Los que están detrás del golpe

PUNTO FINAL
Año VI. Nº 155
Martes 11 de abril de 1972

LOS QUE ESTÁN DETRÁS DEL GOLPE

Editorial

UN aspecto que no debe olvidarse —en el sonado escándalo político que ha provocado la divulgación de los documentos secretos de la ITT—, es que la conspiración contra el gobierno chileno, a cargo de la CIA y de los monopolios norteamericanos, continúa adelante. El propio periodista Jack Anderson, que publicó los documentos, ha asegurado que posee evidencias de que la ITT prosigue trabajando para derrocar al Presidente Allende. Más aún ahora que sus inversiones en Chile han sido en verdad afectadas por las medidas nacionalizadoras tomadas por nuestro país. Antes la ITT sólo actuaba por la amenaza a sus intereses que veía en el gobierno de Allende. Pero no vaciló en jugarse a fondo para provocar un golpe de Estado y, eventualmente, una guerra civil, apoyada por organismos oficiales de Washington. Hoy su desesperación es todavía mayor y por eso más peligrosa.

La vigilancia revolucionaria de los trabajadores chilenos, pues, también debe ser ahora mucho mayor. La lucha interna de fracciones monopólicas en los EE.UU. permitió, esta vez, que los documentos privados de una de esas corporaciones, la ITT, trascendieran al conocimiento público. Esa lucha de gigantes industriales y financieros del imperialismo, fraguada al calor de la campaña presidencial norteamericana, ha sido un golpe de suerte para los chilenos. Ello permitió que nuestro país se enterara del grado a que alcanza la intromisión imperialista en Chile. Al mismo tiempo desnudó de manera implacable a los políticos conservadores que sirvieron de agentes locales en la conspiración tramada por la CIA y la ITT. El propio John McCone, ex director de la CIA y actual ejecutivo de la ITT, reconoció la autenticidad de los documentos. Todo ello debe poner en guardia a los trabajadores chilenos y no creer que se trata de hechos superados. Todo demuestra que la conspiración sigue su marcha inexorable. Hay que completar rápidamente la etapa fundamental de nuestro proceso a fin de garantizar su continuidad hacia el socialismo y enfrentar a pie firme a los enemigos de la revolución.

PF


Análisis

LOS QUE ESTÁN DETRÁS DEL GOLPE

EN la madrugada del 25 de marzo debía estallar en Chile un complot que derrocaría al gobierno del Presidente Allende e instalaría una dictadura militar. El plan de los conspiradores consultaba: a) el asesinato del Presidente Allende; b) la captura del Palacio de Gobierno; y c) la liberación del ex general Roberto Viaux, que se encuentra en la Penitenciaría por su responsabilidad en la conspiración que costó la vida al Comandante en Jefe del Ejército, general Rene Schneider, en octubre de 1970.

Por supuesto, los complotados preveían no sólo el apoyo de unidades de las Fuerzas Armadas, indispensable para rematar con éxito su plan, sino que, además, la colaboración de fuerzas civiles que darían respaldo político al golpe. Sin embargo, descubierto a tiempo el plan por el gobierno, solamente un grupo de aventureros profesionales, entre los que figuran el presidente del movimiento fascista "Patria y Libertad", Pablo Rodríguez Grez; el ex mayor Arturo Marshall, un ex general, Alberto Green Baquedano, jefe de una sedicente Unión Cívica Democrática, etc., fueron identificados como responsables del complot. Como es habitual en estos casos, una serie de personajes implicados escabulleron el bulto, se lavaron las manos e hicieron mutis por el foro.

Lo mismo ocurrió en 1970. Los documentos secretos de la ITT —ahora ampliamente divulgados en Chile— confirman que, si bien Viaux puede ser un golpista chapucero, no es un, "bombero loco" que actúe por su cuenta. Los memorándums de la International Telephone and Telegraph ratifican que Viaux estaba respaldado por Washington. Recibía instrucciones de la CIA y se le aseguró que el Pentágono correría con los gastos del golpe, tal como ocurrió en Brasil en 1964 y en Bolivia en 1971.

Los conspiradores de marzo de 1972, aparentemente también orientados por Viaux desde la Penitenciaría, planeaban iniciar sus operaciones en la noche del viernes 24. Para ser un grupo tan reducido —así aparece en la investigación oficial—, tenía suficiente información como para articular su plan en un contexto más amplio.

En efecto, la señal de partida del complot lo constituía una "Marcha de la Libertad" que se efectuaría el 24 en la principal avenida de Santiago. Grupos armados de "Patria y Libertad", organismo auxiliar de los partidos de derecha, aprovecharían la manifestación para desencadenar la violencia. Las provocaciones con diversos tipos de armas de fuego buscaban la muerte de algunos manifestantes, en especial, mujeres. Así esperaban despertar una ola de repudio al gobierno. La marcha, en efecto, aparecía organizada por un "comité de mujeres" que se oponen a la estatización de la Cía. Manufacturera de Papeles y Cartones S. A., monopolio industrial que pertenece al grupo financiero del ex Presidente de la República, Jorge Alessandri. Los organizadores calculaban reunir más gente que en la "Marcha de las Cacerolas Vacías", primera incursión callejera del fascismo, en diciembre de 1971.

Esa noche, después de los violentos incidentes que provocarían los comandos de "Patria y Libertad", se pondría en marcha el golpe de Estado. Los comprometidos se reunirían en puntos estratégicos de la ciudad y —en una cruenta imitación del golpe de los coroneles griegos— darían cuenta, antes de las 6 de la mañana del siguiente día, del gobierno constitucional y de los más caracterizados dirigentes políticos y sindicales de izquierda. Unidades blindadas, apostadas en las vías de tránsito de los barrios populares, impedirían —según el plan— que la clase obrera acudiera en defensa del gobierno del Presidente Allende.

Como está dicho, la conspiración fue descubierta a tiempo. Varios oficiales de las Fuerzas Armadas, que fueron contactados por los complotadores, advirtieron al gobierno de lo que estaba ocurriendo y éste, como primera medida, prohibió la "Marcha de la Libertad" y denunció a los tribunales civiles y militares a los implicados, entre los que no figuró ningún oficial en servicio activo. De hecho, tal como ocurrió en 1970, los elementos claves de las FF.AA. y Carabineros permanecieron sordos a la invitación de los golpistas. En los documentos de la ITT se aprecia cómo Viaux realizó esfuerzos infructuosos para conquistar el apoyo de oficiales con mando de tropas. Pero debe recordarse, sin embargo, que en esa conspiración —al menos hasta el momento del asesinato del general Schneider—, participaban el jefe de la Guarnición Militar de Santiago, el Director General de Carabineros, los comandantes en jefes de la Armada y de la FACH, quienes, en presencia del repudio nacional que despertó la acción autorizada por Viaux, echaron pie atrás.

Pero más importantes que los elementos de las FF.AA. que los conspiradores consideraron que apoyarían el golpe, y que podrían ser apenas suficientes para una acción sorpresiva que enfrentara al conjunto de las FF.AA. a hechos consumados, son los autores intelectuales de la conspiración, los que escaparon a su responsabilidad.

Hay una estrecha relación entre los planes golpistas descubiertos y el esquema global que manejan los sectores empresariales y políticos adversos al gobierno de la Unidad Popular.

Desde luego, la "Marcha de la Libertad" era un suceso prefabricado para servir de punto de partida al golpe. Y el movimiento de masas no es una herramienta que puedan manejar Viaux, Marshall y su grupo. Por el contrario, sus métodos y actividades son ajenos a la relación con multitudes. En cambio, ese empalme con el apoyo social que necesitan los golpistas, se produce por la vía de los partidos políticos, como el Demócrata Cristiano y el Nacional, y es motivada por la publicidad que la Derecha manipula especialmente a través de la cadena de diarios "El Mercurio", algunas radios y Canal 13 de TV.

Una vez descubierto el golpe que se tramaba para la madrugada del 25 de marzo, el estado mayor conspirativo sacrificó a las comparsas, pero siguió adelante con su plan. En efecto, el comité de mujeres de la Papelera, cuya marcha había sido prohibida, fue reemplazado por el Frente Nacional de la Actividad Privada (FRENAP), un organismo empresarial que pidió la autorización para organizar la manifestación contra el gobierno.

El FRENAP fue creado en Osorno hace algunos meses en una asamblea en la que participaron, entre otros, Domingo Durán, presidente del Consorcio de Sociedades Agrícolas del Sur y hermano del senador Julio Durán, presidente del grupo conspirativo Democracia Radical; Jorge Cristi, vicepresidente de la Confederación del Comercio Detallista y la Pequeña Industria; Julio del Río, presidente de la Cámara Central de Comercio, etc. El FRENAP, que hace gala de grandes recursos financieros, es apoyado con entusiasmo por organizaciones empresariales tradicionales, como la Confederación de la Producción y el Comercio, que preside Jorge Fontaine, hermano del subdirector de "El Mercurio", y la Sociedad de Fomento Fabril, que dirige Orlando Sáenz.

La petición del FRENAP, que había suplantado limpiamente a las "modestas mujeres de la Papelera", también fue rechazada por el gobierno, en atención a los informes que poseía sobre el peligro sedicioso.

Finalmente, el estado mayor conspirativo tuvo que sacarse la careta. Como necesitaba mostrar que cuenta con apoyo de masas, especialmente ahora que se reúnen en Santiago más de tres mil delegados a la UNCTAD III, se vio obligado a echar adelante a los agentes políticos del complot: los partidos Demócrata Cristiano, Nacional y Democracia Radical. Fueron éstos los que, a fin de cuentas, pidieron la autorización para el desfile y mitin, no sin antes firmar un documento que los unifica en contra del gobierno. Lógicamente, el pretexto es defender la "libertad" y la "democracia". Aunque el gobierno había señalado que autorizaría la marcha si la solicitaban partidos de oposición, o sea, organizaciones responsables, los organizadores dijeron amenazantes que la efectuarían el 12 de abril, con o sin permiso. Aplicaron así concretamente la tesis del senador democristiano Juan de Dios Carmona, quien a través de "El Mercurio" planteó la "desobediencia civil" contra el gobierno del Presidente Allende.

En cualquier otra situación histórica, la tesis del senador Carmona —uno de los responsables de la masacre en la mina de cobre El Salvador en 1966—, habría significado un escándalo. Pero la fluidez de la situación política actual y la protección tácita que rodea al Partido Demócrata Cristiano gracias a las concesiones que le hacen sectores de la propia Unidad Popular, ha hecho que la "desobediencia civil" comience a ser aplicada por los reaccionarios y fascistas en diversos puntos del país. (En las páginas 28 y 29 de esta edición analizamos más en concreto la actitud del PDC frente al gobierno de la UP).

El "aumento de la temperatura" política, que precedió al frustrado intento golpista del 25 de marzo, estuvo alimentado por las calderas de una incisiva propaganda. El combustible lo formaron declaraciones ad-hoc que entregaban directivas políticas y sus parlamentarios, así como la explotación de sucesos ideados para irritar a las Fuerzas Armadas (tal es el caso del "vejamen" a un busto del héroe naval, Arturo Prat, y otros hechos por el estilo). En ese sentido, periódicos golpistas como "La Tribuna", del Partido Nacional, han llegado a extremos ridículos, publicando destacadamente versos de himnos militares, inventando historias de terror y calumniando sin el menor pudor, incluso acudiendo al nunca gastado expediente de intentar enervar el sentimiento religioso. Todo esto, claramente, se orienta a crear puntos de apoyo en las FF.AA. y en la Iglesia, pivotes tradicionales de cualquier aventura fascista. Ambas, hasta ahora, han permanecido al margen, al menos como instituciones, del afán conspirativo de la Derecha.

La estructura del cuadro político actual muestra inequívocamente que un golpe exitoso no rendirá provecho a personajes de segunda categoría, como Viaux. Apunta, en cambio, a crear una crisis —una suerte de estrangulación económica y política del gobierno de la UP—, que haga caer la suma del poder en manos de la burguesía y del imperialismo.

