Regina Reyes

La educación General Básica en Chile
El carácter manipulador de los planes y programas

Regina Reyes

La dictadura fascista en Chile ha emprendido en los últimos años una verdadera ofensiva contra la educación, tendiente a acentuar su carácter de clase y adaptarla cada vez mejor a los cambios y exigencias propios de su política.

Especial énfasis se ha puesto en la educación Básica, que abarca los ocho primeros años del sistema escolar. Ello es comprensible, ya que se trata de un período de gran importancia en el desarrollo del niño (entre los 6 y los 14 años). Además, es el nivel que abarca el mayor número de estudiantes y corresponde al grado de escolaridad que alcanza gran parte de la población. Así lo muestran, por ejemplo, los datos de matricula que entregamos a continuación, que representan la tendencia general que se da al respecto (1).

Año Pre-básica Básica Media Universitaria
1979 162.993 2.235.861 536.428 126.434

Los nuevos planes y programas correspondientes a este nivel escolar poseen un marcado carácter manipulador en el sentido que sus objetivos, contenidos y actividades en general no están destinados a favorecer el desarrollo multilateral de la personalidad de los educandos, sino que se han limitado a responder a las necesidades y requerimientos del sistema, así como a la formación de actitudes, formas de conducta, convicciones y valores destinados a incorporar al sujeto a la realidad existente y a desarrollar en él una conciencia incompleta, inadecuada para su condición de clase.

En el presente articulo hemos querido hacer un análisis de estos planes y programas precisamente desde este punto de vista.

1. Acerca de los objetivos de la Educación General Básica

Según Pinochet, el objetivo de la educación Básica debe ser:

"Asegurar en el más breve plazo, que ningún chileno deje la escuela elemental sin disponer de las herramientas mínimas, en conocimientos y en formación para ser un buen trabajador, un buen ciudadano y un buen patriota" (2).

Lo que, de acuerdo con la política y la ideología que sustenta significa: un "trabajador" con una formación suficiente para que sólo pueda rendir el máximo en el trabajo asignado; un "ciudadano" obediente y sumiso que acepte sin resistencias el orden constituido, y un "patriota" que haga suya la ideología fascista que sostiene el régimen y esté dispuesto a defenderla.

El decreto ley que fija los objetivos generales de la Educación General Básica (3) refleja, por cierto, esta misma orientación. De acuerdo con él, se establecen objetivos que deben entenderse en el marco de lo que ellos realmente significan en un régimen fascista. Es decir, que descansan en principios como la "seguridad nacional" y el desconocimiento de la existencia de clases sociales diferentes.

Se habla también de los llamados "objetivos mínimos", de los que podemos decir que son realmente mínimos y no dicen relación alguna con las verdaderas exigencias que, por ejemplo, el nivel de desarrollo de la ciencia y la técnica le imponen al hombre de hoy. Sin embargo, son suficientes para preparar el "trabajador", "ciudadano" y "patriota" que la dictadura desea y a los cuales nos referíamos anteriormente.

Se trata de fijar objetivos en relación sólo a algunas áreas del saber (4), dejando a un lado, por ejemplo, la formación en el área de la cultura y el deporte, tan importantes para el desarrollo de la personalidad del educando.

Se pretende que el joven conozca y practique determinados derechos y deberes que están restringidos al ámbito de posibilidades que un régimen fascista permite y que, por cierto, no son muy amplios. Así también, se busca crear actitudes y formas de conducta sobre la base de valores ajenos a nuestro pueblo y sobre los que no ha existido jamás en nuestro país "consenso nacional".

2 Los planes de estudio de la Educación General Básica

Según se establece en el Decreto respectivo, la Educación General Básica tiene una duración de ocho años, divididos en dos ciclos de cuatro años cada uno. Se contemplan 30 clases semanales de 45 minutos de duración. En aquellas escuelas que trabajan en dos o más jornadas, el horario se reduce a 25 clases de 45 minutos. Cabe destacar que este es el caso de una buena parte de las escuelas del país.

El plan de estudios comprende, tanto en primero como en segundo ciclo (salvo una pequeña diferencia que indicaremos oportunamente) las siguientes "áreas, asignaturas y actividades de formación":

"Área de Expresión Verbal: Castellano e Idioma extranjero.
Área de Expresión Numérica: Matemáticas.
Área de Experiencia: Sociedad, Geografía e Historia; Ciencias Naturales y
Religión (optativo).

