Seis capítulos abiertos en la temblorosa memoria de M.

Poemas

Seis capítulos abiertos en la temblorosa memoria de M.

Mauricio Redolés

Del libro Notas para una contribución a un estudio materialista sobre
los hermosos y horripilantes destellos de la (cabrona) tensa calma.

Araucaria de Chile. Nº 21, 1983.

"y creerían que pasó un ángel
y habrá un minuto de silencio..."

R. Lira

1

Su altura rebajó de un sollozo
y un semi vuelo asimétrico respecto a su estatura
tomó
y soltó
sobre el pavimento
y fue su cuerpo desfazado
particular piedad humana trastocada
a la luz de las estrellas
a la sombra de los árboles impávidos.
Más de alguno en la mañana sorprendido
preguntábase
si éste todavía era tiempo de suicidas o acaso
sucedía que desde el cielo
se caían de cuando en cuando los ángeles sin alas
(por lo flaco y desabrido de musculatura)

II

(voz magnetofónica en la grabadora del Horacio el 7/8/80)

En particular señores
no tengo absolutamente nada
que declarar
mi inocencia en este asunto no radica en mis palabras
ni en mis hechos cotidianos
ni en mis sueños de antenoche dejé mi voz en algún bar
hace algún tiempo allí puede que haya dos o tres fundamentales átomos de mi ingente decisión de mí.

III

mencionó varias veces la palabra
"naturalmente" sollozando cuando se lo contaban

IV

No habrá oraciones
de descalza alma y soledad
de descalzo recuerdo y pluma
de descalza ortografía y hedor
de descalzo paseo y regalón
de descalza responsabilidad y política vanguardia
de descalza autoridad y moral
de descansa en paz sin paz
amén toda su muerte.

V

en ésta va caminando
en esta otra va con la esposa del tito
(ésta es para un carnet)
en ésta está como cocinando
(mira ésa es una cuchara)
aquí se ríe con las hijas de david
en ésta casi no se le nota
(es el de la izquierda)
canta en una peña
(tocaba la guitarra más o menos)
aquí recibe un premio parece
en ésta sale de la fiscalía naval ¿ves?
en ésta (y es la que me gusta más) está en la estación de Southfields como si estuviera en las rejas o monjitas.

VI

"y una vez a la semana todavía tengo que pasar
en el auto, y celebrar su victoria"
R.G.

Tango de nuevo tipo

"Naturalmente sería sumamente cómodo hacer la historia universal si
la lucha pudiese emprenderse con infalibles posibilidades de éxito."

Carta de Karl Marx a Kugelman

¿cuántas noches realicé el asalto
a tu palacio de invierno
siendo yo
un menchevique en el arte
de la insurrección de los instintos
o en el estratégico control de los deseos
¿cuántas piedras y batallones de combate
utilicé infructuosamente
arrastrando a la luz de la luna
mis ganas mis panfletos mis trasnochados chistes
mi guitarra y un urgente tarro de cerveza o
¡coca cola refresca mejor! trade mark
luego supe de la catástrofe que me había estado amenazando
y yo
tan eserista para mis cosas no supe cómo combatirla

En tu cuerpo se arrellanó el zar, el olvido y creció alta la hierba
por ese entonces ya me había marchado de mis huellas
a sembrar revoluciones en otras patrias
en mi maleta puse el Qué Hacer las Dos Tácticas
y un beso tuyo en mi espalda luego del sueño y por si acaso

¡Ah! ¡palaciega ricura!
cuando veo muchachas de tu cuerpo
me acuerdo de Lenin
o cuando leo a Lenin
recuerdo tu voz
demandando iracunda la inmediata expulsión
de los traidores a nuestro chacoteo
o tus ojos
llamándome al asalto final
sencillamente.

EPILOGO

y te juro hermano que todas las tardes cuando paso por esa esquina y aunque parezca inútil confesártelo te juro hermano que cuando paso por ella disminuyo un poco la velocidad como tu diario homenaje mortuorio aunque me lluevan los bocinazos y la puteadas ¿quién podría


Editado electrónicamente por C.D. Blest el 30may03