Qué crimen no cometieron?

Qué crimen no cometieron?

Alfonso Alcalde
Literatura Chilena en el Exilio. N 10 Abril 1979

Qué crimen no cometieron?
Viven en la ilegalidad el pan, los cantos, el
júbilo, el corazón, el silencio, los caminos,
la primera y la última luz del día, la risa
los besos, los sindicatos, los libros
la goma de borrar, los fideos cabellos de ángel,
los cientopiés, Violeta Parra, García Márquez,
y tú, Mario zurciendo cada una de tus últimas muertes?

Qué crimen no cometieron?
Le declararon la guerra al pueblo, a la levadura por
levantisca, al monopatín, a los ríos, al triste ahumado,
a las damajuanas, a los profesores primarios, al chorro
que tiran los payasos por la oreja, al tornero,
al carpintero, al lustrín, al campanero
al compañero y a todos los badajos que
golpean el pecho de los patriotas, juntando furia
y tú, Pedro pasando de mano en mano el corazón
clandestino de Chile?

Qué crimen no cometieron?
Lanzaron los tanques contra las poblaciones
y todo el poder de fuego contra las rosas,
colgaron el rocío al amanecer junto
con los dirigentes estudiantiles, ametrallaron
la verdad y las organizaciones, estrangularon
la inocencia y el fervor del pueblo, quemaron
la esperanza, los estandartes,
la Constitución, la nieve, la cordura
y tú Luis confinado al fondo de la tierra?

Qué crimen no cometieron?
Despojaron al sol de su ciudadanía, le quitaron
la patria el Golfo de Arauco, a los surazos, al
vino tinto, al pastel de choclo, a Tencha, Hernán, Volodia
al mote con huesillos, le cortaron el pelo a los erizos,
clausuraron por tiempo indefinido la ternura,
los diarios populares, las Universidades
y tú, Gladys llevando una flor a tu último muerto?

Qué crimen no cometieron?
Le robaron la miga al pan, al soñador
la ilusión de su sombra, al campesino su tierra
a los humildes su fuero, a los explotados su herramienta:
Le arrancaron los dientes a la fragua, descabezaron
el formón y la lezna y los Comités de Barrio,
le quitaron a los niños su medio litro de leche diario
al cuaderno su inocencia, a la soga su músculo
a Chile su imaginería, su copa, su cobre
y a tí, Pablo tu almohada de polvo entre los muertos?

Qué crimen no cometieron?
Al trébol también le cortaron su molino,
a la nube su espita, al caracol su oído,
al zapato su velocidad, al espejo su resorte,
a la mariposa su atolondrado deslumbramiento
a la espuma su danza, a los partidos su certeza
a la bandera su nieve inmaculada
y tú, Claudia tragándote los ojos para esconder
las lágrimas?

Qué crimen no cometieron?
La lluvia fue incomunicada de norte a sur,
colgaron las provincias de los pies,
los ojos de los ojos, el fuego de la llama,
las madres fueron volcadas de sus entrañas
para afuera y luego detenidas:
aquí un puñado de su sangre, su nombre,
y allá el último quejido de sus hijos,
y tú, Arcadio acercándote al polvo de los otros muertos

Qué crimen no cometieron?
Qué nido no hurgaron, qué nieve no fué interrogada,
qué árbol no fue condenado a 20 años y un día por sospecha
qué candado no fue acusado de cómplice
qué sartén de olla, qué olla de bicicleta
qué humo de batahola, que silbido de relámpago
y tú, Cecilia colgando del firmamento de tus senos.

Qué crimen no cometieron?
Que letra no fue incendiada, que vocal no fue desnudada
golpeada, electrocutada en las Casas de Tortura,
que volantín no fué despojado de su guiño,
que trompo no fué puesto contra la pared y rebanado
sobre la mortificada estrella solitaria
y tú, Pedro apenas identificado
por lo que quedó de tus sienes?