[En segundo ciclo el área de experiencia contempla: Historia y Geografía, Ciencias Naturales y Religión (optativo).] Área de Expresión Plástica: Artes plásticas y Educación Técnico Manual. Área de Expresión Dinámica: Educación Musical y Educación Física. Área de Formación de Hábitos y Actitud Social del Alumno: Consejo de curso, que forma parte del tiempo asignado a la formación de hábitos y actitud social del alumno" (5).

La asignatura de Castellano cuenta con cinco clases semanales de 1. a 4. año y seis clases de 5. a 8. año, como mínimo. Matemáticas, cinco clases semanales de 1. a 8. año, e Historia y Geografía, cuatro clases semanales de 5. a 8. año, también como mínimo. Para el resto de las asignaturas no se fija el número de horas de clases semanales. Por el contrario, el Decreto establece:

"El director, con la Unidad Técnica del establecimiento, si la hubiere, y el profesor de curso o profesor jefe, establecerá la distribución de las clases entre las diferentes áreas o asignaturas, de acuerdo con las características del curso" (6).

Ello significa que asignaturas tan importantes como Ciencias Naturales, Educación Física y las actividades artísticas en general están restringidas a un número de horas de clase que depende de una decisión arbitraria. Y nadie garantiza que se hará considerando ante todo el desarrollo integral del niño. Por el contrario, lo más probable es que los criterios decisivos sean: el presupuesto de que dispone la escuela, el personal docente con que cuenta, el equipamiento y otros.

Al mismo tiempo se agrega en el Decreto:

"Asimismo, si se detectara que uno o más cursos o uno o más alumnos de un curso están significativamente bajo el rendimiento esperado en las asignaturas mencionadas en el inciso anterior (Castellano, Matemáticas e Historia y Geografía), se podrá suspender una o más asignaturas del plan de estudios hasta por un semestre, para agregar las horas correspondientes en las asignaturas fundamentales de este ciclo al curso o al grupo afectado según el caso" (7). (Disposición válida para ambos ciclos.)

Es decir, que es posible inclusive eliminar temporalmente una o más asignaturas en beneficio de aquellas que se consideran fundamentales. Ello significa que no se reconoce el valor que tiene para la formación del joven una educación artística que le conduzca a la comprensión más profunda de la belleza y magnitud de todo lo que al respecto ha sido capaz de crear el hombre y desarrollar así la imaginación, fantasía y sensibilidad de los muchachos. Así también no se exige la necesaria formación física y desarrollo de las capacidades deportivas de los educandos que es un complemento fundamental para el desarrollo integral de su personalidad. Tampoco se otorga a las Ciencias Naturales la real importancia que ella reviste en el mundo de hoy. Los conocimientos de Ciencias Naturales, el manejo y aplicación de las leyes de la naturaleza son sin duda una premisa fundamental para cumplir con las nuevas exigencias que plantea el trabajo en las condiciones del progreso científico y técnico. Por otra parte, ellas son una herramienta indispensable para la formación de una concepción científica del mundo, que obviamente aquí se desea evitar dados los peligros que para la estabilidad del régimen ello significa.

También queda reducida en la educación Básica la enseñanza del idioma extranjero. Ahora, el director del establecimiento podrá discutir con sus asesores técnicos y con el Centro de Padres si ofrecerá un idioma o no.

Así, por ejemplo, para el primer ciclo, se expresa al respecto:

"La asignatura de Idioma extranjero se impartirá en este ciclo cuando el establecimiento cuente con docentes idóneos y con los materiales adecuados" (8).

Para el segundo ciclo se expresa:

"La asignatura de Idioma extranjero se impartirá en 5. y 6. año de Educación General Básica cuando la escuela cuente con docentes idóneos y con los medios materiales adecuados.

En 7. y 8. año de la Educación General Básica, el Idioma extranjero es obligatorio y se le asignará tres clases semanales, salvo que no se cuente con docentes idóneos, en cuyo caso se seguirá la regla anterior" (9).

En resumen, la enseñanza del idioma extranjero no es obligatoria para ninguno de los niveles, y sólo se imparte si la escuela cuenta con los recursos para ello. En la práctica, esto se traducirá en que en los establecimientos de bajos recursos no habrá tal enseñanza, lo que afectará a la mayor parte de los hijos del pueblo, que son quienes estudian en dichos establecimientos.