La más hábil jugada de la burguesía, en esta "operación de pinzas" sobre el gobierno, ha sido la reforma constitucional de los senadores democristianos Renán Fuentealba y Juan Hamilton. Ideada como freno que impida iniciar la construcción del socialismo en Chile, se convirtió, gracias al entusiasta apoyo empresarial y toda una ofensiva publicitaria, en un obstáculo aparentemente insuperable por vías normales de negociación política. Esta reforma, en el fondo, ha sido el factor precipitante de una vasta operación que sus autores intelectuales divisan culminando en el derrocamiento del gobierno. Dentro de la propia Unidad Popular la Derecha pudo instalar su cabeza de playa, usando al Partido de Izquierda Radical (PIR). El PIR —que pasó a controlar las carteras de Justicia y Minería—, no es sino una agencia política de la Derecha. Por esa razón, ya dentro del gobierno, patrocinó un entendimiento con el PDC en torno a la reforma constitucional, haciéndole el juego a esta maniobra contra los trabajadores. La posición del PIR desató una lucha dentro de la Unidad Popular con los sectores más consecuentes de ella y a ese partido no le quedó más remedio, fracasado en su empeño de boicotear por dentro al gobierno, que retirarse. La salida del PIR del gobierno y de la UP no causa ningún daño en términos de apoyo social al proceso; en cambio, la fortalece si los trabajadores —como ha ocurrido— lo toman como índice de una mayor firmeza en la aplicación y cumplimiento del programa.

No obstante, el retiro del PIR —cuya evolución era previsible desde que ingresó al gobierno, por lo cual ese punto de partida se afirma como un error táctico—, contribuye objetivamente al cuadro político que busca crear la Derecha. La salida del PIR, en efecto, fue convenientemente usada por la propaganda reaccionaria para "demostrar" que los sectores "democráticos" abandonaban el "gobierno marxista".

El sutil bordado político que hacen la burguesía y el imperialismo en el bastidor chileno, exige estrategos de mucha mayor calidad intelectual que el grupo convicto como responsable del complot de marzo. Se trata de los grandes empresarios y de sus agentes políticos que, según queda claro en los documentos de la ITT, pensaban seguir adelante a pesar del fracaso de Viaux en 1970. Ellos manifestaron a los representantes de la CIA y de la ITT que finalmente derrocarían a Allende y que impedirían que Chile construyera el socialismo. Ahora están cumpliendo su palabra. Ellos tienen un líder que hace poco regresó de Washington, donde estuvo en contacto con quienes manipulan la ayuda política y financiera de esta operación. Aunque a Frei se "le cayeron los pantalones" en 1970, según la gráfica expresión del entonces embajador yanqui, la actual maniobra política que requiere sangre fría y calculada exactitud, es el tipo de operaciones que calzan como anillo al dedo de Frei.

Pero hay un factor que los conspiradores parecen no tomar en cuenta. Es el enorme potencial de la fuerza del pueblo. Aunque mal organizado y escasamente preparado para afrontar coyunturas difíciles, debido a las vacilaciones y debilidades de algunos sectores que han dominado en la UP, el pueblo trabajador está dispuesto, sin duda, a enfrentar con valentía esta situación. En la medida en que el proceso se encamine sin concesiones hacia el socialismo, esa voluntad combativa de las masas crecerá todavía más y, por ende, su preparación para cualquier tipo de enfrentamiento. Esto, sin duda, la Derecha lo sabe. Por eso busca articular un "golpe limpio", ambientado en términos de confundir y engañar a vastos sectores de la población. Pero eso será también difícil, porque, afortunadamente, en Chile hay vanguardias revolucionarias capaces de alertar a los trabajadores sobre el verdadero significado de maniobras cuyo contrabando golpista sus autores procuran ocultar.

PF


PUNTILLAZOS

PERIODISTAS EN PELOTAS

EN los documentos secretos de la ITT —publicados en una primera edición de 80.000 ejemplares por la Editorial Quimantú—, ocupa un lugar preferente la atención que esa compañía norteamericana presta a la publicidad contra el "gobierno marxista" de Chile.

El 17 de septiembre de 1970. los agentes Hal Hendrix y Robert Berrelez escriben a Edward J. Gerrity, vicepresidente de relaciones públicas de la ITT, un memorándum del que recibieron copia John Mulliken del "Time" y Charles Bartlett del "Chicago Sun Times". El documento califica de "factor clave" el que juegan contra la izquierda chilena los diarios de la cadena "El Mercurio". Recomiendan, entre otras cosas, y "fuera de ayuda directa", que "nosotros y otras firmas norteamericanas en Chile inyectemos algunos avisos a "El Mercurio" (esto ya se ha comenzado)".

Agregan: "que ayudemos a colocar otra vez algunos propagandistas en la radio y la televisión. Hay unas veinte personas que los grupos de Matte y Edwards mantenían y debemos asegurarnos de que se les reviva". También aconsejan que "apliquemos cuanta presión podamos sobre la USIS (United States Information Service) en Washington para que dé instrucciones a la USIS de Santiago que comience a mover los editoriales de "El Mercurio" alrededor de América latina y hacia Europa". Finalmente: "que insistamos a la prensa clave europea, a través de nuestros contactos allá, para que publiquen la versión de los desastres que caerían sobre Chile si Allende y Cía. ganaran esté país".

Incluso los agentes de la ITT-CIA consultaban ayuda financiera para mantener un centro de "reubicación familiar" en Mendoza o Buenos Aires "para las mujeres y niños de los personajes claves implicados en la lucha".

Por otra parte, en los archivos en Chile de la Compañía de Teléfonos, filial de la ITT, se encontró una "Distribution List for Especial Items" en que aparecen los nombres de quienes integran el estado mayor de la cadena mercurial. Entre otros figuran René Silva Espejo y Arturo Fontaine, director y subdirector de "El Mercurio"; Nicolás Velasco, director de "Ultimas Noticias"; Mario Carneyro Castro, director de "La Segunda", etc. Se ha dicho que recibían sueldos de la ITT como "traductores", funciones que, naturalmente, no cumplían ya que se trataba, simplemente, de un subsidio que les dispensaba la ITT.

Estos son —junto con los que aparecieron en las nóminas de pago de Anaconda y Kennecott— los periodistas que presumen de "libres y democráticos". Sencilla y simplemente: yanaconas al servicio del imperialismo..

J. C. M.


La ITT

ESE ENORME GIGANTE ENEMIGO DE CHILE

CON actividades económicas en 67 países de seis continentes, y con un ingreso anual casi tan grande como el Producto Nacional Bruto de Grecia, la International Telephone and Telegraph Corporation (ITT) es actualmente la octava corporación más grande de los Estados Unidos.

El largo de alcance de sus tentáculos a través del mundo, unido al inmenso y casi increíble poderío financiero que alcanza dentro de la propia nación norteamericana, es tal vez lo que ha llevado a los analistas económicos a calificarla como un "super-monopolio".

Bastaría con examinar en somero detalle las actividades económicas de la ITT dentro y fuera de los Estados Unidos, para comprender por qué la denominación económica tradicional no es suficiente cuando se quiere catalogarla. Sus monstruosas dimensiones, llevaron a la ITT a tramar, un golpe de Estado en Chile y aún continúa financiando la conspiración derechista contra el gobierno de Allende.

EN TODO EL MUNDO

La ITT controla inversiones en el exterior por un valor de 2.2 billones de dólares, que corresponden a más de 200 firmas subsidiarias de la más variada índole en Europa, Latinoamérica, el Medio Oriente y Asia. Tiene compañías telefónicas a través de Latinoamérica, Irán y el Sudeste de Asia, (principalmente Tailandia).

Según la Agencia Norteamericana para el Desarrollo Internacional, (AID), que normalmente asegura el 70% de sus inversiones en el exterior, en lo que va corrido de su historial la ITT ha elevado demandas contra el gobierno federal por la pérdida de compañías telefónicas confiscadas por regímenes nacionalistas o socialistas en Cuba, Perú, Ecuador, e incluso hasta en la República Popular China. Naturalmente, la TTT tiene ahora presentada una demanda por la intervención que la afecta en Chile.

"EN CASA..."

En los Estados Unidos, la ITT es uno de los más grandes "conglomerados" gigantes. Se llama "conglomerados" a las corporaciones cuyo ámbito de actividades comerciales cubre distintas clases de mercados y productos que pueden no tener entre sí ninguna relación.

De este modo, la ITT se extiende a actividades que están tan lejos del rubro de telecomunicaciones como puede estarlo el procesado del papel, el corretaje de propiedades y arrendamientos, los hoteles, el armado automotriz, los seguros de vida, la producción de alimentos, la construcción, etc.

En mayor o menor grado, gran parte de las grandes compañías de EE.UU. son conglomerados. Pero algunos son "conglomerados por esencia", y entre éstos la ITT ha alcanzado tal estatura en su constante y progresivo desarrollo, que ya no podría llamársela nada más que "compañía".

Ejemplo indicador de dicho desarrollo: entre 1960 y 1970, ya sea comprando unas empresas o fusionándose con otras, aumentó sus inversiones de 81.174 millones de dólares, a cerca de 6,5 billones. Y en cuanto a sus ganancias netas, éstas se elevaron de 30 millones de dólares en 1960, a más de 350 millones en 1970.

Este fenomenal crecimiento le confiere la distinción de haber sido el conglomerado que durante tal período adquirió las mayores inversiones de capital.

Claro que la ITT no logró este crecimiento fantástico a través de inversiones en nuevas plantas productoras, ni en nuevos equipos o instalaciones. Al igual que los demás conglomerados, lo logró comprando las principales compañías de otras diversas ramas de la industria. Así entre 1960 y 1970 se ha embolsicado alrededor de cien otras corporaciones.

Entre las más lucrativas de sus adquisiciones están la Federal Electric and Gillifan, que era la más grande contratista en el ramo de Defensa; la Continental Baking, principal panificadora y pastelera de EE.UU.; Levitt and Sons, la mayor constructora de casas; Avis, la segunda firma del país en alquiler de automóviles; Hartford Fire, una de las principales compañías de seguros; la organización Sheraton, que posee la mayor cantidad de hoteles en EE.UU., Canadá, Europa y América latina.

Una de las 25 contratistas más grandes en el rubro de Defensa, la ITT se ha llevado un promedio de 240 millones de dólares anuales en contratos militares a lo largo de los últimos 4 años. Para ello ha fomentado y sigue fomentando la guerra fría y el militarismo contrarrevolucionario.

Recibe también contratos multimillonarios para la investigación y el desarrollo arquitectónico y urbanístico, al mismo tiempo que estos contratos la ayudan a crearse un mercado comercial para las mismas casas que construye en forma masiva.

Además de lo nombrado y de las compañías telefónicas y cablegráficas que tiene en EE.UU. y en todo el mundo, también posee y opera una de las más grandes organizaciones de estacionamiento de autos, con más de 200 locales distribuidos en los aeropuertos de importancia, en los centros de las principales ciudades, e incluso en hospitales y hoteles.

Resulta algo más natural el que tenga la mayor industria de equipos de telecomunicaciones. La mayor parte de ésta se encuentra ahora en Europa. Incidentalmente, un buen lote de acciones de la INTELSAT, el Sistema Internacional de Comunicaciones por Satélite, está a su nombre.

Sin embargo, insaciable, la ITT está en el proceso de compra de otras varias compañías.

MOVER TODOS LOS HILOS...

Para mantener a buen recaudo tan cuantiosos haberes, la compañía depende del gobierno de los Estados Unidos en lo que respecta a sostén militar y financiero. Con el apoyo de la CIA, y echando mano a cualquier recurso (como el soborno, la presión, el respaldo servil de las burguesías nacionales) ha podido mantener casi incólume este vasto imperio financiero que llega a los países más lejanos del orbe.

No obstante, la ITT no reserva sus heterodoxos métodos a las tierras neocoloniales. Para obtener licencia de compra de empresas y para una variedad de otros "servicios" depende, como todas las grandes corporaciones de los EE.UU., del gobierno federal. La compañía obtiene estos permisos, granjerías o servicios utilizando la presión y el soborno, directa o indirectamente.