Qué crimen no cometieron?
Llegan y rompen los archivos, las ideas,
los vidrios, los cardúmenes, los dos mitades del número 8
la periferia de la rosa, el runruneo del trigo.
Le pusieron uniforme al abecedario, al mar,
a las tortillas de rescoldo, a las empanadas
de horno, al piar de los pájaros, a los verbos
al manubrio de la bicicleta, al otoño, a los lápices
a los sentimientos, a las cicatrices
y tú, Amanda empujada a la fosa común?

Qué crimen no cometieron?
Pero tiemblan con la bocina de los grillos,
ponen la tinta al trasluz buscando prófugos,
miran debajo del alquitrán, separan el pez
de su pescado, ven visiones en las etiquetas,
en los pentagramas, en las luces de los semáforos,
en las burbujas, en las guías del zapallo
y tú, Ruperto ovillado como si buscaras de nuevo
el refugio materno entre tus propias entrañas?

Qué crimen no cometieron?
Le cortaron la lengua a las avispas, cuadraron la rueda,
te tomates, el horizonte, husmearon al pueblo
en cada grano de arroz, confiscaron la sopa de letras,
el rodando incendio de la naranja, declararon en arresto
domiciliario las arenas del desierto de Atacama,
miran con desconfianza las escamas de pescado,
el lustre del betún, el rostro de los mineros,
salitreros, arponeros;
le dejaron un solo diente al tenedor, tres patas al caballo,
le quitaron el filo a la mantequilla,
hundieron los corchos con una piedra al cuello, a Luis
María, Jaime: profesores, maestros chasquillas,
campesinos, imprenteros, volantineros
fotógrafos ambulantes, maniceros, tintoreros
Y tú, Guillermo esparcido dentro de ti mismo como un huracán?

Qué crimen no cometieron?
Confundieron el queso con la empanada,
el barómetro con el gasómetro,
invadieron de soplones la lengua de los soplones,
las fábricas, las nubes, las escuelas, las cebollas,
las iglesias, las jaulas de los canarios,
los tambores, las oficinas públicas, las puertas
y tú, Inés violada por una bayoneta?

Qué crimen no cometieron?
Un chofer de submarino es rector universitario
y firma con el pulgar que es más letrado que su dueño,
un lustrín de caballeriza oficia de filósofo,
el encargado de la pólvora es juez y parte,
un caído del catre, contraalmirante
y tú, Lucía de 15 años acribillada de azul?

Qué crimen no cometieron?
Donde está el fusil le preguntaron al cañón,
donde está el disparo le trataron de arrancar
a la guitarra, donde la garganta al canto
donde el ser humano ya sin piel con su último
atado de vida tomando la forma que le querían
dar sus verdugos: el chileno-escombro,
el chileno recogiendo los despojos de sus despojos
y tú, Lidia resucitando a la orilla de tus huesos?

Qué crimen no cometieron?
Cada madrugada deben presentarse o reconocer
cuartel el rayo por receloso, la aguja por intrépida,
la lengua de los zapatos por negarse a hablar,
los segunderos del reloj por apresurados,
los abrelatas por extremistas, los paraguas
por cómplices, la soga del ahorcado por infidente
y tú, Juan escribiendo con tu última gota de sangre:
Viva..........

Qué crimen no cometieron?
Sospechan de la escritura de los melones,
del apio, de la virutilla, de los caballos
de los calesitas, del zuncho de los barriles,
sospechan del ser humano, de los botones, de las bateas
de los próceres de las estampillas, de la dignidad
y tú, Javier crucificado por el imperio de la ley?

Qué crimen no cometieron?
Fuimos 40.000 veces a enterrar a nuestros muertos.
Fuimos 10.000 veces a curar a nuestros heridos
y seguimos buscando los desaparecidos.
Porfía somos, raíz que estalla somos,
muerte reunida somos, rebeldía somos, sangre
y huesos recogidos somos
vida de Chile nuevo somos seremos y seguiremos siendo.


Editado electrónicamente por C.D. Blest el 30may03