3. El programa de Historia y Geografía para la Educación General Básica

El programa de Historia y Geografía de l. a 8. año de la educación Básica se presenta a través de objetivos generales y específicos que en este caso concreto (no así en las otras asignaturas) se han dado con eran detalle. En efecto, el Ministro de Educación informó al respecto:

"Los programas de Historia y Geografía estarán presentados en todo detalle, mientras que el de Ciencias Naturales será escueto y breve, dejando libertad para su aplicación..." (10)

Por otra parte, a diferencia del carácter de "mínimo" que en general se le otorga al resto de los programas, en este caso se expresa:

"Es importante destacar que este programa de Historia y Geografía no es mínimo, sino que contiene los objetivos que sería deseable alcanzar en las mejores condiciones" (11).

Estas dos observaciones que se hacen respecto de este programa constituyen una forma de asegurar que la orientación y el contenido de las materias a enseñar sea sólo la que los autores desean. Así, por ejemplo, el que el programa no sea mínimo significa que no es posible agregar materias; todo lo que hay que enseñar, todo lo que interesa entregar, está ya explicitado "en todo detalle" en el programa.

Esta diferencia de trato entre las asignaturas deja al descubierto el interés que tiene la dictadura fascista en manejar y conducir la enseñanza de la Historia y Geografía. Ello se explica por el importante rol que juegan los conocimientos de los fenómenos sociales en la formación de actitudes político morales y en la formación de la conciencia social de los jóvenes. Factores que participan decisivamente en la orientación y regulación de la actividad social que el individuo realiza, y sobre la cual se tiene especial interés en influir.

A continuación presentaremos algunos de los objetivos generales y específicos que conforman el programa de Historia y Geografía, agrupados en complejos temáticos, con el propósito de mostrar el carácter manipulador de la actividad de aprendizaje que de ellos se desprende. Estos complejos temáticos son:

  1. Desarrollo del concepto de nacionalidad.
  2. Acerca de la conquista de Chile.
  3. El concepto de "desarrollo histórico de Chile en el siglo XX".
  4. La figura de Diego Portales.
  5. Ausencia o tratamiento distorsionado de algunos temas.
  6. Formación de una mal llamada "cultura cívica".

a) Desarrollo del concepto de nacionalidad

Ya en 1. y 2. año de la educación Básica se comienzan a entregar algunos elementos en relación con la formación de lo que se ha dado en denominar "la nacionalidad chilena y del pueblo de Chile". Su objetivo general es:

"Identificar los símbolos patrios y reconocer figuras relevantes de 1a historia patria, efemérides y feriados nacionales" (12).

De lo que se trata, tal como lo expresan los objetivos específicos correspondientes, es de que el alumno identifique "la bandera, el escudo nacional y el himno como símbolos de nuestra nación" y demuestre "una actitud de respeto" hacia ellos. Así también que conozca el significado de algunas efemérides nacionales, identificando las figuras más relevantes relacionadas con ellas (5 de abril, 21 de mayo, 18 de septiembre, 12 de octubre, etc.).

En 3.a y 4. año se continúan entregando elementos relativos al tema. El objetivo general respectivo establece:

"Desarrollar una actitud de respeto y lealtad por los principios y valores que conforman nuestro patrimonio nacional" (13).

En los objetivos específicos correspondientes se vuelve nuevamente a tratar los símbolos nacionales, considerando ahora su historia y sus autores. Se agregan, además, los siguientes objetivos:

"Identificar los forjadores de la Patria y apreciar los valores que inspiraron su acción.

Identificar las grandes fechas, hitos de la historia de Chile. Explicar el significado de: comunidad, patria, héroes. Identificar las autoridades nacionales y comunales más importantes" (14).

Llama la atención el que se incluya este último objetivo cuando se está hablando de nuestro patrimonio nacional. Ello sólo es explicable en la medida en que se desea conseguir para aquellos una actitud de "respeto y lealtad" sobre la base de un concepto deformado de patrimonio nacional.

En 8. año se vuelve a retomar el tema. Algunos de los objetivos que allí se plantean son los siguientes:

"Objetivo general.

Demostrar una actitud de comprensión y compromiso con los valores de nuestra nacionalidad.

Objetivos específicos.