En palabras de sus ejecutivos, reveladas por Anderson, "hay que mover todos los hilos que sean necesarios". Y estos hilos pueden ser una subvención de 400 mil dólares como la que otorgó el Partido Republicano de Nixon para costear la próxima convención que éste tendrá en junio, y mediante la cual la ITT logró que el Departamento de Justicia fallara a su favor en un litigio antimonopolio, que habla previamente fallado en contra. El presidente de la ITT, Harold Geneen, habla acusado a la gente de ese Departamento de "estar empeñada en destruir la compañía, la economía y la nación", y amenazó con tener que "contactar al funcionario de gobierno más alto con el que se pudiera hablar, o al que se pudiera, por lo menos, "convencer". Este "más alto funcionario" al parecer fue Nixon. Quienquiera haya sido, lo que sí se sabe es que lo "convencieron".

EN CHILE

Dueña de la Compañía de Teléfonos, de la Standard Electric, de 2 hoteles Sheraton (el Carrera y el San Cristóbal), de Electromat S.A., de la totalidad de ITT Comunicaciones Mundiales, de la All American Cables and Radio, y por último, de las Guías Telefónicas con las cuales ha realizado jugosos negociados, la ITT no podía arriesgarse a un gobierno nacional que limitara, aunque en algo, su crecimiento o sus intereses. En connivencia con la CIA y la Derecha chilena, y con la "luz verde" de Nixon, alentaba el golpe o cualquier forma de acción que impidiera subir a Allende al poder. Complotaba como complotó y derribó un gobierno en Irak cuando se vio en peligro.

"La ITT es un gigante carnívoro que gracias a su imperio económico compra gobiernos enteros, parlamentarios, generales. Pero su especialidad son los ministros de Estado", ha dicho el periodista Jack Anderson. "En su lista de sueldos hay muchos personajes que hasta son respetados por demócratas en sus respectivas naciones. Siempre opera en la sombra. Y es una amenaza económica para los países donde tiene sus raíces".

Mientras tanto, en Chile la amenaza continúa: "Estoy chequeando por aquí y por allá para denunciar que la ITT continúa en sus intentos por tratar de bloquear el gobierno de Allende", reveló Anderson a un periodista chileno: "Tengo datos de reuniones que han habido, y en las que se ha discutido la posibilidad de destruir el sistema democrático chileno ...". Esto explica también por qué la mayoría de los chilenos respaldan hoy la confiscación de los bienes de la ITT en nuestro país.

Los documentos secretos de la ITT, publicados en Chile por la Editorial Quimantú (a quien pueden escribir nuestros lectores en el extranjero), dejan en claro que esa corporación norteamericana intervino a fondo en la política interna de nuestro país. Si se tiene en cuenta que John McCone ex Director de la CIA, es actualmente uno de los ejecutivos de la ITT, no pueden extrañar las operaciones clandestinas de esa empresa, y mucho menos que actúe en estrecho contacto con la Agencia Central de Inteligencia. Por eso mismo, la ITT debe ser castigada donde más le duele: en sus inversiones.

Una parte del capital que la ITT tiene en Chile está asegurado en la OPIC (108 millones de dólares), la Agencia del gobierno norteamericano que protege las inversiones en Ultramar. Es de todo punto de vista prudente considerar que la ITT y la CIA han redoblado su conspiración en Chile. Eso se nota —por lo demás— en el estilo que están siguiendo los partidos opositores y las organizaciones empresariales.

MEKLED


Entrevista

ANDRÉS PASCAL ANALIZA LA CRISIS DE LA "U"

EN una asamblea que repletó el Teatro Antonio Varas, trabajadores, estudiantes y profesores de la Universidad de Chile proclamaron a Andrés Pascal Allende, miembro de la Dirección Nacional del MIR, como candidato de las fuerzas de la izquierda revolucionaria a la Rectoría de esa Universidad. En la misma lista postula al cargo de Secretario General, el profesor Daniel Moore, hasta hace poco vicerrector del Regional Osorno de la "U".

Andrés Pascal fue uno de los dirigentes de la Izquierda Revolucionaria perseguidos durante el gobierno de Frei, debiendo vivir durante más de un año entregado a la lucha clandestina. Antes de ser perseguido, acusado de participación activa en expropiaciones bancarias, Andrés Pascal fue investigador de ICIRA y uno de los organizadores del Centro de Estudios de la Realidad Nacional, CEREN, centro investigador dependiente de la Universidad Católica. Titulado como sociólogo, la mayoría de sus trabajos de investigación se centraron en los sectores campesinos de pequeños propietarios y mapuches. El hecho que la izquierda revolucionaria, haya levantado una alternativa en la próxima elección de Rector y Secretario General de la "U" ha motivado reacciones encontradas en la izquierda tradicional. El mismo Andrés Pascal explicó a PF el porqué de su postulación.

LA "U" POR EL SOCIALISMO

—"La crisis que afecta a la Universidad de Chile, señala Pascal, no es un mero acontecimiento universitario aislado de la lucha social que sacude los campos y las ciudades de nuestro país. Por el contrario, el combate político que se desenvuelve en el frente universitario es parte inseparable del enfrentamiento histórico entre las clases dominantes y los trabajadores", para Andrés Pascal la burguesía y los partidos políticos que la representan, intentan seguir empleando a la Universidad de Chile como instrumento al servicio de la ofensiva sediciosa que están llevando a cabo en lo inmediato, y a largo plazo obtener que la Universidad continúe siendo "la oscura fábrica de una ideología, una cultura y una educación reaccionaria, que les sirva para adormecer al pueblo con el engaño y combatir la creciente movilización revolucionaria de los trabajadores".

Según el dirigente nacional del MIR, su candidatura es una muestra de la decisión de la izquierda revolucionaria de impedir que los propósitos reaccionarios se concreten. La izquierda revolucionaria, dijo, se moviliza para enfrentar sin dar un paso atrás y derrotar también en el frente universitario a la reacción. Por ello nosotros constituimos una alternativa de combate que agrupa a todos los militantes revolucionarios de la izquierda en su conjunto y los lleva a movilizarse en una lucha sin claudicaciones contra la reacción universitaria. Esta alternativa por lo tanto no es levantada sólo por quienes componen la comunidad universitaria. Nuestra lucha tiene también el apoyo en todo el país de los obreros, los campesinos y los pobladores revolucionarios".

Para sintetizar el significado de la lista de la Izquierda revolucionaria en la "U", Andrés Pascal resumió: "Se trata de conquistar la universidad para la revolución, hacer de ella un instrumento que apoye la lucha de los obreros y campesinos por la toma del poder y el socialismo. Se trata de una necesidad y una meta que tiene importancia para el movimiento trabajador en su conjunto".

DESDE LAS BASES

Respecto a las acusaciones de sectarismo surgidas desde algunos sectores de izquierda, debido a la presentación de un miembro de la Dirección Nacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria como candidato a Rector, Pascal explica que, tanto su nombre como el de Daniel Moore, quien va de candidato a Secretario General, surgieron de la discusión hecha directamente por las bases del Frente de Estudiantes Revolucionarios, FER, el Frente de Trabajadores Revolucionarios, FTR, y los profesores revolucionarios de la Universidad.

"A esta asamblea el MIR presentó como proposición el nombre de un miembro de su Dirección Nacional como candidato a Rector, ratificando con ello que la elección no sólo es una cuestión académica, sino que forma parte de la lucha de la totalidad de los trabajadores y fuerzas revolucionarias".

—"Con ello queremos establecer con firmeza nuestra inquebrantable decisión de combatir y denunciar las tendencias y políticas conciliadoras en el seno de la izquierda chilena, de las cuales la acción de la Unidad popular en la Universidad de Chile es un reflejo. El MIR al proponer a las bases un miembro de su Comisión Política quería demostrar una vez más que estamos dispuestos a jugarnos por entero, sin claudicaciones, para enfrentar y golpear a la reacción en todos los frentes de lucha. Por otra parte, la decisión definitiva respecto a la lista de la izquierda revolucionaria fue tomada por una asamblea en que estaban representabas organizaciones y militantes independientes de la izquierda revolucionaria. Además, nuestra candidatura ha recibido el apoyo de muchos militantes de la izquierda tradicional que repudian la política de claudicaciones y debilidades de la Unidad Popular y ven en nuestra posición reflejados sus ideales revolucionarios".

—"Debo agregar que nuestra lista está además integrada por el compañero Daniel Moore, profesor universitario destacado y militante revolucionario que ha sido perseguido permanentemente en la Universidad por mantener en alto sus ideales sin claudicaciones ni compromisos. El no milita, es independiente. Su candidatura a Secretario General expresa el compromiso que tienen los profesores e intelectuales de entregarse, a través de su quehacer académico y su creación científica e ideológica, a la lucha de los trabajadores, a la causa de la revolución".

BOENINGER

La conversación con el dirigente del MIR y candidato a Rector gira hacia lo que representan las candidaturas de Edgardo Boeninger y Felipe Herrera. Para Andrés Pascal, la presentación de Boeninger obedece a objetivos claros y concordantes con la representación de los sectores políticos más "duros" y fascistas de la burguesía. "Boeninger se ubica en el corazón de las fuerzas derechistas que han programado y llevado a cabo la ofensiva con la que reaccionarios y fascistas pretenden derrocar al gobierno de izquierda y reprimir el ascenso de las luchas de los trabajadores. Esto lo expresa dentro de sus posibilidades Boeninger en el plano universitario, ya sea empantanando directamente u obstruyendo indirectamente a través de argucias con la Contraloría y otros organismos que dentro del aparato del Estado están en ese juego. En ese camino Boeninger ha demostrado que puede llegar incluso al ejercicio de la violencia fascista como lo demostró la toma armada de escuelas, los asaltos a locales y la coerción administrativa que capitaneó hace pocos meses".

Boeninger se ha presentado como independiente. Sin embargo, para nadie es desconocido que se trata de un viejo militante del grupo freísta de la Democracia Cristiana, hecho al que agrega una estrecha relación con el Partido Nacional, para Andrés Pascal, la Derecha busca con Boeninger y sus métodos de trabajo asegurar el control político y el dominio ideológico en la Universidad de Chile para convertirla en trinchera de la reacción, de la misma manera que hoy emplea otras instituciones que controla, como el parlamento, por ejemplo. La Universidad es para ellos un medio muy importante dentro de su estrategia sediciosa y golpista.

HERRERA

Respecto a la candidatura de Felipe Herrera levantada por la izquierda tradicional, la conversación con Andrés Pascal se hace más extensa. Las características de la postulación Boeninger son claras y también lo son sus intenciones; sin embargo, en el caso del candidato de la Unidad Popular, hay algunos elementos que introducen confusión en sectores de izquierda. Uno de ellos es la formulación hecha por el candidato y en general por quienes lo apoyan, señalando que en esta etapa la Universidad debe ser neutral y estar al margen de la lucha de clases. Esta afirmación, según el candidato de la izquierda revolucionaria, es entregarle en bandeja la Universidad a la reacción para que ella siga teniendo el dominio ideológico y utilizándola como arma contra los trabajadores y la revolución. "Es una posición derrotista, señala Pascal, derrotista y de concesión a la burguesía; es una posición que traiciona los intereses revolucionarios, del movimiento obrero y campesino".

Profundizando en las causas de esta posición, Andrés Pascal agregó: "La Unidad Popular ha llegado a esta posición entreguista porque su política legalista y burocrática, temerosa de entregar la solución a la crisis de la Universidad a la participación y movilización revolucionaria de las bases, sólo favoreció el fortalecimiento de la derecha y el debilitamiento y desconcierto de la izquierda. Hoy, atemorizados con su fracaso y en retirada frente a la ofensiva reaccionaria, pretenden ilusamente salvar la situación haciendo concesiones a la burguesía. Para ello reniegan de sus propias banderas de lucha y levantan la candidatura de Felipe Herrera que da "confianza" al enemigo. Sin vergüenza levantan como programa la "neutralización", la "pacificación", el "aislamiento" de la Universidad de la lucha de clases".

