que apoye a la candidata del PRAP.

¿ALIANZA PARA QUE?

El resultado de la campaña de regidores renovó en algunos las esperanzas de que esta combinación pueda triunfar en las próximas elecciones presidenciales.

De ahí este interés por lograr un entendimiento permanente, ilusionismo electoral otra vez.

Todavía la DC detenta el poder y lo utilizará a fondo para mantenerse en él, apuntalada como siempre por la Iglesia y el imperialismo norteamericano, que tratará de impedir una victoria de esta coalición.

Mientras tanto, ¿cuál es el panorama de América Latina?

Por todo el continente se extiende la lucha revolucionaria, se intensifican las guerrillas en Colombia, Guatemala y Venezuela. Surgen focos guerrilleros en algunos Estados de Brasil. Y en la vecina República de Bolivia ha entrado en acción lo que al parecer es un poderoso y bien organizado movimiento insurgente, que ya ha causado cuantiosas bajas a las tropas regulares y tiene movilizado en su contra a todo el ejército, asesorado y apertrechado por Estados Unidos.

La solidaridad con los movimientos de liberación latinoamericanos debería tener prioridad sobre las preocupaciones electorales y las combinaciones políticas.

Todavía es prematuro juzgar las proyecciones de estos procesos revolucionarios en el resto del continente, especialmente en Bolivia y Brasil, pero no es aventurado suponer que pueden alterar totalmente el cuadro político nacional.

El imperialismo se pondrá más agresivo a medida que suba la marea revolucionaria. Estados Unidos no dejará perder tranquilamente sus colonias.

Esto significa que en Chile también puede terminar esta paz idílica que aún nos permite soñar con la conquista del poder por la vía pacifica. En consecuencia, es posible que debamos enfrentar al imperialismo y a la oligarquía nacional en otras circunstancias.

Por eso, la conciencia y la definición antimperialista son imprescindibles en cualquiera fuerza política dispuesta a entenderse con el PRAP. Hay muchos indicios que demuestran que el PR aun no ha captado plenamente el significado y la inevitabilidad de la lucha antimperialista, lo que puede constituir un escollo insalvable para el entendimiento que se pretende.

No puede haber revolución ni liberación nacional, aun en Chile, sin un enfrentamiento con el imperio.

Además, se trata de llegar al Poder para instaurar un régimen revolucionario y no un Gobierno anodino, reformista.

¿Está el PR preparado ideológica y anímicamente para incorporarse a un movimiento revolucionario y antimperialista, sin reclamar hegemonías y aceptando la dirección del FRAP? Si sólo quiere vengarse de la Democracia Cristiana, reincidir en los vicios que lo desprestigiaron o proteger a la agricultura y los monopolios, mejor será que permanezca donde está o se una con otras fuerzas.

JAIME FAIVOVICH


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02