Identificar los valores que definen nuestra nacionalidad y las personas que han contribuido a formarla (repasar en la historia de Chile a partir de Pedro de Valdivia).

Apreciar que la defensa de estos valores es deber principal de todo chileno. Destacar la actuación de algunos héroes que han defendido los intereses y el honor de nuestra nación, por ejemplo: Portales, Prat, Bulnes, Carrera Pinto, etc." (15).

Evidentemente, los conceptos de nacionalidad, patrimonio nacional y valores nacionales que se introducen a lo largo del programa tienen un contenido bastante limitado. Ellos se centran principalmente en elementos formales y ligados especialmente a hechos y personajes de la vida militar del país, deformando los conceptos y buscando crear una actitud favorable hacia las Fuerzas Armadas, en general, y hacia el gobierno, en particular. Se evita asimismo considerar aquellos aspectos del contenido de los conceptos que ponen en evidencia el carácter antinacional de la política económica y social del régimen, que ha entregado nuestras riquezas básicas a los monopolios extranjeros, ha permitido el saqueo imperialista, la superexplotación de nuestro pueblo y la degradación de nuestra cultura.

No obstante, se pretende que los educandos desarrollen actitudes de lealtad, respeto, compromiso y defensa frente a dichos valores y principios, ya que ellos, tal como se señala, "definen nuestra nacionalidad".

Aquí se refleja una vez más el carácter manipulador del programa que pretende ligar a los jóvenes en forma subjetiva, emocional, con un concepto de nacionalidad restringido y sobre esa base movilizarlos en la defensa de los intereses reaccionarios de clase que representa la dictadura.

b) Acerca de la conquista de Chile

De acuerdo con los Programas de Estudio, este tema debe tratarse en 6 año. El objetivo general respectivo establece:

"Conocer los hechos y personajes de la conquista de Chile y apreciar que con esta hazaña se incorpora nuestro país a la historia mundial" (16).

La conquista, que para los indígenas significó la usurpación y el despojo de sus tierras, el sometimiento a despiadados métodos de explotación, su incorporación a una economía basada en la servidumbre y la esclavitud y adaptada a las necesidades de España, la interrupción de su proceso peculiar de desarrollo social y económico, etc., y que se realizó bajo la motivación de la más desenfrenada ambición de oro y riquezas por parte de los conquistadores, es considerada para los autores del programa una "hazaña" que lo muchachos deben apreciar. Al mismo tiempo, resalta el hecho de que solo se plantee que los alumnos conozcan hechos y personajes y no determinen, por ejemplo, causas, relaciones, consecuencias de este Período de nuestra historia.

A continuación anotamos in extenso los objetivos específicos correspondientes, de modo de tener una visión general de los distintos aspectos que aquí se consideran.

"Objetivos específicos:

- Narrar en forma hilada algunos aspectos biográficos de Pedro de Valdivia.

- Reconocer los inconvenientes que tuvo que vencer el conquistador de Chile para llevar a cabo la expedición que salió del Cuzco y terminó en el valle del Mapocho.

- Identificar la fundación de ciudades con sus cabildos con el primer paso en la conquista del país.

- Valorar a través de la lectura de algunos trozos de sus cartas, las penurias que debió sufrir Valdivia para permanecer en este territorio pobre y aislado, hostilizado continuamente por los indios.

- Identificar y apreciar los aportes traídos por los españoles: lengua castellana, religión católica, mestizaje, la escritura, los números árabes, armas de fuego, la rueda, el arado, cultivo del trigo y la vid, animales como el caballo y la vaca, leyes y en general su cultura.

- Valorar la valentía de los araucanos (picunches, mapuches, huilliches) que hicieron resistencia al establecimiento de los españoles en nuestro territorio, destacar especialmente a Lautaro (inteligencia) y a Caupolicán (fuerte y valeroso guerrero).

- Identificar el término del gobierno de García Hurtado de Mendoza con el término de la conquista de Chile (pone fin a la guerra total y permanente, la miseria y gran inseguridad)" (17).

En primer término cabe destacar que de los 7 objetivos planteados, 6 de ellos se refieren a los españoles, los conquistadores. Y uno solo se refiere a los nativos, los araucanos, los conquistados.

El programa pretende que los jóvenes no sólo identifiquen y reconozcan al conquistador Pedro de Valdivia, sino también que valoren las "penurias" y "sufrimientos" que significaron para él su establecimiento en el territorio conquistado. Acción que no se identifica en absoluto con matanzas y asesinatos de nativos ni con la usurpación de sus tierras y bienes.