—"Pretenden aislar el frente universitario de la lucha de clases. Además de ser ésta una meta irreal e imposible, sólo favorece a la burguesía. La única manera de conquistar la Universidad para las clases trabajadoras es impulsando la lucha de clases sin concesiones de ninguna especie en el seno de la propia Universidad. Es necesario desatar el enfrentamiento de la ideología proletaria con la ideología burguesa, la acción política revolucionaria contra la ofensiva de la derecha. Es necesario agitar los problemas de la Universidad. Hacer conciencia entre profesores y estudiantes que una Universidad neutral o "aislada de la lucha de clases" sólo favorece los intereses de los dueños del poder y la riqueza. Es necesario esclarecer con firmeza que una ideología revolucionaria, una ciencia al servicio de los explotados y una educación liberadora sólo se pueden conseguir ligados directamente a la lucha de clases de obreros y campesinos. La única manera de ganar la Universidad para el pueblo, es enfrentar y golpear sin claudicaciones a las clases dominantes, y en especial, en el propio ámbito universitario".

ARGUMENTO FALAZ

Uno de los recursos más usados por sectores de la Unidad Popular ha sido descalificar la candidatura de la izquierda revolucionaria llamándola "catapilco". Con esto tratan de hacer un símil entre aquella candidatura del cura de Catapilco que en el año 58 restó los votos que habrían permitido a Salvador Allende ganar las elecciones frente al derechista Jorge Alessandri.

Para Andrés Pascal la carencia de argumentos sólidos para explicarles a sus bases el porqué hay que defender a Felipe Herrera, cuando ayer se le acusaba de "agente del imperialismo"; la falta de recursos para explicar por qué se han abandonado las banderas de lucha que se apoyaron ayer; y, finalmente, la incapacidad para explicar por qué se negocia con los enemigos de clase y se lleva a cabo una política de concesiones, ha determinado que los dirigentes de la Unidad Popular que postulan a Felipe Herrera recurran a argumentos falaces como el de la teoría del "mal menor" y a las acusaciones de "catapilco" contra la izquierda revolucionaria.

—"Digo que se trata de un argumento falaz porque levantar una candidatura de claudicaciones no es un "mal menor" para la izquierda, sino, al contrario, es un mal mayor. La candidatura levantada por la Unidad Popular produce gran desorientación en las bases universitarias y sólo consigue reforzar las posiciones políticas e ideológicas de la Derecha y la burguesía. Una política de claudicaciones, derrotista, sólo lleva la confusión a las masas y debilita a las fuerzas revolucionarias.

“La candidatura apoyada por la Unidad popular no es una alternativa frente a la burguesía. Una y otra significan la continuación del dominio ideológico de la burguesía sobre la Universidad, y la utilización de ella como un instrumento contra las clases trabajadoras y el proceso revolucionario. Ello sí es hacerle el juego al enemigo y favorecer la ofensiva reaccionaria. La cuestión que hoy se debate en la universidad no es sólo el problema de que tal o cuál persona ocupe la Rectoría; la cuestión fundamental de hoy en la Universidad es si ésta sigue al servicio de las clases dominantes, o se conquista como herramienta de las clases trabajadoras y de la lucha revolucionaria”.

—"La única alternativa real frente a la burguesía es la lucha que lleva a cabo la izquierda revolucionaria en el seno de la Universidad de Chile: el combate a las tendencias conciliadoras de la izquierda y el golpear firme y constante contra la Derecha. Sólo así puede agruparse una fuerza revolucionaria que atraiga a sus filas a las grandes mayorías de las bases universitarias y derrote a la Derecha".

El poder de la Universidad al servicio de los trabajadores es una bandera que la izquierda ha levantado hace tiempo. A fuerza de repetida y debido a que nunca se le ha dado un contenido real y concreto, se ha convertido en una frase vacía. Para la izquierda revolucionaria, sin embargo, el convertir la universidad en instrumento al servicio de la lucha de los trabajadores tiene una expresión real y concreta. "En primer lugar, dice Andrés Pascal, es necesario movilizarse por la destrucción de su actual estructura de poder elitista y llevar todo el poder a las bases. Hay que entregar participación en igual proporción para profesores, estudiantes y trabajadores en consejos paritarios, los cuales tengan el control administrativo de la Universidad. Con ello se crearán las condiciones necesarias para abrir paso a una nueva actividad académica en la universidad: una ciencia realmente al servicio de toda la sociedad; una educación no paternalista que asegure la participación activa y creadora del estudiante; una producción ideológica que ayude a la liberación del hombre explotado y combata la manipulación de las conciencias por la burguesía; un sistema de becas y selección universitaria que democratice y permita el acceso a ella de los trabajadores; una participación y representación de todos los trabajadores chilenos en la dirección de la Universidad; una Extensión universitaria al servicio claro y sin tapujos de la lucha práctica del movimiento trabajador por la conquista del poder y el socialismo, posición que debe expresarse desde el Canal 9 de TV, hasta el último medio de extensión y difusión de la Universidad".

Para terminar la conversación con Punto Final, Andrés Pascal se refirió al papel de los estudiantes en la lucha que se libra en la Universidad:

—"Los estudiantes son la fuerza más dinámica y sobre quienes descansa una gran responsabilidad en esta lucha del frente universitario contra la ofensiva reaccionaria. El éxito de nuestra lucha, el cual no es fácil, dependerá en gran parte del compromiso y la entrega de cada estudiante revolucionario. El movimiento estudiantil revolucionario debe transformarse en un gran ejército de agitadores que promueva el debate y la denuncia contra las tendencias conciliadoras en la Universidad, que impulsen la movilización activa contra la Derecha fascista".

—"Pero ésta no es sólo la lucha de los estudiantes: es también de los profesores de izquierda. Debemos impulsar en la Universidad el combate de la ideología proletaria contra el dominio de la ideología burguesa, y hacer a la vez que este combate ideológico en la Universidad el nacimiento de un gran movimiento intelectual revolucionario que arrincone a los plumarios al servicio de las clases dominantes y contribuya agresivamente a liberar a nuestro pueblo del peso del pensamiento, la cultura y la educación burguesa".

—"Por último esta lucha sólo se puede dar con la participación activa de los trabajadores de dentro y fuera de la universidad. Debemos traer al campesino, al obrero, al poblador, que vengan a agitar en cada aula, en cada escuela de la universidad su lucha revolucionaria; a exigir la participación y el compromiso de los universitarios en la batalla de los trabajadores por la conquista del poder".

JOSÉ CARRASCO TAPIA


Tribuna

EL BUROCRATISMO DEL SECTOR AGRARIO

CIERTA vez escribimos el texto que sigue para los compañeros campesinos:

"Sería bueno poder decir que ya nada sigue tal como antes. Sería fácil decirles a los compañeros que ahora todo lo que hay que hacer es aumentar la producción, tal como lo dicen los que no tratan de estimular la combatividad del pueblo.

"Sí, compañeros, todo eso sería fácil decirles; sería fácil intentar engañarlos, aunque ustedes no nos creyeran. Y no nos creerían porque nadie mejor que ustedes saben que la situación no está buena, que la vida está re-difícil, porque los ricos siguen poderosos y continúan robando a los pobres".

"Entonces, compañeros, puede que sea fácil mentirles, como lo hacen los conciliadores, pero no sería honesto. No se puede hacer una revolución mintiéndole al pueblo, y eso es peor que deshonesto; es contrarrevolucionario. Porque la verdad es la más demoledora entre todas las armas revolucionarias".

REALES AVANCES OBTENIDOS POR LA UNIDAD POPULAR

Saludamos todos los puntos positivos que trajo la Unidad popular, saludamos sus avances significativos, que han sido muchos.

Comprendemos que la UP es representativa de los trabajadores. El hecho de que haya errores en su práctica no demuestra lo contrario; demuestra sí que no ha sabido aún incorporar las masas al proceso de cambios que Chile está viviendo.

Y hacemos aquí una mención destacando al compañero Pedro Vuskovic, por el ejemplo que ha dado al visitar poblaciones y mostrar que es junto al pueblo que un hombre de izquierda tiene que ejercer su función dirigente.

Comprendemos que se está mejorando mucho la Reforma Agraria, y hasta ha sido superado el programa de expropiaciones que el gobierno preveía, que a su vez ya era muy superior a lo que hacían los DC cuando les tocó gobernar. Sabemos que la CORA, según nos asegura, está "tratando de concluir las expropiaciones en abril, de modo que las siembras del año puedan iniciarse en seguida y con total normalidad".

Pero no está bien que CORA e ICIRA hayan censurado publicaciones, como si todavía viviéramos en tiempos de Frei. veamos ejemplos:

En ICIRA fue retirado de circulación, en septiembre, el primer folleto sobre los Centros de Reforma Agraria, realizado por compañeros socialistas, porque esa publicación se manifestaba en contra de orientaciones oficiales. El folleto ya estaba impreso y había significado un gasto del orden de los 50 millones de pesos.

En cuanto a CORA, en noviembre censuró los dos primeros números del diario mural "Venceremos", redactado también por un compañero socialista. Uno ya estaba impreso y lo llevaron a quemar bajo la "acusación" de que tenía los colores rojo y negro, y que estos colores son los del MIR. Como "acusaciones" adicionales, se dijo que el texto agudizaba la lucha de clases y, más encima, traía una leyenda con el lema "POR LA RAZÓN O LA FUERZA..."

En las últimas semanas el diario "Clarín" informó que CORA habría retirado de circulación y procedido a quemar una revista destinada a los campesinos, por cuya impresión se habrían gastado 80 millones de pesos.

Pero ya antes ICIRA prohibía exhibir a los campesinos dos películas documentales que se hicieron en Cautín, una de once y otra de nueve minutos, que habían costado alrededor de 35 millones de pesos. Asimismo, una tercera película, hecha en agosto, fue archivada después que su autor, un compañero socialista, se negó a aceptar el corte de una parte que consideraba indispensable.

Además de estos casos —en que el sectarismo llevó a botar plata del sector agrario—, hay incontables otros en que los materiales de comunicación, elaborados por expertos de buen nivel político, no pudieron imprimirse. Tomando a ICIRA como ejemplo, veamos algunos casos:

Los folletos números 3 al 7, hechos en Cautín en los meses de enero y febrero del 71, fueron sumariamente censurados. Todos estos documentos son testigos grabados dé campesinos con mucha experiencia de lucha, resultando de ahí, desde luego, algunas conclusiones que no coinciden con aquellas de los teóricos oficiales del agro.

De los folletos censurados, los dos primeros llegaron a tener un nombre: "venimos a conquistar la tierra" y "Estamos luchando por el poder". A partir de ahí se empieza a comprender el motivo de la censura.

Otro hecho interesante es que, para la segunda edición del folleto Nº 1, fue censurada una cita de Lenin que decía: "Para nosotros es importante la iniciativa revolucionaria, y la ley debe ser su resultado. Si vosotros esperáis a que la ley se escriba, y no desplegáis personalmente ninguna energía revolucionaria, no tendréis ley ni tierra". El nombre de este folleto era "Esto se hace, esto hacemos" (...)

Desde que empezó la disputa ideológica en ICIRA (abril del 71), su Dirección se preocupó de no dejar que los compañeros hicieran nada, pagándoles para cruzarse de brazos, hasta que todos ellos, integrantes del trabajo de comunicaciones de Cautín (Plan de Emergencia del Gobierno popular), salieron o fueron echados de la institución.

Lo más lamentable es que algunos compañeros, dirigentes de instituciones controladas por la UP, al revés de aprovechar las palabras del pueblo para discutirlas, y por lo tanto aceptarlas o rechazarlas en diálogos francos con la masa campesina, hayan optado por la práctica de prohibir publicaciones.

A partir de estos hechos, podemos comprender por qué la UP reconoció en El Arrayán que son precarios sus aparatos de comunicación con el pueblo.

En verdad, ¿qué ha hecho, por ejemplo, el costoso sector de propaganda que posee CORA, integrado por decenas de profesionales y técnicos?

No basta decir que altos funcionarios del gobierno son burócratas, que reciben mensualmente más de diez millones de pesos.

