Dawson


Ocho horas, cero cero

Llueve

Ocho horas, cero cero: Formación en el Patio Central para proceder a izar el pabellón Nacional y tomar relación de los prisioneros.

Nos formamos frente a la puerta y partimos, trotando, a tomar nuestra colocación en el extremo derecho del Patio Central. Al mismo tiempo van haciendo lo mismo las columnas de prisioneros de la provincia de Magallanes. Todavía está un tanto obscuro; la lluvia no cesa. El teniente "Cara de Vieja" se coloca en el centro del lado izquierdo. Los prisioneros están formados en dos columnas. Ocupamos todo el lado derecho. Perpendicularmente, la columna de los Remos atraviesa el Patio Central, enfrentando el asta de la bandera, colocada en el otro extremo, a la entrada del patio. Los delegados dan cuenta de sus barracas:

-Barraca I... Dotación, treinta y seis... Fuerza Efectiva, treinta y seis. Nos sacamos las coipas.

-Atención... ˇFirmes!

-Se procede a cantar la Canción Nacional... Otra voz:

-ˇSe procede a cantar el Himno Nacional completo! Lo hacemos.

-No me gustó cómo lo cantó la barraca I... Todas las demás barracas se retiran. ˇSe queda aquí la barraca I!

Lo que no le gustaba al "Cara de Vieja" era que nosotros cantábamos en muy alta voz los dos versos finales del Coro del Himno Nacional:

Que o la tumba serás de los libres
o el asilo contra la opresión.

Tampoco le agradaba que bajásemos ostensiblemente la voz al cantar las estrofas que la junta ordenó agregar. Anteriormente, en toda la historia, no se cantaban. Son las estrofas que comienzan:

Vuestros nombres, valientes soldados...

Debemos cantar de nuevo el Himno Nacional. Pero lo hacemos de la misma forma.

El "Cara de Vieja" está indignadísimo, pero, como él también se está mojando, a pesar de usar parka, guantes y botas engrasadas, se da por vencido y ordena:

-Barraca I... ˇFirme!... Delegado: conduzca a los prisioneros a la barraca.

Después de escuchar la orden del delegado, empezamos a trotar y trotando nos retiramos a nuestra barraca.

Momentos después debemos volver al Patio Central para la distribución del trabajo y de las herramientas, que nos entrega el Entrepuente.


Edición digital del Centro Documental Blest el 07feb02
Capitulo Anterior Proximo Capitulo Sube