Así también se pide que los jóvenes identifiquen el primer paso de la conquista con la "fundación de ciudades y cabildos", sin mencionar la destrucción vandálica de poblados indígenas y el establecimiento de los españoles en el territorio usurpado.

Se plantea "apreciar los aportes traídos por los españoles" sin señalar que ello fue una acción motivada por el interés de los conquistadores de explotar cada vez más y mejor a la población nativa, sus tierras y las riquezas del país, para así elevar el rendimiento de la producción que se enviaba a España.

Por su parte, la heroica resistencia de los araucanos que, durante más de trescientos años lucharon contra los invasores que pretendían apoderarse de todas sus tierras y esclavizar a todo un pueblo, no se considera en toda su magnitud. El objetivo específico en relación a ellos sólo se restringe a valorar su valentía, la inteligencia de Lautaro y la fuerza y valor de Caupolicán, pero se evita que los jóvenes se identifiquen con ellos, valoren la causa de su lucha, reconozcan la justeza de ella.

Evidentemente, se trata de presentar una versión de la conquista de nuestro país que tiende a desarrollar en los jóvenes una actitud favorable hacia los conquistadores. Para ello se ha hecho una internación deformada y unilateral de la historia y se han destacado en los contenidos elementos de carácter emocional a través de los cuales se busca elevar la imagen de los españoles. Frente a la lucha entre conquistadores y aborígenes, entre opresores y oprimidos que se planteó durante la conquista, el programa lleva a tomar partido por los conquistadores, a identificarse con los opresores. De esta manera se va desarrollando en los jóvenes una forma de pensar y de actuar acorde con una ideología y pensamiento propios de la clase dominante.

c) El concepto de "desarrollo histórico de Chile en el siglo XX"

El estudio del tema planteado viene especificado en el programa correspondiente al 8. año a través de los siguientes objetivos:

"Objetivo general:

Conocer y comprender los principales aspectos del desarrollo histórico de Chile en el siglo XX.

Objetivos específicos:

- Identificar los presidentes que gobernaron durante este período y algunas de sus obras más importantes.

- Reconocer la existencia de sectores de trabajadores que hacia 1924 estaban en condiciones de pobreza y abandono (mineros, obreros de las ciudades, campesinos), identificando las causas de este problema social, destacando entre ellas la migración del campo a la ciudad.

- Describir la personalidad de Arturo Alessandri, enumerar y apreciar sus reformas sociales e identificar la crisis del régimen parlamentario con el conflicto entre Legislativo y Ejecutivo.

- Señalar las consecuencias que tuvo para Chile el cierre de los mercados compradores de salitre, a raíz de la invención del salitre sintético.

- Reconocer los cambios que se producen en Chile en las ciudades y en los medios de comunicación y transporte entre 1900 y 1970.

- Reconocer los problemas que ha tenido Chile en este siglo con los países limítrofes: Tratado de Paz con Bolivia, 1904 (cesión definitiva de Antofagasta); Tratado de Lima con Perú, 1929 (arreglo de la cuestión Tacna y Arica); cuestión del río Lauca con Bolivia y problemas limítrofes con Argentina en la Patagonia chilena.

- Valorar el desarrollo cultural que ha tenido nuestro país en el siglo XX, destacando a los principales representantes en ciencia (medicina), literatura, pintura, escultura, música, etc., mencionando especialmente a Gabriela Mistral y Pablo Neruda" (18).

Cabe destacar que no se dice una palabra respecto a la clase obrera chilena, a sus heroicas luchas, a sus conquistas, al surgimiento y organización de sus partidos y de sus organizaciones sindicales, a sus líderes y en general al papel destacado que le ha correspondido jugar en la historia de nuestro país. El único objetivo que a lo largo de todo el programa da cuenta de su existencia es el segundo de los objetivos específicos anteriormente anotados. Allí se pretende justificar la situación de pobreza y abandono de los trabajadores obviando el factor fundamental, el sistema de explotación capitalista imperante

Se trata de que el joven no tome contacto con lo que han sido las luchas de las masas populares, los esfuerzos y sacrificios que hay detrás de cada una de las conquistas económicas y sociales, que no conozca de su espíritu revolucionario y del papel que le corresponde jugar en la historia. De esta forma se pretende impedir que se desarrolle en él una conciencia proletaria y pueda identificarse con la causa de la clase obrera.