Porque hay entre ellos muchos que son compañeros de verdad. Dedican la mayor parte de sus sueldos a costear una revolución que termine con los privilegios, incluso los suyos.

No creemos que la mayoría de los funcionarios esté conscientemente al lado del enemigo. Pero sí creemos que la mayoría es gente acomodada; de izquierda sí, pero que prefiere no sacrificar a la revolución la vida confortable de que disfrutan. Prefieren no arriesgarse a perder el empleo por discrepar de orientaciones oficiales. Mucho menos están dispuestos a sacrificar a la revolución el bienestar de sus familias o arriesgar sus propias vidas.

Son de izquierda, pero no son revolucionarios; por eso les llamamos burócratas. Buscan palabras complicadas y jamás han hablado el lenguaje de los campesinos. Quieren dar la impresión de que son dueños de la verdad. Pero en el fondo lo que buscan es encubrir sus propias debilidades.

¿QUE ES EL BUROCRATISMO?

Cuando se juntan un burócrata con otro y otro más, tenemos un conjunto de burócratas. Pero cuando ese conjunto se amplía y se hace inmenso, nace lo que llamamos burocratismo, una enfermedad que lleva un peligroso contagio. Pasan a constituirse en un tipo generalizado de conducta que echa a perder aparatos que debieran estar al servicio del pueblo.

Burocratismo no es solamente tramitación de papeles; no es apenas la existencia de instituciones que no sirven para nada.

El burocratismo se afirma cada vez que uno se impide a sí mismo crear algo, proponer una cosa nueva, o cuando ni siquiera piensa en hacerlo. El burocratismo so afianza cada vez que uno piensa que su función es solamente la de ejecutar órdenes, sin aportar nada. El burocratismo está en el temor a perder el empleo, lo que le quita al trabajo la calidad de realización del hombre.

El burocratismo es falta de compromiso, falta de respeto por sí mismo y falta de amor por los demás. Denunciarlo es impulsar el compromiso y la virtud de la autocrítica.

¿POR QUE EXISTE BUROCRATISMO EN CHILE?

Contestaremos a esta pregunta planteándonos otra: ¿por qué no existe burocratismo en Vietnam? Sabemos que el burocratismo allá no cunde porque para el vietnamita ser revolucionario significa entregar la vida a una causa.

En Vietnam hay una guerra. Nadie puede estar con el pueblo a medias. Todos tienen que arriesgar sus vidas, ya sea de un lado o de otro; con el pueblo o contra su propio pueblo.

El burocratismo sólo puede ser estructuralmente debilitado, tras un agudizamiento de contradicciones, es decir en los momentos graves en que el pueblo podrá ver quiénes son quiénes.

Son esos momentos de definición los que nos conducen a rehacer nuestro compromiso revolucionario a un nivel más alto.

JUAN FUENTES


Polémica

EL MARXISMO Y LA HISTORIA DE CHILE

PUNTO FINAL conversó en Santiago con el escritor Liborio Justo, autor de "Pampas y Lanzas", "Nuestra patria vasalla", "Bolivia: la revolución derrotada", etc. PF Nº 140 publicó Un trabajo de este escritor sobre la sublevación de la Armada en 1931. En polémicas declaraciones, Liborio Justo analizó los tomos sobre "Interpretación Marxista de la Historia de Chile", de Luis Vitale, y formuló algunas consideraciones sobre la situación política de su país, Argentina.

“QUIERO, ante todo, dijo, referirme a la historia de nuestros países para decir que me ha defraudado una en varios volúmenes que está siendo publicada aquí como interpretación "marxista" de la Historia de Chile, debida a la pluma de Luis Vitale, ya que, para mí, la calificación que se adjudica no corresponde a la realidad. No basta colocar una etiqueta que diga "marxista" a una historia para que efectivamente lo sea, y, por lo general, las verdaderas interpretaciones materialistas de nuestros procesos históricos no la llevan. Tampoco basta acumular datos y nombres a base de una erudición pesada y aplastante, puramente libresca, sino tener talento para utilizarlos e interpretarlos. Y el señor Vitale no lo tiene.

Por empezar, resulta absurdo hablar de capitalismo en la América hispana durante la época colonial, negando la existencia del feudalismo, con lo que resultaría que España impuso en sus colonias un régimen distinto y más avanzado que el que existía en la propia metrópoli, y al que era dado desarrollarse dentro del régimen económico y el agobiante monopolio comercial a que nos tenía sometidos. Desde luego puede decirse que la producción no participaba en absoluto de tal carácter. Marx exigía para considerar capitalismo moderno la existencia de un proletariado completamente libre, sólo dueño de su fuerza de trabajo. ¿Y dónde existía esa condición en la América hispana, en la cual el trabajo era servil o esclavista?

Precisamente ahí radica el pecado original que nos colocó, desde el comienzo, en desventaja frente a la América inglesa, cuya colonización sí fue capitalista. El señor Vitale habla de la existencia de burguesías criollas en nuestros países, las que, según él, encabezaron la emancipación de España. Puedo asegurar que no existían. Había sí aristocracias terratenientes y mineras, entre ellas la "mantuana", que impulsó la independencia en Venezuela, con Simón Bolívar, que pertenecía a ella, pero burguesías sólo podían considerarse tales las comerciales, principalmente en el Río de la Plata, formadas casi enteramente por españoles.

Por eso es un error decir que nosotros nos independizamos en 1810. Es evidente que lo mismo lo hubiéramos hecho más tarde, pero, entonces, la "independencia" nos la dio Napoleón, al invadir España, obligando a estas colonias a apartarse de él, y también Inglaterra para usufructuar nuestro comercio, que le estaba vedado por el monopolio hispano. He demostrado en mi libro "Nuestra Patria vasalla. Historia del coloniaje argentino", que la revolución en Buenos Aires fue impulsada por los ingleses y aún que la Primera Junta establecida en esa ciudad, el 25 de mayo de 1810, fecha de donde se hace derivar el nacimiento de la nacionalidad argentina, fue designada y llevada al gobierno por los comerciantes británicos que habían llegado a aquella ciudad con motivo de las invasiones de 1806 y 1807. Por eso, cuando el secretario e inspirador de esa Junta, Mariano Moreno, quiso tomar determinaciones favorables al interés nacional, fue obligado a renunciar y luego envenenado por los mismos ingleses. Más tarde, transformado en factoría comercial británica, Buenos Aires se constituyó en el centro desde donde se irradiaron las campañas militares contra España para eliminarla de sus posesiones americanas, las que cayeron enseguida bajo la influencia comercial de Inglaterra. Y San Martín, ¿qué fue sino el ejecutor de los designios de las logias masónicas con sede en Londres, que expresaban los intereses de los comerciantes de Manchester y Liverpool? Durante su campaña en Chile y luego, antes de su campaña al Perú —que no se hubiera podido realizar sin la ayuda de los ingleses— pedía órdenes directamente al gobierno británico, por encima de los gobiernos, tanto de Santiago como de Buenos Aires. Tal se desprende de los documentos del Foreign Office publicados en nuestra época. También esa ayuda la recibió Bolívar, en cuyo ejército llegó a contar muchos miles de ingleses.

Este es otro aspecto negativo de nuestra evolución respecto a la de la América Inglesa, aspecto que, en su época, ya había hecho notar Juan Bautista Alberdi: que sí la independencia de los Estados Unidos fue una consecuencia natural de su evolución interna, la nuestra había sido el resultado accidental de factores externos, los que buscaban, a través de ello, usufructuarnos. Por lo cual, desde nuestro nacimiento, nos encontramos sometidos a los mismos.

Por tales razones, quien no tenga en cuenta esos aspectos, y muchos otros de los que carece la obra del señor Vitale, no puede hablar de marxismo, aunque utilice el término para atraer lectores".

LA SITUACIÓN ARGENTINA

PF— ¿Cuáles son las características de la situación política argentina?

"Para comprender la política argentina hay que comprender, ante todo, que el peronismo, la fuerza política hoy predominante en el país, es un movimiento de extrema derecha. Eso fue en el gobierno y eso es ahora en la oposición. En sus inicios, como respondía o se apoyaba en intereses contrarios a los anglo-yanquis, que dominaban en la economía argentina, tomó varias medidas favorables a los intereses nacionales, aunque no todas las que pudo haber tomado, pero al final terminó entregándose ignominiosamente a los monopolios norteamericanos que de palabra había combatido. La política de Perón en el gobierno fue extremadamente demagógica, habiendo llegado hasta a gritar desde los balcones de la Casa de Gobierno "¡Proletarios de todos los países, uníos!", y otras cosas parecidas. Podríamos decir que, sin duda, jamás pudo sospechar Marx que su famoso lema llegaría a ser utilizado, precisamente, para luchar contra el marxismo. Porque el mismo Perón ha repetido en numerosas oportunidades que su movimiento en la Argentina es la única alternativa para "combatir el comunismo", es decir, salvar el agonizante capitalismo. Ya en su famoso discurso de la Cámara de Comercio, de Buenos Aires, en los comienzos de su carrera, el 25 de agosto de 1944, ante las fuerzas empresarias impresionadas por su demagogia, declaró directamente; "señores capitalistas: no se asusten de mi sindicalismo; nunca mejor que ahora estará seguro el capitalismo, ya que yo también lo soy, porque tengo estancia y en ella operarios. Las masas obreras que no han sido organizadas presentan un panorama peligroso, porque la masa más peligrosa es, sin duda, la inorgánica. La experiencia moderna demuestra que las masas obreras mejor organizadas son, sin duda, las que pueden ser dirigidas y conducidas en todos los órdenes ... Se ha dicho que soy un enemigo de los capitales y si ustedes observan lo que les acabo de decir, no encontrarán un defensor más decidido que yo, porque sé que la defensa de los intereses de los hombres de negocios, de los industriales, de los comerciantes, es la defensa, misma del Estado... Quiero organizar estatalmente a los trabajadores para que el Estado los dirija y les marque rumbos... A los obreros hay que darles algunas mejoras y serán una fuerza fácilmente manejable".

La circunstancia de que cerca de veinte años después de su caída todavía tenga tanto predicamento en la masa del pueblo argentino, podía hacer pensar que los hechos le han dado la razón, sin embargo, la verdadera causa es que hasta hoy no ha surgido una fuerza revolucionaria marxista-leninista que desenmascare al peronismo y lucho verdaderamente por la implantación del socialismo en la Argentina. Esta labor no la ha cumplido, desde luego, el Partido Comunista, de escasa influencia hoy en este país, el cual después de haber sido uno de los causantes del surgimiento del peronismo con su política errónea, busca ahora mezclarse con la masa peronista para tratar de medrar a su costa. Tampoco la han cumplido los principales grupos trotskistas, que asimismo han marchado detrás de la masa peronista, transigiendo con su líder, al punto de que uno de esos grupos, encabezado por jorge Abelardo Ramos, tiene como candidato presidencial a perón. Así es como buena parte del pueblo sigue engañado detrás del peronismo, creyendo que éste lo va a llevar al socialismo, lo que se encargan de decir los propios peronistas —algunos creyéndolo inocentemente— con Perón a la cabeza, quién no deja, de vez en cuando, de elogiar a China Comunista y a Cuba, como parte de la campaña demagógica que realiza desde Madrid bajo el amparo del régimen del General Franco —que ha dado el nombre de Perón a una importante avenida de la capital española— y de la Falange, como antes lo había hecho desde Venezuela protegido por el dictador Pérez Jiménez, y desde Santo Domingo, bajo el patrocinio del siniestro Trujillo.

