Dawson


Más marxistas de lo que entraron

Antes de que llegara físicamente, Corvalán ya estaba en Dawson. Su palabra combatía con nosotros.

Conocimos, por Radio Moscú y por fragmentos que publicó el diario La Tercera, de la entrevista que, en los primeros días de octubre de 1973, le hizo el periodista Franco Catucci, de la RAI-TV.

Desde el 27 de septiembre de 1973, día en que fue capturado, a Corvalán se le mantenía incomunicado en la Escuela Militar. Allí lo entrevistó Franco Catucci. El texto se publicó, in extenso, en L'Unita, el 11 de octubre.

Periodista: ¿Cuáles serán las consecuencias del derrocamiento del Gobierno de la Unidad Popular para los marxistas de América Latina?

Corvalán: El marxismo jamás podrá ser destruido, así como no podrá ser destruida ninguna ideología que responda a su época y a los intereses fundamentales de la mayoría de la sociedad.

En efecto, en los propios campos de concentración en que estuvimos recluidos funcionó, con distintos profesores y con distintos alumnos, un seminario de marxismo-leninismo que duró dieciocho meses y con quince alumnos. Lo que es claro es que de Dawson y otros campos de concentración salimos más marxistas de lo que entramos.


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02
Capitulo Anterior Proximo Capitulo Sube