Asimismo, se presenta la historia como una serie de personajes y hechos, desconectados en general unos de otros, desconociéndose tanto las leyes objetivas que rigen su desarrollo como el papel de las masas en su acontecer. Ello conlleva una concepción errada y estática de los fenómenos sociales que favorece las posiciones reaccionarias y de clase que al respecto impulsa la burguesía.

d) La figura de Diego Portales

Según algunos autores. Portales es la figura más importante de la época de la consolidación de la república independiente. Durante su administración se dieron determinadas características que la dictadura está especialmente interesada en destacar, a saber: la preocupación por la disciplina administrativa e institucional, la idea del orden, la convicción de que la lucha política no debía esterilizar el desarrollo económico, la idea de la impersonalidad del poder, el concepto de estado-nación autoritario, entre otras.

Ahora bien, todas estas características respondían a rasgos coyunturales de la sociedad de su época y deben ser entendidas, en consecuencia, en el contexto socio-económico concreto en que se originaron (19).

Para la dictadura fascista, sin embargo, esta consideración no tiene mayor validez, pues está interesada en promover y justificar su política sobre la base de que ella se inspira en la administración de Portales, utilizando un lenguaje que permita dicha asociación.

Los siguientes objetivos correspondientes a 7 año se refieren a este tema.

- Distinguir a Diego Portales como el estadista que, en medio del desorden, vio con claridad lo que debía hacerse en Chile para consolidar el gobierno firme que fuera impersonal, respetable y respetado (aprovechar de nuestra tradición monárquica, la obediencia a un ejecutiva fuerte) logrando unir a los bandos opuestos (pipiólos, pelucones, etc. en torno a un ejecutivo fuerte.

- Identificar el pensamiento y la obra de Portales, valorando su desinterés económico y heroico patriotismo" (20).

Nótese cómo se busca asociar la idea de que frente al "desorden" /término que frecuentemente utiliza la dictadura para referirse al gobierno de la Unidad Popular) surge la necesidad de un "gobierno firme", que sea "impersonal", "respetable y respetado" (lenguaje que los fascistas emplean al referirse a su gobierno).

Así también se pretende imponer la idea de "obediencia a un ejecutivo fuerte" sobre la base de que se trata de un verdadero valor de "nuestra tradición monárquica". Pero en Chile no hay ni ha habido "tradición monárquica", salvo que se considere como tal al período de más de 300 años de yugo colonial.

Por último, se habla del "desinterés económico y heroico patriotismo" que caracterizaron a Portales, cualidades que insistentemente los fascistas pretender imponer en relación a la figura del dictador Pinochet.

Es decir, se deforma la obra y actuación de Portales para buscar por todos los medios no sólo que el joven asimile los conceptos tal como se le presentan, sino que los relacione y aplique al Gobierno actual.

e) Ausencia o tratamiento distorsionado de algunos temas

Las clases de Historia tienen una enorme importancia en la formación ideológica del educando. Las materias que se traten, el énfasis que se haga en determinados hechos y relaciones históricas como también el desconocimiento de ellos, favorecen o no la asimilación de una determinada concepción del mundo, de una ideología y de los valores y principios que la orientan. A continuación quisiéramos referirnos a algunos temas que están ausentes en el programa o que se tratan en forma tal que impiden la adquisición de una concepción científica del mundo, de la ideología proletaria y del surgimiento de actitudes y formas de conducta acordes a ella.

Los conceptos de clases antagónicas y de lucha de clases son, por cierto, temas tabú. A lo largo de todo el programa no se encuentra alusión alguna a ellos y, por el contrario, sólo se habla de la necesaria "vida armónica en sociedad", como veremos más adelante.

Sobre la existencia de las clases mismas, en uno de los objetivos específicos relativos al tema acerca de la vida del hombre prehistórico, se señala:

"Reconocer la formación de las primeras ciudades como agrupación de hombres que se organizan en lo social (división de clases sociales según oficios), en lo político (ciudad-estado) y en lo económico, dedicándose a actividades diferente al trabajo de la tierra (comercio, industria, servicios)" (21).