Alguien podría preguntarse ante tal perfil por qué las Fuerzas Armadas argentinas lo derribaron y ahora no lo dejan llegar al gobierno. Entre las principales habría que señalar su desafortunada (para él) lucha contra la Iglesia, y el tratado con la California Argentina, por el que entregaba media Patagonia a la Standard Oil, el que impresionó desfavorablemente hasta a sus propios partidarios. Es posible asegurar que si Perón no hubiera sido derrocado en 1955, se hubiera desgastado en el gobierno como le ocurrió a Víctor Paz Estenssoro, su "alter ego" de Bolivia. pero su caída prematura lo favoreció, dejando una imagen que, con el correr dei tiempo el pueblo ha ido idealizando hasta constituir hoy un movimiento que, favorecido aún por la prédica imperialista, y por la acción de la podrida burocracia sindical, que le responde íntegramente, ha tomado tal cuerpo, que, sin duda, su triunfo en este momento sería arrobador. Hasta intelectuales, algunas veces de cierto valor, se han dejado arrastrar por el peronismo, lo que le da ahora un carácter de movimiento intelectual nacional que no había tenido antes.

De todos modos es posible asegurar que el peronismo es una de las últimas cartas que tiene el imperialismo yanqui para evitar una subversión que pueda atentar verdaderamente contra sus intereses y la propiedad privada en la Argentina, y a él apelará, sin ninguna vacilación, cuando las circunstancias lo exijan. La esperanza está en que, en dicha circunstancia, muchos elementos revolucionarios que hoy militan en las filas del peronismo, las desborden pasándose a las marxistas".

REBECA GARCÍA


CUT

ROLANDO CALDERÓN: EL CANDIDATO SOCIALISTA

LOS trabajadores son los primeros actores de la revolución chilena y ellos deben dirigir el proceso político; su participación no sólo tiene que ver con la administración de las empresas, sino también con la planificación económica del país, piensa el candidato socialista a la presidencia de la Central Unica de Trabajadores -CUT-, Rolando Calderón.

Sin embargo, el actual dirigente del Partido Socialista —27 años, hijo de padres campesinos y tenaz luchador por las reivindicaciones de los trabajadores del agro—, sostiene que en algunos sitios "los obreros han logrado dominar a sus representantes, pero el gobierno no lo ha hecho con la misma agilidad".

Calderón afirma que los trabajadores tienen, ahora, una parte del poder político y observa que la tarea es conquistar "todo el poder". A su juicio, las fallas en la participación hay que rectificarlas a corto plazo, "ya que es necesario que los trabajadores, desde hoy, vayan construyendo una democracia distinta, una democracia popular donde ellos no sólo elijan a sus representantes políticos, sino, a la vez, dirijan". Según Rolando Calderón, al hablar de una democracia real y directa, lo anterior sólo podrá conseguirse "mediante una gran movilización en todo el país".

El dirigente político, estrechamente vinculado a las luchas de las masas trabajadoras, ingresó a los catorce años de edad a la Juventud Socialista y ocho años más tarde ocupaba un puesto en el Comité Central de esta colectividad política. A él se debe la fundación de la Federación Campesina e Indígenas de Chile y de la Confederación Campesina "Ranquil". Luego de haber cursado el sexto año de preparatoria, se volcó por entero a la labor sindical y su formación ulterior devino en autodidacta. Respaldado por los campesinos, sufrió la persecución del gobierno reaccionario de Frei. En 1968 fue elegido dirigente de la CUT.

Rolando Calderón pone énfasis en que los trabajadores han jugado un rol fundamental y de primera importancia en el triunfo popular, que colocó en la Moneda al Dr. Salvador Allende. Precisa que este triunfo ha sido el producto de una larga lucha de la clase obrera y que en él "la CUT ha jugado un papel de primer orden".

Aun cuando han sido enormes las tareas que la CUT ha debido asumir, desde el momento mismo de su fundación, Calderón puntualiza "que esas tareas se multiplican y acrecientan en esta etapa histórica".

"A juicio mío la CUT —precisa— debe ser una organización comprometida con el proceso y con los cambios. Pero, al mismo tiempo, debe ser una organización crítica que desnude, denuncie y ataque los errores y las fallas que se vayan cometiendo en el proceso político. Por eso digo que la CUT debe ser, de un lado, un organismo crítico y de otro lado un organismo comprometido. En ello no veo contradicciones".

El dirigente del PS tiene conciencia que "nos encontramos frente a una gran ofensiva de la burguesía en contra del movimiento obrero" y que tanto el Gobierno Popular como la clase trabajadora, deben afinar y fortalecer sus organizaciones. Calderón acota que el rol de los sindicatos, en el proceso que vive el país, es de primera importancia. Destaca:

"Nosotros estimamos que el sindicato, en esta etapa, debe enfrentar los problemas económicos como problemas políticos. Rechazamos enérgicamente lo que podemos llamar contrabando político; en otras palabras, la intención que los sindicatos se conviertan en instrumentos meramente gremialistas y apolíticos. Pensamos que el sindicato no es un compartimento aparte o ajeno a la lucha de clases. Todo lo contrario; las luchas políticas y económicas van estrechamente unidas y, en la realidad, se expresan juntas y no separadas".

"De manera —agrega el postulante a la presidencia del organismo máximo de los trabajadores chilenos— que cuando la Derecha propicia esta separación, no está haciendo otra cosa que tratar de penetrar, con su ideología burguesa, para confundir al proletariado y ganar terreno a sus propios intereses de clase privilegiada. Por otra parte, los sindicatos y la CUT no pueden permanecer independientes al proceso histórico que se vive".

Así como los trabajadores no pueden ser independientes del destino de su clase, de sus familias, de sus hijos, permanecer indiferentes al desenvolvimiento de la sociedad, Calderón subraya que la CUT tiene también "que jugarse históricamente, tiene una misión que cumplir y esa misión no es otra que derrotar a los enemigos de los trabajadores y del pueblo, a la burguesía, al latifundio. En suma, al sistema burgués para construir una nueva sociedad, la sociedad de los trabajadores, la sociedad socialista".

No es extraño para Rolando Calderón que los enemigos de los trabajadores traten de hacer creer que existen contradicciones entre los intereses inmediatos de la clase obrera y el programa de la Unidad Popular.

"Habría que reconocer, en todo caso —observa— un hecho que ha ayudado a los enemigos de los trabajadores a introducir la confusión en algunos sectores y me refiero al Convenio CUT-Gobierno. Digo confusión, porque casi todos los conflictos se han venidos arreglando en un porcentaje superior a ese convenio. La esencia de él beneficia, ampliamente, a los trabajadores. Sin embargo, también, debemos ser más honestos que nunca y decir que se han cometido algunos errores políticos. Uno de ellos es que el porcentaje de reajuste no se discutió, como era necesario hacerlo, con los trabajadores. Se discutió con el Consejo Directivo Nacional de la CUT, con las directivas de las asociaciones y federaciones nacionales y por las organizaciones intermedias de la CUT, pero no por la gran masa de obreros y de empleados. Ese fue nuestro pecado".

Rolando Calderón entrega otras razones: "Por otra parte, el Convenio, por las fallas del aparato administrativo de nuestra Central, por el armazón burocrático, que el Sexto Congreso criticó ampliamente y concluyó en la necesidad de modificarlo y la no discusión en las asambleas y en los sindicatos, permitió que el Convenio, en alguna medida no representara, cabalmente, los intereses inmediatos de los trabajadores.

Contrario a la presentación de pliegos de peticiones que vayan más allá de lo que, en realidad, el gobierno puede pagar, el dirigente del PS repone: "Tampoco estamos porque esos pliegos no representen las necesidades reales de los trabajadores. Resumiendo, la fórmula correcta de enfrentar las reivindicaciones económicas es haciendo conciliar los intereses concretos con los intereses generales, los intereses presentes con los futuros, el interés como gremio con el interés como clase y el interés particular del trabajador con el interés general de la nación".

Reconoce el postulante a la presidencia de la CUT que éste ha sido el único gobierno, en toda la historia de Chile, que ha dado una real y efectiva participación a la clase trabajadora, admitiendo, como así lo hicieron el Sexto Congreso de la CUT y el Documento de El Arrayán, que todavía no es lo suficientemente amplia. Y explica:

"No era necesario sólo tener, políticamente, claro, el problema de la participación. Al mismo tiempo, había que instrumentalizar esa política. Es por ello, que la falla ha estado tanto en los organismos de Gobierno como en la falta de presión en las organizaciones de trabajadores. En algunos casos se cumple con esta política, en otros, la participación es meramente formal. En algunos sitios, los trabajadores han logrado dominar a sus representantes, pero, el Gobierno no lo ha hecho con la misma agilidad".

En torno a la Reforma Constitucional sobre las áreas de la economía, de los senadores Fuentealba y Hamilton y apoyada entusiastamente por la reacción, Calderón destaca: "Chile está frente a dos alternativas; o las empresas de trabajadores se devuelven a sus antiguos propietarios, con todos los problemas que ello entrañaría, en cuanto a miseria, persecuciones políticas y angustias para los trabajadores, o las empresas pasan al área social donde los trabajadores tendrán una activa participación en su manejo, en sus políticas de remuneraciones, de inversiones y de bienestar social.

"Los trabajadores, el Partido Socialista, la Unidad Popular y la CUT, están, como es lógico, al lado de esta última alternativa. Chile se divide, claramente, en dos grupos en este momento político. Los que están, francamente, del lado de los monopolios y empresarios y los que están de parte de los trabajadores. El PN y la DC se han unido, una vez más, para atentar en contra de la clase obrera. Me parece que esto dará lugar a que los trabajadores se definan".

A juicio de Calderón, los trabajadores democratacristianos deben estar en esta parada: vale decir, junto a su clase "y oponerse, tenazmente, a la Reforma Constitucional de los senadores Fuentealba y Hamilton". El dirigente socialista califica tal enmienda a la Constitución Política del Estado de "demagógica" porque plantea las empresas de los trabajadores. Declara al respecto:

"El pueblo las condena porque están inspiradas en el deseo de quebrar el movimiento obrero. La esencia de esta empresa es que la ganancia se reparta entre los trabajadores. Pero el cuadro industrial del país es bastante claro; hay campos económicos muy poderosos y campos económicos muy débiles. Poderosos, en relación a la riqueza que generan. Pero hay industrias que producen pérdidas, por lo tanto, en el reparto de las utilidades habría trabajadores que recibirían más y trabajadores que recibirían menos.

"Los trabajadores del cobre, por ejemplo, serían los más privilegiados del país, prácticamente, se llevarían el sueldo de Chile. Pero ¿qué ocurriría con los trabajadores de la salud o de la educación, que no generan riquezas? Por todo esto, repito que el proyecto de Reforma Constitucional presentado por la DC es demagógico y dañino para la clase obrera".

Calderón estima que ni el Partido Socialista ni el Partido Comunista "tienen un oculto afán de apoderarse de la CUT. El dirigente agrega: "Los socialistas, por sobre todas las cosas, planteamos la unidad de todos los trabajadores. Esta es una vieja aspiración de la clase. A lo largo de muchos años, los trabajadores han ido afianzando su unidad y no creemos que ahora, cuando estamos cimentando el proceso revolucionario, tenga que mellarse esa unidad. En el movimiento obrero existen tendencias y esas tendencias deben expresarse claramente en el proceso electoral de la CUT. Los socialistas no renunciaremos a nuestras posiciones y todas las tendencias tendrán que hacer otro tanto.

"Creemos que en base a esa discusión, a la crítica que debe ser una regla permanente en el seno del movimiento obrero, se fortalecerá más la unidad de la CUT. El hecho de que el Partido Socialista aspire a la dirección máxima de la CUT, no plantea la desunión. Creemos legítimo que el PS, como partido de la clase obrera, tenga el derecho y, a la vez, el deber histórico de aspirar a la dirección del organismo máximo de los trabajadores".

BENIGNO RAMOS A.


Política

PDC: FIRME JUNTO A LA BURGUESÍA

HAL Hendrix, ex periodista de United Press, desembozado agente de la CIA, funcionario de la ITT, informaba a sus patrones el 17 de septiembre del 70 que el embajador Korry "no ha dejado a Frei tranquilo un momento, hasta el punto de decirle que se ponga los pantalones".

Hendrix reportaba los esfuerzos, particularmente de su Compañía, y de algunos chilenos para impedir que Allende llegara a La Moneda. La participación de Frei en el intento de cerrar el paso a la UP, está detallada en los "Documentos secretos de la ITT", editados el 3 de abril por el gobierno chileno.