La misma idea se repite una vez más cuando se plantea un objetivo relativo a "los comienzos de la Historia de Egipto y Mesopotamia". Allí se incluye entre las "notas que caracterizan a una cultura superior: (...)división en clases sociales por oficios..." (22).

Mayores referencias al respecto no se hacen. Se trata, por tanto de que los alumnos asocien el concepto de clase social con una agrupación de hombres de acuerdo a su oficio y no de acuerdo al lugar que ocupan en la producción social en un sistema históricamente determinado, a la relación que los hombres tienen con los medios de producción, con su rol en la organización social del trabajo y con la parte de la riqueza social de que disponen.

Tampoco se menciona el surgimiento de la propiedad sobre los medios de producción y con ello la separación de la sociedad en clases antagónicas, la explotación y el sometimiento de una clase por otra. Así también, en relación al capitalismo, sus características más esenciales y las consecuencias que dicho sistema trajo consigo, tampoco se plantea objetivo alguno. Introducen en su reemplazo el tema de la Revolución Industrial, tal como lo muestran los objetivos que, anotamos a continuación.

- "Conocer y comprender los orígenes de la Revolución Industrial, apreciando cómo a mediados del siglo XIX había modificado profundamente la vida humana en Europa y EE. UU., y comenzaba a afectar a nuestro país y determinar algunos de sus alcances posteriores.

- Reconocer los efectos de la primera Revolución Industrial, tanto en el campo económico (desocupación, pobreza) como en el social (fortalecimiento de los grupos medios, formación de sectores obreros y campesinos), causados por la rapidez de los cambios, que hacía necesario modificar las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales, de acuerdo a nuevas exigencias" (23).

Respecto del marxismo, se plantea sólo el siguiente objetivo:

"Reconocer el nacimiento, a mediados del siglo XIX, del marxismo, doctrina errónea y utópica, que intenta solucionar los problemas que afectaban a la humanidad" (24).

Así se pretende negar las bases científicas en que descansa la ideología de la clase obrera, la posibilidad real de su puesta en práctica y el hecho objetivo de ser el comunismo el único sistema social capaz de garantizarle a los hombres su más pleno desarrollo.

Por último, quisiéramos señalar que tanto en el tratamiento de la Historia Universal como en el de la Historia de Chile hay una ausencia casi total de los acontecimientos ocurridos en estas últimas décadas.

Así, por ejemplo, el tratamiento relativamente sistemático de la Historia Universal alcanza hasta la Segunda Guerra Mundial. De esta forma, por ejemplo, no se mencionan hechos tales como el surgimiento de nuevos estados socialistas en Europa, el triunfo de la Revolución de Vietnam, el triunfo de la Revolución Cubana y con ello el surgimiento del primer estado socialista en América Latina, la lucha de los pueblos de África por su liberación del yugo colonial, las luchas que libran los pueblos latinoamericanos por su liberación total y definitiva, etc.

El único objetivo que se refiere a la situación actual está planteado en los siguientes términos:

"Establecer los principales conflictos y problemas mundiales actuales y explicar a lo menos uno de ellos" (25).

El acontecer mundial, caracterizado singularmente por el desarrollo y fortalecimiento del sistema socialista mundial, por el avance de las fuerzas populares y los movimientos progresistas en general, por la presencia de movimientos revolucionarios en varios puntos del globo, etc., se presenta a los jóvenes sólo en términos de "conflictos y problemas". Asimismo, sólo se hace un tratamiento aislado, particular, de un acontecimiento o hecho, desligado del contexto general en que se produce, favoreciendo así el que se entregue una versión falsa o antojadiza.

De esta forma se pretende manipular la conciencia de la juventud chilena, manteniéndola al margen de la situación existente en nuestros días, conociendo sólo aspectos parciales o aspectos deformados de ella, lo que dificulta la comprensión y la posibilidad de razonar sobre los fenómenos políticos y sociales que hoy se viven y de tomar conciencia que la tendencia general del desarrollo histórico contemporáneo se orienta hacia el socialismo.

f) Formación de una mal llamada "cultura cívica"

Culmina este proceso de manipulación de la conciencia de que son objeto nuestros jóvenes, con la incorporación a nivel de 8. año, de determinados conocimientos de "cultura cívica". Ellos se expresan a través de los siguientes objetivos:

"Objetivo general:

- Conocer y comprender nociones básicas de cultura cívica para apreciar el valor de la vida armónica en sociedad. Objetivos específicos:

- Reconocer que los hombres se han agrupado desde tiempos muy antiguos en la sociedad llamada Estado con el fin de obtener el bien común.