En los memorándums, que causan escándalo mundial, también se menciona al ex ministro de Hacienda, Andrés Zaldívar. Este jugó un papel especial, leyendo por radio y televisión un "informe económico" que tuvo la virtud de provocar caos, pánico y especulación, como parte de un plan conspirativo de varias facetas que, aunque abortado, fue puesto en práctica entre el 4 de septiembre y el 4 de noviembre de 1970, después de recibir "luz verde" de Nixon. En el memo del 17 de septiembre, uno de los más sustanciosos, se lee: "El Presidente ha dicho en privado a sus más próximos colaboradores, a Alessandri y a un visitante del Departamento de Estado durante el último fin de semana en Viña del Mar, que no se puede permitir que el país se vuelva comunista, y que es preciso impedir que Allende llegue al Gobierno. Sin embargo en público se mantiene fuera de la pelea hasta ahora, mientras recibe una presión firmemente en aumento desde los Estados Unidos y desde sus propios partidarios".

Frei y Zaldívar fueron echados al agua por estos indiscretos papeles. Desgraciadamente para ellos, cayeron en manos de un voraz periodista, Jack Anderson, que usa lo que viene en la pelea interna que se libra en la casa de los tiburones, para disparar contra Nixon y sus financistas, la ITT entre otras. Frei y Zaldívar coludidos con la CIA en una conspiración no es la imagen que le interesa mantener a la Democracia Cristiana. Y a falta de razones, bueno es el cinismo. El desfachatado diario "La Prensa", órgano oficial de ese partido, afirma, en su edición del 4 de abril: "Gobierno entregó documentos "secretos del complot ITT". Lo único concreto: rectitud constitucional y moral del PDC".

El 28 de marzo, el gobierno denunció que un plan de tres puntos, de "Patria y Libertad" y militares en retiro, fue descubierto a tiempo y sus implicados puestos a disposición de la Justicia Militar. El día anterior, "Clarín" anunciaba a través de informaciones proporcionadas por el MIR los objetivos del complot: 1) asesinar a Allende; 2) tomarse La Moneda, y 3) liberar a Viaux. El gobierno esperaba que la DC devolviera la mano, atendiendo al apoyo prestado a Frei por la UP en los días del "tacnazo". Así lo dijo el domingo 2 de abril por las pantallas del Canal estatal, el senador Teitelboim. Pero Hamilton, que puede lucir con orgullo el título de caradura número uno, le retrucó: "Pero es muy débil la denuncia, no hay pruebas". Hamilton respondió echado atrás en su asiento, con un brazo colgando displicente del respaldo de su silla.

Las denuncias tuvieron el efecto de desnudar las andanzas de norteamericanos y sus socios chilenos, que también aportan planes y estrategias propias. Pero, además, crearon un clima político favorable al gobierno en la medida que arrinconaron a la Derecha. La ayuda para esta Derecha plutocrática y dependiente, vino del "partido de las capas medias" en el cual se cifran aún esperanzas para ampliar el respaldo político de la UP. No solamente el PDC minimizó (obviamente, puesto que estaba implicado) los documentos de la ITT, sino que ridiculizó (¿también por la misma razón?) el complot de "Patria y Libertad". Declaró el PDC que no había complot y, por consiguiente, ninguna razón para suspender la marcha organizada por la burguesía.

Allende suspendió una marcha que aprovecharía "Patria y Libertad" y las brigadas de choque de la DC para crear disturbios callejeros que prepararan un ambiente propicio al golpe, programado para el sábado 25 de marzo, en la madrugada.

La DC pasa ahora a conducir una marcha de toda la oposición, fijada para el 12 de abril, precedida de un halo "democrático" al que han contribuido significativamente algunos sectores de gobierno. Este prestigio bendecirá la manifestación a los ojos de 3 mil delegados extranjeros, que asisten a la UNCTAD III. Pero en el plano interno, dejará perpleja a la clase trabajadora que verá cómo las esperanzas puestas por algunos partidos en un contacto con la DC para "ganar las capas medias" se transforma en su peor enemigo.

La gran conclusión política que surge de esta maniobra democristiana. es que el fascismo se legitimiza en Chile con la anuencia que le presta el partido más poderoso de la pequeña burguesía, el PDC. Acciones hasta ahora propias de oscuros conspiradores, pagados por Washington, serán respaldadas en adelante por ciudadanos que las sentirán como suyas desde el momento en que son conducidos por sus dirigentes a participar en protestas callejeras contra el marxismo. Se cumple así un punto fundamental en la lucha contra el socialismo: implementar una fuerza política como base de apoyo a las acciones de la avanzada fascista ("Patria y Libertad"). Hasta el momento el Partido Nacional y la Democracia Radical resultaban insuficientes para esa tarea.

El compromiso social y político que asume la DC como partido con la burguesía, hace estragos en algunas de sus bases de trabajadores. El vicepresidente regional de Arauco, renunció al PDC. En carta publicada en "El Siglo", el 3 de abril, señala: "Hoy, ante la penosa evidencia de la derechización de sus principales dirigentes, no puedo soportar la vergüenza ante mis compañeros de trabajo de continuar perteneciendo a un partido que pacta públicamente con los que ayer hambrearon al pueblo y que hoy, en conjunto, proyectan una reforma constitucional que atenta contra el programa de la Unidad Popular que en gran medida se iguala al programa de Tomic". El dirigente, Miguel Aravena Medel, es campesino y uno de los miles de trabajadores engañados por el reformismo, del cual se vale hoy la dirigencia DC encabezada por Fuentealba.

No hay contradicción ideológica entre la DC y la burguesía, aunque sí una pugna partidaria de sectores que pertenecen a ella y se disputan el poder. Pero cuando el poder corre peligro de pasar de una clase a otra, la DC suspende esa rivalidad superficial y se alía, como sucede en la actualidad, sin tapujos, con la Derecha y con Estados Unidos.

La Democracia Cristiana está cebada en una política doble que no deja de rendirle frutos. En su informe al último Pleno del PDC, Fuentealba dijo: "Hay toda una política simplista a través de la cual se pretende lograr la unidad de todas las fuerzas de oposición, en un solo bloque, en un partido único o, en todo caso, en una organización de carácter permanente que le ofrezca al país un solo y gran objetivo: la caída del gobierno. ¿Y después qué? ¿Y para qué?". Es de suponer que sobre esas preguntas ya existe acuerdo entre Estados Unidos, el PN, "Patria y Libertad" y el PDC, pues ahora sí existe el esbozo de "esa organización de carácter permanente" que provoque la caída del gobierno. En la noche del 3 de abril, el PN, la Democracia Radical y el PDC, a través de sus representantes oficiales, tomaron el acuerdo de realizar en conjunto una marcha callejera en contra del gobierno de la Unidad Popular. Los objetivos de la acción rivalizan en afán "legalista y democrático" con el gobierno constituido que trata de detener los esfuerzos sediciosos. La razón central es "protestar y condenar la violación progresiva de los derechos de la persona humana, expresado en las garantías constitucionales" (El Mercurio, 4 de abril). Estos derechos se refieren a la propiedad del capital privado sobre los medios de producción, afectada por la nacionalización proyectada de 91 grandes empresas industriales, y por la acción de la lucha campesina que se bate a fondo contra el latifundio. El primer esfuerzo de la DC en tal sentido y el golpe más importante aplicado hasta el momento al programa de las tres áreas de la UP, es conocido como Ley Hamilton-Fuentealba”, donde se obliga al gobierno a someterse al Parlamento antes de expropiar una industria y por otra parte crea las llamadas "empresas de trabajadores" como una cuarta área, que diluye la acción socialista del programa de la UP. Esta se vio obligada a negociar con la DC los vetos al proyecto aprobado por el Congreso.

Una manifiesta debilidad política ante la Democracia Cristiana ha permitido que ésta introduzca cuñas de todo tipo en el programa económico del gobierno. La masa ve que la DC pasa a gobernar y a imponer sus criterios en contra del interés de los trabajado res, a pesar que no está en el gobierno.

El senador DC, Juan de Dios Carmona, llamó por las páginas de "El Mercurio" a la "desobediencia civil", como una forma de "fortalecer nuestra democracia". Es decir, pasar a la acción contra el gobierno.

La identidad de intereses y posiciones de la DC como cuerpo político integrado con la Derecha y el gran capital extranjero, ha tomado ya el "carácter de permanente" que pide Fuentealba.

Comenzó, tal vez, con la alianza electoral que les dio a ambos un senador y un diputado en enero (con esta acción Frei logró el control total del partido y a Tomic se le sometió más tarde cuando declarara que: "El Gobierno de la Unidad Popular está próximo a agotar lo esencial de su capacidad revolucionaria"), sigue con la reforma de las cuatro áreas que aprobaron en conjunto en el Congreso, se mantiene día a día en la campaña de "El Mercurio" y "La Prensa" contra el gobierno, se aviva y tonifica en el encubrimiento de las denuncias sobre la ITT y el complot del 25 de marzo, para rematar con una marcha callejera proyectada "a lo grande" en vísperas de la UNCTAD III. La pregunta ahora es ¿cómo sigue esta escalada?

AUGUSTO CARMONA A.


Campesinos

ÉXITO TOTAL EN LOS FUNDOS INTERVENIDOS

CUANDO después del 4 de septiembre de 1970, los dirigentes de la Unidad Popular analizaron la expectativa que ofrecerla el gobierno popular a los campesinos, preocupó lo referente al número y velocidad de las expropiaciones para realizar la reforma agraria.

Se observó que podría ocurrir que las metas planteadas resultasen insuficientes. Tal eventualidad fue contemplada en el "Informe Final", del Secretariado de Agricultura y Pesca de la Comisión Técnica de la UP, del 26 de octubre de 1970, donde se precisó la acción para enfrentar posibles dilaciones en el proceso expropiatorio o los problemas que éste proyectase a la producción. Ahí se puntualizó:

"Los mecanismos con que se cuenta para afrontar esta situación son la intervención, que es un procedimiento legal, de fácil e inmediata aplicación por parte del gobierno. Tiene además la ventaja que no implica mayor costo, no precisa tasación ni consignación alguna y el predio continúa en explotación con todo su activo para la producción normal".

Las aprensiones de la Comisión Técnica de la UP se vieron confirmadas en 1971.

En noviembre de ese año la Comisión Política del Partido Socialista reafirmó que el mecanismo de la intervención era herramienta adecuada para acelerar el proceso agrario. El PS precisó:

"Conviene tener presente que, si bien el carácter burgués del aparato estatal es una limitante real, no es menos cierto que no se han aplicado decididamente todos los recursos legales existentes en favor de los campesinos y en contra de los latifundistas y boicoteadores de la producción. No se ha utilizado, en efecto, el mecanismo de reanudación de faenas que ha demostrado ser una excelente herramienta para evitar el boicot, el sabotaje a la producción y crear instancias de participación del campesinado en el proceso productivo. En los fundos que han sido objeto de este mecanismo los resultados muestran con claridad sus ventajas. Es comprensible, por eso, que los campesinos no se resignen a tolerar en su gobierno la postergación, la tramitación y la burocracia que caracterizaban a los gobiernos de las clases explotadoras".

El fondo del asunto, entonces, radica en dos aspectos básicos:

a) Aceleración del proceso agrario, para evitar la frustración de los campesinos e impedir el boicot y sabotaje de los latifundistas;

b) instancias de participación del campesinado en el proceso productivo para asegurar el curso de éste con sentido revolucionario.

Respecto a esas perspectivas ya se registra una realidad. El movimiento campesino se ha ido vigorizando para enfrentar la violencia y el sabotaje do los latifundistas. Se está poniendo freno al boicot. También el proceso expropiatorio ha incrementado el número de predios incorporados a la acción de CORA que ya totalizan 2.339 fundos expropiados.

LUCHA Y CONTENIDO

Frente a las alternativas y logros en el proceso agrario durante catorce meses, PF realizó consultas con personeros de niveles políticos y técnicos para evaluar la situación en el campo. De esta encuesta surgieron concepciones generales, estimadas como básicas para los informantes para que el proceso alcance su condición de lucha y su contenido ideológico acorde con el camino revolucionario que el país eligió el 4 de septiembre de 1970.