- Caracterizar al Estado como una nación (grupo de hombres, que tienen en común raza, idioma, religión, costumbres y pasado histórico) con territorio y gobierno propios y reconocer que la nacionalidad es el lazo jurídico que une a un individuo con su nación.

- Apreciar que la vida en sociedad requiere de normas que deben respetadas y que su incumplimiento es un delito que es penado por Justicia.

- Identificar lo que es una ley, un decreto-ley, una constitución.

- Señalar las dos constituciones más importantes que ha tenido Chile (hacer referencia a la nueva constitución que se está preparando).

- Identificar los derechos que la constitución reconoce a toda persona-igualdad (ante la ley, ante la justicia, ante los cargos y cargas públicas) libertad (personal, de reunión, de asociación, de opinión, de conciencia, de enseñanza, de propiedad), inviolabilidad (del hogar y de la correspondencia) y reconocer la restricción que éstos pueden sufrir en caso de emergencia (26). etc.

Como puede observarse, se trata de proporcionar una llamada "cultura cívica", que amaña los conceptos y adapta los contenidos de modo de hacerlos concordar con la ideología de la dictadura.

Así, por ejemplo, se habla de la "vida armónica en sociedad" tratando de negar la existencia de clases antagónicas y la lucha existente entre ellas. Se pretende identificar los conceptos de Estado y nación para así, sobre la base del concepto de nacionalidad que se ha creado, el joven se identifique con el Estado actual, lo respete y obedezca.

En cuanto a los derechos, se habla de aquellos que la constitución reconoce y que en la práctica no se aplican. Por ello, el alumno debe reconocer también "la restricción que éstos pueden sufrir en caso de emergencia", que es la situación en que se ha mantenido al país durante todos estos años.

Esta acción manipuladora que se ejerce a través de la Educación General Básica forma parte de toda una maquinaria ideológica y" propagandística que abarca los otros niveles educacionales y, fundamentalmente, los medios de comunicación de masas.

Está destinada a deformar espiritualmente a los jóvenes, a regular sus sentimientos y pensamientos, a coartar su actividad, de modo de impedir el desarrollo de una personalidad capaz de actuar en forma creadora, independiente y con objetivos acordes a las condiciones y necesidades objetivas que la realidad existente y su situación de clase le exigen.

Asimismo, se pretende que, sin llegar a ser conscientes de ello, los jóvenes subordinen su imagen del mundo, sus formas de pensar, sus sentimientos e intereses, toda su forma de vida, a los intereses reaccionarios de clase del imperialismo y se movilicen en su favor.

Todo ello constituye un ataque contra la juventud y contra su futuro.


Notas:

1. R. Echeverría, R. Hevia, "Cambios en el sistema educacional bajo el gobierno militar". Araucaria de Chile, N 13, Madrid, 1981, pág. 50.

2. El Mercurio, edición internacional, 4-10 marzo 1979.

3. Decreto N 4002. Fija objetivos, planes y programas de la Educación General Básica, Santiago, 20 de mayo de 1980, en Revista de Educación, N 79, mayo 1980, Ministerio de Educación, Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (en adelante: Programas de Estudio EGB), pág. 4.

4. Ibid.

5. Ibid., pág. 5.

6. Ibid.

7. Ibid.

8. Ibid.

9. Ibid., pág. 6.

10. El Mercurio, edición internacional, 8-14 de mayo de 1980.

11. Programas de Estudio EGB, pág. 77.

12. Ibid, pág. 79.

13. Ibid., pág. 82.

14. Ibid., pág. 83.

15. Ibid., pág. 100.

16. Ibid., pág. 89.

17. Ibid.

18. Ibid., pág. 99.

19. Véase B. Subercaseaux, "Diego Portales y la Junta Militar chilena. Singularidad histórica y aproximación retórica". Araucaria de Chile, N 2, Madrid, 1978, pág. 37

20. Programas de Estudio EGB, pág. 96.

21. Ibid., pág. 86.

22. Ibid,, pág. 87.

23. Ibid., pág. 97.

24. Ibid., pág. 98.

25. Ibid., pág. 99.

26. Ibid., pág. 100.


Editado electrónicamente por C.D. Blest el 30may03