Las principales consideraciones y análisis formulados a PF se reseñan a continuación:

—Dentro del contexto de la lucha de clases uno de los aspectos vanguardistas en el proceso agrario es la intervención de predios, porque permite la plena incorporación del campesinado a la gestación y desarrollo del proceso.

—La intervención siempre obedece a una lucha que ha sido emprendida por el campesino desde el momento en que efectuó el paro y se tomó el fundo. La expropiación no siempre comprende esa lucha. Por eso es que con la intervención el campesino ha ganado su derecho a participar en la solución de sus propios problemas, que lo mantuvieron agobiado tanto tiempo bajo el régimen capitalista y de los cuales ahora vislumbra la perspectiva de liberarse.

—De ese modo, la participación del campesino resulta fundamental porque su aporte al proceso productivo es una consecuencia de su toma de conciencia. Esto es básico porque su propia lucha ha capacitado al campesino para incorporarse con plena responsabilidad en esta acción. Así surge la nueva realidad para el trabajador del campo, dentro de un contexto que él mismo crea y vive, palpando sus resultados y sintiendo su propio deber revolucionario de producir más como efectiva participación en el proceso.

—Naturalmente, no se descarta la concepción que este es un proceso dialéctico que no puede generarse a través de toda la masa de manera intempestiva y concluyente. Frente a ello se estima fundamental que son las vanguardias las que están llamadas a ir generalizando la toma de conciencia indispensable en el resto del campesinado, para que luche también por su incorporación al proceso.

—Tampoco puede omitirse que la llegada del gobierno popular agudizó la lucha de clases. Abrió una perspectiva que hasta entonces el campesino no había vislumbrado con claridad. Se produjo el cambio cualitativo en esa lucha en el campo, donde más intensificada estaba la explotación capitalista.

—Al abrirse esa perspectiva quedaron planteados dos caminos que se complementan para el curso de la lucha campesina:

a) Se apunta contra el latifundista, contra el patrón explotador, en quien se visualiza al enemigo cercano e inmediato y se cuestiona el derecho a la propiedad de la tierra;

b) Se acciona contra el sistema mismo, contra el régimen capitalista causante de todos los problemas y explotaciones sufridos por el campesinado, a través de la organización unitaria de los campesinos en los Consejos Comunales, por la base, para la liquidación del paralelismo orgánico creado por el PDC. De tal manera se dirige la acción a golpear en conjunto a todo el sistema construido por el enemigo del campesinado.

—Estos aspectos de la lucha reafirman que la no participación plena del campesinado en el proceso agrario vulneraria el real contenido de éste. El régimen expropiatorio regido por la ley de Reforma Agraria no abre por sí mismo el cauce para esa participación. Ese sistema no incorpora a la masa ni gesta las vanguardias que encaminen el proceso con la debida toma de conciencia.

—La cuestión fundamental reside, entonces —señaló en forma concordante— en la conducción que se le dé al movimiento. Vale decir, que la discusión ideológica con la masa debe ir extrayendo las orientaciones para que cada paso del proceso vaya dirigido hacia la conquista del poder por parte de los campesinos, conjuntamente con la clase trabajadora urbana.

—Una alternativa real para esto se desarrolla en la lucha a través de los Consejos Comunales Campesinos, por la base, organizaciones sindicales, mecanismo de intervenciones y más tarde desde los Centros de Reforma Agraria (CERA) que se creen en los predios expropiados. Esta lucha conduce al campesino hacia un cambio de la ideología burguesa dominante, para incorporarlo conscientemente al proceso productivo. Y en este aspecto se han registrado resultados verdaderamente sorprendentes.

INTERVENCIÓN Y RESULTADOS

Recopiladas las concepciones precedentes, PF indagó antecedentes sobre resultados concretos en fundos intervenidos. La experiencia de alrededor de 300 predios que estaban afectados por "lock-out" patronales, abandono, improductividad y otras causas que determinaron su intervención en 1971 y comienzos de 1972, reveló resultados positivos que confirman las aseveraciones anteriores.

El Comité de Administración de cada predio incorporó al trabajador con plena y consciente participación en el proceso de producción, desde el instante en que el fundo quedó sometido a reanudación de faenas y le fue designado el respectivo interventor. Se ha aumentado en forma considerable la producción, se ha absorbido cesantía y los campesinos están participando activamente en el proceso.

Esta labor ha confirmado también las palabras del Presidente Salvador Allende, precisadas en un artículo, con su firma, publicado en la revista CERES, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Dijo Allende:

"Todo este proceso no puede hacerse sin una participación muy dinámica y activa de los campesinos; y en él está involucrado un problema político extraordinariamente serio, importante y grave". Luego añade: "Por eso es de máxima importancia para el gobierno popular, el establecimiento de los Consejos Campesinos, a nivel de cada comuna, a fin de que los campesinos participen responsablemente en las decisiones de política y desarrollo agrario".

Los resultados de esa participación de los campesinos, extraídos por PF de informes responsables, son claros.

Un estudio sobre la situación general de fundos intervenidos con administración por más de tres meses reveló los siguientes hechos:

a) De algo más de 200 predios con administración, en 196 de ellos se practicó estado de situación. El 79 por ciento mostró un mayor activo.

b) El 21 por ciento de los predios señaló un mayor pasivo. De esta proporción, sólo un ocho por ciento mostró como pasivos valores inestimables. Es decir, inferior a Eº 10.000. Al investigarse las razones del 13% restante con déficit fluctuantes entre 10 mil y 200 mil escudos, se estableció que eso obedecía a problemas de riego u otras causas inherentes a las actividades del agro. Pero en ningún caso, a deficiente administración por parte de los campesinos.

c) El 68% de los fundos intervenidos tuvo que operar con créditos del Banco del Estado, porque los latifundistas junto con desmantelar el predio lo dejaron sin activo disponible para iniciar las faenas. No obstante, en base al crédito el predio entró en producción.

d) Sólo un 4% de los préstamos otorgados por el Banco del Estado a fundos intervenidos se hallan en cobro judicial. Los campesinos han sabido cumplir con sus compromisos crediticios.

e) En todos los predios regados de la zona central se ha producido un cambio de estructura en el sistema de explotación. Se ha virado de un tipo extensivo a otro intensivo. Vale decir que fundos trigueros, por ejemplo, se han transformado en chacareros-hortaliceros. Este cambio ha creado nuevas fuentes de trabajo en el campo que se ha traducido en una absorción de cesantía al 31 de diciembre de 1971 de alrede dor de 500 trabajadores.

f) Como problema latente se ha mantenido solamente el de la comercialización de los productos perecibles. Esta es la etapa que no se ha superado, pero que está en vías de solución.

LA PRODUCCIÓN

Del total de fundos intervenidos —según datos oficia les de 1971— el 98% está en plena producción, casi desde el momento mismo en que se hizo efectiva la intervención o en plazos que no superaron los quince días. Los campesinos han demostrado su alto sentido de responsabilidad y su espíritu de trabajo, que no sólo les ha permitido normalizar la explotación de esos predios que se encontraban paralizados sino que elevar sus niveles de producción. Un breve recuento muestra la forma cómo numerosos fundos intervenidos han elevado su producción:

—Fundo "LO PRADO ABAJO". (Barrancas, provincia de Santiago). Fue intervenido en diciembre de 1970. Se elevó la superficie sembrada de 15 a 500 hectáreas.

—Fundo "MUNDO NUEVO". (Casablanca, Valparaíso). Intervenido en septiembre de 1970, estaba abandona do y sin cultivos. Ahora tiene 350 hectáreas sembradas.

—Fundo "AGUA FRÍA". (Molina, Talca). Bajo intervención desde diciembre de 1970. No tenía cultivos de ninguna clase. Ahora tiene 320 hectáreas sembradas con trigo, elevó su producción maderera de 20 mil a 50 mil pulgadas mensuales y mejoró notablemente la explotación de cerdos.

—Fundo "Las PALMAS DE La Calera). Bajo intervención desde mayo de 1971. El propietario no hacía ninguna clase de cultivos. Explotaba indiscriminadamente las 20 mil palmas naturales que existen en el predio y que son únicas en el mundo por su producción de miel.

Los técnicos señalaron que al ritmo de arrasamiento que se llevaba, el bosque no duraría diez años. Una palma demora entre 200 y 250 años en crecer. La intervención puso fin a este crimen forestal. Ahora el bosque será convertido en un parque nacional. En 100 hectáreas se tiene ahora cultivos agrícolas. El dueño, feudal y déspota, obtuvo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso el encarcelamiento de cinco dirigentes del Comité de Administración, denunciándolos por robo, hurto y usurpación. El fundo está en producción y el proceso se ventila en el Juzgado de La Calera.

—Fundo "SAN LUIS DE BUENA PAZ". (Molina). Intervenido en marzo de 1971, cuando sólo tenía un cultivo de remolacha abandonado.

Por ese cultivo el propietario había recibido un anticipo de IANSA, equivalente al TRIPLE de lo que, según los técnicos, iba a producir. La intervención con la participación de los campesinos permitió salvar la mitad del cultivo remolachero.

—COMPLEJO FORESTAL-GANADERO "PANGUIPULLI" (Valdivia). Fueron intervenidos 15 fundos con unas 300 mil hectáreas de superficie, a raíz del corte indiscriminado de bosques naturales y de las condiciones inhumanas de vida en que se mantenía a alrededor de mil campesinos. Con la intervención quedó abierto el camino para la expropiación de los predios y su adecuada utilización. Se ha mantenido en plena producción.

CESANTÍA

En julio de 1971 había 189 fundos intervenidos con 1.379 trabajadores que hasta entonces habían sido inquilinos; 861 voluntarios, 38 que estaban como medieros y 615 afuerinos. Todos quedaron como obreros de los predios. Esto significó una absorción de cesantía, en sólo seis meses, de 517 trabajadores. He aquí algunos ejemplos:

— FUNDO AGUA FRÍA, DE MOLINA. Intervenido en 1971, aumentó de 57 a 120 trabajadores.

—FUNDO "LAS BRISAS", DE PADRE HURTADO. Intervenido en julio de 1971, aumentó de 4 a 12 campesinos.

—FUNDO "LAS PALMAS DE OCOA . (La Calera). Intervenido desde mayo de 1971, subió de 15 a 40 el número de sus trabajadores.

— FUNDO "SAN LUIS DE BUENA PAZ". (Molina). Intervenido en marzo de 1971, aumentó de 14 a 22 campesinos para sus labores.

— FUNDO "BELLAVISTA", DE RÍO CLARO, (Talca). Dotación de 80 campesinos fue aumentada a 110 trabajadores.

EL SABOTAJE

En su permanente campaña contra el gobierno popular, la derecha latifundista ha buscado frenar y desprestigiar el sistema de reanudación de faenas y de intervenciones. Para esto utiliza maniobras, como algunas que se detallan a continuación:

— Querellas criminales contra interventores con la acusación falsa de incumplimiento de contratos "brujos", supuestamente suscritos en fechas anteriores al decreto de reanudación de faenas. En estos seudo contratos hacen aparecer comprometidas las cosechas del predio, que se están produciendo exclusivamente por el trabajo de los campesinos y en las cuales no tuvo participación alguna el patrón.

— Querellas contra el interventor y los campesinos por supuestas infracciones a la ley.

—Denuncias a los tribunales por supuestos robos o destrucción de maquinaria agrícola.

—Presiones ejercidas ante el gobierno a través de políticos y parlamentarios.

—Amenazas de agresiones físicas o de hecho contra el interventor o los campesinos.

—Tergiversación de los hechos a través de la prensa, radio y parlamentarios de la Derecha.

—Creación de conflictos artificiales en fundos intervenidos con participación de políticos y activistas del PN, PDC. Democracia Radical y "Patria y Libertad".

—Presiones a los comerciantes que suscriben contratos de compras de productos de fundos intervenidos o que venden los abastecimientos de dichos predios.

HÉCTOR SUÁREZ BASTIDAS


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02